Mostrando entradas con la etiqueta Entrevista. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Entrevista. Mostrar todas las entradas

02 marzo 2016

Logia Rosario de Acuña y la exposición de su Venerable Maestra

VMta. Logia ROsario acuña

Dentro de ese interés no sé si social o periodístico,  el canal  de televisión temática ESASTURIAS TV,  le dedica una larga entrevista  de  quien ocupa el cargo de Venerable Maestra de la Respetable Logia  Rosario de Acuña del Gran Oriente de Francia., la sra  Patricia Vázquez.

No es que sea una brillante entrevista importante, aunque me imagino que para la Hermana Patricia si lo debiera haber sido, pero el entrevistador no estuvo muy original ya que repitió los clásicos  clichés sobre secretismo, masonería y Franco, y metiendo en algún charco a la Venerable, al plantearle sí se pisaba en el grado 29º de Gran Escocés  de San Andrés, si es que se ha tomado del entorno del REAA,  que tiene cuatro deberes como son «Respeto a la Razón, Servir a  la Verdad, Defender la Virtud, el Combate por el Derecho».

Quede para la historia este reportaje, de una logia que tuve el honor de cofundar hace ya bastantes años, y que hoy tiene al frente a una Venerable Maestra, tras peleas y posturas insumisas para la incorporación de las mujeres al Gran Oriente de Francia, que viró hacia esas posiciones no por los votos, sino porque un miembro del GOdF se hizo transexual y eso obligó a la organización francesa  a convertirse en una organización «pluridiversa» que no mixta.

En todo caso otro es aclararle a la Hermana Patricia, que el GOdF es todo un lobby masónico en todo regla, sin que ello sea peyorativo, no hay nada más que ver los posicionamientos de su Gran Maestro  y el Consejo de la Orden, no sucede lo mismo en España que parte de otra realidad  masónica y social.

Victor Guerra

17 junio 2015

FERRER BENIMELI, y LA MASONERÏA ASTURIANA

Ferrer


  1. "La masonería en España está dividida y bastante al margen de la política"

"La Logia 'Jovellanos' de Gijón es de las pocas que se mantienen - fieles y resucita a principios del siglo XX con  una gran pujanza"

Publicado por J.M Ceinos en  el Diario La Nueva España  José Antonio Ferrer Benimeli, Foto de  MARCOS LEÓN


La masonería gijonesa y la Primera Guerra Mundial" fue el título de la conferencia que ayer, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto, pronunció el jesuita José Antonio Ferrer Benimeli. El acto fue organizado por el Centro de Estudios Históricos de la Masonería Española (CEHME).

-¿Cuál es la relación entre la masonería gijonesa y la Primera Guerra Mundial?
-En concreto, estamos hablando de la Logia "Jovellanos" número 337 del Gran Oriente Español, que se preocupó y mucho por el asunto de la guerra. Hay una parte teórica de informes e iniciativas y otra parte práctica de cómo sus miembros atienden, dentro de Gijón, a las víctimas de los submarinos alemanes y a los huérfanos de guerra en Europa. La "Jovellanos" es una de las logias que más se interesa y más importancia da a este asunto en España. Hay que tener en cuenta que el venerable era Alberto de Lera, una gran figura, a quien, además, eligen para que presida en 1915 la asamblea nacional del Gran Oriente Español, en la que el gran asunto central, lógicamente, fue el de la guerra. Por una parte y por otra hay una serie de informes que nos ponen en contacto con la inquietud de estas personas por este problema.

-¿Los masones gijoneses eran, entonces, aliadófilos?
-Claro, totales. Los germanófilos eran, por utilizar un lenguaje coloquial, la ultraderecha y, además, es interesante, ya que toman partido por Unamuno, que siendo rector de la Universidad de Salamanca escribe una serie de artículos en contra del que llama el "Archiduque de Austria", que era el rey (Alfonso XIII) y la "Archiduquesa", que era la reina madre. Unamuno fue condenado a diecisiete años de cárcel por delitos de imprenta y los que apoyan mucho la campaña a favor de Unamuno, que dirige el gran maestre del Oriente Español, el doctor Simarro, son los masones de Gijón. Están al corriente de toda la problemática durante los años que duró la guerra (de 1914 a 1918) y ya un año y medio antes de que estallase la guerra (en agosto de 1914) escribieron documentos alarmantes, apocalípticos sobre lo que se avecinaba. Los masones gijoneses ya la previenen con un año y medio de antelación.

-¿Existe alguna relación entre la campaña de prensa del diario de Gijón "El Noroeste" contra la Compañía de Jesús, a quien acusa de espiar para Alemania, y la masonería?
-"El Noroeste" sólo lo estudié por el hundimiento de un barco italiano por un submarino alemán, cuyos supervivientes fueron llevados a Gijón por una goleta inglesa y los masones los recibieron en el puerto y los atendieron mientras estuvieron en Gijón, pero no estudié sobre lo que me pregunta.

-¿Qué importancia tiene Gijón, a finales del siglo XIX y principios del XX, en la masonería española?
-A finales del XIX hay un grave problema con la masonería española, con toda ella: acusan a los masones de la pérdida de Cuba, Filipinas, Puerto Rico y las islas Marianas, es decir, los últimos trozos del imperio colonial español, y los grandes maestres son procesados y encarcelados y los archivos secuestrados. Por ello la masonería se autodisuelve para evitar problemas y hasta el año 1903 no es de nuevo cuando empiezan a tomar vida activa otra vez. Pero la masonería de comienzos del siglo XX es radicalmente diferente a la del XIX, es una masonería muy empobrecida, si tenemos en cuenta que a finales del XIX había 1.750 logias en España y a comienzos del XX no llegan a un centenar. En cuanto a Gijón, la Logia "Jovellanos" es de las pocas que se mantienen fieles y resucita a principios del siglo XX con una gran pujanza. Es de las importantes del momento. Un caso concreto que lo prueba es que se hizo una campaña para conmemorar la muerte del general Prim, y las ciudades que más lo celebraron, y así quedó recogido en el boletín del Gran Oriente Español, fueron Madrid, Barcelona, Sevilla y Gijón, lo que me parece que es bastante sintomático.

-¿Existía una relación directa entre la masonería y el republicanismo?
-Por supuesto, solamente hay que analizar la Segunda República, lo mismo que todo el movimiento republicano anterior tiene una gran resonancia dentro de la masonería.

-Y ahora, ¿qué importancia tiene la masonería en España?
-Depende de como cada uno lo quiera interpretar. La masonería en España actualmente está bastante dividida, hay bastantes grupos, diría que más de quince grupos o masonerías diferentes, y la más difundida numérica y geográficamente es la Gran Logia de España, que fue reconocida por Inglaterra a principios de los años ochenta, las otras son minoritarias. Pero si la pregunta va por si la masonería tiene importancia política, pues diría que no, la masonería está bastante al margen de la política, lo cual no quiere decir que haya miembros de diferentes partidos pertenecientes a la masonería. Pero no tiene nada que ver con la importancia que tuvo en el pasado. La masonería fue totalmente aniquilada durante el franquismo y la resurrección y puesta a punto fue muy tardía y lenta.

07 junio 2012

Conferencia de Masoneria en Mieres de Victor Guerra

Guerra: «La masonería se fijó en los mineros, pero en las logias estaban los patronos»

El escritor analizó en Santullano la presencia del movimiento masón en la región y su vinculación con los obreros

Guerra: La masonera se fij en los mineros, pero en las logias estaban los patronos
Guerra: «La masonería se fijó en los mineros, pero en las logias estaban los patronos»  
 DIARIO LA NEUVA ESPAÑA

Mieres del Camino,  J. A. GAYOL
La Feria de Mieres acogió ayer una charla titulada «Masonería en las Cuencas». La disertación corrió a cargo del escritor Víctor Guerra. Para presentar al ponente se contó con el también escritor Roberto García, quien dijo que «Víctor Guerra es uno de los mayores expertos de masonería en España y, en particular, sobre la masonería asturiana». El evento fue organizado por el colectivo de asociaciones que integran «FIMI Project», en colaboración con el Club LA NUEVA ESPAÑA en las Cuencas.

Víctor Guerra habló de la masonería «como un tema complicado, donde se mezclan mitos y distorsiones». A la hora de definir este movimiento que se asienta sobre las logias, tuvo que extenderse: «Es un movimiento del espíritu dentro del cual tienen cabida todas las tendencias y convicciones favorables al mejoramiento moral y material del género humano. La masonería no se hace órgano de ninguna tendencia política o social determinada, y su misión es la de estudiar desinteresadamente todos los problemas que conciernen a la vida de la humanidad para hacer su vida más fraternal», señaló Víctor Guerra.


La masonería se organiza en logias, que buscan la heterogeneidad, sin ideología obligatoria, trabajando cuestiones sin recibir ninguna respuesta como definitiva. Está compuesta de racionalistas, intelectuales y artesanos, pobres o ricos, de izquierdas o de derechas, con el fin principal de reunir personas que de otra forma seguirían ignorándose. De esta forma se rompen desniveles sociales, profesiones o ideológicos, apuntó el ponente.

«Dibujado el contorno teórico de las logias y la masonería, se dice que la masonería en Asturias nace posiblemente en el siglo XIX, concentrándose los núcleos en Oviedo o Gijón, si bien también hubo logias en Avilés, Belmonte, Bimenes, Luarca, Navia o Trubia», precisó Víctor Guerra. Respecto a la Cuenca del Caudal «no hubo masonería como tal, aunque los prohombres de las logias ovetenses siempre estuvieron muy empeñados en que hubiera movimiento obrero, mineros, dentro de las logias, e incluso plantearon no cobrar la cuota de entrada para facilitar el ingreso de obreros». Sin embargo, los obreros tenían «cierta reticencia porque muchos de los hermanos masones eran los propios patronos».

La incidencia de las logias en Mieres o Langreo es reducida porque los masones de las Cuencas desarrollan su labor en Oviedo, aunque trabajen en las Cuencas. «Así que no hubo logias en el Caudal, pero sí masones integrados en las logias de Oviedo o Gijón», puntualizó ayer Víctor Guerra.



24 marzo 2011

Entrevista de LNE con Víctor Guerra

«Nuestro único secreto es no decir que otro es masón si él no quiere»

«Para entrar en una logia sólo se pide ser una persona normal, de buenas costumbres»

07:48
Víctor Guerra.
Víctor Guerra. lne

VÍCTOR GUERRA Experto en masonería 
Luján PALACIOS


Víctor Guerra (Gijón, 1955), es el máximo experto en masonería en Asturias, y ha escrito numerosas publicaciones sobre el tema. Hoy hablará en el Club LA NUEVA ESPAÑA sobre la masonería en Gijón en los siglos XIX y XX.


-¿Qué significa ser masón? 
-Ponerse unos guantes blancos y un mandil y seguir un ritual de entrada a un local, en el que se desarrolla una sesión pautada por un rito. Aparte de esto no significa nada más que tu propia búsqueda, intentar ser mejor a través de la reflexión en grupo. Nadie te va a imponer que hagas algo, es sólo un foro de reflexión interno.


-¿Y sobre qué debaten? 
-Sobre todo, desde temas sociales hasta políticos, entendidos no desde una perspectiva partidista, sino desde un ámbito generalista, sobre la guerra, temas simbólicos... a los más jóvenes se les imponen temas de debate, los Mestros tienen mayor libertad de planteamiento. Luego se abre un debate, que sirve para tu propia formación interna.


-¿Qué hay que hacer para ser masón? 
-Lo primero, llamar a la puerta. Sólo se pide que seas una persona normal, mayor de edad, inquieta, de buenas costumbres, y que puedas asistir dos veces al mes a las reuniones. Bien es cierto que luego se sigue un proceso rígido de selección.



-¿En qué consiste? 
-Después de que un aspirante pida entrar, se celebra una reunión con él para explicarle cómo funciona la logia. Debe formular una solicitud en la que explique por qué quiere entrar, quién es, qué estudios tiene... La ficha se lee en la tenida de la logia, que es el nombre que se da a las reuniones, y allí se hace una primera votación para iniciar el proceso de admisión. Al aspirante se le comunica que se sigue con el proceso, y tres miembros diferentes mantienen tres reuniones con él sobre diversos aspectos, para redactar un informe que se debatirá en la logia. Se vuelve a votar, y y si se da el sí, se celebra una reunión «bajo venda», con el candidato con los ojos vendados. Se le hacen unas preguntas y se vuelve a votar. Si se admite, se le llama a la iniciación, con una serie de pruebas simbólicas con fuego, aire y agua. Luego vendría la promesa masónica, y el aspirante siempre se podría echarse atrás.



-Les persigue un aura de secretismo. 
-El secretismo, que para nosotros sólo es discreción, es una buena excusa para la persecución. Que haya una serie de gente de diferentes religiones y creencias políticas que se une para debatir y reflexionar se percibe como un peligro. El único secreto que mantenemos es el de no declarar que otro es masón si él no lo dice antes. Eso se respeta por encima de todo.



-¿Les importa a los miembros de las logias que se sepa que son masones? 
-La verdad es que sí, pero nunca supe muy bien por qué. Sí lo entiendo desde un punto de vista de persecución, porque siempre dicen que los masones somos los culpables de los males de medio mundo. Hay muchos prejuicios.



-¿Usted ha tenido algún problema por ser masón? 
-Nunca, ni dentro ni fuera de la logia. Muchas veces soy más fruto de chungas que de marginación.



-¿Cuántos son en Asturias? 
-En Gijón rondamos los cien, agrupados en tres logias: la Logia Jovellanos, de la Gran Logia de España; la Logia Estrella del Norte, de la Gran Logia Femenina de España, y la Logia Rosario Acuña, a la que pertenezco, de la Logia Gran Oriente de Francia. En Oviedo está la Logia Derecho Humano.


This work is licensed under a Creative Commons license.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...