Mostrando entradas con la etiqueta AMESE. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta AMESE. Mostrar todas las entradas

17 enero 2009

Un masón de Cabranes: José María Rodriguez

File0005
Hace unas semana se realizaron unas Jornadas en Cabranes, sobre la Escuela de Viñón y se le daba coba al cura párroco de Viñón como uno de los propulsores de la Escuela de Viñón, Vinieron dos ilustres jesuitas Pedro Lázaro y el Secretario de la Conferencia Episcopal, para ubicarnos en la Escuela del momento y la figura del Párroco, y era curioso porque nadie situó el contexto de la `época, donde había y hubo toda una importante elite cultural que apoyó el tema de las Escuelas, y nos presentaron ambos ilustres jesuitas, la Escuela de Vión, como una isla cultural de primer orden, ignorando que en Villaviciosa en ese momento se estaba trabajando francmasones y no masones para levantar e Ateneo Obrero de Villaviciosa.

Como quiera que hasta el Señor Munícipe socialista estaba encantado con aquella historieta que nos cantaban dichos jesuitas, traigo a colación varios personajes masones de Cabranes, al menos para que no se entierre la menoría histórica masónica del Concejo.

Cabranes dio uno de los masones más importantes dentro del GOE, se trata de José María Rodríguez, que es una de las figuras más destacadas de la masonería asturiana con proyección nacional e internacional, y que junto a Augusto Barcia, compartió durante un tiempo el gobierno del Grande Oriente Español. Será en el Congreso Masónico de 1926, donde se les depondrá ambos de sus altos cargos.

Este activo “americano”, con residencia a caballo entre Madrid y Gijón, nace en Bospolin (Cabranes) en Marzo de 1872, lugar donde pasa su primera infancia; con diez años emigra a la Argentina, de ahí que utilice el nombre simbólico de Argentino, lo que viene a denotar su querencia por la tierra que le proporcionó los medios de subsistencia.

Regresa en 1905, fijando su residencia en Gijón y vinculándose políticamente primero con el republicanismo federal, el cual abandona para militar en el Partido Reformista de Melquiades Álvarez, éstas circunstancias han llevado a algún historiador a confundir a José Mª Rodríguez con otro José Mª Rodríguez, alias Pepin Rodríguez[1].

El hermano Argentino aspira al acta de Diputado, pero la aquiescencia de Melquíades Álvarez le inclina optar a presentarse por el Partido Republicano y Reformista a las elecciones municipales de Gijón, en las que sale elegido y es nombrado Teniente Alcalde en 1909; en el banco consistorial están sentados a su vez varios masones, o que lo serían en breve, como Casimiro Acero, Antonio Morillón, Gervasio de la Riera, y junto a ellos los trabajadores del Ayuntamiento Alberto de Lera y Morilla Solís.

José María Rodríguez como concejal se fija un objetivo primordial basado en que el Puerto del Musel se convierta en punto de atraque y escala para los vapores trasatlánticos, a cuyo proyecto se vincularán prohombres como Antonio Morillón (consignatario) o Justo del Castillo, (que tenía grandes fincas en la zona donde se pensaba construir dicho puerto) todos ellos comparten con José María la condición de ser o haber sido francmasones.

A mediados del mes de diciembre de 1910, José Mª Rodríguez, presenta ante el Pleno de la Corporación la renuncia al acta de Concejal por tener que ausentarse temporalmente y no poder ejercer con asiduidad el citado cargo, dicha dimisión no se la aceptan, y se opta por concederle una licencia temporal, aunque éste alega que estará en Barcelona y en Madrid durante un largo tiempo. Tras la conocida y comunicada ausencia, finalmente la Corporación decide sustituirle por otro miembro del reformismo y miembro de la hermandad: Casimiro Acero Menéndez, iniciado en Madrid en 1882 en la logia La Razón, pasando con el nuevo siglo a ser uno de los fundadores de la masonería en Asturias cuya labor se puede reconocer a través del esfuerzo para levantar las columnas del triángulo AMESE.

José María Rodríguez, es también uno de los masones más antiguos de las logias asturianas; su andadura comienza el 15 de Diciembre de 1911, a través del ritual de iniciación teniendo como es preceptivo que pasar por las pruebas de fuego, aire y agua y teniendo que observar detenidamente en un espejo reflejado quien es su peor enemigo, tras lo cual es aceptado como miembro de pleno derecho en el taller en calidad de Aprendiz (1º) en el triángulo AMESE [2].

En marzo de 1912 obtiene el grado de Compañero (2º). Que se le otorga por delegación en la logia “Ibérica de los valles de Madrid, donde estaba asistiendo a diversos trabajos”. Cuando está en el taller gijonés desarrolla las labores de dirigir la marcha de los “obreros”[3] durante las diferentes ceremonias, y de introducir y acompañar fuera del templo a los hermanos colocándolos según cargos y dignidades tal y como corresponde en logia al cargo de Maestro de Ceremonias.

En 1912 el triángulo AMESE, da paso por el número de miembros que lo constituyen, a que se pueda levantar una logia Justa y Perfecta, ya que se cumples los estatutos se levantan columnas de logia en el mismo valle y en honor del gran patricio e lustrado Gaspar Melchor de Jovellanos, constituyéndose así la primera logia del siglo XX: la logia Jovellanos con el número de matrícula 337, y donde José María Rodríguez le toca desempeñar en esos momentos el cargo de 2º Vigilante.

El estilo de sus trabajos lo muestra esta plancha grabada que presenta al auditorio masónico de la Jovellanos:

.. Habiendo circulado noticias contradictorias sobre las armas que han salido de nuestras fábricas nacionales, con destino a los monárquicos portugueses y como al parecer ha intervenido en estos manejos el representante de un República americana, vengo a someter a vuestra consideración lo siguiente:

Que esta respetable logia: se dirija al Gran Consejo de la Orden suplicándole interponga toda su alta y poderosa influencia antes los organismos de las demás potencias masónicas para lograr que su Cónsules y Vicecónsules sean francmasones, pues ocurre que en la actualidad son representantes de esas naciones en las nuestras , personas antagónicas al progreso, sino todos, por lo menos la gran mayoría .

Que nuestro Gran Orador, caso de conseguir lo que se pretende, facilite en cada localidad los nombres de una terna para cubrir dichos cargos y proponer a nuestros hermanos para su desempeño.

La razón que me mueve a someter a vuestra consideración esta proposición, es que los trabajos que en compañía de otro hermano hicimos para evitar que de nuestro país salieran pertrechos de guerra para perjudicar la causa la libertad y el progreso de en Portugal..."

La plancha prosigue con una detallada lista de armamento salido del fábrica de la Vega de Oviedo y diversas especificaciones acerca de los kilos que se facturaron, el tipo de armas y sus destinatarios, y comentando que para el trámite se prestó un Vicecónsul americano, “como que dichas armas habían sido facturadas para dicho país” La logia hace suya tal plancha y la envía al Gran Consejo para que haga las gestiones pertinentes, quedando los “obreros de la logia” a disposición del Gran Consejo para llevar a cabo cuanto se estimara oportuno.

Esta es un plancha importante, pues es de las pocas que tenemos de este francmasón antes de llegar a los grados filosóficos, y es un documento en el que deja claras sus posiciones de intervención, y además con ella se comprueba que en el seno de las logias, además de tratar los temas del Rito y el significado simbólico de las herramientas, se debatían temas de rabiosa actualidad.
1.


[1] Hay en esos momentos otro personaje que se confunde con nuestro americano, y este es Pepín Rodríguez hijo del propietario del Banco Gijón: Florencio Rodríguez; siendo su hijo a la vez Consejero de diversos Bancos asturianos, optó también por la política llegando a ser Diputado por Villaviciosa en 1914 y 1916, aún cuando tenía el domicilio en Gijón. Estas similitudes de apellidos y nombre además de la curricular ha generado una confusión entre algunos historiadores.
[2] El Triángulo AMESE, es el punto sobre el cual sé reorganiza la masonería en Asturias, tras el largo paréntesis del 98, esto triángulo cuyo nombre es la conjunción de los nombres correspondientes fundadores: Francisco Seguí Marty, Nicanor Alonso Maceda y Luis Medina Farias.
[3] Nombre con el que también se distinguen los francmasones, a los llamados masones especulativos se les denominó “obreros de la Inteligencia” diferenciándose así de los llamados operativos, quienes se denominaban “obreros libres”.
[4] El templo denominado Supremo Consejo, está decorado de terciopelo rojo con galones de oro. En el centro de los entrepaños se ven, bordados con seda blanca, esqueletos humanos, calaveras y tibias cruzadas en aspa.. El trono del Gran Comendador está al Oriente y elevado unos cinco escalones sobre el pavimento y recubierto de tapetes rojos y su sillón lleva en el respaldo esculturadas las armas de la Orden. El altar de los juramentos ocupa el centro de la sala y es de forma cuadrangular en el cual reposan durante los trabajos las Constituciones Generales de la Orden y una espada recta. AL norte, en el ángulo de la Cámara, un esqueleto humano de pie sobre un pedestal de piedra de forma cúbica sostiene con su mano izquierda el estandarte de la orden en cuyo centro se haya bordada un águila negra de dos cabezas, las s desplegadas y que con sus garras coge una espada horizontal , y con la derecha un puñal.
Sobre la puerta de la Cámara , por la parte interior se lee, además de la divisa de la Orden de L:.I:.F:., común en todas las cámaras de la orden, la particular de ésta DESUS MEUMQUE JUS, por la parte exterior ORDO AB CHAO. Once luces iluminan el Supremo Consejo, cinco al Oriente, tres al Mediodía, dos al Poniente y una al Norte.
Los documentos emanados de dichos Consejos se denominan Balaustres
1.[5] AHNS. Expediente personal. 19 / 761.
[6] GOMEZ MOLLEDA, Mª Dolores, op. cti pp.
[7] AHNS Gran Logia Regional del Noroeste A 1/328.
[8] La profesora Gómez Molleda, en su libro ya citado, desarrolla de forma muy interesante dichos conflictos entre el filosofismo y el simbolismo
[9] Generalmente recibe el nombre de Cámara toda reunión de una logia en un grado concreto, simbólico, filosófico o de carácter administrativo, recibiendo la reunión el nombre de Cámara .. según el trabajo que se desarrolle, por lo cual es los grados simbólicos tendríamos la Cámara de Aprendiz, en la que generalmente se trabaja, luego estaría la Cámara del Compañero y luego la Cámara del Maestro. La cámara es el recinto equivalente a las criptas o cavernas de los Misterios; simboliza el corazón, el centro del círculo y por ello es la reunión de una logia en el grado de Maestro.
[10] En aquel momento se estaba sufragando los gastos de la construcción de un gran edificio que constituiría la sede de la Gran Logia Regional del Noroeste y albergaría los distintos talleres radicados en los valles de Gijón, dicho edificio estaba situado en la actual calle Vázquez Mella.
2.[11] La biografía y nota necrológica se puede ver en los Boletines del Gran Consejo del Grado 33º de los meses de diciembre 1929 y 1934.
Continuará….

Víctor Guerra    Miembro del CEHME y del IDERM

23 febrero 2008

Los Pioneros del Traingulo AMESE


Otro de l,os miembros del triunvirato que conforma el Triángulo Masónico AMESE lo forma el cordobés Luis Medina Farias.[1] Que viene al mundo en la morisca tierra de Córdoba un 1 de enero de 1877.

A principios de siglo se establece en Madrid, ciudad en la que desarrolla su labor profesional como fotógrafo, pues así lo recoge un cuadro del censo masónico de la logia Progreso nº 88 de Madrid que envía al Gran Oriente Español, cuya secretaría estaba ubicada en la C/ Pretil delos Consejos nº 5.

En dicho censo, fechado el 13 de febrero de 1905, con el nº de cédula: 1348, está registrado Luis Medina Farias de estado civil, soltero; de profesión, fotógrafo y cuya iniciación como aprendiz masón se produjo tras su entrada en la Cámara de Reflexión[2] del taller el 13 de febrero de 1905, en cuya ceremonia ritual tomó como simbólico: General André.

En la misma capital de España, y entre esta fecha y 1907, que es la que se traslada a Gijón, se casa con Matilde Benedet, haciéndose cargo un año más tarde del taller de fotografía que recién había abierto otro fotógrafo Ricardo del Río en la calle Corrida.

No tardará mucho tiempo en abrir su propio establecimiento fotográfico en la calle Jovellanos ofreciendo no solo “ la casa más artística y económica sino también la más cómoda por estar en la planta baja, no hay escaleras”, cuestión que debía ser en aquellos momentos toda una innovación.

Será en esa misma época en la que se va a implicar de lleno en poner en pie el nuevo proyecto masónico que llevará su sello en el acróstico AMESE. En la primera reunión de hermanos fundadores del 15 de octubre le nombrará secretario.

Profesionalmente al hermano André, le iban bien las cosas, puesto que según recoge la prensa diaria del momento, no solo aborda nuevas mejoras en su taller, sino que además contrata a reputados profesionales para su estudio.

Sin embargo en lo masónico no parece que la cosa fuera tan boyante, puesto que nos encontramos que en el siguiente cuadro lógico del triángulo, fechado el 3 de junio de 1912, cuyos efectivos ya habían aumentado hasta doce miembros, han perdido por el camino a madrileño Medina Farias, que va a ser sustituido por Antonio Moriyón en el cargo de tesorero.

La baja del fotógrafo madrileño asentado en Gijón la recoge como era preceptivo el boletín del Grande Oriente Español en el número del 25 de julio d e1912, donde se transcribe que el hermano André “ha sido dado de baja por plancha de quite”, sin que sepamos las causas.

Quedando pues el núcleo fundador del triángulo reducido a tan solo dos miembros, que ocuparan en esas mismas fechas tal y como se desprende del citado cuadro lógico los siguientes cargos:

CUADRO LÓGICO del TRIANGULO AMESE del 30 Junio de 1912
Nombre y Apellidos Profesión Simbólico Grado Cargo
Nicanor Alonso Maceda
Industrial
Lincoln
1º Vigilante.
Francisco Seguí Marty
Empleado
Gurrea
32
Venerable.
Antonio Camino Díaz
Profesor
Hércules
Secret. Adjunto
José Mª Rodríguez Rdgez.*
Propietario
Argentino
Mtro. Ceremonias
Casimiro Acero Méndez*
Propietario
Proudhon
2º Vigilante
Antonio Moriyón Díaz
Comerciante
Gutemberg
Tesorero
Segundo Goñi Araiz*
Militar
Horacio
Experto
Ángel Pardo Prendes
Industrial
Cicerón
Eleuterio Alonso Álvarez *
Industrial
Salmerón
Secretario
José Morilla Solís *
Empleado
Ferrer
José Díaz Fernández
Forjador
Lombroso
José Tenas Pons
Electricista
Sol



[1] AHPA. Expediente Personal nº 31 Legajo 93.
[2] Cámara de Reflexión. La Masonería, en concordancia con todas las vías iniciáticas, conserva un símbolo que alude directamente a la necesaria separación entre el mundo profano y el sagrado: la Cámara, o Gabinete, de Reflexión. Se trata de un pequeño habitáculo, totalmente pintado de negro, en el que es introducido el aspirante a la iniciación masónica. Allí, en completa soledad y abandonado a sí mismo, deberá despojarse de sus múltiples egos y máscaras (las que conforman la personalidad del hombre viejo), permitiéndole así recuperar la identidad con su auténtico ser (el hombre nuevo). Esto es lo que simboliza precisamente el "despojamiento de los metales" a que se ve sometido el candidato por el Hermano Preparador antes de entrar a la Cámara, tras lo cual podrá acceder al interior de la Logia, en donde deberá superar las "pruebas de los elementos": del aire, del agua y del fuego. De hecho, la estancia en la Cámara (que está fuera de la Logia) representa la primera de esas pruebas, la de la tierra, y más concretamente el interior de ésta, es decir el mundo subterráneo, que es donde simbólicamente se ubica el Gabinete. Estamos, por tanto, ante una prueba que se refiere directamente al "descenso a los infiernos", común a todas las cosmogonías tradicionales, y que de manera tan ejemplar describió Dante en la Divina Comedia. Mediante ese descenso el ser conoce sus estados más densos e inferiores, de los que ha de purificarse para poder ascender posteriormente hacia sus estados sutiles y superiores. A ese descenso-ascenso alude, precisamente, el acróstico alquímico V.I.T.R.I.O.L, que se encuentra inscrito en una de las paredes del Gabinete: Visita el Interior de la Tierra y Rectificando Encontrarás (Invenies) la Piedra Oculta (Ocultum Lapidem). Como a este respecto indica R. Guénon "la 'rectificación' es aquí el 'enderezamiento' que señala, después del 'descenso', el comienzo del movimiento ascensional .Por todo ello, el Gabinete de Reflexión está emparentado con la simbólica de la caverna o gruta, o con la choza ritual, e incluso con la espesura del bosque, lugares en donde el neófito vive la experiencia directa de su muerte iniciática. En este sentido, en el Gabinete de Reflexión se opera el "regreso al útero o matriz" de la Madre Tierra (Mater Genitrix), pues como dice Mircea Eliade: "el candidato a la iniciación se sitúa antes de su nacimiento biológico, en la noche cósmica, a fin de participar de un segundo nacimiento". O como también afirmaba Paracelso: "Quien quiera entrar en el Reino de los Cielos, debe primeramente entrar con su cuerpo en su Madre y, allí, morir". Se trata todo ello de un simbolismo que se refiere efectivamente a la "muerte iniciática", representada en Alquimia por la nigredo o "el negro más negro que el negro", es decir por un estado de completa oscuridad o concentración, necesaria para la purificación completa de la psiqué, lo que en verdad constituye una catarsis en el sentido propio del término, y que confluirá en el "nacimiento iniciático", o "segundo nacimiento". Ese proceso es lo que en la Masonería se denomina el pasaje de "las tinieblas a la luz", semejante al proceso cosmogónico del "caos al orden". La luz de la vela que ilumina débilmente la estancia del Gabinete simboliza precisamente el germen de ese nuevo nacimiento, que está también representado por el gallo figurado en una de las paredes. Ave eminentemente solar, que anuncia el nacimiento del nuevo día en lo más profundo de la noche, el gallo es también un símbolo del dios Hermes, el guía que conduce al iniciado en su camino hacia el Conocimiento. La banderola que aparece encima del gallo con la inscripción "Vigilancia y Perseverancia" aluden directamente a un estado activo de la conciencia y a un estar "despierto" interiormente para recibir la influencia espiritual (intelectual) que al menos virtualmente le será conferida al candidato durante el rito de la iniciación en el interior de la Logia. Remitimos a cada uno de los restantes elementos simbólicos que aparecen en el Gabinete de Reflexión, a saber: el Pan y el Agua, los tres principios herméticos: Azufre, Mercurio, y Sal, el Cráneo y el Reloj de Arena.

Victor Guerra

16 febrero 2008

AMESE el primer enbrion de la masonería asturiana


A principios de la primera década del siglo XX, confluyen en Asturias varias cuestiones que van a propiciar de nuevo que las derrocadas columnas masónicas que concluyen sobre 1895, vuelvan a renacer y sobre esas cenizas se construirá toda una historiografía masónica que llegará hasta 1938.

El primer taller que se asienta en nuestros valles en el Triángulo AMESE, cuyo titulo distintivo está formado por el acróstico de los apellidos de sus fundadores, uno de ellos es
FRANCISCO SEGUI MARTY . De este francmasón, que adopta el simbólico de Gurrea hay muy poco datos sobre su lugar de nacimiento e iniciación, a pesar de que su expediente es muy extenso.[1]

En el cuadro lógico del triángulo AMESE, consta como empleado de 46 años, felizmente casado. Su estancia en la masonería data según los archivos policiales que persiguieron su expediente, del 4 abril de 1895, dato que recogen de las publicaciones masónicas, en concreto del el boletín del GOE en su pagina 143, donde se da la noticia de que Seguí en ese tiempo ejercía de 2º Vigilante. en la logia Sparta nº 16º de los Valles de Puerto Rico.

Aunque lo cierto es que su membresía es más antigua pues el 12 de enero de 1892, la Benemérita y Respetable Logia Progreso Port Bóguense nº 51 de Port- Bou le expide a Francisco Seguí Marty una plancha de quite en la cual se expresa que no solo “está a cubierto con el taller”[2] sino que tiene en su poder el grado 18º (Caballero Rosacruz) un poco después le tenemos en la logia Progreso nº 88 de Madrid, que recibe el nombramiento del hermano Gurrea como Garante de Amistad que le es ofrecido por la logia Paz Augusta de los Valles de Badajoz en octubre de 1892, dato que pasó desapercibido para dichos servicios, y lo que viene a demostrar una más antigua membresía masónica.

Por el membrete de sus cartas nos enteramos que pertenece al cuerpo pericial de Adunas, de ahí su gran movilidad; y motivo que nos hace recelar si su estancia en Gijón no es tan casual, sino más bien responde a un proyecto de ir reconstruyendo las viejas estructuras masónicas, de ahí que le tengamos cooperando a levantar columnas en esta tierra, dando pie al triángulo AMESE y dado su grado de Sublime y Valiente Príncipe del Real Secreto (32º),[3] ocupa como era de esperar la cabecera de la formación gijonesa.

El secretariado del taller lo va a ocupar otro viejo masón del siglo XIX, que ya estaba presente en el último taller de la saga Amigos de la Naturaleza y de la Humanidad la cual empieza a trabajar en 1879, bajo los auspicios del Gran Oriente Nacional de España que lideraba Miguel Morayta, que le otorga al taller gijonés la carta patente.[4]

Seguí Marty, cuando el triángulo AMESE, se constituya en logia, va a ocupar dicha cabecera con el cargo de Venerable Maestro, que abandonará en febrero de 1912, por motivos profesionales que le obligan a ausentarse de la ciudad siendo nombrado para sustituirle el cabranés José María Rodríguez Rodríguez;[5] pero no desvinculará de la logia gijonesa hasta 1921 en que solicita la plancha de quite para poder insertarse en la logia Lealtad nº 6 de Barcelona en la cual además va ser el Venerable Maestro en 1923.

Sus servicios y antigüedad en el GOE le van aportando un extenso currículo de cargos y grados, aunque ya en enero de 1913, gracias a sus servicios en el levantamiento de la logia gijonesa eso el Gran Consejo del Grado 33 le concedía el máximo grado del rito escocista el grado 33º.

Lo cierto es que Seguí, desde Barcelona como Venerable de la logia Lealtad nº 6 está inmerso en plena lucha entre el simbolismo y el filosofismo, como así lo atestigua la amplia correspondencia que mantiene con el Supremo Gran Consejo del Grado 33, en donde tiene que intervenir para requisar cartas patentes o bien restablecer el orden.

Dejará atrás Barcelona y se trasladara como Jefe Principal de Aduanas a Motril (Málaga) donde pone un pequeño núcleo alrededor del Triángulo Generalife , aunque su salud va de mal en peor como lo deja traslucir en una carta a Martínez Barrio, en la cual le pide haga unas gestiones para enterarse de la dirección del un doctor francés, un tal Varma “ pues ya sabe Vd. Lo enfermo que estoy y que soy incurable según todos los médicos alópatas que me han visto [...] y excuso decirle lo que yo haría si vislumbrara la posibilidad de ir a Francia con muletas y volver sin ellas y sin los demás aligafes que tengo”

En abril de 1931, Seguí Marty pasaba al Oriente Eterno.




[1] AHPA. Expediente personal nº 4 legajo 147.
[2]Estar a cubierto o a plomo” se dice de aquel francmasón que tiene todas sus cuotas o capitaciones al día .
[3] Este grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado está comprendido entre los llamados administrativos y corresponde a los tres últimos del Rito. El origen estructural del este Rito cuyo nombre más exacto sería el de escocista, se da en Francia donde a principios de siglo XVIII se empiezan a desarrollars los llamados “Grados superiores que fueron llevados posteriormente a América en 1761 por el masón Stephen Morin, que estableció un sistema de 25 grados conocidos como el “Rito de Perfección” . A partir de 1763 otros grados fueron incluidos hasta la actual estructura que conocemos en la actualidad de 33º grados.
[4] Carta Patente Titulo de constitución dado por una obediencia que garantiza la regularidad de una logia. Y se llama así a la carta masónica que tiene por objeto autorizar la fundación y ejercicio de laguna logia, capítulo u otro cuerpo masónico. Esta Carta solo puede ser entregada a los HH:: fundadores por una Obediencia Masónica. EN el momento que la logia bate columnas, osea que deja de estar activa debe entregar su Carta Patente al organismo que se la concedió. De no realizar tal cuestión la logia pasaría a denominarse “salvaje” y por tanto no debe ser reconocida ni visitada por ningún hermano francmasón.
[5] Sobre este francmasón que ocupo altas dignidades en el Gran Oriente Español, se encuentra una reseña en el libro de Guerra, Victor: La Masonería en Asturias. Edt. KRK . Oviedo 2000.

Víctor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...