15 abril 2016

SOCIALISMO Y MASONERIA EN ASTURIAS


El próximo  Lunes 18 de Abril en la Casa del Pueblo del POSE en Oviedo (calle Jovellanos 19) a   las 19, 30 h se desarrollará una conferencia –coloquio con el titulo que da título a este post.



Ricardo Fernández como ponente en una Tenida Blanca abierta en Gijón, con motivo del Simposio del CHEME 2015


Lo desarrollaran: Ricardo Fernandez Fernández, Concejal de Seguridad Ciudadana del Ayto de Oviedo, abogado, master en masonería por la UNED, y miembro de la logia Rosario de Acuña que trabaja bajo los auspicios del Gran Oriente de Francia (GOdF)


Este es uno de los concejales, de los dos existentes en Asturias que tiene membresía masónica, en una región que en durante el siglo XIX  y el primer tercio del siglo XX, tuvo numerosos miembros tanto en las consistoriales  gijonesas como ovetenses, y también en otras partes de la región, aunque la participación socialista en mazonería en Asturias siempre fue pequeña


El otro ponente es Yvan Pozuelo, Historiado por la Universidad de Oviedo y miembro del Centro de Estudios Históricos de la Masonería Española.

Este «interesante» investigador referente del CHEME y del hacer historiografico del historiador  Ferrer Benimeli, en Asturias, es el autor de una sonada  GUIA HISTORICA  DE LA MASONERIA EN ASTURIAS, a la cual le dedique un artículo en el blog Siglo XXI    sobre la cercenación  histórico-bibliográfica




Ambos dos ponentes  desarrollaran este tema tras la presentación por parte del Secretario de Cultura y Deporte de la AMSO-PSOE.

Están ustedes invitados

12 abril 2016

Los «Cuesta» y la Masonería Gijonesa Siglo XIX y XX


Hermanos Marceliano y Jesus Cuesta (fotografía de la saga familiar)

Ahora que los «Cuesta» nuclear familia gijonesa en Gijón parecen estar de moda por el tema  ciclista, a cuya actividad fueron muy aficionados, pues ahora gracias a la labor de Dani Garcia de la Cuesta, y al programa 30 dias en Bici  y partiendo de que en algunas cuestiones  fueron unos adelantados de su época, traigo a estas paginas una reseña masónica de la familia de los Cuesta,

Marceliano Cuesta. Sus posibles  apellidos podían ser si seguimos las indicaciones del investigador en temas fotograficos Crabiffosse; García Menéndez Cuesta y García, y según dicho investigador,  le  da como nacido en Gijón, cuando es probable que fuese originario de Muñás de Arriba perteneciente en el concejo de Valdés de donde era proveniente su familia. Será a través de los contactos que tuvo con distintos fotógrafos, concretamente con Carlos Mieg como este característico personaje se inicie en la fotografía hacia 1866.

Abre su estudio en 1867 en la céntrica calle de Los Moros, lo cual le supuso un fuerte desembolso, para lo que procede a hipotecar varios inmuebles que tenía en su tierra natal, aunque las dificultades de pago son claras ya que tendrá que posponer los pagos hasta 1869.

Realmente le costará salir adelante con dicho emplazamiento lo que le obligará a deambular con la cámara al hombro entre Gijón, Oviedo y Avilés, siendo en esta última villa donde ocupará un estudio cedido por u hermano de banco masónico: Louis Rapp,

Marceliano Cuesta se inicia en la logia Amigos de la Naturaleza y de la Humanidad (1879-1886), en la cual le encontramos mediante un cuadro lógico de 1886.

En dicha logia procede a imponerse en la ceremonia de iniciación, el simbólico de Arquímedes. A pesar de tan expresivo nombre simbólico, Marceliano con su imaginaria palanca no puede levantar o sostener  a su familia con la fotografía, profesión que abandona para dedicarse a otras labores más fructíferas, de hecho en ese cuadro de miembros de la logia queda consignada su profesión como industrial.

Sabemos que fue socio de una tejera en Cayés (Llanera) y, también entró en el sector de la destilería a través de la Alcoholera de Veriña, donde no solo terminó haciéndose con la propiedad, sino que además sus licores obtuvieron una medalla de oro en la Exposición Universal de Bruselas.

Este inquieto francmasón activo republicano, cuya faceta política tocaremos más adelante, estuvo implicado así mismo en otras empresas y proyectos como fue la memoria sobre la piscicultura, que fue premiada en la Exposición Regional celebrada en 1899 en Gijón.

Su posible descendencia, fruto del matrimonio con Ramona González López, fallecida ya centenaria, le reportó siete hijos entre los que destacaron Jesús y Marceliano, por su afición al ciclismo en cuya actividad eran famosos, puesto que aglutinaban a su alrededor el mundo del velocípedo tanto lúdico como deportivo, del cual no solo conocían todos sus secretos, sino que además eran muy diestros en su manejo. Una foto de Marceliano (hijo) vestido de ciclista la podemos contemplar en el libro ya citado libro de  Crabiffosse[1].

Ambos hijos, fueron a su vez miembros de la masonería, Marceliano (hijo) [2] fue iniciado en febrero de 1924 en la logia Riego con el simbólico Watt y llegará a vestir el mandil de Maestro Masón (3º) en diciembre d e 1928, a causa de lo cual terminará siendo citado en la Causa General 155.

Su hermano Jesús,[3] que había nacido en Veriña (Gijón), el 26 de julio 1879, en su simbólico intentará recuperar sus viejas raíces familiares, para lo cual se autoimpondrá el nombre de Cangas de Tineo en una ceremonia que se celebra el 6 de octubre 1922, en el seno de la logia Jovellanos, donde pedirá la plancha de quite para poder constituir de forma regular la logia Riego, cuestión que se comunica al Gran Consejo del Grado 33, en diciembre de 1923.

En marzo de 1931, Jesús Cuesta será dado de baja por falta de asistencia y pago. Y al igual que su hermano será citado como masón en la Causa General 155.

Marceliano, padre, siguiendo buena parte de las pautas que se dan en los miembros de la masonería gijonesa va integrarse en el republicanismo federal, formando parte activa del Círculo Republicano Gijonés en cuya organización desempeñó en 1869 el cargo de secretario, formando parte de la candidatura para la Diputación Provincial de Asturias junto con Eladio Carreño y Melquíades Álvarez. Este último con el paso del tiempo formará parte de la masonería gijonesa del siglo XX.

Una cosa bastante extraña es que los «Cuesta» no huyesen de Gijón en los tiempos de las requisitorias contra los masones que descerrajó el franquismo, sino que pudieran tener toda una labor social en torno al ciclismo como tuvieron, cuando fueron encausados en la Causa General 155 como masones. 

Asunto que  queda para la investigación masónica, pero el expediente masónico de los tres «Cuesta» sito en Salamanca es muy escaso al respecto de facilitar más datos

Tal vez todas sus propiedades fueran parte del botín de guerra para quedar medio en paz.

En fin, valgan estas breves notas 

Victor Guerra
 

  • [1] Ibidem Pág. 134.
  • [2] AHN Expediente personal 6 Legajo 750.
  • [3] AHN expediente nº 17. Legajo 407.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...