Mostrando entradas con la etiqueta Escuela Neutra. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Escuela Neutra. Mostrar todas las entradas

18 febrero 2016

ELEUTERIO QUINTANILLA. LA ESCUELA NEUTRA Y LA MASONERÍA

Captura de pantalla 2016-02-17 19.55.42

Siguiendo con idea de ir exponiendo los diferentes actos habidos en torno a la figura de Eleuterio Quintanilla, del cual ya he hecho una reseña de la recepción oficial que recibieron sus familiares en el Ayuntamiento de Gijón, o de la colocación de la placa en la calle Covadonga de Gijón, lugar donde estuvo la Escuela Neutra.

No estuve presente en las conferencias tanto de Ángeles Barrio sobre el Anarcosindicalismo gijonés, de la cual les dejo un enlace al audio de esta. No puedo hacer lo mismo con la conferencia de Jesús Jerónimo Rodríguez, aunque ya le había escuchado una conferencia en el año 2009 de cuyo acto dejé en su día constancia, no sé si esa nueva conferencia de EQ. Biografia de un líder anarquista, aportaría algo más, pero siempre es bueno escuchar a Jesús Jerónimo.

Al acto al que asistí junto con el compañero Macrino Fernández, fue a una conferencia que dimos a dúo en la sede del Ateneo Obrero de Gijón el 3 de febrero.

LA ESCUELA NEUTRA

Macrino Fernández. Profesor del IES Rosario de Acuña, e investigador con un conocimiento profundo de la Escuela Neutra a cuyo proyectó dedicó un trabajo titulado La Escuela Neutra Graduada de Gijón.

El profesor Macrino, trajo a la conferencia sus notas escritas, que leyó en buen tono y concordancia con el auditorio que llenó por completo el aulario del Ateneo, con caras muy conocidas.


En general Macrino no se separó de su tesis ya expuesta sobre la Escuela Neutra, no tanto como un producto masónico, que no lo fue en sus comienzos, ya que fue producto del revulsivo ambiente de colaboración entre el naciente reformismo gijonés, las bases obreras socialistas y anrcosindicalistas, y una incipiente masonería que se va a ir incardinando en el proyecto.

Nada que objetar pues la verdad es que el nacimiento de la idea y desarrollo del proyecto así fue, aunque a partir de unos años las organizaciones obreras van declinando su colaboración a la Escuela Neutra, en la cual termina desembarcando con todo su poderío la masonería gijonesa, por mor de las circunstancias a la vez que la Escuela Neutra, la Escuela Sin Dios que llamaban los conservadores y la cetrina derecha asturiana va mudando de Escuela Neutra a la Escuela de Eleuterio Quintanilla, a pesar de que el sufragio, lo locales y el apoyo administrativo y financiero ya fue hasta su conclusión un trabajo que auspició la masonería. En esta tesis más o menos se mantuvo el profesor Macrino Fernández

Y aquí tienen el video que se grabó de dicha intervención.

ELEUTERIO QUINTANILLA COMO MASON

La segunda parte de esa conferencia, me tocó a mí desarrollarla, y lo hice a cuatro fechas que tenemos con relación al periplo masónico del anarcosindicalista y profesor de la Escuela Neutra.

Eleuterio Quintanilla, no se vincula a la masonería ni al proyecto de la Escuela Neutra desde sus inicios, sino que tardará unos años, y por tanto los inicios de la Escuela va a estar en manos de otros referentes como Aurelio Guerra, muy silenciado en cuanto al desarrollo de este proyecto.


Eleuterio Quintanilla lo tenemos iniciándose en Julio de 1917 en la logia Jovellanos nº 337, con el nombre simbólico de Floreal, luego esta logia se renumeraría como la Jovellanos nº1 dependiente de la Gran Logia Regional del Noroeste (GLRN) bajos los auspicios del Gran Oriente Español (GOE).

La segunda fecha que tenemos de Eleuterio Quintanilla en el seno de la masonería se produce por una información de 1933 en el cual se informa que se le da de baja Por falta de Pago y Asistencia. En todo ese tiempo, hasta 1928 que hay registros en los que aparece como miembro Eleuterio Quintanila, hay una casilla que no se mueve, y es la de su grado, o sea que salvo que aparezca otra información Eleuterio Quintanilla no pasó de ser, en 14 años de Aprendiz Masón (1º). Luego comentaré este tema.

Otra noticia relacionada con la actividad masónica y anarco sindicalista es cuando en el seno de la confederal de la FAI, (1937)el grupo específico ORTO, al que pertenecía E. Quintanilla, Acracio Bartolomé y Gonzalez Mallada entre otros, tratan el tema de conciliación entre Masonería y anarcosindicalismo, y donde el maestro Quintanilla contesta que él ha sido masón, y que muchos grandes hombres del anarquismo han sido masones -y se extiende en explicar lo que representa el orden internacional y la masonería-. Finalmente «se acuerda que no procede por el momento declarar la incompatibilidad de la FAI con las Masonería»

 
Y la cuarta fecha de relación masónica es cuando en 1945 le encontramos vinculado a la logia Ambrosio Ristori de Burdeos, vinculada a la Gran Logia de Francia, aunque en su documento nada dice de su grado o cualidad.

Hasta aquí todo los que tenemos relacionado con la masonería de forma directa, más a allá de su figura central en la cuestión de la Escuela Neutra, que lo fue.

PERIPLO MASONICO 

Pongámonos como nos pongamos, por mucho cariño que le profesemos al viejo anarquista gijonés, faista de pro y autodidacta insigne, cuyas coordenadas vivenciales, con el cual tengo muchas concomitancias comunes, a partir de los datos y de esa experiencia común, entiendo que todo el periplo masónico de Eleuterio Quintanilla quedó en algún momento estancado, arrinconado a modo de una propuesta existencial de primera magnitud, pero que no para vivirla en el seno orgánico de una estructura como la que representaba la GLRN, cada vez más inclinada hacia el reformismo melquiadista. 

Dentro de la experiencia vital masónica, uno sabe que cuando alguien durante años no pasa del 1º Grado, es que algo está pasando, y si está dentro de la organización y no avanza en grado, al menos hasta Maestro Masón, es que algo sucede, y eso fue lo que creo que sucedió a Eleuterio Quintanilla, que el centro de su trabajo fue la Escuela Neutra, y no la masonería como tal, más allá de sentirse masón, que a buen seguro que lo era de los pies a la cabeza dentro de esa concepción masónica -anarquista que buscar al hombre dentro de una concepción positivista y su proyección como tal que tanto atrajo a los libertarios a la masonería.

Digamos que Eleuterio llega a la masonería con un proyecto en marcha como es la Escuela Neutra en la cual va acomodándose de tal manera que llega a ser su alma mater, pero esa misma vinculación le despega de la estructura masónica por la entrega al proyecto educativo, aunque en parte esa misma vinculación que aunque no es plena, ya que apenas sí asiste a los trabajos masónicos, pues le vincula sin mucho problema con la Escuela Neutra, pues no en vano era un «hermano» que por su entrega, le estaba sacando las castañas del fuego a la Logia Jovellanos, pues el proyecto era llevado en todo momento por Eleuterio Quintanilla, al cien por cien.


El viejo anarquista supo hacerse un hueco dentro de la Escuela Neutra, hasta ser insustituible, pues trabajar por 200 pesetas al mes como director, dando clases nocturnas, y con una dedicación plena, resultaba para él bueno pues tenía el trabajo que quería, y para la masonería asturiana no tener una preocupación diría era toda una garantía. Por tanto, se respetaban los espacios de cada uno, aunque estos no fueran del todo canónicos.

Supongo que cuando ya no le era posible a Eleuterio Quintanilla asistir a las tenidas y pagar sus capitaciones, su logia y la GLRN tampoco pudieron hacerse cargo de ellas, pues en esos momentos se le expulsa como a otros muchos Hermanos, es de este modo como Eleuterio Quintanilla, se le da de baja en la masonería gijonesa, por falta de asistencia y pago de capitaciones, y ya no volverá a estar vinculado a la masonería al menos hasta 1945. 

Sin embargo, sí que estuvo vinculado incluso cuando tomó camino del Exilio, pue la Escuela Neutra no fue disuelta como tal, y Eleuterio Quintanilla pasó la frontera con una colonia de chavales.

Tras ese periplo volvemos a encontrar a Eleuterio vinculado con la masonería a través de la Gran Logia de Francia, de la cual dependía una logia de exiliados como la Ambrosio Ristori, ¿Qué hacía en esa logia, o cómo llega a incorporarse a ella y sus trabajos? Eso a día de hoy todavía sigue siendo una incógnita.

Les dejó con los videos que se grabaron sobre dichas conferencias.

Victor Guerra

29 junio 2015

Masones y Jesuitas en Gijón y el olvido de Ferrer Benimeli

En la entrevista a   Ferrer Benimeli, publicada estas semanas atrás en el Diario La Nueva España en su edición  gijonesa, con motivo de su conferencia sobre La masonería gijonesa y la Primera Guerra Mundial


El buen amigo y mejor periodista J.M Ceinos, conocedor de la historia gijonesa y de las peleas habidas con el emplazamiento de los Jesuitas  en Gijón, y los encontronazos entre masonería republicanismo  y el jesuitismo,  le preguntó al  masonólogo  Ferrer Benimeli sobre si -¿Existía alguna relación entre la campaña de prensa del diario de Gijón "El Noroeste" contra la Compañía de Jesús, a quien acusa de espiar para Alemania, y la masonería?

La contestación no se hizo esperar  y Ferrer Benimeli, como buen jesuita pues eludió la pregunta«echando balones fuera» de esta manera: El Noroeste" sólo lo estudié por el hundimiento de un barco italiano por un submarino alemán, cuyos supervivientes fueron llevados a Gijón por una goleta inglesa y los masones los recibieron en el puerto y los atendieron mientras estuvieron en Gijón, pero no estudié sobre lo que me pregunta».

No deja de ser curiosa la respuesta, por varias razones, puesto que si Ferrer estudió las logias del siglo  XIX, a las cuales María Victoria Hidalgo,dedicó su  libro sobre la masonería asturiana del siglo XIX, a buen seguro que ya se topó con las malas relaciones entre jesuitas y masones astures, y máxime si como dice  ha estudiado la figura de Alberto de Lera,  el cual no solo era un militante republicano y librepensador, sino que pertenecía a la corriente masónica  anticlerical y como tal dedicó alguna que otro trabajo sobre el tema eclesial, y la propia GLRN no dejó de tener importantes desencuentro con los jesuitas

Puesto que la refriega entre Jesuitas y Masones,  viene de finales del siglo XIX realmente ha sido intensa de fuerte naturaleza, más en el siglo XIX , donde hubo varias logias ovetenses y gijonesas que tuvieron que lidiar con el toro del jesuitismo astur, tal vez con menos pujanza que en el siglo XX, aunque es cierto que nos falta información, pues el tema de los Jesuitas en Gijón nunca ha sido tratado por los historiadores locales, y además las actas de las logias gijonesas del siglo XIX y XX son escasas   como para poder tener una opinión acertada, más allá de que queda por estudiar El Noroeste cierto es que no se veían con buenos ojos desde la masonería el establecimiento de escuelas de los Jesuitas,,  y máxime cuando la Gran Logia Regional del Noroeste, con  Alberto de Lera como Gran Maestro estaba apoyando con todo  su empuje un proyecto como la  Escuela Neutra..”la escuela sin dios” que decían las derechas del  aquel momento.

De hecho los masones , y en concreto, los asturianos se las tuvieron que ver con personajes eclesiales y penitentes antimasones astures como fueron: el obispo Victoriano Guisasola; Maximiliano Arboleya que siguió las trazas de su tío el Obispo Martinez Vigil y su liga Antimaónica, por no remontarnos al inquisidor  Mier y Campillo, Don Ramón del Busto Valdés, o Don Pedro Inguanzo y Rivero, entre otros

De hecho así responden en el siglo XIX, los masones astures que hacen un llamamiento ..«.a combatir contra esas hordas vandálicas del oscurantismo, que tienen aprisionada a la sociedad con los lazos de la superstición, del fanatismo y la ignorancia y que intentan ahogar todo suspiro de amor, todo gemido de libertad, todo destello de luz que salga de un pecho noble y generoso; contra los hijos de Loyola, que han escogido a Asturias por teatro de sus hazañas y que dentro de poco se establecerán en Gijón»

Aunque los masones gijoneses, pretendían impedir que los jesuitas se emplazaran en Gijón, no lograrían tal propuesta, puesto que el soberbio edificio del jesuitismo se levantó y se encargó durante generaciones de formar a los hijos de la burguesía gijonesa.

Está claro que ambos colectivos siempre se  miraron de soslayo, pero aunque no se puede decir que la masonería  astur  hubiera intervenido de forma directa en  la expulsión, y el posterior  desarrollo para hacerse con las propiedades de los Jesuitas,tampoco se puede negar,que la activa Corporación  gijonesa,  con escasa presencia masónica en la bancada municipal con 2 masones como Concejales, tuvieran problema alguno como sociabilidad  jugar un papel importante, con Alberto de Lera y otros, para lograr algo que se venia en lo cual los masones desde hacía años habían puesto su punto de observación.

Masones activos que estuvieron presentes en las dos proclamaciones republicanas (1871-1931)  tal menos en  Gijón,  estuvieron como testigos y transmisores  de ese testigo hacia un regimén republicano , por lo cual   no podemos desafectarles también de un hecho de que Gijón fuera una de las ciudades que impulsó la expulsión de los Jesuitas a través de diversas acciones que ya venían dando  tiempo atrás:

De hecho El 17 de abril de 1931 el Ayuntamiento se dirigía mediante telegrama al Presidente del Gobierno de la República Española: Le participo que el Ayuntamiento por unanimidad acordó pedir la expulsión de España de la Compañía de Jesús por considerarlo conveniente a los intereses nacionales y principalmente esta población para evitar alteración de Orden público, pues ha tenido esta alcaldía que intervenir para apaciguar excitados ánimos contra la citada Comunidad religiosa.

Pero no se va a quedar ahí sino que el Concejal José Suárez propone a la Corporación gijonesa la siguiente consideración que se dirigiera si se estimara conveniente a las capitales de las distintas provincias españolas solicitando se adhirieran a las proposiciones que, en su día se envió al Gobierno Provisional de la gloriosa República Española en demanda de esa bandada de aprovechados comisionistas espirituales que responde a la Compañía de Jesús.

Se firmaba tal proposición el 30 de abril de 1931, en aquellos momentos ostentaba la alcaldía Isidro del Río, aunque ejercía de Alcalde en funciones: Carlos Martínez. En el momento de la votación salen los miembros de la Minoría Monárquica.

En dicha corporación tan solo se registran uno o dos masones: José María López Fombona, miembro de Alianza Republicana, y Jose Maria Pis.

El 6 de mayo de 1931 el concejal José Suárez, planteaba a la Corporación que esta se dirigiera en súplica al Gobernador Civil de la Provincia , para que en vista de los rumores que corrían por la ciudad, se sirvieran ordenar una inspección en la Residencia y Colegio de los Jesuitas a fin de comprobar si en dichos locales se ocultaban armas, cosa muy posible pues en el primero de los lugares se ha ocasionado recientemente una muerte , en la cual para nada han intervenido los dioses y sí las mortíferas armas de fuego.

Y la  reclamación venía en base a la excitación que según el concejal  había en la Gijón,  y a causa de lo sucedido  en Bilbao, donde se habían encontrado armas en la residencia de los Jesuitas....

Mientras, iban llegando las adhesiones de los Ayuntamientos en pro de la expulsión de los Jesuitas, hay que decir  que se tiene registrada la llegada de unas 63 corporaciones que se sumaban al llamado de los Republicanos gijoneses.

Entre los que adherían estaban ayuntamientos como Badajoz, Ceuta Murcia, Barcelona, Águilas, León, Málaga, Teruel, Yepes, Grao , Laredo, Parres, Montbuy, etc.. no sabemos si solo fueron esos 63 (que son los que constan en el expediente AMG 450/1931) o cuando ya se decidió la expulsión se dejaron de recoger las adhesiones. Tenemos constancia de que por ejemplo la Alcaldía Constitucional de Vilalonga (Tarragona) contestó afirmativamente el 16 de julio de 1931, tampoco tenemos constancia de a cuantos ayuntamientos se hizo llegar la petición…

Volviendo a la petición de la búsqueda de armas la respuesta fue que tal petición era desestimada en tanto que el alcalde gestionaría sí habían entregado las armas los somatenes y se procuraba la lista de ellos.

Llegada la notificación oficial de la disolución en el territorio español de la Compañía de Jesús y la nacionalización de sus bienes para dedicarlos a los fines benéficos –docentes, el 25 de Enero de 1932, una serie de concejales, entre ellos de nuevo José Suárez proponen se felicite al Gobierno de la República por el decreto promulgado, alentándole a proseguir con igual diligencia en la resolución de las demás cuestiones religiosas que plante la Constitución de la República, hasta llegar al completo Estado Laico, como es la aspiración de todos los que de verdad sentimos la idea de Libertad.

Firman y votan la carta de felicitación 12 Concejales (entre ellos había dos masones Fombona y Pis ), y en contra había 11 votos.

En función del decreto de disolución de la Compañía de Jesús, en su desarrollo, los Concejales gijoneses vuelven a la carga y firman la petición (1º de febrero del 1932), indicando que el artículo 5º de tal decreto que dice : Que los bienes de la Compañía pasan a ser propiedad del Estado, el cual los destinará a fines benéficos y docentes, y teniendo constancia de los Jesuitas gijoneses tenían la Residencia entre las calles Instituto y Begoña y el Colegio situado en la Carretera de Ceares, fueran entregados mediante las condiciones que procediesen para convertirlos en primero en colegio y el segundo en un hospital municipal, lo cual queda encima de la mesa de la Corporación para su estudio.
Unos días más tarde el Alcalde gijonés se dirige al Presidente de Consejo de Ministros para que el edificio que fue construido ex profeso y por tanto reuniendo condiciones inmejorables para continuar destinado a tales usos,… por lo cual pide se sirva disponer de que el referido edificio que fue colegio de Jesuitas sea destinado a Instituto-Escuela por cuenta del Estado .

La Minoría Socialista no se queda quieta tampoco y solicita que la Corporación determine una Comisión para el estudio para sostener ante el Estado la incautación de una serie de inmuebles que constaban como propiedad de los Jesuitas sitos en la calle del Carmen, Langreo, Álvarez Garaya y el Centro de Acción Católica de la calle Cabrales, queda constituida la comisión por los Concejales firmantes Leoncio García Moriyón y Francisco Ruiz Calvo, teniendo en frente a Manuel González García a Manuel Tuya Cifuentes y Guillermo Suarez Sánchez, Severino Cadavieco.

La investigación sigue su curso y el Registrador de la Propiedad certifica que el expediente de propiedades de los Hijos de la Monita” tenían en Gijón pues el número 49 de la calle Cabrales, el 4 de la calle del Carmen, las casas los números 8,10,12,14,16, 18 ,20 y 22 de la calle del Humedal , el patio y almacenes y talleres entre las casas 30 y 26 de la calle Álvarez Garaya, dos trozos de terreno en Santa Catalina, los números 12, 14 y 16 de la calle Álvarez Garaya , y las casa de los números 10,12,14,16,18,10 y 22, 19 de la calle Pedro Duro.

Un importante patrimonio levantado desde su emplazamiento a finales del siglo XIX

Este es el contenido del expediente municipal acerca de la Expulsión de los Jesuitas, muy poco sabemos lo que hacían o decían los masones de la Gran Logia Regional del Noroeste, pues su actas fueron quemadas por ellos mismos con la caída de Gijón en manos facciosas, y por tanto nos quedamos sin saber que diría Alberto de Lera y y  toda la  activa membresía masónica asturiana, aunque tal vez haya que rastrear la prensa local para dar con alguna opinión de las cuales el profesor aragonés no había encontrado por no haber trabajado El Noroeste. El cual ya puede consultar vía telemática. http://hemeroteca.gijon.es/ 

Valgan estas deshilachadas notas para situar al profesor Ferrer Benimeli, sobre el tema de Jesuitas y masones, a cuyo tema le invitamos a tratar.

Víctor Guerra.

24 mayo 2015

EN RECUERDO Y HOMENAJE A ROSARIO DE ACUÑA

IMG_2477

Este 201 , no sé porqué extraña razón, se me pasó por alto el Homenaje a  la librepensadora y francmasona Rosario de Acuña, tal vez hubo menos publicidad, o el evento me pasó desapercibido en prensa, sea como fuere desde este pizarrón , deseo brindar un  homenaje a la librepensadora Rosario de Acuña y Villanueva, y que mejor que hacerlo dejando uno de sus artículos, al igual que he hecho con otros referentes que se han ido al Oriente Eterno en este mes de Mayo como Jose Artime , o Charles Porset.

Por tanto les aporto un largo y desconocido discurso que la librepensadora Rosario de Acuña en la noche del 29 de Septiembre de 1911, en el Teatro de los Campos Elíseos  de Gijón (Asturias)  ante un amplio auditorio, masculino en su mayoría, es la lección magistral de inauguración y apertura de los trabajos de la Escuela Neutra Graduada de Gijón.y que muestra unas de las preocupaciones de los masones LA EDUCACION, ya que la Escuela Neutra gijonesa fue mantenida durante toda su existencia por la Logia Jovellanos, nº 1 y la Gran Logia Regional del Noroeste -Gran Oriente Español

Víctor Guerra.
EL ATEISMO EN LAS ESCUELAS NEUTRAS

“Señoras y Señores: Es de tal importancia el asunto de las escuelas neutras, que justifica la osadía de dirigiros la palabra una mujer, en los linderos de la vejez, huida de exhibiciones sociales y que no cuenta con méritos bastantes para colocar su personalidad femenina al lado de varones ilustres, genios de la oratoria , y todos maestros de sabiduría.

Mas yo creo al auditorio penetrado del transcendental motivo que nos congrega, y espero que oirá con indulgencia y así se lo suplico, mi pobre voz, aquilatando entre mis palabras, el latido de un alma ardientemente enamorada de la justicia, de la razón, de la belleza, de todos los atributos de la Suma Verdad, hacia la cual hombres y mujeres, viejos y jóvenes, cultos e incultos, tienden sus pensamientos y sus voluntades, con afán insaciable; porque es predestinación del hombre dirigir todas sus energías hacia Ella, hasta rendirla, en ocasiones, el holocausto de su vida. Véanme, pues, en mi pequeñez, ofrendando mis cansadas fuerzas, mi humilde poder, á este ideal de verdad, de perfección y de engrandecimiento patrio, que aquí nos une, y por el cual estoy pronta a dar todas las palpitaciones de mi corazón y todos los pensamientos de mi cerebro... Y entremos de lleno en el asunto: El ateísmo en las Escuelas Neutras.

Dejo a los intelectuales masculinos el explicar la honda virtud científica, socia, y biológica de la escuela, su imprescindible necesidad en los actuares tiempos, horas de amanecer de una edad nueva, que aventará los restos de esta edad presente; quede para ellos explicar la vitalidad que reciben las razas cuando estas escuelas forman su juventudes todo lo positivo y experimental que entraña el asunto, debe ser tratado por mentalidades masculinas, las obligadas a llevar la estirpe hacia los más altos ideales de felicidad, por los cuales ha ido subiendo la vida desde el bruto a la criatura humana, por los cuales subirá desde la criatura al ángel.

Voy yo, al lado de ellos, a decirles a las madres , a las mujeres, a los mimos hombres, pues hay muchos, también necesitados de ideales sentimentales, el inmenso horizonte lleno de tiernas creencias, de dulce sensibilidad, de fé honda y pura, que se abre ante las almas juveniles con esta enseñanza de la escuela neutra que es, en el fondo, la enseñanza de las leyes de la naturaleza, no como la presentan los deformadores de Dios, sino como la ofrece, a la atónita mirada de los pensadores la voluntad divina de su Creador: y tomo a mi cargo esta tarea, porque una de las armas que intentan clavar, todos los anormales, sobre ésta naciente escuela, es el espacioso argumento de que es una escuela sin Dios...

¡ Ah señores ¡ ¡ Cuando esto se oye no es posible quedar en la oscuridad y el silencio, por muy gratos que nos sean¡ Se hace preciso salir a defender..., no a Dios, que no le sería encomendado a imperfecta criatura su defensa>; hay que defendernos, rechazando de sobre nosotros ese calificativo con que se nos quiere presentar ante las incultas masas, para destruir la labor que por la razón, la fé y la patria, vienen haciendo, a costa de un sufrir continuo, todas las almas conscientes, grandes o chicas, que nos preocupamos por el bien de la humanidad.

Sí; hay que rechazar esos ataques de los muertos de la raza, que anquilosados en sus dogmas estrechos, viven, mejor dicho vegetan, sin otro fin que, arrastrar los ardores de la vitalidad al in pace de sus conciencias, donde no hay más luz que un reflejo, amortiguado, de aquella que hace 19 siglos se encendió en el Gólgota, y que las concupiscencias de los fariseos ha entenebrecido con asfixiantes miasmas. Es preciso que todas las creencias mistificadas por el orgullo y la sensualidad de los hombres, no impongan sus dogmas al triunfante caminar de la especie hacia las cumbres de la razón, adonde va guiada por las leyes de la Naturaleza, obra de Dios

El estrecho criterio que informa a todos los mercenarios de la fe, nos llevaría de nuevo al légamo hirviente de las edades prehistóricas; es preciso que apartemos de nuestro camino, con misericordia, pero con firmeza, a esas almas que se yerguen al paso de la razón adulta del hombre, como bloques de granito en abrupta costa; que las rompientes las circunden , y aunque no sean derribadas de pronto, el manso vaivén de las aguas irá desmenuzándolas hasta convertirlas en suave arenal donde rondaran luego las olas, vistiéndolas de espuma: nuestra labor acaso sea de siglos, pero su desmenuzamiento es seguro; los límites de nuestro esfuerzo se pierden en las profundidades del porvenir, así como sus durezas se hunden en las oscuridades del pasado: nosotros vamos hacia el paraíso, ellos vienen del caos.

La duda es imposible; la Humanidad camina hacia Dios; toda nuestra existencia es la elaboración de lo imperfecto a los perfecto; el edén no pudo estar en la tierra; el primer suspiro de la vida planetaria fue un rugido y un zarpazo. Del divino soplo que anima toda la naturaleza, los primeros seres conscientes no tuvieron más que e una intuición: la vida del niño es la semblanza de la vida de la Humanidad, y aún hay que quitar al niño lo que en su razón tiene de herencia; cada paso del hombre es un escalón subido hacia la suprema verdad: en tanto la Humanidad es infantil, la intuición de Dios se le representa a su imagen y semejanza; todas las religiones de la infancia de la especie le forman a semejanza del hombre y todas sucumben, roídas por los siglos, bajo el peso de las imperfecciones humanas.

Cuando los dioses se conforman así, están destinados al pudridero, como esta flébil carne y quebradizos huesos que nos constituyen. La idea de Dios, relacionada con nosotros mismos, achica a Dios y nos achica a nosotros; el bello ideal de una alta mentalidad; debería ser borrar del lenguaje la palabra de Dios, no para negarlo sino para no profanarlo. Hoy por hoy, Dios está en los limbos del antropomorfismo donde le metieron todas las religiones positivas de la infantilidad humana, más que para reverenciarlo, para asegurar la supervivencia personal y la compraventa de los paraísos.

La Escuela Neutra deslinda el campo de las creencias; a un lado todos los que moldean y sistematizan la divinidad; del otro lado la ciencia donde las almas que se pueden ver y oír encontraran fácilmente a su Dios. Esta escuela, por lo tanto, no es atea, coloca al hombre en el camino de la fe: el estudio de las leyes de la naturaleza es oración clarividente al Sumo Hacedor . Conocer a Dios en su ser, nos es imposible; admirarle en su obras, de las obligaciones de toda alma racional y ¿qué es sí no una admiración profunda y avasalladora el conocimiento de las leyes que rigen en la tierra y la vida, el cuerpo y el alma?

Yo, por mí, se deciros que, cuando en los linderos de mi niñez, asomé mis ojos a un anteojo en el observatorio astronómico de París, y ví pasar ante mi vista el planeta Venus en su plenilunio, con sus polos brillantes, y su ecuador ceñido de plateadas nubes, fue tal mi emoción de amor al creador de tan hermoso astro, que mis pupilas se anegaron de lágrimas y se grabó en mi mente la firme creencia en su existir y su poder; y cuando, en otra ocasión , estudiando la vida de los insectos ví , en el microscopio, el tenue embrión de un huevo de hormiga, me arrodillé fervorosamente enviando al autor de tal maravilla la más incondicional sumisión...¡ Este es el ateísmo de la Escuela Neutra! Ella le dice al niño: “ Mira, oye, observa , estudia y deduce”

La química y la física al descomponer y componer ante su vida todos los elementos de los cuerpos; al descubrir sus energías pesándolas y midiéndolas; al enseñarle todas las transformaciones y propiedades, le hace tener conciencia de la soberanía de su entendimiento obligándole a mayor responsabilidad en sus acciones. La fisiología y la higiene escalpelando músculos y nervios, analizando vísceras, exponiendo la maravillosa organización de los seres y dándole reglas invariables para la conservación de la vida y la salud, hacer volar su imaginación hacia el maravilloso artífice engarzador de tantas filigranas.

La astronomía y la geología, las dos ciencias madres de la razón del hombre, abren ante el niño páginas sublimes, que, al descubrirle en el cielo miríadas de mundos, al señalarle en el planeta miríadas de siglos y transformaciones, al hacerle ver la similitud de las leyes que rigen los astros y la tierra, inician en su inteligencia el concepto de un entidad. Alma Única, eterna e infinita, de la creación.

La geografía y la historia, al hacer sentir, bajo sus pies, las realidades de su morada, y al llevar su razón a los primeros pasos de su especie, le colocan en aptitud de caminar sereno por entre dolores y placeres, con esa fortaleza y serenidad que nos da el conocimiento de nuestra insignificancia individual ante la muchedumbre de pueblos y la multiplicidad de siglos.

La historia natural, al exponer a su contemplación ese hermoso mundo de las plantas y los animales, que ha sido en la tierra el precursor de nuestra fuerza, de nuestra agilidad, de nuestras costumbres; mundo admirable de bellezas, que nos acompaña, nos sirve, nos viste y alimenta, se nos somete y nos descansa, nos sigue y a veces nos flagela acaso para hacernos salir pronto de sus límites, ese mundo que nos demanda respeto y ternura, facultades necesarias en el alma de los niños para que la sombra de la garra, que aún fluctúa en ellas... se cambie en caudales angélicos.

La agricultura, esa ciencia de agónico vivir en la patria, que existe en la mayoría de nuestros campos, con una rutina prehistórica, al presentársele al niño en la Escuela Neutra, coloca en frente de él uno de los problemas más transcendentales de su futura vida, puesto que sin agricultura científica y racional, ilustrada y enaltecida, jamás la civilización florecerá en nuestro pueblo, jamás el alma española sentirá la fe en el trabajo, en la fraternidad y en la democracia.

La moral universal, enseñada al niño, es una derivación de todas las ciencias exactas, una condensación que los sabios y los buenos de todas las razas y de todos los siglos, han hecho de la justicia, de la verdad y de la belleza, para dotar con ella la especie humana: es una flor espléndida nacida en los vergeles de la sabiduría y de la virtud, de pétalos multicolores que se yergue en los campos de la civilización, para extender su perfume celeste a través de los mares y de los continentes llevando, de raza en raza, el polen fecundo del amor fraternal. Del conocimiento de la moral universal nacerá, en el corazón de los niños, la raigambre de todas las tolerancias, de todas las misericordias, de todos los altruismos...

Sí; es preciso que en nuestros niños, que casi al nacer tienen ya sus almitas escoriadas por la imagen del diablo, brote la dulce fuente de la sensibilidad piadosa, que nos hace ver en cada hombre un hermano, en cada vicioso o criminal un enfermo, en cada inferior o inútil un necesitado.

Es preciso que nuestros pequeñuelos, ciudadanos o campesinos, se nutran de aquellas dulzuras delicadísimas que Edmundo Amicis trazó en sus libros “Corazón”, uno de los compendios de moral más hermosos que concibió el entendimiento. Es preciso que ese odio sectario que nutre nuestra infancia, sea sustituido por una templanza y un amor al prójimo verdaderamente religiosos, capaces de borrar, en lo provenir, del alma ibérica, todas las ferocidades que hoy la anormalizan. Es preciso enseñarle que los hombres ¡ Todos los hombres! Judíos, moros, protestantes, o budistas, católicos o salvajes, todos son acreedores a nuestro amor; todos son peregrinos hacia el imperio de Dios, centro único de la inmensa rueda de la humanidad, cada uno de cuyos radios es la diferente manera que cada hombre tiene de adorarle.

Es preciso que los estados de Satanás, donde la ignorancia, el fanatismo y la superstición arrojan a una buena porción de hombres, queden cerrados, definitivamente, para la inteligencia infantil, que no debe atemorizarse con otro daño que aquel que se hará a sí misma si sus acciones no proceden de un hondo amor al prójimo y un profundo respeto a las leyes de la naturaleza.

Para toda esta nutrición, rica en sentimientos altruistas y deístas, que se le da en la escuela neutra al tierno infante, no se necesita el contrapeso necrósico de las viejas creencias, estacionadas en una concepción de Dios, que ya no satisface a esta plenitud de razón de las almas que han vislumbrado, en el cielo, moradas superiores a la nuestra y han descubierto, en los átomos, poderes de ordenación inviolable. El alma del niño evoluciona ante las maravillas que se le hacen conocer y su pensamiento al engrandecerse engrandecerá la idea de Dios librándola de las míseras pasiones del odio y la envidia: esos progenitores del fanatismo, que han hecho fracasar el dogma de la fraternidad humana; y al elevar en su pensamiento el concepto de la divinidad, la llevará allá lejos, muy lejos, a lo infinitamente pequeño, donde las afinidades de los átomos transformas las piedras en fluidos, en luz las vibraciones, el calor en fuerza, la muerte en vida, lo efímero en lo eterno.

¡Quién osa calificar de atea esta enseñanza de la escuela neutra! ¡Qué templo puede compararse a esa iniciación de Dios que se le ofrece al niño al abrir, ante su instinto investigador las páginas de la Creación!

¡La enseñanza de las ciencias positivas no son embolismos creados por las mentes de hombres enfermos de atavismo, que evocando las edades viejas se postran ante el rayo, divinizan el tronco o la piedra suponiéndoles poderes sobrehumanos, y ponen en la boca de los muertos la moneda y el signo cabalístico para que pasen, libres de tributos, al recinto de la gloria. La enseñanza de las ciencias positivas no radica ni se sustenta en las palabras de los hombres, manera pueril de inculcar la fe muy usual en España, donde todavía se siente el horror a la funesta manía de pensar, única manía que emancipará el rebaño humano de las dentelladas del lobo.

Toda la enseñanza de la escuela neutra puede comprobarla el alumno; el conocimiento va directamente a su razón; los maestros no son más que expositores de la verdad. Es de esperar que no se cree la casta de sacerdotes de la ciencia; la universalidad de todas evitará este funesto parasitismo...

Y voy a terminar, porque comprendo vuestra impaciencia ante mi tosquedad de expresión.

Resumiré la transcendencia sentimental de la escuela neutra. Las almas en ella formadas salen a la lucha mundial blindadas por los resplandores de una fe inmensa en el Dios de la naturaleza; de cuyos altares son sacerdotes todas las criaturas humanas. Cuantos vaivenes sufran en su labor, no bastará a borrar del fondo de sus conciencias la idea del Creador, levantada en ellas por la compenetración con el Universo; y cuando el sopor de la vejez o la agonía de la muerte entolde sus cerebros para los afanes de la tierra, una dulce esperanza en la perennidad de la vida saldrá a las lindes de su senil o agotada memoria diciéndoles con voces celestes: «¡Nada, nada se pierde en el Universo! Ese pensamiento en tu cerebro, que es vibración; ese poder de tu voluntad, que es calor; ese palpitar de tu existencia llena de sensaciones en todos sus minutos, que es energía molecular; todo ese ser material de tu alma, que no por no verse, pesarse, ni medirse deja de ser, no puede perderse jamás. Cuando supongas que ya no hay más allá; cuando desaparezca ante ti por la espiritualidad de la materia la posibilidad de la vida consciente y racional, de la positiva materialidad de tu espíritu surgirán nuevas vibraciones, nuevo calor, nueva energía, con las cuales cantará tu alma eternamente el triunfo de Dios!»

Mandad, mujeres y madres, vuestros hijos y deudos a la Escuela neutra, que ha de contribuir a la civilización de Gijón, sin duda avergonzado al mirar en sus calles tantos rapazuelos que, con MUCHÍSIMA RELIGIÓN DOGMATIZADA, se burlan de los ancianos, escarnecen a las mujeres, maltratan a los animales, roban frutas, se apedrean e insultan y sirven después como manadilla de dulces corderos, para comparsas de manifestaciones fanáticas y supersticiosas.

Venga esa mal educada, mal guiada y mal empleada infancia gijonesa a esta naciente escuela. El resplandor de Dios ilumina sus umbrales. Toda la sabiduría que el hombre puede acumular en su cerebro se transforma en oración al Creador del mundo.

Ninguna ciencia ni conocimiento adquirido por el propio pensar y sentir aleja de la divinidad. ¡Ah, qué dicha saberlo todo! ¡Bendita ansia de saber, puesta por Dios en el corazón de los hombres para que no pierdan el camino que conduce a El! ¡Hundamos el alma en el secreto que por todas partes nos rodea! ¡Marchemos adelante, siempre adelante, desentrañando causas hasta hallar la suma de todas! ¡Qué inmensidad infinita se extiende ante nosotros ¡pobrecitos mortales! Todavía ciegos y sordos en el inmenso piélago de la naturaleza! ¡Como no postrarse, y con humildad de corazón dirigirse a ese Eterno desconocido entre cuyos mandatos nos debatimos, no siempre acordes en cumplirlos, y teniendo siempre que obedecerlos!

Abriguemos con nuestra voluntad esta escuela neutra, templo nuevo que se abre para la adoración del Misterioso incógnito, organizador, en la infinidad del tiempo y del espacio, de los mundos y de las almas.

Hay una cosa que positivamente sabemos; que en pos de nosotros llega una generación más apta para el conocimiento de la Verdad. Trabajemos para hacerle menos penoso el camino; que sus vidas resplandezcan con el fulgor de la razón y la fe, alfa y omega que abre y cierra el destino de la Humanidad sobre la tierra. Dejémosla, al morir nosotros, con la conciencia bien iluminada por la luz de la sabiduría, único faro que alumbra la noche del olvido y la muerte

Hagamos que mire serenamente la ruta ascensional en cuya cumbre, cimentada por los siglos, ornada con la ofrenda de los santos y los genios, se vislumbra perenne la Divina Justicia. ¡Vayamos todos unidos, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, cultos e incultos, a buscar el porvenir, esculpiendo en el fondo de nuestras almas aquella frase que, hará diez mil años, enseñaban las leyendas de los dioses índicos, y que hace diecinueve siglos fue repetida, por los labios de un justo, en el corazón de Galilea:
Amaos los unos a los otros.
He dicho.  Rosario de Acuña

24 abril 2013

MASONERIA EN ASTURIAS 1931-1939

Dicen que la historia es caprichosa, yo lo que creo que los  caprichosos son los historiadores, y apara comprobarlo no hay nada más que acudir al nuevo libro  que ha llevado adelante Iván Pozuelo Andrés , radicado en Gijón, y con plaza en un IES de la ciudad jovellanista, y que ha publicado su tesis  doctoral que se  titula MASONERIA EN ASTURIAS 1931-1939.

IMG

Uno tiene  claro a estas alturas que no es profeta en las propias tierras, y que casi nadie agradecerá la labor de divulgación de los temas masónicos que realizo, y por tanto cabe esperar cosas como las que el otro día contaba, de Hermanos Francmasones, y su labor de reescribir la historia para evitar ciertas citas autorales, pero lo que no podía pensar es  que eso pudiera suceder dentro de los ámbitos universitarios, aunque ya me habían avisado de que la estructura corporativista y servicial del sistema universitario da para mucho.

Este largo preámbulo viene  porque la citada tesis que he leído estos días “de cabo a rabo” y  he visto que  hay una ausencia total de citas de autores, ya no digo estudiosos como es mi caso, sino, de autores como Ernesto Burgos o Macrino Fernández u otros que han trabajado en temas tal vez desde otras ópticas que el doctorando toca en su libro y que están ausentes de las citas y la bibliografia,  digamos que yo me salvo por pelos con la cita de mi libro de Masonería en la Comarca de la Sidra, en la sección de bibliografía.

En cuanto a las Notas del citado libro no esperen encontrar  las hipotéticas citas autorales , porque tampoco, y es el capricho del historiador, en mi caso me he quedado fuera aún cuando el autor trata el tema ovetense y el GODF en Asturias, a cuyas cuestiones he dedicado un libro: La masonería ovetense  del siglo XIX. Una sociabilidad en acción, publicado por la Universidad de Oviedo; y   El Gran Oriente de Francia en Asturias. Las logias gijonesas 1850-20014) en Gijón.

No puedo negar, y dejo encima de la mesa mis cartas al descubierto, y es que entre  D. Iván Pozuelo y el que suscribe  no hay química alguna, y  ha habido más de un encontronazo, la verdad es que como historiador a mi particular juicio y  dadas las ponencias que ha publicado en el seno del CEHME, organismo al que pertenecemos los dos,  uno por derecho propio y el otro yo creo que  por el posibilismo universitario, dicho esto,  decir que  todas sus ponencia  me han parecido bastante flojas, y por eso no entiendo, o si lo entiendo y por eso digo lo que digo ante cuestiones como  que figuras brillantes como Sergio Collantes, con otra importante labor historicista  no esté en el CEHME, y sí lo esté el citado autor de la tesis referida. Pero al final es un tema del propio CEHME.

Estoy absolutamente convencido de que a veces uno asciende en la estructura para-universitaria no por sus méritos, sino por aquello de tener huevos en muchos nidos, y así  se forman las redes  universitarias si “ tú me llamas a mi … yo te llamo a tí…” yo  como tengo poco que perder, ya que no pertenezco a dicho cuerpo pues poco casamiento espero, y esas conveniencias se reflejan en el conjunto de notas que maneja el citado doctorando, pues a la mínima  saca mediante citas  a relucir trabajos de referenciados doctores, catedráticos, etc para dar solidez a su tesis, de este modo hablando de la masonería asturiana pueden verse  citas de catedráticos catalanes, andaluces, levantinos  y hasta de fenecidos historiadores franceses .. etc… pero muy pocas referencias a trabajos astures o hechas por gentes asturianas sobre temas en cuestión o referidas a temas asturianos.

Ya lo dije en alguna otra ocasión, y es que el mal de la historiografía masónica  española es el famoso  Archivo de Salamanca, del que todos hemos bebido, y está bien su utilización para estudiosos de medio pelo o amateur, como el que suscribe, pero debiera estar prohibido, y hasta  vetado para el personal universitario tras un primer emboscamiento, porque al final tenemos en muchas ocasiones una historiografía tan pegada a lo que dicen los archivos policiales, que las historiografias son puro relato de lo que allí existe, que es lo que se substancia de esta tesis sucede, en donde hay alguna que otra pincelada historicista y poco trabajo  personal  de prospectiva como historiador, amén de un desconocimiento total del fenómeno masónico, más allá de la sala de Pasos Perdidos. 

Por tanto decir que estamos ante una tesis que no aporta nada que no hayamos leído antes o después en los archivos de Salamanca, al menos no aporta nada a lo ya escrito e investigado, que es verdad que estaba desperdigado. Pero esa labor de conjuntar cosas  no creo que  deba servir para  obtener el birrete de Doctor.

Yo que soy un estudioso del tema y que he recopilado cientos de expedientes, me he encontrado con que la citada tesis no me ha aportado NADA, no me ha sorprendido absolutamente NADA .. no me ha suscitado algún punto de partida nuevo…o incluso hasta quitando alguna cuestión en concreto sobre la que debatir como la de la Escuela Neutra  y la masonería…lo que se desprende tras una intensa lectura de archivos y papeles… al menos para estudiosos es que la tesis aporta muy  poca cosa.

Que nos dice la tesis doctoral de IVAN POZUELO ANDRES..?

ARRANCANDO EN 1931…?
No acabo de entender porqué se empieza una tesis doctoral en 193, y  que concluye en 1939, cuando al primer vistazo sobre los papeles del Archivo de Salamanca y otras historiografías de otros lares, ya dan como como análisis preliminar que la masonería en en esos momentos tras un alza en 1931 entra en declive, en todos los sentidos por tanto no está aportando nada nuevo que ya no prefiguren los acontecimientos.

Empezar la tesis por esa época, es para mi entender empezar la casa por el tejado, pues poco podemos entender lo que sucede en esa citada época, sino entendemos ese nacimiento y desarrollo desde 1911 hasta 1931, época esplendorosa que no  se trata en profundidad  aunque para sustentar todo el desarrollo de 1931- a 1939 se utiliza a modo de apoyatura contextual, comiéndose buena parte de  la tesis,  el tempo anterior haciendo hincapié en  figuras como Alberto de Lera,  pero dejando de lado  otros contextos, donde el autor tal vez por incapacidad de manejo de la tesis, tiene que recurrir a dedicar a Oliveros un capitulo para explicar ese período que se ha saltado.

Y es que es para mi es  capital empezar por los cimientos, por un lado porque María Victoria Hidalgo ya había explicado el siglo XIX,en tus tesis, muy  pegada también a los “papeles” de Salamanca y de la Biblioteca Nacional de Paris, pero expuestos con una claridad importante.

Por mi parte  desde la vertiente de “historiador amateur” he ido rellenando huecos con distintos libros y trabajos que se van publicando en este mismo blog y en libros , pero aún quedan muchos huecos de la masonería del primer tercio del siglo XX, que es como se estudia y se sistematiza la época (1º tercio Siglo XX). Que por cierto en el contenedor BIBLIOTECA del BLOG se puede bajar todo lo publicado  en PDF.

Y creo que en vez de haber bosquejado una parte de esa época, hubiera sido importante definir el arranque del proyecto masónico asturiano  1911 y como  este parte de una cuestión  autónoma traída por gentes de “fuera” pasó a una alta participación reformista con el paso del tiempo.

Habría que haber analizado en profundidad como se fueron re-elaborando las tesis reformistas en el seno de las logias, más allá de como nos dice el doctorando Ivan Pozuelo, de ser tratados  "algunos temas durante los cigarrillos de pasos perdidos”. Es claro que falta documentación pero ahi está  el trabajo del historiador, si en el interior de las logias astures de aquella época eran laboratorios de ideas reformistas, o en cambio era el marchamo melquiadista el que solapaba otras posibles derivas.

No sabemos si hubo movimientos "rebeldes" frente al establiment reformista instalado en  las logias, o ¿Cuantos masones estaban en los listados del Partido Reformista? o si dentro de este partido se debatió el tema masónico...?

Está claro que D. Iván desconoce los funcionamientos de las logias, y se apega mucho a las directrices de sus mentores de tener una visión un tanto “regular” del trabajo masónico, de tal modo que parece a su juicio que los masones sean incapaces de tratar en trabajo de logia los temas políticos y religiosos, e incluso desde visiones partidistas. Piensa el doctorando que los trabajos de tenida deben ser por naturaleza de  orden místico-espiritual nada más… pero  ara tener esto claro se necesita más tiempo que visitar el archivo de Salamanca  y leer a los cátedros del CHEME; necesita entender que es la masonería más allá de la contextualidad conceptual de trabajos bianuales.

En 1931 Qué hicieron los Masones…
Por otro lado se centra la tesis como punto de arranque  en 1931 y pese a su trabajo introductorio,  decir que nos quedamos sin saber la postura oficial y oficialista, y el propio quehacer  tanto que  masones, y también como profanos insertados en la sociedad, como ciudadanos o como militantes políticos en las diferentes localidades  con respecto a la proclamación de la II República.

¿Qué pasos hubo…?, qué pronunciamientos? , que movimientos hubo y quien se posicionó en favor de la República, y quien ya de aquella tiraba para atrás… ?  ¿Quien escribió y guardó la pluma?  Por  tanto olvida y obvia a personajes  masones como el Chova en las Cuencas, o Maldonado en Tineo,  y  en este sentido,  obvia  igualmente el tesinando, el papel de José María López Fombona en el Ayuntamiento de Gijón,  y  cuestiones como quién era   1931 el nuevo gobernador en aquellos momentos…,?  Pues precisamente Tedomiro Menéndez…

Se olvida que como testigos de esa transición hacia la República  estaban Alberto de Lera y López del Villar,  debiendo haber expuesto que serán también los masones, como otros muchos, quienes estaban presentes en la trasmisión de poderes el 22 de febrero 1936 en cuyo acto había 4 masones: Luis Laredo Vega, Moreno Mateo y Ángel Menéndez, y José Fernández Díaz.

Está claro que el tesinando y flamante Doctor por la Universidad de Oviedo, no ha ni consultados los fondos gijoneses sobre dicha época, más allá de acercarse a por los Reglamentos del GOE  sitos en el fondo “Patac” como apoyatura de la explicación que hace sobre el funcionamiento de las logias y la Gran Logia Regional del Noroeste.

No parece haber consultado tampoco  mi trabajo publicado como premio IES Rosario de Acuña de Aproximación a la masonería del Siglo XX, Ayuntamiento de Gijón, ni otras publicaciones  como los de Luismi Piñera, insustituible autor para explicar las acciones políticas y sociales en Gijón, lo cual es esencial para entender  el desarrollo de la  masonería asturiana, ni siquiera ha debido consultar por urticaria corporativa las ponencias que presenté en el CHEME sobre José Maldonado y su quehacer en  1931 en Tineo, al menos nos las cita...aunque habría que rastrear otros usos y lecturas.

ESCUELA NEUTRA , un PROYECTO NO MASONICO?
Se fija  el Iván Pozuelo en un  momento dado sobre la Escuela Neutra y nos viene a decir que tal proyecto no fue masónico,  sino que a él acude la masonería muy tarde…. no parece haber leído las actas de   las Sociedad de Amigos de la Enseñanza, ni parece haber visto en el archivo de Salamanca los talonarios de capitación que hacían los masones para la Escuela Neutra, ni las composiciones y sus membresías  en las juntas directivas.

No parece ni haber leído los textos de quien se ha dedicado con profundidad al tema de la Escuela Neutra  como es Macrino Fernández Riera La Escuela Neutra Graduada de Gijón, Ediciones KRK;  o los trabajos de Consuelo Taurá,  aunque ha estado más interesado en buscar vagas referencias en los trabajos de mi amigo y profesor Alberto Valín y las realidades masónicas gallegas, lo cual ha desdibujado tanto lo expuesto por Valín como el proyecto astur de una educación distinta, que al final no se sabe si se quiere hablar de la Escuela Neutra o darle jabón al profesor Valín.

Tal vez viendo  quién encabezaba  la Comisión  que  realiza las gestiones de instalación  de la Escuela Neutra , y habiendo cruzado nombres y menbresías se hubiera llevado alguna  sorpresa, en cuanto a militancias y membresías y persecución de objetivos, tal vez debiera haber profundizado en las figuras de los profesores visitantes  en ese momento en Gijón, y que tomaron los primeros acuerdos  en consenso como fue la presencia del profesor  Emilio Amo,  que curiosamente era masón… y que casualmente estaba en la ciudad, y que conformará parte de esa comisión gestora junto con Licino Alonso…

Podría seguir desgranando el tema  e ir desmotando al señor tesinando D. Iván Pozuelo, su idea sobre la propiedad del proyecto, su éxito y fracaso, pero es desarmar una buena lectura que les aconsejo realizar y me refiero poder leer el libro de Marcrino, y la Escuela Neutra. Por otro lado no me extrañaría nada que D. Ivan desconozca   las referencias del profesor Rúa sobre la Escuela Neutra,  en la que fue alumno; igual mereciera la pena que lo escuchase o leyese.

OCTUBRE DEL 34 Y TURON
Tenía la vaga esperanza de que la tesis abordara en profundidad el tema de la Revolución de Octubre de 34 asturiano y la masonería , pero creo que el tesinando se ha ido por la ramas, y se perdió en ellas. 

Tenía la esperanza que al ser su Director de Tesis el cátedro David Ruiz, con reputada  experiencia en Octubre del 34,  pues hubiera en el trabajo  enfoques nuevos a la hora de abordar este capítulo, pero toda esa esperanza ha sido en vano.

Dicho esto,  repetir  que uno es un “autodidacta” en esto de la historia y es de justicia reconocerlo, y por tanto sigo los pasos de quien creo que son referentes en estas temáticas sin escoramientos, no como aquel otro profesor riojano que me decía que no reseñaba mis libros de introducción a los viejos rituales masónicos porque no eran historia, no caeré en barrabasada de tal naturaleza, pero creo que para desarrollar algo primero hay que exponerlo, y con el tema del 34 en Asturias, el “flamante doctor de la Universidad de Oviedo  se queda en el bosquejo de las anécdotas.

Y así salpica su relato archivístico  como el manido tema del encuentro de López Ochoa y Belarmino Tomás..y las posibles membresias masónicas, a los cual adjunta tres cositas más.

No nos cuenta que pasó en Turón con la masonería, nos nos da cuenta del cuadro lógico del taller que funcionaba en Turón, no sabemos  quienes componían el triángulo, es más su ignorancia llega a tal punto que reseña en la parte sucinta de biografías de masones, con unas frases tomadas del archivo franquista a un determinado masón y poco más, y no nos lo sitúa en el centro mismo  del Comité de Turón, y como un importante exponente de lo que allí sucedió….

Apenas si sabemos que pasó con el resto de masones asturianos o en Asturias, si fueron detenidos  durante la revuelta;  y por supuesto no parece que D. Ivan Pozuelo  tenga muy claro el papel de la ADO;  (Asociación de Ayuda a las victimas de Octubre del 34) cuyas actas y cartas son interesantes para conocer la seudo implicación masónica, que había detrás, ya que algunos abogados eran notables masones, y nada se nos dice sobre la cuestión de cuando  estos  acudieron a abogados ex-masones, o cercanos a la las logias asturianas pidiendo ayuda para las defensas de los detenidos en el 34, y como algunos se limpiaron las manos.. tampoco nos aclara la relación de la ADO y la masonería astur…

Creo que una tesis sobre un asunto como este debiera haber sido atrevida, y plantear el tema de Turón como  un exponente y un escarmiento, tema había..,  y materiales también los hay, tanto el que suscribe, como Ernesto Burgos hemos trabajado sobre ello, y me resisto a poblar este post de auto-referencias, porque cualquiera que tenga interés solo tiene que ir al buscador de este blog y poner la palabra que le interese y le saldrán materiales para la lectura y contrastación.


Al tema de  Turón se le han dedicado algunas horas  y no será bueno todo lo que existe, y aún queda mucho tema, pero lo que se ha hecho en esta tesis es un puro bosquejo que encaja mal en casi todo el contexto.

Por lo demás lo citado, su Director de Tesis fue David Ruiz un experto en Octubre del 34 que no debió ni mirarse la tesis, y si me apuran ni la bibliografía manejada, en general tengo más bibliografía en mi casa sobre  el tema del 34  que los manejado por D. Ivan Pozuelo que  deja ver algunas carencias de consulta  bibliografica, como el libro de Palomo sobre Mallada,  o las de Macrino  Fernández, por no hablar de la abundante e interesante bibliografía sobre Asturias y el 34.

REPRESION y FINAL y BIOGRAFIAS
Más de lo mismo, mal contado y con anécdotas de aquí y de allá, obviando los preparativos que hubo previos, y que yo mismo conté en el libro sobre los masones de la Comarca de la Sidra, y la figura de David Fresno que se marcha a Francia, enviado por las logias y sus contactos con el GODF y las diatribas que hubo en el seno del GODF y la cuestión española, de la Guerra y la Masonería, David Fresno fue enviado  para preparar la llegada de los hermanos masones y familiares evacuados, y esa es otra historia.

Apenas si nos cuenta o relata como se fragua esa represión y quien la desata, y porque no fue tan fuerte o dura, bien porque las checas falangistas no estaban a pleno rendimiento o porque la presencia del ejercito  frenó el tema de la represión ... poco  sabemos acerca  del papel jugó el ejercito … tenemos bosquejos de destierros,  y apenas si el tesinando va más allá de lo que le dan los archivos .. por  tanto no sabemos los represalia por uno  y otro  bando  sobre los masones incluso con muerte.. y el papel que jugaron otros masones 

Por no consultar, creo que  no ha ni consultado los trabajos de Laruelo sobre la Represión de Asturias y la Causa General, (Ferrol) y por supuesto no ha consultado los sumarios de esa causa en Ferrol que aportan mucha más documentación y datos  sobre todo le hubieran servido para aumentar los datos  a las biografías que ha aportado, o al menos si hubiera consultado mi libro podría haber aumentado algún dato más. 

Creo que debiera creo que haber aportado las sentencias de unos y otros, y por cierto  nos quedamos sin saber que pasó con los locales de la GLNE...  que pasó con el piso de Rogelio García de la Calle Los Moros, donde estaban las sillas que hoy están en Salamanca, y así todo un buen montón de cosas.. por ejemplo cúal fue la guerra soterrada que hubo con relación alo  que se requisó en Asturias y las acusaciones mutuas entre poderes del estado y entre servicios policiales…

Por tanto no voy a incidir más en el tema, porque cualquiera que lea habitualmente este blog y luego lea la tesis, llegará a la conclusión que he llegado yo, que poca alforja para tanto viaje, digamos una vez más que no hay  una visión nueva, ni una directriz de nuevo cuño, toca a los personajes y los deja a medias como a Loredo Aparicio, a José  Maldonado, que fueron partes importantes en su quehacer masónico y político  y en algunos de los sucesos que acontecieron, cuestiones que además ya han  sido tratados en otros artículos y por otros autores.

Ya para acabar decir que el D. Ivan Pozuelo en su tesis incurre en una equivocación, aunque cualquier buen escribano echa un borrón, y es que que confunde a Pepín Rodríguez , hijo de Antonio Florencio Rodríguez Rodríguez fundador del Banco Gijón con José María Rodríguez de Buspolín (Cabranes), (Gran Maestre del GOE)y  que en Asturias digamos fue todo un desconocido, primero porque fue un indiano que  regresó a su tierra y que pronto desarrolló su vida en  Madrid;  y que como yo advertía en mi libro sobre los Masones de la Comarca de la Sidra, había que tener  con esta cuestión cierto cuidado pues otros historiadores habían confundido a ambos personajes.

La conclusión general que saco, es que dicha tesis a mí como estudioso del tema masónico  no me ha aportado nada que no supiera.

Es cierto que mi opinión  no es válida ni universal  pues me dedico a lo mismo que Don Iván Pozuelo desde la vertiente e lector y estudioso, pero tambien me ha interesado el republicanismo y decir que por ejemplo los trabajos de Sergio Sánchez Collantes, siempre me han parecido interesantes y sugeridores, y siempre afilando el lápiz de la introspección histórica, en cambio esta tesis sobre la Masonería del 1931-1936 se ha pegado como una lapa  a los archivos, no haciendo ni siquiera una buena traslación, sino un mix extraño,  que a mi personalmente, que  tenía muchas ganas de leerla, me ha dejado un poco aflanado, porque siento decirlo pero el tribunal no sé lo que ha encontrado de interesante, más allá de sacar eso sí una historia que estaba contada a medias, aunque los bosquejos que ha sacado tampoco resuelven,

Decir que un libro como el Dolores Gómez Molleda  "La masonería en la crisis española del siglo XX", me ha dado más informaciones que toda la tesis de Ivan Pozuelo

Y estoy convencido que la nómina biografica de masones al final del libro nos ha aportado es escasa, teniendo en cuenta que los masones astures quemaron sus últimos archivos, por lo que igual hay que rebuscar más cuadros lógicos en otras logias de otras latitudes geográficas para ver que masones había en Asturias, y contrastar  que  masones tuvieron su quehacer en Asturias, y cuales trabajaban en otras logias fuera de la región y estaban en Asturias.. tal vez todo eso  cambiaría algunas consideraciones.

Pero es lo que hay, el tribunal de la tesis sabrá los valores de lo expuesto y escrito, que supongo que será más abultada y dejará mi opinión por lo suelos, pues capacitados los creo a la hora de juzgar y conceder el doctorado  al menos  están para ello; a mi solo  me queda decir que al menos la tesis sirve como divulgación,  y va cerrando el tema de la historiografía masónica asturiana de la cual, por mi parte me voy desprendiendo, porque para no pegarmee a los archivos policiales de Salamanca hay que desplegar mucho trabajo y dedicación y entender de muchas otras cosas, y a uno le falta un poco de todas esas capacidades...

En todo caso recomiendo comprar el libro , primero para ver que todo lo que se cuenta en este blog tiene cierto respaldo a a partir de lo que se dice desde el ámbito universitario y encima  bendecido por la "Universidad,  y segundo quienes no tenían ni idea de la historia masónica y no leían este blog  ahora tendrán una mayor imagen y conocimiento  de la  masonería en Asturias a través de esta tesis, que ya un reseñador en e suplemento de Cultura del diario La Nueva España, no advertía de algunas cuestiones de este estilo
He dicho

Víctor Guerra.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...