17 mayo 2008

EL MASON DE BOINÁS


Hace unas semanas rodábamos en Bicicleta de Montaña, por las tierras de Tineo y Belmonte, y publicaba como hago todos los viernes la ruta en Diario La Nueva España, y también en mi blog de BTT en Asturias

La ruta partía de Tuña, donde nació quien se dice que fue Hermano de la Orden: Rafael del Riego, y en Belmonte, punto final de la ruta, hubo una logia pequeña, la cual llama la atención su ubicación , pues hablamos del siglo XIX, y bien entre medias de estos dos puntos está un pueblecito denominado en Boinás, en cuyo cementerio descansa un Hermano masón, y en el nicho se ha depositado una foto suya revestido con el mandil de Maestro Masón.

Desde aquí, huyendo de las polémicas anteriores, porque este blog es más de historia, que de candela, quiero traer a colación la historia de este presumible Hermano que se perdió en su día por extrañas tierras, retornando a su patria chica la cual te tituló como el Masón de Boinás

José Antonio Fernández González, nació con el siglo XIX, en La Arena, pequeña aldea del concejo de Belmonte de donde salió a los 14 años para servir a un “amo” D. Ramón Arango que residía en Villazón, con el cual estuvo trabajando unos tres años como mozo de cuadra por unas 25 pesetas al año.

Pero las estrecheces y la moda de buscar la fortuna fuera de Asturias , le llevó junto a su hermano de sangre a Cuba, donde le sonrío la diosa , y pronto comenzó a trabajar en el famosa Quinta Covadonga de La Habana como camillero, ganando en un mes lo que malamente cobraba en un año en Asturias.

Nuestro querido Hermano, no desaprovechó la ocasión y dado que se impartían en la Quinta, pues numerosos cursos de enfermería, se hizo practicante lo cual le llevo accidentalmente a contactar con unos enfermos que eran Maestros Masones, que impresionados por su carácter afable y humano, el hablaron de la masonería y de su madera como “potencial masón”,

Con apenas 24 años ingresa avalado por tales Maestros en la logia Hijos de la Patria en el grado 1º de Aprendiz, y en cuyo taller encuentra a muchos compatriotas, en dicha logia se inició también el quirosano Herminio Alvarez García.

En 1929 decide regresar a España, dejando allá en La Habana, montado una pequeña bodega, que se vino abajo, tras su marcha tras la cual recala en Madrid como practicante, y traspasando su expediente masónico, según le propio interesado comentó, a la logia Mare Nostrun vinculada al Gran Oriente Español.

La Mare Nostrun tenía un marcado espíritu conspirativo tal y como exponía Juan Simeón Vidarte, él deseaba " que su logia sirviera para algo más que para discutir sobre el Gran Arquitecto del Universo o sobre la masonería de la Edad Media, en dicha logia nuestro biografiado desarrolló el cargo de Hospitalario, según una entrevista que se le hizo en el Diario La Nueva España, aunque en los listados existentes de la logia, muy escasos nada encontramos al respecto.

También frecuenta la Logia Unión[1]. donde expone al diario ovetense que conoce a Ramón Franco. Tal logia se funda en abril de 1927, a finales de la Dictadura por lo jóvenes radicales, procedentes de la Ibérica, y separados por los problemas habidos en la Regional Centro, según Gómez Molleda la causa era:
"La contraofensiva a la operación Azaña pensada por los amigos de Lerroux. En la logia había un grupo de masones radicales incondicionales de D. Alejandro, dispuestos a minar le terreno al Presidente de Gobierno en la Orden y a apoyar la política lerrouxista, impidiendo que los afiliados secundasen masivamente la política gubernamental”

Su cuadro de luces lo encabeza el abogado Juan Serradell y Farrás, Cipirano Bernal de Puga y tres periodistas: Francisco Escola Besda, Rafael Gerona Martínez y Miguel Cámara Cendoya, luego se afiliarán varios miembros de la Mare Nostrun de la Gran Logia de Española, entre ellos Rodríguez Vera.

Dentro de esta logia se inicia el luanquín Pedro González Blanco ( 2), aunque no tenemos ninguna constancia documental acerca de nuestro biografiado.

Pero la España franquista le perseguirá, no por sus ideas, sino por su membresía masónica que según el biografiado le llevaran hasta al Penal de Santa María de Cádiz, y luego a la Cárcel de San Sebastián y finalmente a la Provincial de Madrid.

Tras tantos años de duro encarcelamiento y destierros, recala en Boinás donde pasa al Oriente Eterno el 25 de Septiembre de 19996.

Víctor Guerra

Nota: En el Archivo General de la Guerra Civil. de Salamanca, no existe ningún expediente masónico a su nombre.


[1]AHNS. Expediente A552.
2]AHNS. Expediente personal. A 11/14.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...