01 marzo 2009

Ribadesella y la masonería: los Fernández Ruisanchez

ribadesella
En la logia Palafox de Puerto Rico, había otros riosellanos como los hermanos: Graciano y Ramón Fernández Ruisánchez. Este último llegó a ser Alcalde de Ribadesella en 1931.[1]
Y en Ribadesella desde finales del siglo XIX y XX, en las logias portorriqueñas se pueden contar unos diecisiete asturianos.

Ramón Fernández Ruisánchez. desde 1922 por el desarrollo de su actividad profesional y política, se le vincula a Ribadesella, donde parece ser originario

Apenas si existen datos sobre sus años anteriores a su inclusión en kla logia, se sabe que era hermanastro de Fernández Jucos, pues eran hijos de la misma madre.

Masónicamente sabemos que entre 1899 y 1900 se le encuentra en el seno de la logia Palafox 174, al oriente de Puerto Rico, donde se inicia con el simbólico “Oviedo”, en el mes de Agosto, en dicha logia también está adscrito por esa misma época su hermano Graciano Fernández Ruisánchez que se iniciará unos meses más tarde en Diciembre de 1899 adoptando el simbólico de “Ribadesella”.

Los dos hermanos estaban trabajando en la única logia en podían hacerlo, puesto que en 1896, se ordenaba la clausura de todas las logias masónicas de Puerto Rico sin distinción de organismos u obediencias a las que pertenecieran. La masonería en su conjunto acató más o menos sumisamente dicho decreto, puesto que de no hacerlo se podía incurrir en crear aún más la sospecha de colaboración política con los procesos políticos que se desarrollaban. Pero dentro de esa regla que parecía tan estricta, se dieron dos claras excepciones la logia Palafox 174 y el Capítulo Rosacruz Lanuza, de ahí el encuadramiento de los asturianos en dichas logias.

Del hermano “Oviedo”, volvemos a tener noticias en 1920, pero no en Puerto Rico, sino instalado en su tierra natal: Ribadesella, ejerciendo como industrial panadero y con problemas con el Sindicato Obrero de Panaderos por dos despidos arbitrarios, que desembocan en una sonada huelga y en la creación de la panadería La Unión Obrera, que “fue la primera industria socializada que se registra en el Concejo”.

En 1922 se presenta a las elecciones municipales como republicano-radical, pero éstas no se llegaron a celebrar, pues se aplicó el artículo 29 de la Ley Electoral de 1907, que establecía que si en un distrito no había más candidatos que el número a elegir, quedaban proclamados los candidatos sin realizar votación (circunstancia que se el régimen primoriverista utilizó para obtener así el control municipal y obligar así a los grandes rentistas a presentarse como candidatos). El alcalde tras el pacto presumiblemente establecido, dio como regidor a Rodrigo Pérez , propietario de una gran negocio de ferretería.

Constituida la Agrupación Republicano-Socialista de Ribadesella a comienzos de 1931, de la cual Ruisánchez era Vicepresidente, se presenta a las elecciones del 12 de Abril por la coalición que se había formado. Dicha coalición gana en dos de los tres distritos electorales del Concejo de Ribadesella, y obtiene diez concejales frente a seis de los monárquicos, y entre ellos sale elegido el hermano “Oviedo”, que queda segundo tras Alberto Caso de la Villa, presidente del Partido Reformista de Ribadesella, que ya ostentaba la alcaldía en plena “Dictadura” ( 1923 y 1924), y volvería a ser de nuevo alcalde y por tanto sería el encargado de proclamar la República en la tarde del 14 de Abril.

La Corporación se constituye dos días después, y Ramón Fdez. Ruisánchez es nombrado 1º Teniente de Alcalde, pasando a ser Alcalde tras la dimisión por enfermedad y posterior fallecimiento de Alberto Caso de la Villa en Agosto de 1931.

Entre las primeras medidas que toma dicha Corporación, se encuentra el apoyo decidido (siete votos contra cuatro) a la expulsión de la Compañía de Jesús (los Jesuitas) de España, que viene propuesta por el Gobierno Republicano; y en ese mismo paquete de aprobaciones se acuerda prohibir la entrada en la villa de gitanos y mendigos forasteros.

Al final del año 1931 el hermano “Oviedo” termina enfrentándose con el clero por cuestiones como la jurisdicción sobre los entierros y las proclamas a favor de la rebelión contra la República que hacía el cura de Collera.

Ruisánchez sigue, pues, el mismo proceso político que algunos de sus otros compañeros masones de Gijón, (lo extraño es que él no aparece en los listados de cuadros lógicos de masones que trabajan en el oriente asturiano) y forma en 1932 el Partido Radical de Lerroux, abandonando dicho partido por el ala socialista, en esas misma épocas se funda también en Ribadesella el partido Acción Popular.

Al alcalde Ramón Fdez. Ruisánchez se le complica su mandato al frente de la alcaldía riosellana pues se producen duros enfrentamientos contra el Ayuntamiento, exigiendo los obreros medidas por la grave situación de paro existente en el concejo y la pronta construcción de viviendas sociales, las llamadas “casa baratas”.

Ya en pleno proceso revolucionario de 1934 el alcalde apoya abiertamente la acción represiva de la fuerza pública, sumándose a su homenaje al ofrecer trescientas pesetas, y brindando medidas de apoyo a los huérfanos de los militares y enviando una efusiva felicitación al Comandante Militar de la Provincia Al mismo tiempo que se disuelven diversas agrupaciones y sindicatos de carácter progresista.

El triunfo del Frente Popular en 1936 trae consigo la destitución de Ruisánchez como alcalde, y es acusado en 1937 de “auxilio a la rebelión” por el Frente Popular, según sumario del Tribunal Popular de Justicia, que se instruye el 7 de Enero de 1937, siendo detenido junto con las siguientes personas: Vicente Viña Viña, Antonio Celorio Gallego, Teresa Caso Villa, María Torre Menéndez y Salvador Cueto Martínez.

El Juzgado Instructor Especial nº 3 determina ante las diligencias hechas que dado que el fiscal en su conclusiones interesa el sobreseimiento provisional que determina la Ley de Enjuiciamiento Criminal, queda pues absuelto; pero a resultas de que queda demostrado su relación con organizaciones fascistas, el Juez Instructor sugiere remitir lo actuado al Comité de Represión del Fascismo para que depure las responsabilidades que hubiera lugar.


[1] Tanto la vida de Fernández Juncos como de Ruisánchez se recogen en la investigación en curso sobre los masones del Oriente asturiano y el fenómeno indiano.

Texto de Víctor Guerra 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...