Mostrando entradas con la etiqueta Fermin Canella. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Fermin Canella. Mostrar todas las entradas

20 mayo 2007

FERMIN CANELLA y LA MASONERÏA

F. Canella (1849-1924) y F. Aramburu (1848-1913)


He de agradecer a Ignacio Gracia Noriega, que a su ya larga estela de personajes de “Entrevistas con la historia” haya traído a un personaje como Fermín Canella.

Y es que D. Fermín Canella ha sido un hito importante en la historia asturiana, que ha sido estudiada con cierta profundidad por díscolos historiadores y catedráticos desde diversos ángulos y disciplinas, quedando en el más oscuro silencio y olvido la figura de Fermín Canella como uno de los fundadores de la masonería asturiana.


Es una de las cuestiones menos estudiada, y no es que quiera ver la mano de la masonería en todos los rincones de la historia; pero si uno profundiza en las partes oscuras de la historia asturian de finales del siglo XIX, es una de ellas, se encontrará con dos personajes capitales: Juan González Ríos, lagarero y abogado maliayés, con residencia en Oviedo, y a Fermín Canella, cátedro y Rector de la Universidad de Oviedo, ambos miembros de las logias Nueva Luz y Luz Ovetense, en cuyos talleres se les encuentra entre 1877 y 1881..

Los dos desde sus respectivas peculiaridades trayectorias personales constituyen los pilares básicos de la masonería en Asturias: Juan González Río por su predicamento entre los masones asturianos que llegan a poner en su memoria su nombre a una de las logias que operaron en Oviedo en el último tercio del siglo XIX, La logia Juan González Ríos que tiene una corta pero intensa visa social y política en los finales de 1.800; El abogado y miembro de la Junta del Principado, Juan Ríos, como expresa el epitafio del Cementerio Civil de San Salvador de Oviedo, muere en la capital ovetense y su entierro es rememorado por Clarín en su mítica “Regenta “ cuando describe el entierro de D. Santos de Barinaga.

Fermín Canella, con independencia de su estadía dentro de los talleres masónicos ovetenses.


Su proyección es en cierto modo trascendental, tanto por los proyectos que emprende con conocidos francmasones como Braulio Vigón, con su Academia Asturianista “La Quintana”; muy influenciada por la tesis que dan vida a la Institución de Libre Enseñanza; es de tener en cuenta su amistad con Cesar Argüelles Piedra cuya pluralidad formativa le lleva a fundar en la escolástica ciudad ovetense varias publicaciones de fuerte tendencia republicana y en cuyos ideales también le acompaña otro francamsón de origen salmantino y con residencia en Oviedo, y amigo personal de D. Fermin Canella: José Alarcón Jimeno,


Y así se podría citar como compañeros de asiento en los bancos del taller masónico del cátedro a: Froilán Arias Cabajal o Inocencio Sela Sampil Victor Fedez. Felgueroso pertenecientes a la progresista clase industrial; o Rafael Calzada o Benigno Bances, notario uno y abogado el otro, pasando por los médicos Carlos Luis Montoto, a Rafael Pumares, y a otros muchos, algunos tienen placa y sitial en el callejero ovetense...

Pero la mano de Fermín Canella, también se ve tras la figura de Rafael Altamira, ya tratado en diversos estudios como prototipo de perfil seudo-masónico, parece claro que Rafael no era masón, pero su periplo universitario por Hispanoamerica tiene todas las connotaciones de ser un viaje diseñado y realizado desde los parámetros y objetivos de hermandad y fraternidad de las instituciones masónicas,


Este es un capítulo que está por estudiar, el periplo iberoamericano de Rafael Altamira y su relación con conocidas instituciones universitarias y culturales americanas de clara filiación masónica y con las cuales a buen seguro D. Fermín Canella estaba en contacto..

Pero la proyección de Fermín Canella y su facultad de Derecho, no se queda en el siglo XIX, la podremos rastrear en las figuras que conformaron la masonería asturiana del siglo XX en cuyas aulas de claro matiz krausista,- recordar al hilo de estas notas, la relación y las piedras esenciales que Krausse aportó a la francmasonería y de las cuales bebió la Universidad de Oviedo y sus distintos catédros- y que trasmitieron a distinguidos alumnos como José Díaz Fernández autor de la novela: EL Blocao; a Cesáreo del Valle Junco, fundador del Eco de Cabranes , Cesar Alvarez Cascos abogado luarqués , Manuel Rico Avello, Diputado y Ministro que puso en marcha el Orfanato Minero de Mieres; José Maldonado último presidente de la II República Española en el exilio, cuyos restos reposaban hasta no hace mucho tiempo en el cementerio de S. Salvador de Oviedo y que hoy han pasado a la soledad del cementerio del Espín en Grao.

Bajo la atenta mirada de Fermín Canella se formaron hombres como Augusto Barcia, Diputado y Gran Maestre del Gran Oriente Español, Angel Menéndez Súarez Secretario General de la Federación Agrícola Asturiana y algunos más que han conformado una buena pleyade de personajes de claro matiz progresista y de un innegable amor por una tierra como Asturias.

Valgan pues estas rápidas notas como reivindicación de la faceta de un hombre como Fermín Canella, que se inició en la logia Luz Ovetense al que encontramos en 1877 bajo el simbólico de Campomanes, y que aún tiene para los asturianos, aún a pesar de su transcendencia como persona y como Rector de la Universidad de Oviedo, cuartos oscuros que se mantienen en el extraño reino del olvido, y cuya figura merece un sitial entre los masones asturianos del siglo XIX y XX, que conformaron una importante y a veces dolorosa parte de la historia de Asturias.

Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...