Mostrando entradas con la etiqueta Cesáreo del Valle Junco. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cesáreo del Valle Junco. Mostrar todas las entradas

10 enero 2013

LA MASONERIA EN CABRANES (Asturias) Entrega 1ª

Siguiendo con la idea de ir confeccionando el Diccionario Biográfico de la masonería Asturiana al que llevamos entregados desde el 2007, publicando casi que unos 250 artículos, aportamos en esta ocasión la reseña sobre la masonería en el Concejo de Cabranes, que por la cantidad y entidad de sus personajes, bien merece contar con una extensa reseña en este denso Diccionario Biográfico Masónico Asturiano.
VG
Escuela de Viñón, fundada en 1908

Sí ha habido un concejo en la zona nororiental de Asturias que se haya destacado por la presencia entre su población de un importante contingente de miembros de la masonería, ese ha sido Concejo de  Cabranes.

Cuando se dice que un concejo tan pequeño como éste ha tenido esa prodigalidad en la conjunción de efectivos masónicos, no deja de sorprender, puesto que dicho municipio llegó a contar entre sus vecinos con once miembros naturales o residentes del concejo adscritos a distintas logias, y ello sin contar con el contingente de masones indianos que no trabajaron en las logias gijonesas al estar “durmientes”[i].

Aunque estoy en la sospecha, que hubo otros que bien por la desaparición de los archivos, o bien por la falta de datos que les vincularan con dicha tierra, quedaron sin datar. Es más otros aparecerán entre los casos curiosos, ya que su única relación con la masonería será aquella que los distintos servicios consideraron como prueba para ser considerados como masones, como fue el hecho de que junto a sus firmas aparecieran los tres significativos puntos (\)[ii], como es el caso de Froilán Obaya, a quien que se le propuso como miembro de la Junta Gestora del Frente Popular por Izquierda Republicana.

El propio alcalde Juan Fernández Quirós, en el acta del pleno del 16 de Febrero de 1933 firma también con los tres puntos (\), al igual que los Tenientes Alcaldes Evangelista Venta o Aurelio Piñera, elegidos en Mayo de 1936.

Este numeroso grupo de francmasones de naturaleza y de residencia cabranesa, con notables influencias en la estructura obediencial, tienen claras intenciones de llevar adelante el levantamiento de un taller, tal y como muestra la carta que el Venerable Maestro de la logia Jovellanos 337, Alberto de Lera, escribe el 4 de Junio de 1923 a la Comisión Liquidadora de la Obediencia, en la cual hace saber que “en breve se instalará una logia en Cabranes con asistencia de hermanos de la Jovellanos 337 y algunos otros provenientes de Cuba y Argentina”.

Tal proyecto no se llevó a cabo y en cambio sí salió adelante un triángulo en Nava; es muy posible que esto hubiera provocado algunas diferencias y recelos entre el abundante grupo de francmasones, circunstancias que causó un distanciamiento importante del resto de los efectivos con relación a Nava.

Cesáreo del Valle Junco director del “Eco de Cabranes”, y Cesáreo Lavandero Rodríguez, son los ermitaños que con el candil dan la luz masónica, a algunos de sus convecinos que se presentan para sus aplomaciones en la logia Jovellanos 337 o Jovellanos 1 (según la fecha) y cuya sede estaba en los valles de Gijón, pasando más tarde algunos de estos afiliados a constituir la nueva logia Riego nº 2 en el mismo valle.
Cuadro de francmasones de origen o residencia en Cabranes
Nombre F. Nacto N. Simbólico Profesión Logia y años Grado
Cesáreo de Valle Junco 24/02/1878 César Abogado Logia Jovellanos 337 – 1922
Jovellanos 1-1922-24-26
Francisco Corrales Sánchez 29/03/1903 Panuco Comercio Logia Jovellanos 337 – 1922-1926
Jovellanos 1-1922
Gonzalo Corrales Huerta 22/04/1896 Piles Comercio Logia Jovellanos 1- 1922-
Enrique Calle Revorio Cesar Logia Jovellanos 337 – 1922
Jovellanos 1-1922-1928
Juan Rodríguez Naredo Torazo Empleado Jovellanos 1 -1925- 1929
Alfonso Benigno Naredo Productor Obrero Jovellanos 337- 1922
Rafael Barrera Cano 29/03/1903 Sevilla Industrial Jovellanos 1- 1923 *-1925
Cesáreo Lavandero Rdrguez. Cabranes Comercio Jovellanos 337-1918;
Riego 2- 1924-1926
José María Rodríguez 29/9/1872 Argentino Propietario Amese 1912
Jovellanos 337-1/ 1912-1922-1926
Logia Condorcet de Madrid 1934

33º
* Nota : No se conoce la fecha de iniciación

A la luz del cuadro adjunto, se observa en todo el grupo una cierta perseverancia en cuanto a la presencia en el seno de los talleres, a juzgar por los años de permanencia, que se detecta en los cuadros lógicos de las distintas logias en las que trabajan, cuestión nada baladí si tenemos en cuenta que la media nacional de permanencia en los talleres es muy pequeña, y aun cobra más importancia esa larga estadía a raíz de la convulsión política de la región y de la vida orgánica de los propios talleres.

De todos los francmasones cabraneses, a excepción de José María Rodríguez, sí hay alguien que destaca por su actividad y presencia en distintos medios, ese es Cesáreo del Valle Junco.

Este personaje, editor de periódicos  nació en Carabaño el 24 de Febrero de 1878. Recibe su primera instrucción en la villa de Santa Eulalia, y más tarde le envían a un colegio de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) perteneciente a los Padres Escolapios.

De regreso a Asturias, termina Derecho y se doctora en Filosofía y Letras; obteniendo dicha graduación en leyes con apenas veintiún años, accede al puesto de Secretario de la Corporación Municipal de Cabranes a la vez que ejerce la abogacía en un despacho que había instalado en Villaviciosa .

Como prototipo de la época, muy similar a la de sus otros compañeros de ámbito político y francmasón, se embarca en una y mil tareas, entre ellas la de ser la cabeza visible primero de los conservadores y luego del Partido Reformista de Melquiades Álvarez, quien agrupa en torno a sí a un buen número de masones de la comarca; Cesáreo del Valle, y Gustavo Acebo, son sus puntas de lanza que participan activamente en la consecución del acta del Diputado Manuel Cavanilles de Villaviciosa, que logra en 1914 con un total de 4.250 votos, frente a los José Pidal, que tan solo obtendría 2.379. La victoria contra el conservadurismo pidalino lo celebran Gustavo Acebo y Cesáreo Valle Junco dando sendos mítines desde el balcón de la casa del Diputado Sr. Cavanilles en Villaviciosa. [iii]

Cesáreo del Valle fue uno de sus fundadores y directores que tuvo el periódico El Eco de Cabranes, que tuvo una vida que abarca desde el 25 de mayo de 1906 al 25 de Julio de 1914, con una tirada quincenal que puso en la calle un total de 121 números y cuya premisa era la de mantenerse al margen de las cuestiones políticas, sin renunciar a un espíritu crítico como se puede leer en los distintos artículos que en él se escribieron sobre el anarquismo o el sindicalismo, mezclado con las constantes reivindicaciones como Concejo, y aspirando a constituirse a la vez en un medio de conocimiento y puesta al día de la vida social cabranesa.
A Cesáreo lo encontramos en los listados de miembros activos de la logia Jovellanos 337, donde se inicia como “aprendiz masón” el 21 de Agosto 1921 con el nombre simbólico de “César”. Cuando esta logia se reconvierte en la Jovellanos nº1, con la reorganización de la masonería en las Grande Logias Regionales, obtiene el 29 de Diciembre de 1922 el grado de Compañero (2º), y finalmente se le exalta al Maestro Masón (3º) el 1 de Junio 1923.

Su, permanencia en la logia gijonesa, se constata al menos hasta 1928, que es donde se acaban los cuadros lógicos en los que podríamos estudiar su trayectoria masónica. En una nota del Secretario de Declaraciones del Juzgado, comenta que Valle del Junco ha estado cotizando a la logia Jovellanos 1 hasta casi 1940, cuando en realidad eso es difícil que hubiera pasado, puesto que no solo hay una reunificación de los mermados efectivos en 1937, sino que tras el derrocamiento del régimen republicano la Gran Logia Regional (GLRN) lleva todo su aparato administrativo tras de sí hacia el valle de Barcino (Barcelona) para luego emprender el exilio a Francia, y los escasos documentos de ese período no hay constancia de que Cesáreo estuviese cotizando al taller gijonés.

Por otro lado cabe la posibilidad de que tras la marcha de la GLRN , ésta hubiera dejado aquí una pequeña infraestructura de socorro y protección de los hermanos que aquí se quedaban, pero no hay constancia de ello, ni en otras retractaciones se palpa el que hubiera una seudo actividad masónica encubierta. Es más da la impresión , y solo es eso una impresión , de que tras la debacle cada uno tiró por donde pudo e intentando ignorar y olvidar todo lo relacionado con la masonería.

De hecho la reorganización de la francmasonería en Asturias, no viene de la mano de los que aquí se quedan que son muchos, sino que viene de la mano de los que se fueron al exilio, y es más no hay reincorporaciones por parte de los que aquí se quedaron, cuando renace la implantación masónica, aunque es cierto que muchos ya eran muy mayores y una buena parte se había muerto.

Retomando el hilo de la vida de Cesáreo, como veíamos anteriormente, nada más sacar su flamante título de Derecho, Cesáreo del Valle comienza a trabajar como Secretario del Ayuntamiento de Cabranes, siendo a veces sustituido por razones de enfermedad o vacaciones por otro hermano francmasón, Mariano Merediz Parreño, que ejercerá durante casi dos años de secretario de dicha Corporación.

Cesáreo, para salvaguardarse de la interinidad, se presenta en 1924 a las oposiciones para Secretario de Ayuntamiento, las cuales saca con el número 9, siendo destinado a Cangas de Onís, donde permanece hasta 1940. Como hombre que viene el reformismo, comienza a tener problemas con la Corporación canguesa, surgida del Frente Popular; de hecho Don Cesáreo, como se le llamaba era el viejo estandarte del reformismo que no entiende lo que está pasando en el seno de la sociedad, y además desde su puesto de Secretario entra en grandes controversias con los gestores del Frente Popular, y de ahí que deje su cargo y se traslade a la villa de Infiesto, donde por sentencia del Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo se le separa del servicio .

Atendiendo a su acta de retractación[iv], su proyección y a la alegación atenuante de que ha tenido un hijo en el frente nacional, se salva a sus 66 años de una grave condena, pues se le rebaja la pena a la separación e in habilitación para cargo público en función de los considerandos, La pena ya no fué tan grave, pues en ese momento Cesáreo del Valle Junco estaba jubilado, y dos años más tarde de dictarse la condena, en 1948, muere en su casa natal de Casas del Río, (Cabranes).

Víctor Guerra.




[i] Durmiente o Pasar a Sueños, cuando un iniciado francmasón por voluntad propia abandona la actividad en su logia, sin perder sus derechos masónico
[ii] Lo masones utilizan los tres puntos en triángulo como abreviatura y significación de tal condición masónica
[iii] El Eco de Cabranes de 1906 a 1914, Edición Facsimilar de Ed. Ayalga
[iv] El acta de retractación es de lo más curiosa, pues dice que fue invitado por José Mª Rodríguez a una sesión de espiritismo y masonería y que los citados personajes espiritistas perdían los estribos al realizar su trato con los espíritus..., ignoraba que la Masonería estuviera excomulgada por la iglesia... y que se fue de la masonería por falta de pago y que recibió una carta en términos extraños para él , pues hablaban de una plancha de quite.y que no sabe como fue su baja... Acta de retractación de Cesáreo Junco del 1 de Marzo de 1944 . ANHGC/ AHPA Rollo 286





























Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...