19 octubre 2007

Una vez más Juan Pablo Garcia, un mierense en la cúspide masónica

Quien fuera miembro de la masonería asturiana, y Soberano Comendador del Grado 33 en el exilio; de nuevo aparece para nuestros queridos archivos y conocimiento en la ciudad de Trujillo en el año de 1939

Trabaja en el seno del Instituto Privado de Enseñanza y Politécnico Cristóbal Colon de Santo Domingo, desde donde escribe una carta al Venerable de la Logia Libertad nº 20 con sede en Trujillo. En ella Juan Pablo no pone al corriente de su vida y periplo masónico, del cual ya sabíamos muchos datos, pero él nos lo confirma de esta manera:

A.L.G.D..G.A.D.U.
Ven.:. M.:. y QQ.:. HH.:. Todos deseando trabajar activamente en la resolución de los muchos problemas que actualmente tiene planteados la Masonerías, y contribuir en la medida de mis fuerzas al perfeccionamiento de la Humanidad , de mis HH.:. y de mí mismo, solicito la afiliación en ese tall.:. esperando me hagáis el honor de concederme un puesto entre vosotros.

Me llamo JUAN PABLO GARCIA ALVAREZ, licenciado en Drerecho, Profesor de Segunda Enseñanza, casado, nacido en MIERES, Asturias, España, el día 28 de junio de 1908.

Ingresé en la Institución siendo iniciado en sus sublimes misterios la noche del 30 de abril de 1928 en la Respetable Logia Concordia nº 14 de los Valles de Madrid, pase luego a la Respetable Logia Argüelles de Oviedo en la que fui Secretario.

Al caer esta ciudad en poder de los facciosos sublevados el 19 de julio del 1936, hube de huir y refugiarme en Gijón, afiliándome a la Respetable Logia Jovellanos nº1 en la que desempeñe el cargo de Orador hasta que también Gijón cayó en las manos de los extranjeros que habían invadido nuestra patria. Viéndome obligado a huir de nuevo, llegando a Barcelona después de muchas vicisitudes, contribuyendo aquí a levantar columnas en una nueva logia la Victoria de la que, in merecidamente, fui elegido VENERABLE MAESTRO, dignidad que mantuve durante el año 1938, resultando elegido Primer Vigilante en las elecciones de diciembre último, y sustituyéndome con ventaja, en la presidencia del taller el Q.:. H.:. Dr. Manuel Márquez Carracedo.

Al perder Cataluña las fuerzas que defendían la República Española, a la que serví fiel y entusiásticamente desde el advenimiento en infinidad de cargos y desde el comienzo de la sublevación clero-militar-fascista como simple soldado voluntario al principio y después en otros puestos de mayor importancia como Presidente del Consejo Superior Bancario del Norte de España, Asesor Jurídico del Comisariado de General de Guerra del Norte, Magistrado, Vocal de la Comisón Jurídica Asesora de la República, y últimamente Delegado Especial del Ministro de Justicia, cargo equivalente administrativamente al de Subsecretario.

Pasé la frontera el día 5 de febrero próximo pasado en unión del Gobierno Republicano y del ejercito de la Libertad, permaneciendo en Francia dos meses, embarcándome como mi esposa e hija para América en busca de nueva patria, llegando a Puerto Plata el 28 de abril.
En la esperanza, QQ.:. HH.:. de que accedáis a mi petición os doy las gracias más expresivas por anticipado. Trujillo 23 de Junio 1939 .

Firmado Juan Pablo García.
Simb.:. “Espartaco

Carta que es de agradecer al actual V.:. M.:. de la Logia Libertad, cuyo origen data de 1891, la cual trabaja bajo los auspicios de la Gran Logia República Dominicana, y en cuyos archivos se encontraba esta nota de Juan Pablo.

Gracias desde este rincón de la historia masónica asturiana, por poder contar con otro capítulo más que incorporar a nuestra historia.

Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...