18 julio 2010

La Revista ABACO, Entre Ciencia y Saberes Ocultos

image image
Hace ya unos cuantos día tuve la ocasión que me ofreció la Revista Abaco y su coordinador Rubén Figaredo, de presentar junto con él la Revista, ya que la colaboración ofrecida muy amablemente no pudo ser, por distintos motivos  entre los cuales  deben ser achacados a mi persona, y bien  que lo siento pues colocar la pluma en Ábaco o  ser invitado a colaborar entre tan lujoso elenco no es una cosa que suceda todos los días.

Pero como dicen en Asturias “a lo hecho pecho” y ya que al final no pudo materializarse esa colaboración al menos  la presentación para ver y oír lo que yo tenía que decir al respecto, que la verdad que lo que preparé para la presentación no fue mucho, más bien unos tres folios que aquí presento.

Dar las gracias a la Revista Ábaco y a Rubén Figaredo y aquí le dejo con el texto de la presentación.

Presentación revista ABACO:  ¿MASONERIA Y SABERES OCULTOS..?
Como masón del GODF, decir que estoy incardinado en una masonería adogmática y liberal, por tanto obediencialmente me situó en un MASONISMO RACIONALISTA, alejado, y alejada esta práctica masónica, de otras masonerías más “simbolistas o espiritualistas ” u “esotéricas”, aunque los calificativos o adjetivos no siempre constituya un acierto conceptual,ni mucho menos…  pero sí es cierto que algunas grandes Obediencias están más cerca de esa categorización de los llamados Arcanos de los Saberes Ocultos, en cuyos linderos se sitúan esas  otros hermanos, tan respetables como queridos , que  la Obediencia en la que soy miembro, o yo mismo  que en parte me sitúo en las antípodas de esos saberes ocultos al menos en relación con la masonería

Pero ante todo hay que decir para romper tópicos, que desde mi militancia masónica y del rito que practico, el Rito Francés, y como historiador de la masonería, decir que ésta organización nacida a principios del siglo XVIII está muy alejada en su nacimiento de los tópicos al uso, a saber de los SABERES OCULTOS, o de un seudo manejo de la llamada CIENCIA SAGRADA, y por supuesto de todas esas corrientes que le han venido sobrevenidas a la masonería llámense rosacrucismo, esoterismo, cábala o alquimia…o la teosofía…etc

La masonería especulativa, la que nace en 1717 está alejada de todos esos parámetros culturales, simple y sencillamente, porque es una masonería del símbolo, en tanto como dice Ariola,  pretende “Unir” y utiliza el pensamiento simbólico para acercarse al mundo y comprenderlo,

Digamos que la masonería es una escuela de prospectiva desde el pensamiento simbólico. Intentando convertirse en un modelos de formación ene este caso del ciudadano, podríamos decir parafraseando a Fitche  que la masonería pretende. al menos desde desde la perspectiva del ala liberal y adogmática,  ser una Escuela de formación del ciudadano.

A la luz de los estudios que tenemos sobre la masonería especulativa, observamos que apenas si esta ha tenido contacto con la masonería operativa, o sea con la cantería, la construcción de templos y catedrales, del sumen del saber oculto que tanto se ha sacralizado con antiguos conocimientos geométricos , cabalísticos y sagrados.. Quien conozca un poco los gremios de cantería le queda claro que esos gremios no podían poseer en toda esa extensión tales arcanos de conocimiento, aunque si lo tenían los monjes que codirigían las obras junto con algunos renombrados  Maestros de Obras…

Por tanto sabiendo ahora lo que sabemos,  podemos afirmar  que se tomaron prestadas las  herramientas de los canteros, y éstas se subieron a la categoría de símbolos, aunque si bien estos en una primigenia etapa constituían un endeble edificio simbólico, en el cual primaba el simbolo en sí mismos, como tales símbolos muy primarios, luego con ellos  y en base a otras corrientes de pensamiento se fue construyendo un mundo simbólico  que se ha prestado a construir una filosofía de la prospectiva, en el cual hoy nos situamos.
Parejo a todo ese desarrollo también se dio un mundo hermético que las corrientes espiritualistas del siglo XVIII y parte del XIX, supieron aprovechar y anexionar a la masonería, entre ellas el rosacrucismo que tanto huella tuvo hasta en los rituales , pero ese papel de trasmisor la Masonería jugó un papel importante, y fue la de convertirse en el vehículo que transportó los viejos veneros ocultistas y herméticos que siempre afloran, en la épocas más racionalistas, y más descreídas;

Culturas y filosofías que hombres y mujeres fueron incluyeron en sus prácticas masónicas, hasta construir ricos mundos rituales, cargados de rico simbolismo y parabólicos mundos caballerescos, en muchas ocasiones alejados de esa primigenia practica masónica de la Ilustración que lleva el sello de la sociabilidad, cuyo punto de encuentro tanto de creencias como de religiones y de conciencias Desaguliers planteaba  la religión natural;  cuestión muy alejada de la atomización que vendrá más tarde con el GADU como fruto de la pacificación política y religiosa, y cuya vertiente fuertemente deista  va a lanzar Dermott, iniciando de ese modo las dos corrientes más importantes de la masonería: la de raíz anglosajona y la francesa, con sus diferencias y singularidades.

Tampoco debemos obviar, ni negar que la presencia de todas esas corrientes, de esas filosofías, de esos arcanos del saber oculto se deben más a una práctica masónica más individual que institucional, esas corrientes del pensamiento oculto que perviven en la trascendencia, y se surmontan sobre la creencia espiritual como fórmula de crecimiento espiritual se incardina de forma más individual que institucional, de ahí que pddamos hablar poco de masonería teosóficas o alquimistas o cabalistas, es cierto que algunas Obediencias han sido teñidas de algunos de estos u otros elementos por pujantes masones, que dejaron huella, como René Guenon, a Annie Besant.. u otros u otras…

Por tanto es cierto que los masones se inclinan por la ciencia del saber, del saber oculto, por conocer los viejos arcanos que fluyen a cuentagotas, y que como ya he dicho ha habido grandes masones que se se han enraizado en esa búsqueda del yo y del saber, ya que esa libertad de conciencia, le permite muchas veces abordar su búsqueda sin prejuicios. y en cada masón hay un buscador de saber, oculto o no oculto, pero también la masonería tiene hombres de ciencia, tomistas o creyentes, y son también legión y se han anotado grandes avances gracias a su dedicación, pero es el masón el que encarna esa búsqueda, tal vez la masonería nos predisponga a ello, pero es ante todo una acción del individuo.

Y no es menos cierto que hay  una conceptualización un tanto más espiritualista en masonería, y ello en parte lo  representa una masonería extensa, muy globalizada, que como  ya he comentado se ha dotado de bellos y simbólicos rituales trufados de muchas corrientes simbólicas, herméticas, y filosóficas, encontrando en el seno de ese “totun revolotun” otros vectores que a veces se entremezclan con esta masonería de la que hablamos, creando mundos llenos en ocasiones de rosacrucismo, templarismo, o compañonaje y cuando no,  de genonismo, o teosofismo.

Ello en parte  ha contribuido a que se haya creado un concepto social de la masonería muy de arcano mayor del saber oculto, una especie del Gargoris y Habidis  en que todo vale creando  una cierta mística occidental con forma de una religión seudo laica, lo que algunos autores denominan como: Una religión Substituida.

Así es como encontramos los términos o las parábolas bíblicas o alquímicas del nigredo, el albedo, o el rubedo, que nos explica Joaquín Perez en su trabajo sobre la Alquimia, y cuyas representaciones también  se encuentran en los documentos rituales, como una proposición de un modelo de trasformación del hombre simbólico pero no se puede decir que tal masonería es rosacrucista… por poner un ejemplo.

Pero en definitiva, parecer ser que a la  masonería se le anexionan siempre como la poseedora  de los grandes arcanos del saber oculto, altos secretos, que al fin a la postre como dice el Hermano Porset,. un importante historiador francés  un tanto volteriano, se trata en todo caso de Secretos de polichinela, ya que todo ello está presente en todos los manuales,  en las divulgaciones,…”los toques, palabras y los signos” … todo es sabido y conocido y hasta publicado, por tanto los saberes ocultos que tienen los masones son más una prospección de cómo ser mejores y cambiar la humanidad que de saberes de viejos arcanos

Por tanto habría que preguntarse ¿Es ese hacer masónico  un saber oculto…? Afirmativamente NO , lo cual nos obsta para que la hermenéutica masónica sea considerada como una disciplina donde los símbolos, las decoraciones, los roles y los funcionamientos dentro de los trabajos de la logia, y los propios ritos constituyan una búsqueda permanente del significado “espiritual” de lo simbólico desde la perspectiva que planteaba Ariola, y evidentemente  muy  alejada todo ello de lo sacral… pero constituyendo todo un corpus y una práctica para construir todo un mundo simbólico en base a la prospectiva, muy por cierto muy  alejado de los arquetipos al uso, aunque haya algunas estructuras que puedan responder o encajar bien en esos arquetipos de los que hablamos.

Por tanto la masonería respetando todas esas corrientes filosóficas y de pensamiento que se generan desde su seno, o que llegan a su seno y se laboratorializan como tales finalmente  contribuyen a crear  una fraternidad, alejada de sentimentalismos afectuosos u emocionales o de la transcendencia , la masonería se debe entender como una fraternidad de combate contra la idiotez y la barbarie humana,  y los tiranicidas, es un combate por el espíritu, una lucha para que la belleza, la fuerza y la sabiduría, como tales virtudes junto otro famoso trilema de Libertad, Igualdad, y fraternidad, triunfen unidas todas para un mayor esclarecimiento del hombre en la sociedad del momento

Sé que lo que expongo es difícil de digerir, pues el propio mundo de la masonería ha coadyuvado a construir junto con los artífices del antimasonismo y la mitológica popular  han creado mundos imaginarios llenos de fabulas, de tesoros y secretos ocultos, que han terminado por dar a la masonería  una pátina de obscurantismo, de arcaicos  poseedores de grandes arcanos del saber oculto, pero deben ustedes saber varias cosas:

Primero. Como ya les he comentado la primigenia masonería es muy simple y didáctica y pragmática, los rituales duraban media hora y los banquetes un par de horas, lo cual ya da una cierta noción de cómo se ha ido construyendo la iconografía masónica para partir de ahí y llegar a  donde hemos llegado

Segundo. En España  la cuestión masónica siempre perdió el tren de la tradición, primero Fernando VII, luego el conservadurismo, que solo permitió durante muy breve tiempo el trienio liberal cierta práctica y luego ya en el primer tercio del siglo XX hubo un desarrollo y luego la ruptura de 40 años de franquismo, con un desafortunado e intempestivo regreso en 1978 … ya me dirán ustedes si estamos en la tesitura de tener una madura y sólida trasmisión oral de conocimientos y de saberes ocultos….

Tercero. Todos nuestros grandes secretos sí es que los hubo terminaron en el cabo de la calle, les recuerdo que los masones manejaban en algunas ocasiones, ya que no tenían rituales, las divulgaciones antimasónicas que se iban publicando como la de Prichart u otros abates… o sea que todo se fue publicando y no precisamente por masones

Está claro que si había algún arcano de conocimiento, tengan ustedes claro, que ese fue publicado años ha….pues hubo legión de publicadores y publicaciones…. Siento haberles defraudado si creían que este que les habla levitaba o poseo conocimientos  ocultos o tengo acceso a los grandes saberes de la historia ,  la verdad es que no.. que lo único que sé es que a veces nos han disfrazado tanto  la masonería que ahora tenemos todo un reto por desvelarla de tantos velos como le han colocado,, en ello estamos, y como decimos en masonería.

He dicho
Victor Guerra. MM.:. del RF, Logia Rosario de Acuña (GODF)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...