Mostrando entradas con la etiqueta Cabranes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cabranes. Mostrar todas las entradas

10 marzo 2013

MASONERÏA EN CABRANES (II)


Fotografía de Ana.P. Paredes

Siguiendo con la estela de investigaciones dentro del Diccionario Biográfico y bibliográficos sobre Masonería en Asturias, aporto una nueva entrega del Capítulo dedicado a la MASONERÏA DE CABRANES.

Los distintos Hermanos masones de Cabranes pese a reunir un numero importante de masones en un concejo tan pequeño como Cabranes jamás pudieron levantar un taller  en su querido Concejo, la falta de compresión de los Hermanos de Villaviciosa, y Nava. algunos de ello  más centrados en sus proyectos, la incomprensión de las burocracias obedienciales y la espalda que los Indianos cabraneses les dieron a la líder masónico de la zona echaron por tierra todo un esfuerzo de querer levantar columnas masónicas en  dicho Concejo.

Para evaluar más si cabe la importancia de dicho proyecto de levantar logia  presento lo efectivos que se dieron en dicho concejo asturiano hoy situado dentro de la Comarca de la Sidra.

Francisco Corrales Sánchez es hijo de emigrados cabraneses que le traen al mundo un 29 de marzo de 1903, en el estado de Jalapa (Méjico), trasladándose más tarde a la tierra paterna, donde ejerce la profesión de comerciante. Como hijo de masón se inicia en la logia Jovellanos 337 el 8 Septiembre de 1922 donde adopta el simbólico de “Panuco” en memoria del Río oriental de México, unión del Moctezuma y el Tamuín y que desemboca en el Golfo de México.

Pasará a engrosar las columnas de la Jovellanos 1 , en la cual pedirá su “plancha de quiteen Mayo de 1926 aún con el grado de aprendiz. Este francmasón muere el 18 de Agosto de 1931 junto con su padre Andrés Corrales Corrales, y están enterrados los dos juntos en un nicho en el cementerio de Cabranes Según informaciones de los familiares, murieron en un accidente

Gonzalo Corrales Huerta nacido el 22 de Abril de 1896 en Cabranes, también dedicado al comercio y soltero igual que Francisco, ingresa en la logia Jovellanos 337 el 20 Octubre de 1922, en cuyo balance anual de componentes del de la logia aparece con el simbólico de Piles, pasando más adelante a formar parte de la logia Jovellanos 1 hasta 1926, donde aún sigue con el grado de aprendiz. Sin embargo, en la Causa General 155 de 1937, en el Folio 278 del Rollo 16, aparece con el grado de Maestro (3º).

La tónica en este grupo de cabraneses es que al no poder constituir un taller propio y mantener una labor masónica teniendo que desplazarse constantemente desde Cabranes hasta Gijón, a partir de 1926 y 1928 empiezan a solicitar o bien la plancha de quite o a dejar de asistir a las tenidas, por lo cual se les acaba dando de baja por falta de pago y asistencia.

Gonzalo murió en Mayo de 1962 en su tierra natal, en cuyo cementerio está hoy enterrado.

Enrique Calle Revorio: nace en Santa Eulalia de Cabranes el 29 de Junio de 1880, y se postula para ingresar en masonería el 22 de Septiembre de 1922 en la logia Jovellanos 337, iniciándose un mes más tarde de la petición de entrada. Adopta el nombre simbólico de “César”. Enrique está casado y su profesión es la de obrero, sin que se especifique su especialidad profesional.

En 1928, según comunicación de la G.L. Regional del Noroeste al Gran Consejo Federal Simbólico del 28 de Septiembre de 1928, se dice: “.. Que por omisión en las listas enviadas de hh:.; dados de baja por sanción, quedo sin anotar el citado h:., por falta de asistencia y pago”, y firman como Gran Maestre Alberto de Lera y como Gran Secretario Antonio López del Villar.

Juan Rodríguez Naredo nace el 24 de Junio de 1896en Torazo, (Cabranes) del matrimonio habido entre Alberto y María.

Juan según su expediente es un empleado del Banco Gijón con domicilio en Gijón, concretamente en la calle Avenida Hermanos Felgueroso; llama poderosamente la atención el hecho de que casi todos los masones habiten en las cercanías de la sede del taller. Si cogiéramos todos los listados de los masones de dicha época, podremos observar que aparte de los que vivían en el entorno rural, el resto residía en las inmediaciones de la logia.

Naredo, ya había tenido contactos con la masonería allende las fronteras, aunque dichos contactos no debieron pasar de la asistencia a “Tenidas Blancas” .[i] Se da una curiosa anécdota entre él y Cesáreo Lavandero, reflejadas en las actas de retractación se acusan mutuamente de haber llevado uno al otro a las tenidas masónicas. Esto declaraba Cesáreo Lavandero: “En Cuba fue Juan Rodríguez Naredo quien me llevó a algunas tenidas blancas”, y Juan declaraba a su vez “que había sido Cesáreo quien le había llevado a tales tenidas”.

Fuera como fuere, Juan Rodríguez Naredo, se inicia en la logia Jovellanos 1 el 25 en Marzo de 1925 adoptando el simbólico relativo al pueblo de sus padres, “Torazo. El 11 de Agosto del mismo año se aumenta el salario[ii] al grado de Compañero (2º); para ser exaltado por la Cámara del Medio a Maestro (3º) el 2 de Abril de 1926; ejerciendo ese año el cargo de Experto[iii] en el cuadro de dignidades de la logia Jovellanos1.

Algunas documentaciones relacionan a éste miembro de la Orden, con el único taller que se levanta en Oviedo la logia Argüelles nº 3 que fundara el odontólogo Jaime Benjamin Viliesid, y el comerciante Crisanto Alonso Peréz, y en cuyos cuadros lógicos estaban Juan Pablo García y el también odontólogo Teodoro López Cuesta, ambos miembros del Partido Socialista. 

Este taller estaba también bajo los auspicios de la Gran Logia Regional del Noroeste, pero no se ha podido constatar que hubiera habido alguna reafiliación, tal la explicación es que los Servicios de Documentación franquista hicieran tal atribución en tanto que el nombre de Juan R. Naredo hubiera estado ligado a alguna ceremonia o acto en que se hubiera relacionado con dicha logia ovetense que hubo de haberla al ostentar cargos dentro de la Gran Logia Regional del Noroeste, de hecho desempeñó el cargo de Gran Consejero en 1930. E ese mismo año se le otorga el grado de Maestro Perfecto (5º).

En su acta de retractación minimiza su participación en la masonería ante la presión de los tribunales franquistas y da como fecha de ingreso 1927. Junto a dicho acta están también diversos papeles que nos cuentan su periplo: durante el Frente Popular es detenido por haber pertenecido al Partido Liberal Demócrata e ingresa en un Batallón de Trabajadores, del cual es puesto en libertad por las gestiones que desarrolla su mujer. Con la llegada del nuevo régimen es nuevamente detenido y es recluido en la Cárcel del Coto, donde intenta suicidarse dándose un corte en la parte anterior del cuello y otro en la región mamilar izquierda y produciéndose ciertas contusiones en la cabeza, ante tal situación interviene una vez más su mujer buscando entre directivos y personas influyentes del Banco Gijón, entre los que se encontraba José María Rodríguez, a la sazón Consejero también del Banco Herrero y antiguo Diputado Reformista, y con éste y con algunos avales más que reunió, consigue poner a Juan R. Naredo en libertad el 16 de Febrero de 1938.

Aún con todo, no se libra del procesamiento y se le termina encausando en la Causa General nº 155 de 1937 de Asturias y Galicia, puesto que no puede negar que su participación en la masonería que era larga y abundante, ya que su nombre no sólo estaba en lo cuadros lógicos incautados por los servicios de información, sino que también se le encontró como socio de la Escuela Neutra, proyecto que auspiciaba la logia Jovellanos en colaboración algunos ricos masones - como Marcelino González García - que invertían influencias y dinero en el proyecto educacional.

En su defensa y como atenuante para minimizar su condena aduce “ que dentro del Banco Gijón se dedicó durante la dominación roja a sabotear la situación, sobre todo en lo que respectaba al Impuesto de Guerra “

Como casi todos sus convecinos, Juan Rodríguez Naredo perteneció primero al Partido Reformista y luego siguió a su jefe Melquiades Alvarez cuando creó el Partido Liberal Demócrata, donde de nuevo encontramos a algunos significados masones; aunque parece que sus posiciones no del todo extremistas, puesto que aún en 1933 seguía dentro de la Orden. Aunque la basculación del Reformismo definitivamente hacia posiciones derechistas se van a producir a partir de estos momentos.

Alfonso Benigno Naredo es el siguiente de la saga de los apellidados Naredo, apellido éste que ha creado diversos problemas de identificación con relación a otras personas que portaban tal apellido. Un problema de identificación, que no sólo ha sido patrimonio de los departamentos policiales de recuperación de documentos masónicos, que se han peleado con aclarar las identidades de unos y otros, sino también de este autor, que cincuenta años más tarde tras conseguir los diferentes expedientes y confrontarlos con otros datos, ha podido malamente desentrañando, quien era quien, y donde estaba cada uno.

La complicación en esa identificación que ha traído de cabeza a los servicios policiales, es al no utilizar tanto el anterior francmasón reseñado como Alfonso Benigno su primer apellido y suprimir además éste último su segundo nombre, lo que dio lugar a un obligado e intenso cruce de correspondencia entre los distintos servicios policiales pidiendo aclaración sobre las diversas identidades de este francmasón que reúne en torno así muchas curiosidades.

Según su expediente nace el 24 de Enero de 1890 en (Cabranes), está soltero y es un obrero sin cualificar. Se inicia en la Jovellanos 337 el 15 de septiembre de 1922 adoptando el simbólico de “Productor,” en poco menos de un año ya tiene el grado de Compañero (2º); a partir de aquí Alfonso Benigno Naredo inicia un periplo latinoamericano con la documentación masónica en el bolsillo, con la cual buscó incesantemente los lazos de la unión y fraternidad masónica para ir adscribiéndose a diversas logias y hacerse con los medios necesarios para subsistir, aunque al tenor de los pocos años que allí estuvo, no pareció que su andanza americana le fuera muy bien. Primero le tenemos exaltándose a Maestro Masón (3º), diploma que la logia Dindurra de Cuba le otorga el 24 de Abril de 1925; más tarde, según los datos de su expediente, se reafilia en 1927 a la logia Acacia de Buenos Aires, expresando que su profesión es la empleado de comercio; dos meses más tarde solicita la “ plancha de quite” y pasa a la condición de “hermano en sueños o durmiente”

Según el boletín del GOE el 13 de Abril de 1928 es de nuevo afiliado aun taller, pero ya en tierras españolas y como no, en su tierra asturiana, esta vez es la logia Jovellanos 1 la que le admite en su seno con el grado de Maestro (3º), siendo más tarde irradiado debido a la comisión de varios delitos profanos, sin que se consignen en la carta de dicha comunicación de irradiación cuáles eran esos delitos.

En 1934 hay un Alfonso Naredo al que se le acusa de atraco a mano armada por motivos políticos, y posiblemente sea nuestro francmasón, del que tendremos noticias un poco más adelante: el 22 de Septiembre, el Frente Popular (según Decreto publicado por el l Noroeste del 15 de Septiembre del citado año,) se constituye la Junta Gestora de Cabranes, y Alfonso Naredo es propuesto por el Partido Comunista, que le presenta como candidato a alcalde, saliendo elegido por 15 votos frente a Martín Vilamor, de Izquierda Republicana.

Nuestro flamante alcalde tiene una elegante firma secundada de tres significativos puntos en su rúbrica que comienza aparecer en varios documentos en los que realiza una serie de “...peticiones a favor de varios soldados, para que se les deje regresar a sus casas por un tiempo..”.

Es un alcalde de significadas ideas y proyectos como lo califican los servicios de información franquistas. En Diciembre de 1936 se dirige como Regidor del Concejo de Cabranes al Director de la Caja Central de Depósitos para pedirle un crédito de 20.000pts, cuyos fines eran los siguientes:

“..para llevar a cabo diferentes obras públicas en el municipio como de primera necesidad y de las que siempre se han carecido, de cara a poder explotar riquezas, incrementar las existentes y facilitando el desenvolvimiento económico de Concejo... y facilita un catálogo de actuaciones; agua , alumbrado, teléfono, mejora de caminos vecinales..”[iv]
El régimen franquista le tiene fichado como masón de marcadas tendencias marxistas, lo que no deja de ser verdad al tenor de la incesante actividad que despliega tanto políticamente como sindicalmente desde su puesto de alcalde.

Rafael Barrera Cano, es un francmasón que aún habiendo nacido en Constantina[v] (Sevilla) el 7 de Mayo de 1893, fija su residencia en Cabranes. Este es el clásico emigrado a Cuba, donde contrae matrimonio con una oriunda de Cabranes; se inicia en Cuba en el seno de la logia Bartolomé Massó , de donde trae en su bolsillo el grado de Maestro Masón (3º) y el simbólico de “Sevilla, que recuerda a su tierra de nacimiento, tal y como comunica la logia Jovellanos 337 al Gran Oriente Español el 20 de Junio de 1923. Sigue la misma línea de sus convecinos y permanece en la misma logia tras la transmutación de Jovellanos 337 a la Jovellanos 1, donde permanecerá durante tres años; concluye su periplo masónico al ser dado de baja por falta de asistencia y pago a finales de 1925.

Cesáreo Lavandero Rodríguez, nace un 21 de Septiembre de 1884 en Cabranes, y pronto emigra a tierras caribeñas, según su acta de retractación, ahí fue donde conoció la masonería de la mano de Juan Rodríguez Naredo, ”quien le había llevado a algunas tenidas en Cuba”

Tras el regreso a su tierra natal se incardina en la vida soicio- económica del concejo llegando a ocupar el puesto de vocal asociado de la Junta Municipal en Marzo de 1912, siendo alcalde Jesús Arango, aunque las actas no nos dan detalle de las decisiones en las cuales intervino.

Cesáreo se inicia en la Jovellanos 337 en los valles de Gijón perteneciente a la Federación del Gran Oriente Español, el 14 de Abril de 1918, adoptando el simbólico de su lugar de origen “Cabranes”, aunque su residencia estaba fijada en la calle Asturias de Gijón,, donde le había llevado su profesión de industrial.

Sus vinculaciones con Cuba, vuelven a intensificarse, pues de nuevo a la isla caribeña, de donde trae un diploma como Maestro Masón de la logia Mártires de la Libertad, situada en los Valles de la Habana (Cuba), con fecha del 29 de Septiembre de 1921. En el cuadro balance de la Jovellanos 337 del 31 de Diciembre de 1922 de nuevo vuelve a estar presente en los trabajos de la logia gijonesa con el citado título de Maestro. En 1923 se da de baja en el taller anterior y pasa a constituir las filas de la nueva logia Riego nº 2, en la fecha del 19 de Enero 1924 , estando aún el taller en “instancia”; [vi] el cuadro lógico de esa fecha ya no ésta presente el hermano “Cabranes”, según una “comunicación de incidencias de la G:. L:. Regional. del Noroeste de España (con fecha del 31 de Diciembre de 1926) se comunica su expulsión sin decir el motivo de ésta.



[i] Tenidas de un taller masónico en las que pueden participar profanos, y que pueden realizarse con ritual o sin ritual.
[ii] Se dice así a la remuneración que recibe un obrero masón tras dar el toque el signo y la palabra de grado: el aumento d e salario es el acceso a un nuevo grado de la escala masónica, se adquiere mediante las ceremonias o ritos de exaltación, para recibirlo es necesario haber alcanzado “la instrucción y la edad”. Los compañeros ese aumento de salario lo reciben en la columna J\ y los maestros en la Cámara del Medio.
[iii] Oficial de logia encargado de dirigir y preparar las operaciones de las ceremonias de iniciación, aumento de grado acompañando a los candidatos, también se encarga de reconocer a los visitantes, recoger los escrutinios de las votaciones.... Es el representante en la logia del ideal iniciático y por ello le corresponde restaurar y retirar las tres grandes luces y los símbolos de cada grado durante la tenidas. Su herramienta es la espada y su joya que llevará colgada en las tenidas y cuya representación es la siguiente: una espada y una regla cruzadas .
[iv] Archivo Municipal de Cabranes. Actas del Pleno de Cabranes nº 7
[v] Curiosamente en este pueblo hubo una feroz resistencia de los masones izquierdistas, y la represión revolucionaria se cobró unas noventa y dos víctimas de significada tendencia derechista, puesto que las milicias locales de tendencia anarco-sindicalista no hicieron distingos entre burgueses, monárquicos, falangistas republicanos o masones...texto de Juan Ortiz Villaba “La persecución contra la masonería durante la Guerra Civil y la Post-guerra” III Symposiun de Metodología Aplicada a la Historia de la Masonería Española
[vi] Término que se da a los Talleres masónicos, que aún no han recibido su carta patente definitiva

@ Texto Victor Guerra







































10 enero 2013

LA MASONERIA EN CABRANES (Asturias) Entrega 1ª

Siguiendo con la idea de ir confeccionando el Diccionario Biográfico de la masonería Asturiana al que llevamos entregados desde el 2007, publicando casi que unos 250 artículos, aportamos en esta ocasión la reseña sobre la masonería en el Concejo de Cabranes, que por la cantidad y entidad de sus personajes, bien merece contar con una extensa reseña en este denso Diccionario Biográfico Masónico Asturiano.
VG
Escuela de Viñón, fundada en 1908

Sí ha habido un concejo en la zona nororiental de Asturias que se haya destacado por la presencia entre su población de un importante contingente de miembros de la masonería, ese ha sido Concejo de  Cabranes.

Cuando se dice que un concejo tan pequeño como éste ha tenido esa prodigalidad en la conjunción de efectivos masónicos, no deja de sorprender, puesto que dicho municipio llegó a contar entre sus vecinos con once miembros naturales o residentes del concejo adscritos a distintas logias, y ello sin contar con el contingente de masones indianos que no trabajaron en las logias gijonesas al estar “durmientes”[i].

Aunque estoy en la sospecha, que hubo otros que bien por la desaparición de los archivos, o bien por la falta de datos que les vincularan con dicha tierra, quedaron sin datar. Es más otros aparecerán entre los casos curiosos, ya que su única relación con la masonería será aquella que los distintos servicios consideraron como prueba para ser considerados como masones, como fue el hecho de que junto a sus firmas aparecieran los tres significativos puntos (\)[ii], como es el caso de Froilán Obaya, a quien que se le propuso como miembro de la Junta Gestora del Frente Popular por Izquierda Republicana.

El propio alcalde Juan Fernández Quirós, en el acta del pleno del 16 de Febrero de 1933 firma también con los tres puntos (\), al igual que los Tenientes Alcaldes Evangelista Venta o Aurelio Piñera, elegidos en Mayo de 1936.

Este numeroso grupo de francmasones de naturaleza y de residencia cabranesa, con notables influencias en la estructura obediencial, tienen claras intenciones de llevar adelante el levantamiento de un taller, tal y como muestra la carta que el Venerable Maestro de la logia Jovellanos 337, Alberto de Lera, escribe el 4 de Junio de 1923 a la Comisión Liquidadora de la Obediencia, en la cual hace saber que “en breve se instalará una logia en Cabranes con asistencia de hermanos de la Jovellanos 337 y algunos otros provenientes de Cuba y Argentina”.

Tal proyecto no se llevó a cabo y en cambio sí salió adelante un triángulo en Nava; es muy posible que esto hubiera provocado algunas diferencias y recelos entre el abundante grupo de francmasones, circunstancias que causó un distanciamiento importante del resto de los efectivos con relación a Nava.

Cesáreo del Valle Junco director del “Eco de Cabranes”, y Cesáreo Lavandero Rodríguez, son los ermitaños que con el candil dan la luz masónica, a algunos de sus convecinos que se presentan para sus aplomaciones en la logia Jovellanos 337 o Jovellanos 1 (según la fecha) y cuya sede estaba en los valles de Gijón, pasando más tarde algunos de estos afiliados a constituir la nueva logia Riego nº 2 en el mismo valle.
Cuadro de francmasones de origen o residencia en Cabranes
Nombre F. Nacto N. Simbólico Profesión Logia y años Grado
Cesáreo de Valle Junco 24/02/1878 César Abogado Logia Jovellanos 337 – 1922
Jovellanos 1-1922-24-26
Francisco Corrales Sánchez 29/03/1903 Panuco Comercio Logia Jovellanos 337 – 1922-1926
Jovellanos 1-1922
Gonzalo Corrales Huerta 22/04/1896 Piles Comercio Logia Jovellanos 1- 1922-
Enrique Calle Revorio Cesar Logia Jovellanos 337 – 1922
Jovellanos 1-1922-1928
Juan Rodríguez Naredo Torazo Empleado Jovellanos 1 -1925- 1929
Alfonso Benigno Naredo Productor Obrero Jovellanos 337- 1922
Rafael Barrera Cano 29/03/1903 Sevilla Industrial Jovellanos 1- 1923 *-1925
Cesáreo Lavandero Rdrguez. Cabranes Comercio Jovellanos 337-1918;
Riego 2- 1924-1926
José María Rodríguez 29/9/1872 Argentino Propietario Amese 1912
Jovellanos 337-1/ 1912-1922-1926
Logia Condorcet de Madrid 1934

33º
* Nota : No se conoce la fecha de iniciación

A la luz del cuadro adjunto, se observa en todo el grupo una cierta perseverancia en cuanto a la presencia en el seno de los talleres, a juzgar por los años de permanencia, que se detecta en los cuadros lógicos de las distintas logias en las que trabajan, cuestión nada baladí si tenemos en cuenta que la media nacional de permanencia en los talleres es muy pequeña, y aun cobra más importancia esa larga estadía a raíz de la convulsión política de la región y de la vida orgánica de los propios talleres.

De todos los francmasones cabraneses, a excepción de José María Rodríguez, sí hay alguien que destaca por su actividad y presencia en distintos medios, ese es Cesáreo del Valle Junco.

Este personaje, editor de periódicos  nació en Carabaño el 24 de Febrero de 1878. Recibe su primera instrucción en la villa de Santa Eulalia, y más tarde le envían a un colegio de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) perteneciente a los Padres Escolapios.

De regreso a Asturias, termina Derecho y se doctora en Filosofía y Letras; obteniendo dicha graduación en leyes con apenas veintiún años, accede al puesto de Secretario de la Corporación Municipal de Cabranes a la vez que ejerce la abogacía en un despacho que había instalado en Villaviciosa .

Como prototipo de la época, muy similar a la de sus otros compañeros de ámbito político y francmasón, se embarca en una y mil tareas, entre ellas la de ser la cabeza visible primero de los conservadores y luego del Partido Reformista de Melquiades Álvarez, quien agrupa en torno a sí a un buen número de masones de la comarca; Cesáreo del Valle, y Gustavo Acebo, son sus puntas de lanza que participan activamente en la consecución del acta del Diputado Manuel Cavanilles de Villaviciosa, que logra en 1914 con un total de 4.250 votos, frente a los José Pidal, que tan solo obtendría 2.379. La victoria contra el conservadurismo pidalino lo celebran Gustavo Acebo y Cesáreo Valle Junco dando sendos mítines desde el balcón de la casa del Diputado Sr. Cavanilles en Villaviciosa. [iii]

Cesáreo del Valle fue uno de sus fundadores y directores que tuvo el periódico El Eco de Cabranes, que tuvo una vida que abarca desde el 25 de mayo de 1906 al 25 de Julio de 1914, con una tirada quincenal que puso en la calle un total de 121 números y cuya premisa era la de mantenerse al margen de las cuestiones políticas, sin renunciar a un espíritu crítico como se puede leer en los distintos artículos que en él se escribieron sobre el anarquismo o el sindicalismo, mezclado con las constantes reivindicaciones como Concejo, y aspirando a constituirse a la vez en un medio de conocimiento y puesta al día de la vida social cabranesa.
A Cesáreo lo encontramos en los listados de miembros activos de la logia Jovellanos 337, donde se inicia como “aprendiz masón” el 21 de Agosto 1921 con el nombre simbólico de “César”. Cuando esta logia se reconvierte en la Jovellanos nº1, con la reorganización de la masonería en las Grande Logias Regionales, obtiene el 29 de Diciembre de 1922 el grado de Compañero (2º), y finalmente se le exalta al Maestro Masón (3º) el 1 de Junio 1923.

Su, permanencia en la logia gijonesa, se constata al menos hasta 1928, que es donde se acaban los cuadros lógicos en los que podríamos estudiar su trayectoria masónica. En una nota del Secretario de Declaraciones del Juzgado, comenta que Valle del Junco ha estado cotizando a la logia Jovellanos 1 hasta casi 1940, cuando en realidad eso es difícil que hubiera pasado, puesto que no solo hay una reunificación de los mermados efectivos en 1937, sino que tras el derrocamiento del régimen republicano la Gran Logia Regional (GLRN) lleva todo su aparato administrativo tras de sí hacia el valle de Barcino (Barcelona) para luego emprender el exilio a Francia, y los escasos documentos de ese período no hay constancia de que Cesáreo estuviese cotizando al taller gijonés.

Por otro lado cabe la posibilidad de que tras la marcha de la GLRN , ésta hubiera dejado aquí una pequeña infraestructura de socorro y protección de los hermanos que aquí se quedaban, pero no hay constancia de ello, ni en otras retractaciones se palpa el que hubiera una seudo actividad masónica encubierta. Es más da la impresión , y solo es eso una impresión , de que tras la debacle cada uno tiró por donde pudo e intentando ignorar y olvidar todo lo relacionado con la masonería.

De hecho la reorganización de la francmasonería en Asturias, no viene de la mano de los que aquí se quedan que son muchos, sino que viene de la mano de los que se fueron al exilio, y es más no hay reincorporaciones por parte de los que aquí se quedaron, cuando renace la implantación masónica, aunque es cierto que muchos ya eran muy mayores y una buena parte se había muerto.

Retomando el hilo de la vida de Cesáreo, como veíamos anteriormente, nada más sacar su flamante título de Derecho, Cesáreo del Valle comienza a trabajar como Secretario del Ayuntamiento de Cabranes, siendo a veces sustituido por razones de enfermedad o vacaciones por otro hermano francmasón, Mariano Merediz Parreño, que ejercerá durante casi dos años de secretario de dicha Corporación.

Cesáreo, para salvaguardarse de la interinidad, se presenta en 1924 a las oposiciones para Secretario de Ayuntamiento, las cuales saca con el número 9, siendo destinado a Cangas de Onís, donde permanece hasta 1940. Como hombre que viene el reformismo, comienza a tener problemas con la Corporación canguesa, surgida del Frente Popular; de hecho Don Cesáreo, como se le llamaba era el viejo estandarte del reformismo que no entiende lo que está pasando en el seno de la sociedad, y además desde su puesto de Secretario entra en grandes controversias con los gestores del Frente Popular, y de ahí que deje su cargo y se traslade a la villa de Infiesto, donde por sentencia del Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo se le separa del servicio .

Atendiendo a su acta de retractación[iv], su proyección y a la alegación atenuante de que ha tenido un hijo en el frente nacional, se salva a sus 66 años de una grave condena, pues se le rebaja la pena a la separación e in habilitación para cargo público en función de los considerandos, La pena ya no fué tan grave, pues en ese momento Cesáreo del Valle Junco estaba jubilado, y dos años más tarde de dictarse la condena, en 1948, muere en su casa natal de Casas del Río, (Cabranes).

Víctor Guerra.




[i] Durmiente o Pasar a Sueños, cuando un iniciado francmasón por voluntad propia abandona la actividad en su logia, sin perder sus derechos masónico
[ii] Lo masones utilizan los tres puntos en triángulo como abreviatura y significación de tal condición masónica
[iii] El Eco de Cabranes de 1906 a 1914, Edición Facsimilar de Ed. Ayalga
[iv] El acta de retractación es de lo más curiosa, pues dice que fue invitado por José Mª Rodríguez a una sesión de espiritismo y masonería y que los citados personajes espiritistas perdían los estribos al realizar su trato con los espíritus..., ignoraba que la Masonería estuviera excomulgada por la iglesia... y que se fue de la masonería por falta de pago y que recibió una carta en términos extraños para él , pues hablaban de una plancha de quite.y que no sabe como fue su baja... Acta de retractación de Cesáreo Junco del 1 de Marzo de 1944 . ANHGC/ AHPA Rollo 286





























28 enero 2009

Un masón de Cabranes: José María Rodriguez (II)

 

IMG_0003

El hiramita “Argentino”, comienza su rápido ascenso en la masonería a partir de su ingreso en la Cámara del Medio, cuestión que se produce el 13 de Junio de 1913 en la que se le exalta a Maestro. (3º); al año siguiente ejerce de Venerable, con el grado capitular de Maestro Perfecto (4º); en 1915 se le otorga el grado de Maestro Elegido de los Nueve (9º), para concluir en 1916 en los altos grados administrativos, ya que por acuerdo unánime de la Asamblea se le otorga el grado de Soberano Gran Inspector General (33º),último grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado y que se denomina , Supremo Consejo [i] , y cuyo juramento de grado, está firmado de puño y letra y se encuentra incluido en su expediente personal [ii]; “

..Juro por mi honor y fé masónica, cumplir con exactitud, constancia y firmeza y en todas las ocasiones de mi vida, los importantes deberes que me impone el grado de Soberano Gran Inspector General del Grado33, y último del Rito Escocés Antiguo Aceptado, que me ha sido conferido por el Grande Oriente Español en Supremo Consejo del G\ 33º ..

Declaro, que reconociéndome Hijo de la Ciencia y de la Verdad, prometo como tal propagar nuestras doctrinas y emplear mis facultades mi influencia y mi oradito, para educar y servir eficazmente a mis semejantes los hombres de todos los orígenes y de todas las creencias y más particularmente a los verdaderos masones, mis hermanos.

Tras la articulación de la Gran Logia Regional del Noroeste, este francmasón pasa a formar parte de del ente coordinador, apoyando decididamente proyectos como la Escuela Neutra a la cual dona una serie de materiales didácticos y sufraga parte de los costos, no sólo de este proyecto sino también de la construcción de la que va ser la sede de los talleres masónicos asturianos y de la Sociedad Amigos de la Enseñanza de la que fue su presidente. En el ámbito político hay que anotar que ejerció como Presidente del Centro Instructivo Republicano de Gijón

En 1916, traslada su domicilio a Madrid, aunque sigue inscrito en la Jovellanos 1, constituyendo una de las grandes dignidades de la orden, al formar parte del Gran Consejo como vocal; en Junio de 1924 al constituirse el Consejo Federal Simbólico se le elige Gran Maestro , cuya maestría estaba vacante desde hacía dos años.

Con la llegada de la Dictadura de Primo Rivera la masonería española que ya venía arrastrando desde 1920 la idea de una reforma de su Constitución en base a una reorganización más autonomista, trae consigo pues la institucionalización de las Grandes Logias Regionales que asumen el poder legislativo del GOE en su rama simbólica, y se suscribe un pacto con el Supremo Consejo 33º para reconocer dicha independencia del simbolismo y la autonomía de las Grandes Logias Regionales. El Consejo Federal era un alto organismo ejecutivo y coordinador que cumplía con las aspiraciones y expectativas de cohesión entre las grandes logias, aunque en las zonas más autonomistas no se veía con buenos ojos tal órgano ejecutivo, que se interpretaba como otro cuerpo central de Madrid, como lo calificaba Portela Valladares que a la sazón había sido uno de los cooperantes en la reorganización federada de las logias en 1922, y por tanto, miembro de la Gran Logia Regional del Noroeste, desde su taller en Galicia.

En esa viva polémica vivió José María Rodríguez, pues en Octubre de 1924 tiene que ocupar esa Gran Maestría con parte de toda esa problemática, que tal y como nos cuenta la profesora Gómez Molleda[iii] estaba en éstas condiciones.

... los Altos Grados del filosofismo, sobre todo algunos miembros o pertenecientes al supremo Grado 33, entendían que los escarceos políticos del Grande Oriente eran inadmisibles desde el punto de vista masónico, dado que sus planteamientos rebasaban los de cualquier escuela política o social. Para la familia filosófica la violación del principio del apoliticismo se debía presumiblemente a que los hermanos de pequeño grado no conocían en profundidad la doctrina de la Orden. La política de la masonería debería consistir únicamente en transformar a los hombres de todas las esferas sociales en amantes de la libertad, de la fraternidad y del progreso, mediante los órganos previsto para ello y avalados por una experiencia secular. Por su parte los miembros del Simbolismo – los de pequeño grado Aprendiz, Compañero y Maestro- alegaban que el concepto de apoliticismo no podía significar de ningún modo desistimiento y despreocupación de los grandes problemas de gobierno que podían interesar al país Y cuya referencia tomaban los hermanos menores de las posturas que estaba tomando la Masonería Francesa e Italiana muy implicadas en los procesos políticos del momento.

Entre 1925 y 1926, simultanea su cargo con el de Gran Diputado [iv]representando a la Gran Logia Regional del Noroeste ante el Gran Consejo Federal Simbólico, éste alto organismo se había trasladado a Sevilla tras la Asamblea extraordinaria de Julio de 1926, en la cual se firma el pacto federal.

La veneratura de José María se considera como un equipo de transición o de consenso entre los poderosos maestres que presidían las Grandes Logias Regionales, que se mostraban un tanto rebeldes ante la autoridad del Gran Consejo del Grado 33º [v].

A consecuencia de los problemas por los que pasaba el Gran Consejo y tras el denominado “affaire” Torres Campañá quedan descabalgados los dos asturianos ( Augusto Barcia y José María Rodríguez) cesando en su alta Veneratura en Mayo de 1926, durante su mandato se puede decir que se consolidó el régimen autonomista de la obediencia que fue presidido por la articulación de las Grandes Logias Regionales, que habían sido aprobadas definitivamente en 1922.

Dentro de la región asturiana las tensiones están a flor de piel como así se manifiesta en una “plancha grabada “del 12 Marzo de 1928 en la cual los Venerables Maestros de las logias Jovellanos nº 1 y Riego nº 2 de los Valles de Asturias dirigen al Gran Consejo Federal Simbólico con sede en los Valles de Sevilla, en los siguientes términos,:

... para que efectúe los requerimientos necesarios con respecto al poderoso hermano José María Rodríguez, por haberse plantado en estos valles y empezar a suscribir a hermanos francmasones al Boletín del Supremo Consejo.

Puesto que los Venerables Maestros entendían la acción propagandística del hiramita “Americano” como una invasión de su jurisdicción, y cierta intromisión en los distintos talleres por un alto miembro del Consejo, por ello reúnen a los hermanos en sus respectivas Cámaras, de Aprendiz, del Medio , y la de Maestros,[vi] bajo el amparo de la GLRN y resuelven exponer al citado Gran Consejo lo siguiente:

1º / Haber visto con simpatía y agradecimiento la certera actitud adoptada por los VVne:. MM:. De las RR:. Logias Jovellanos y Riego, en el asunto de la suscripción al Boletín del Supremo Consejo del Grado 33º.

2º / Que por este Alto Cuerpo, se haga llegar al S:. Consejo del Grado 33º las contrariedades que produjo a los hh.. de estos valles el acto del Gran y Poderoso H:. José Mª Rodríguez al insistir, en la obtención de suscripciones al Boletín, pues consideran esta aptitud como una suplantación de la autoridad de los Venerables Maestros sobre las obras de las Logias, ya que ellos no intensificaron esta campaña debido al esfuerzo que los hermanos estaban haciendo con la construcción del templo y sede de la Gran Logia Regional del Noroeste[vii]..

Firman el documento Alberto de Lera como Gran Venerable Maestro de la GLRN y López del Villar como Gran Secretario de la GLRN,- ambos dos líderes asturianos abanderan una opción de un mayor compromiso social y político por parte de la orden y elevan pues estas consideraciones para que el Gran Consejo Federal Simbólico proceda como crea conveniente

Esta exposición en forma de plancha viene a demostrar la actitud beligerante de los Grandes Maestros de las Grandes Logias Regionales, que veían por parte de algunos del Gran Consejo del Grado 33º, un intento de socavar de algún modo el poder y reputación de los responsables del simbolismo, y por ende los acuerdos que se habían ido tomado al respecto de la separación entre los grados simbólicos y filosóficos.

Meses más adelante se celebraría en Asturias la VII Asamblea Nacional Simbólica del Grande Oriente Español en Gijón, entre los días 18 y 24 de Junio de 1928. José María ante toda la problemática que se genera, reacciona solicitando su plancha de quite de la Jovellanos 1, para inmediatamente incardinarse definitivamente en los valles de Madrid en el seno de la logia Condorcet nº 13, que había fundado su amigo Augusto Barcia , recreada en 1929 para mantener erguida la bandera del apoliticismo, frente a la implicación política y social cada vez más intensa de la orden masónica y que entre otros lideraban Martínez Barrio o Portela Valladares.

El conflicto entre ambos dignatarios, Alberto de Lera y José María Rodríguez, está presente dentro de la Obediencia, de hecho en una carta que Alberto de Lera le envía a Demófilo de Buen y Martínez Barrio, en Noviembre de 1928 con motivo de su no asistencia a la Asamblea de Supremo Consejo del grado 33 debido a problemas de salud , les recuerda lo siguiente:

“Desde que con Uds. Hablé de mi pleito con José María Rodríguez, no he vuelto a charlar con nadie del asunto, y como Uds. Están perfectamente enterados de todo, y si algún dato precisan estoy dispuesto a facilitarle, quedan plenamente autorizados para darle la solución que estimen más conveniente para la buena armonía y marca de los trabajos”

José María Rodríguez a la muerte del Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33 se celebran elecciones y serán los dos asturianos los que ocupen el vértice de la pirámide : augusto Barcia como Soberano Gran Comendador , José María Rodríguez como Teniente Gran Comendador

Aún con todo, a José María Rodríguez (como al otro asturiano presente entre las grandes dignidades de la obediencia masónica; Augusto Barcia) le tocó lidiar desde sus altas posiciones en momentos de crudo debate no sólo sobre el poder entre simbolistas y filosóficos dentro de la orden, sino también en intenso debate de sí la Orden masónica debía tener una mayor presencia social y por ende, implicarse cada vez más en el mundo profano, desarrollando una labor crítica con respecto a la realidad social, que culminaría en una mayor implicación de algunos miembros de la francmasonería en la acción política, cuestión que ha merecido diversos ensayos y estudios.

Como premio a su meritoria labor en pro de la Orden masónica en 1934, José Mª Rodríguez fue nombrado Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo; falleciendo uso meses más tarde, un 11 de Diciembre de 1934, en su domicilio de Madrid [viii], ciudad donde actualmente está enterrado.

Otra de las villas que arroja, no una actividad organizada como tal, sino una amplia conjunción de francmasones es Villaviciosa. Una villa de espeso sabor caciquil que pese a su rancio conservadurismo, como el que siempre han representado diversas familias en este municipio, genera como contraposición un variopinto y dinámico grupo de francmasones, tanto oriundos como residentes que serán los encargados de plasmar en la villa sus proyectos, sus anhelos y como no sus utopías.


[i] El templo denominado Supremo Consejo, está decorado de terciopelo rojo con galones de oro. En el centro de los entrepaños se ven, bordados con seda blanca, esqueletos humanos, calaveras y tibias cruzadas en aspa.. El trono del Gran Comendador está al Oriente y elevado unos cinco escalones sobre el pavimento y recubierto de tapetes rojos y su sillón lleva en el respaldo esculturadas las armas de la Orden. El altar de los juramentos ocupa el centro de la sala y es de forma cuadrangular en el cual reposan durante los trabajos las Constituciones Generales de la Orden y una espada recta. AL norte, en el ángulo de la Cámara, un esqueleto humano de pie sobre un pedestal de piedra de forma cúbica sostiene con su mano izquierda el estandarte de la orden en cuyo centro se haya bordada un águila negra de dos cabezas, las s desplegadas y que con sus garras coge una espada horizontal , y con la derecha un puñal.

Sobre la puerta de la Cámara , por la parte interior se lee, además de la divisa de la Orden de L:.I:.F:., común en todas las cámaras de la orden, la particular de ésta DESUS MEUMQUE JUS, por la parte exterior ORDO AB CHAO.

Once luces iluminan el Supremo Consejo, cinco al Oriente, tres al Mediodía, dos al Poniente y una al Norte.

Los documentos enmanados de dichos Consejos se denominan Balaustres

[ii] AHNGC expediente 19 Legajo 761.

[iii] Obra ya citada de “ La Masonería en la crisis española del siglo XX”

[iv] AHNGC Logia Regional del Noroeste 328.A.1

[v] Dolores Gómez Molleda, en su libro: La Masonería en la crisis española del siglo XX, desarrolla de forma muy interesante dichos conflictos entre el filosofismo y el simbolismo

[vi] Generalmente recibe el nombre de Cámara toda reunión de una logia en un grado concreto, simbólico, filosófico o de carácter administrativo, recibiendo la reunión el nombre de Cámara .. según el trabajo que se desarrolle, por lo cual es los grados simbólicos tendríamos la Cámara de Aprendiz, en la que generalmente se trabaja, luego estaría la Cámara del Compañero y luego la Cámara del Maestro. La cámara es el recinto equivalente a las criptas o cavernas de los Misterios; simboliza el corazón, el centro del círculo y por ello es la reunión de una logia en el grado de Maestro.

[vii] En aquel momento se estaba sufragando los gastos de la construcción de un gran edificio que constituiría la sede de la Gran Logia Regional del Noroeste y albergaría los distintos talleres radicados en los valles de Gijón, dicho edificio estaba situado en la actual calle Vázquez Mella

[viii] La biografía y nota necrológica se puede ver en los Boletines del Gran Consejo del Grado 33º de los meses de diciembre 1929 y 1934.

 

Victor Guerra

Capitulo del Libro La Masonería en Asturias.

17 enero 2009

Un masón de Cabranes: José María Rodriguez

File0005
Hace unas semana se realizaron unas Jornadas en Cabranes, sobre la Escuela de Viñón y se le daba coba al cura párroco de Viñón como uno de los propulsores de la Escuela de Viñón, Vinieron dos ilustres jesuitas Pedro Lázaro y el Secretario de la Conferencia Episcopal, para ubicarnos en la Escuela del momento y la figura del Párroco, y era curioso porque nadie situó el contexto de la `época, donde había y hubo toda una importante elite cultural que apoyó el tema de las Escuelas, y nos presentaron ambos ilustres jesuitas, la Escuela de Vión, como una isla cultural de primer orden, ignorando que en Villaviciosa en ese momento se estaba trabajando francmasones y no masones para levantar e Ateneo Obrero de Villaviciosa.

Como quiera que hasta el Señor Munícipe socialista estaba encantado con aquella historieta que nos cantaban dichos jesuitas, traigo a colación varios personajes masones de Cabranes, al menos para que no se entierre la menoría histórica masónica del Concejo.

Cabranes dio uno de los masones más importantes dentro del GOE, se trata de José María Rodríguez, que es una de las figuras más destacadas de la masonería asturiana con proyección nacional e internacional, y que junto a Augusto Barcia, compartió durante un tiempo el gobierno del Grande Oriente Español. Será en el Congreso Masónico de 1926, donde se les depondrá ambos de sus altos cargos.

Este activo “americano”, con residencia a caballo entre Madrid y Gijón, nace en Bospolin (Cabranes) en Marzo de 1872, lugar donde pasa su primera infancia; con diez años emigra a la Argentina, de ahí que utilice el nombre simbólico de Argentino, lo que viene a denotar su querencia por la tierra que le proporcionó los medios de subsistencia.

Regresa en 1905, fijando su residencia en Gijón y vinculándose políticamente primero con el republicanismo federal, el cual abandona para militar en el Partido Reformista de Melquiades Álvarez, éstas circunstancias han llevado a algún historiador a confundir a José Mª Rodríguez con otro José Mª Rodríguez, alias Pepin Rodríguez[1].

El hermano Argentino aspira al acta de Diputado, pero la aquiescencia de Melquíades Álvarez le inclina optar a presentarse por el Partido Republicano y Reformista a las elecciones municipales de Gijón, en las que sale elegido y es nombrado Teniente Alcalde en 1909; en el banco consistorial están sentados a su vez varios masones, o que lo serían en breve, como Casimiro Acero, Antonio Morillón, Gervasio de la Riera, y junto a ellos los trabajadores del Ayuntamiento Alberto de Lera y Morilla Solís.

José María Rodríguez como concejal se fija un objetivo primordial basado en que el Puerto del Musel se convierta en punto de atraque y escala para los vapores trasatlánticos, a cuyo proyecto se vincularán prohombres como Antonio Morillón (consignatario) o Justo del Castillo, (que tenía grandes fincas en la zona donde se pensaba construir dicho puerto) todos ellos comparten con José María la condición de ser o haber sido francmasones.

A mediados del mes de diciembre de 1910, José Mª Rodríguez, presenta ante el Pleno de la Corporación la renuncia al acta de Concejal por tener que ausentarse temporalmente y no poder ejercer con asiduidad el citado cargo, dicha dimisión no se la aceptan, y se opta por concederle una licencia temporal, aunque éste alega que estará en Barcelona y en Madrid durante un largo tiempo. Tras la conocida y comunicada ausencia, finalmente la Corporación decide sustituirle por otro miembro del reformismo y miembro de la hermandad: Casimiro Acero Menéndez, iniciado en Madrid en 1882 en la logia La Razón, pasando con el nuevo siglo a ser uno de los fundadores de la masonería en Asturias cuya labor se puede reconocer a través del esfuerzo para levantar las columnas del triángulo AMESE.

José María Rodríguez, es también uno de los masones más antiguos de las logias asturianas; su andadura comienza el 15 de Diciembre de 1911, a través del ritual de iniciación teniendo como es preceptivo que pasar por las pruebas de fuego, aire y agua y teniendo que observar detenidamente en un espejo reflejado quien es su peor enemigo, tras lo cual es aceptado como miembro de pleno derecho en el taller en calidad de Aprendiz (1º) en el triángulo AMESE [2].

En marzo de 1912 obtiene el grado de Compañero (2º). Que se le otorga por delegación en la logia “Ibérica de los valles de Madrid, donde estaba asistiendo a diversos trabajos”. Cuando está en el taller gijonés desarrolla las labores de dirigir la marcha de los “obreros”[3] durante las diferentes ceremonias, y de introducir y acompañar fuera del templo a los hermanos colocándolos según cargos y dignidades tal y como corresponde en logia al cargo de Maestro de Ceremonias.

En 1912 el triángulo AMESE, da paso por el número de miembros que lo constituyen, a que se pueda levantar una logia Justa y Perfecta, ya que se cumples los estatutos se levantan columnas de logia en el mismo valle y en honor del gran patricio e lustrado Gaspar Melchor de Jovellanos, constituyéndose así la primera logia del siglo XX: la logia Jovellanos con el número de matrícula 337, y donde José María Rodríguez le toca desempeñar en esos momentos el cargo de 2º Vigilante.

El estilo de sus trabajos lo muestra esta plancha grabada que presenta al auditorio masónico de la Jovellanos:

.. Habiendo circulado noticias contradictorias sobre las armas que han salido de nuestras fábricas nacionales, con destino a los monárquicos portugueses y como al parecer ha intervenido en estos manejos el representante de un República americana, vengo a someter a vuestra consideración lo siguiente:

Que esta respetable logia: se dirija al Gran Consejo de la Orden suplicándole interponga toda su alta y poderosa influencia antes los organismos de las demás potencias masónicas para lograr que su Cónsules y Vicecónsules sean francmasones, pues ocurre que en la actualidad son representantes de esas naciones en las nuestras , personas antagónicas al progreso, sino todos, por lo menos la gran mayoría .

Que nuestro Gran Orador, caso de conseguir lo que se pretende, facilite en cada localidad los nombres de una terna para cubrir dichos cargos y proponer a nuestros hermanos para su desempeño.

La razón que me mueve a someter a vuestra consideración esta proposición, es que los trabajos que en compañía de otro hermano hicimos para evitar que de nuestro país salieran pertrechos de guerra para perjudicar la causa la libertad y el progreso de en Portugal..."

La plancha prosigue con una detallada lista de armamento salido del fábrica de la Vega de Oviedo y diversas especificaciones acerca de los kilos que se facturaron, el tipo de armas y sus destinatarios, y comentando que para el trámite se prestó un Vicecónsul americano, “como que dichas armas habían sido facturadas para dicho país” La logia hace suya tal plancha y la envía al Gran Consejo para que haga las gestiones pertinentes, quedando los “obreros de la logia” a disposición del Gran Consejo para llevar a cabo cuanto se estimara oportuno.

Esta es un plancha importante, pues es de las pocas que tenemos de este francmasón antes de llegar a los grados filosóficos, y es un documento en el que deja claras sus posiciones de intervención, y además con ella se comprueba que en el seno de las logias, además de tratar los temas del Rito y el significado simbólico de las herramientas, se debatían temas de rabiosa actualidad.
1.


[1] Hay en esos momentos otro personaje que se confunde con nuestro americano, y este es Pepín Rodríguez hijo del propietario del Banco Gijón: Florencio Rodríguez; siendo su hijo a la vez Consejero de diversos Bancos asturianos, optó también por la política llegando a ser Diputado por Villaviciosa en 1914 y 1916, aún cuando tenía el domicilio en Gijón. Estas similitudes de apellidos y nombre además de la curricular ha generado una confusión entre algunos historiadores.
[2] El Triángulo AMESE, es el punto sobre el cual sé reorganiza la masonería en Asturias, tras el largo paréntesis del 98, esto triángulo cuyo nombre es la conjunción de los nombres correspondientes fundadores: Francisco Seguí Marty, Nicanor Alonso Maceda y Luis Medina Farias.
[3] Nombre con el que también se distinguen los francmasones, a los llamados masones especulativos se les denominó “obreros de la Inteligencia” diferenciándose así de los llamados operativos, quienes se denominaban “obreros libres”.
[4] El templo denominado Supremo Consejo, está decorado de terciopelo rojo con galones de oro. En el centro de los entrepaños se ven, bordados con seda blanca, esqueletos humanos, calaveras y tibias cruzadas en aspa.. El trono del Gran Comendador está al Oriente y elevado unos cinco escalones sobre el pavimento y recubierto de tapetes rojos y su sillón lleva en el respaldo esculturadas las armas de la Orden. El altar de los juramentos ocupa el centro de la sala y es de forma cuadrangular en el cual reposan durante los trabajos las Constituciones Generales de la Orden y una espada recta. AL norte, en el ángulo de la Cámara, un esqueleto humano de pie sobre un pedestal de piedra de forma cúbica sostiene con su mano izquierda el estandarte de la orden en cuyo centro se haya bordada un águila negra de dos cabezas, las s desplegadas y que con sus garras coge una espada horizontal , y con la derecha un puñal.
Sobre la puerta de la Cámara , por la parte interior se lee, además de la divisa de la Orden de L:.I:.F:., común en todas las cámaras de la orden, la particular de ésta DESUS MEUMQUE JUS, por la parte exterior ORDO AB CHAO. Once luces iluminan el Supremo Consejo, cinco al Oriente, tres al Mediodía, dos al Poniente y una al Norte.
Los documentos emanados de dichos Consejos se denominan Balaustres
1.[5] AHNS. Expediente personal. 19 / 761.
[6] GOMEZ MOLLEDA, Mª Dolores, op. cti pp.
[7] AHNS Gran Logia Regional del Noroeste A 1/328.
[8] La profesora Gómez Molleda, en su libro ya citado, desarrolla de forma muy interesante dichos conflictos entre el filosofismo y el simbolismo
[9] Generalmente recibe el nombre de Cámara toda reunión de una logia en un grado concreto, simbólico, filosófico o de carácter administrativo, recibiendo la reunión el nombre de Cámara .. según el trabajo que se desarrolle, por lo cual es los grados simbólicos tendríamos la Cámara de Aprendiz, en la que generalmente se trabaja, luego estaría la Cámara del Compañero y luego la Cámara del Maestro. La cámara es el recinto equivalente a las criptas o cavernas de los Misterios; simboliza el corazón, el centro del círculo y por ello es la reunión de una logia en el grado de Maestro.
[10] En aquel momento se estaba sufragando los gastos de la construcción de un gran edificio que constituiría la sede de la Gran Logia Regional del Noroeste y albergaría los distintos talleres radicados en los valles de Gijón, dicho edificio estaba situado en la actual calle Vázquez Mella.
2.[11] La biografía y nota necrológica se puede ver en los Boletines del Gran Consejo del Grado 33º de los meses de diciembre 1929 y 1934.
Continuará….

Víctor Guerra    Miembro del CEHME y del IDERM
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...