27 octubre 2009

Masonería y Octubre del 34 (II)

En la entrega anterior nos quedábamos a las puertas e saber quienes eran los masones de la Cuenca Minera y en concreto los miembros del Triángulo residente en Turón .

Rafael Fernández Tomás celebra este verano la declaración de Soberanía del gobierno de su abuelo en 1937

Cuadro de miembros del Triángulo COSTA Nº 5 ; 1928

Nombre y Apellidos

F.Nacimi

Origen/resi

Profesión

Simbólico

Cargo

Grad

Francisco Serrano Nieto
2/03/1891
Figaredo
Empleado
Jaramillo
Presidente
Francisco Díaz Díaz
14/05/1889
Ribadesella
Mecánico
Sócrates
Secretario
Leoncio Villanueva Viejo
10/09/1890
Turón*
Comercio
Costa
Tesorero
Fernando González Fedez.
20/11/1891
Turón*
Chófer
Cúbia
2
Cándido Barbón Entrago
25 7/1894
Turón*
Minero
Kausky
Victorino González M. de la Peña
8/06/1892
Mieres
Comercio
Hugo

NOTA: Se dan todos como residentes en Turón, incluido Francisco Díaz, aunque sus orígenes son muy diversos

2.- QUIEN ERAN QUIEN EN EL TRINAGULO COSTA?

¿ Quienes son éstos masones que componen un grupo muy cercano a una “Logia Justa y Perfecta ” [1]? Su naturaleza y orígenes son de muy diversa índole, al igual que sus periplos existenciales. Por tanto el acercamiento a sus curriculum existencial nos dará una aproximación tanto a sus personas como a los contextos sociológicos en que se desemvolvieron.

Francisco Serrano Nieto[2]: Es un empleado, natural de Ecija (Sevilla) donde nace el 2 de marzo de 1892. Su estado civil es el de casado y tiene su domicilio en Figaredo.

Francisco se inicia en la logia Argüelles nº 3 en 1926, en cuya ceremonia de iniciación adopta el simbólico de “Jaramillo”. De ésta logia ovetense, ha llegado hasta nosotros muy pocas noticias de su actividad y miembros, aún así todo del hiramita “Jaramillo” sabemos que la baveta de su mandil pasa a estar doblada, símbolo del grado de Compañero (2º), y cuya exaltación se produce en enero de 1928, año en el que ejerce dentro del taller el cargo de Guarda Templo[3].

Entre esta última fecha y el cuadro lógico de finales de ese mismo año, se le exalta al grado de Maestro Masón (3º), recibiendo por tanto el ribeteado mandil de Maestro en el seno del triángulo Costa.

Francisco al igual que sus otros compañeros, a lo largo de este tiempo trabajara para que la fundación del triángulo sea un éxito, y ello vendrá de la mano del amplio cuadro de miembros que se establece como punto de partida, que le eligen como Presidente del taller.

Por otra parte, sabemos que Francisco Serrano militó en el Partido Radical- Socialista de Alvaro de Albonoz y Limiana; y que con la entrada de las tropas franquistas tras la caída del frente del Caudal, el francmasón “Jaramillo” estuvo militarizado en las Minas de Turón.

Como miembro de la masonería se ve inserto en la causa de represión que se efectúa sobre la Orden y sus afiliados, cuyas consecuencias más inmediatas era la obligación de realizar una retractación y abjuración como masones ante las autoridades competentes; por ello el 22 de enero de 1945 presenta su abjuración canónica, y en la cual alega la atenuante de haber tenido un “hijo en el frente y en el bando nacional”.

Así con todo, se le somete a proceso dentro de la denominada “ Causa General “ que le condena a doce años y un día de reclusión menor y sus accesorias legales.

El francmasón “ Jaramillo” terminó sus días de peón en el pequeño tren de vía estrecha (FEVE) que recorría el valle de Turón[4].

Otro miembro del triángulo Costa que ocupaba el cargo de Secretario del taller era: Francisco Díaz Díaz[5]: Un natural de Ribadesella, que viene al mundo a la vera del Río Sella el 14 de mayo 1889; sus ocupaciones profesionales le llevan hasta el Concejo de Pola de Lena, exactamente a Vega del Rey, como vecino y aserrador mecánico. Su filiación política según el acta de acusación de la “Causa General”, se desarrolla en el seno del partido republicano, sin que se especifique más al respecto; dicha militancia muy bien pudiera estar dentro del partido Acción Republicana de lideraba Manuel Azaña.

Francisco se inicia en la logia Argüelles de Oviedo con el simbólico de “Sócrates”. En dicha logia coincide con Francisco Serrano, ambos desde su iniciación emprenden una aventura que se consolida al ir obteniendo sus distintos grados. En enero de 1926 se le exalta al grado de Compañero (2º) y finalmente obtiene el grado de Maestro Masón (3º), con cuyo título le encontramos en el seno del taller turonés en el año de su fundación.

Este riosellano se ve incurso también en los procesos seguidos contra los masones en 1936ante lo cual se le abre el correspondiente proceso que en 1953 le sentencian a 12 años de reclusión menor, que se le conmuta finalmente a una pena de seis años y un día de prisión gracias a dos atenuantes que el auto expresa de este modo: 1ª/ Haber salido fuera de la orden en 1928; 2ª/ La falta de cultura del encausado

Las dos atenuantes planteadas no dejan de ser singulares, al menos como argucias para poder aliviar en las posibles condenas, y son curiosas, primero, porque el triángulo se forma a finales de Diciembre de 1928, con lo cual difícilmente podía estar fuera de la Orden cuando además aparece en el cuadro de miembros del triángulo Costa de 1931; y segundo porque sería difícil y sumamente creíble que alguien que había llegado al grado de Maestro Masón (3º) no tuviera una cultura básica. Dichas atenuantes, por otro lado, no se contemplan en la Ley de marzo de 1940 sobre La Represión de la Masonería y el Comunismo, que vienen así resumidas en el texto:

“suministrar información sobre las actividades de la secta, sobre sus jefes o iniciadores; haber servido como voluntario en los posibles frentes de guerra durante más de un año en los ejércitos nacionales; haberse sumado a la preparación del Movimiento Nacional, con riesgo grave; o haber prestado servicios a la patria, que por salirse de lo normal, merecieran dicho título de excusa.”

Y no parece que ninguna de ellas las haya cumplido cabalmente nuestro riosellano, que a tenor de los resultados del juicio, bien pudo haber pensado que le había tocado la lotería, pues atendiendo a tan singulares atenuantes, se le condenó a tan sólo a seis años de prisión mayor. Y más si se tiene en cuenta que su identidad trajo de cabeza a los servicios de documentales y de represión, que le habían confundido con un oficial del Ejército, concretamente con un Teniente de la Guardia Civil de Cáceres que además nunca había estado en Asturias.

El tercer miembro del cuadro lógico de 1928, con el que se abre la historia de la masonería en la cuenca del Caudal es Leoncio Villanueva Viejo, que ocupa en un primer momento, el cargo de Tesorero y Limosnero del taller turonés. Leoncio es natural del pueblo de Linares (Turón) donde viene al mundo el 1 de septiembre de 1890, en el seno del matrimonio formado por Ramón y Magdalena

Su vida hasta el asentamiento definitivo en su tierra de origen, dio unas pocas vueltas por este mundo como marinero, finalmente fija su residencia en el pueblo de Turón donde instala sobre 1923 un pequeño comercio de ferretería “La más Barata”.

Según el cuadro lógico del triángulo Costa, Leoncio Villanueva de simbólico Costa”, proviene de la logia Jovellanos 1 de Gijón, sin que se especifiquen las fechas de su iniciación o la exaltación a los diversos grados que obtuvo. En su expediente aparecen diversos documentos que lo relacionan con la logia ovetense Argüelles, aunque hay una pequeña ficha, que le relaciona con la logia Riego de Gijón, sin embargo en ningún cuadro lógico de los que se conservan aparece como miembro de las citadas logias.

Es muy posible que Leoncio Villanueva fuera iniciado en 1927, año en que no hay constancia documental alguna, ( puesto que los listados de masones asturianos que se poseen en el Archivo Histórico Nacional de la Guerra Civil de Salamanca, cesan en su mayoría a partir de 1926) y ante dicha laguna documental es difícil en ocasiones encontrar datos sobre los periplos de éste u otros francmasones. Aunque se puede aventurar que es muy posible que haya estado vinculado a la logia Argüelles de Oviedo, en función a la cercanía de dicho a taller con su lugar de residencia, que constituía todo un alivio a la hora de asistir a las tenidas y reuniones fijadas por la logia, y si a ello se une que había cuatro compañeros francmasones y convecinos que trabajaban en dicho taller, pues razón de más para casi certificar su pertenencia a la logia ovetense. masónico.

A pesar de la esterilidad documental, sabemos que recibe el mandil de Maestro Masón (3º) en el 2º trimestre de 1929, puesto que así se lo comunica la Gran Logia Regional de Noroeste al Gran Consejo Federal Simbólico.

Hay otra nota curiosa con relación a Leoncio Villanueva y es que según notas contenidas en su expediente personal, se constata que ha recibido el grado capitular (4º) de Maestro Secreto [6]dentro del Rito Escocés Antiguo y Aceptado[7] en el Soberano Capítulo “Verdad” de Oviedo; ( es curiosa la nota, puesto que se tenía noticia de la existencia de un Soberano Capítulo[8] Rosacruz en Gijón el “S\C\ Alberto de Lera” , pero no que funcionase otro en la capital del Principado).

El hermano “Costa” a juzgar por el nombre simbólico adoptado, coincidente con el nombre del triángulo, por su posición como tesorero, y por la correspondencia que cruza con el órgano coordinador de las logias asturianas (GLRN), es deducible que se constituyera en el alma mater de la formación turonesa, y más cuando se confirma su nombramiento como presidente del triángulo.

Su filiación política es la de socialista, de hecho ocupa la presidencia de la Agrupación del POSE en Turón en 1925. De hecho por su adscripción a tal organización política, formará parte del Consistorio mierense, como resultado de las primeras elecciones celebradas con motivo de la proclamación de la República , donde le tenemos tomando posesión de su acta de Concejal el 17 de Abril de 191, junto al reformista Ramón Fernández Riesgo (hermano del masón Joaquín Fernández Riesgo) cuya corporación pasó a presidir Ramón González Peña por veinticinco votos a favor y seis papeletas en blanco.

La actividad municipal de Leoncio, es intensa, puesto que está en la Comisión de Instrucción Pública, y también en la Régimen Interior y Mercados, desde esta última Comisión es donde más se le va a ver trabajar, de hecho tres de sus primeras acciones son: 1ª/ “Denuncia que algunos señores se dediquen a la enseñanza como ocurre en los colegios de la sociedad Hulleras de Turón, sin poseer los títulos requeridos”; se aprueba su propuesta y se presenta ante la Dirección General de Instrucción Pública. 2ª/ Leoncio hace participe a la Corporación de las múltiples quejas que existen ante la postura de Hulleras de Turón sobre el horario de cierre del economato de dicha empresa. 3ª/ Se hace eco de las deficiencias existentes en el transporte entre Turón y Mieres.

La actividad municipal de Leoncio, al igual que de sus otros compañeros es intensa, de hecho se registra su presencia a los largo de todo el año 1931 y ya en marzo d e1932 pide una licencia a la Corporación, de cuatro meses para asuntos propios. Aunque más tarde se reintegra a la actividad municipal, ya no se le ve tan activo al menos en lo que respecta a las propuestas y mociones presentadas en las distintas sesiones ordinarias o extraordinarias.

Leoncio será destituido de su cargo el 2 de noviembre de 1934, junto con Cándido Barbón, puesto que se les acusa de estar incursos en el artículo 189 de la Ley Municipal, con motivo de la huelga revolucionaria declarada el cinco de octubre del 34.

A Leoncio Villanueva, lo dejamos aquí, para retomarlo más delante puesto que a través de su persona como masón y como miembro del Comité Revolucionario encargado de las tareas del transporte de heridos en Turón, tendrá un especial papel a partir de los acontecimientos que se desarrollarán durante y después de los conflictos de 1934.


Textos @ Víctor Guerra. Trabajo inédito

[1] La logia Justa es la compuesta por cinco maestros masones y la Logia Perfecta es la que está compuesta por siete o más hermanos, quienes , como mínimo , tres han de ser maestros y dos compañeros y la Logia Justa y Perfecta son aquellas que cuentan con un mínimo de siete miembros, en la cuales debe haber cinco con el grado de Maestro Masón y dos de Compañero.

[2] Expediente 33, legajo 232 AHN.

[3] Oficial del taller encargado de mantener a “cubierto” de miradas e intromisiones el desarrollo de las tenidas. Y es el encargado de retejar a los invitados y visitantes.

[4] Informaciones aportadas por Ernesto Burgos en la publicación CAMIN DE MIERES 1994, “El triángulo Costa de Turón)

[5] Expediente personal 4; legajo 692 AHN

[6] Grado: Los grados en masonería son una etapa de educación en el denominado método masónico, a los que se accede una serie de iniciaciones, los tres primeros son: Aprendiz, Compañero y Maestro, en el siglo XVIII basándose en la masonería simbólica y con afanes “individualistas se desarrollan gran cantidad de sistemas con múltiples grados. También pueden considerarse como extensiones o desarrollos del grado e Maestro. Cada Rito se divide en series u órdenes y las series en clases. Cada grado lleva consigo una serie de ritos de recepción, compendio simbólico, juramento, palabras y modos de reconocimiento. Los grados en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado son Grados simbólicos: 1º Aprendiz; 2º Compañero, 3º Maestro Masón; Grados de Perfección: 4º Maestro Secreto, 5º Maestro Perfecto, 6º Secretario Intimo, 7º Intendente de los Edificios, 8º Preboste y Juez, 9º Maestro Elegido de los Nueve y así hasta el 33º de Soberano Gran Inspector General.

[7] (REAA) Este rito es uno de los más antiguos de la orden masónica, y que ha creado polémica en cuanto a su origen y fundación, las primeras referencia de este rito se tiene, datan de 1733, y es uno de los más usados; en Francia en el año 1786, hubo una separación de obediencias, las cuales para distinguir sus ritos continuaron un con el título de Rito Escocés y otra con el Rito Escocés Antiguo y Aceptado. El número de grados que se utilizan es de 33º, en los cuales los tres primeros (Aprendiz, Compañero y Maestro) corresponde a las logias simbólicas que se federan y constituyen una obediencia, regida por un Gran Consejo, luego estarían los grados filosóficos que irían desde el 4º al 33º constituyendo una masonería filosófica regida por el Supremo Consejo del Grado 33º

[8] Nombre que reciben los talleres que se dedican al trabajo masónico en los denominados grados superiores del 4º al 33

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...