Mostrando entradas con la etiqueta Francmasonería. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Francmasonería. Mostrar todas las entradas

25 enero 2015

HEMEROTECA MASONICA ASTURIANA. Noticias en 1967

La hemeroteca que se ha ido reuniendo a  lo largo de varios años, con ayudas varias y variadas en procedencia han hecho crecer en volumen los AZ que ya suman unos 10 volúmenes contendiendo noticias, artículos, reportajes, recuerdos, etc.



El primer trabajo que abre esta modesta Hemeroteca personal, es un artículo publicado en 1967, el 11 de noviembre  en la Revista Blanco y Negro  en el n´º 2897


Un artículo  firmado por  Colin Cross, que centra su trabajo sobre  la masonería en Gran Bretaña, y en el cual resaltaba que la masonería inglesa de ese momento contaba con un capital de 3.400 millones de pesetas.

Es un artículo que sorprende para dicha época pues no sigue la corriente antimasónica al sino que retrata una masonería burguesa y muy enfocado dicho artículo para los «mas media» españoles, que viendo lo tramontanos que eran en aquella época, tal vez fuera peor la de 1970 en adelante con gentes como  De la Cierva y demás…


Víctor Guerra

23 mayo 2014

VISITA A UNA EXPOSICION MASÖNICA

2014-05-21 20.32.57

Hace unos dias me desplacé a la ciudad de Avilés (Asturias) para ver en “vivo y en directo” la exposición que con motivo del 10 Aniversario de la Logia Rosario de Acuña (GOdF)  se montó en el Palacio de Valdecazarna y que lleva por título FRANC-MASONERIA. UN PATRIMONIO PARA LA HISTORIA.

El comienzo de toda historia empezó algo torcida, pues parece que la fraternidad no llega como para enviar una invitación, no solo a mi, con  quien parece que la logia Rosario de Acuña  tener cuentas pendientes…, sino que las invitaciones no se hicieron llegar tampoco a otros Hermanos y logias….

Supongo que las políticas de invisbilización y menosprecio por unos y otros, o sea la envidia sigue empañando el hacer cotidiano del fraternalismo masónico, por más que algunos se empeñen en seguir hablando de las virtudes  de pasar la llana o la paleta.

En todo caso la prensa se hizo eco, y de esos mismos medios  fuimos recogiendo datos como para articular unas reseñas y hacernos eco de algunos actos en nuestros blogs, al final aunque tenía intención de saludar a la Hermana Presmanes pues hasta tenía su libro preparado para la firma y dedicatoria, me fue imposible acudir, por lo cual unos dias  antes de que se cerrara la exposición me dirigí con una serie de Hermanos hasta la exposición, que ha esa hora estaba desierta,  pues el Hermano que hacia de «platón» como en la mili se ausentó en esos momentos de la visita.

Lo cierto es que hay cosas que no entiendo muy bien con respecto a la organización de esta  exposición, por ejemplo del  porqué se llevó, en esta ocasión, todo el repertorio de actos a Avilés, teniendo las logias tanto Rosario de Acuña como Estrella del Norte su sede  en el populoso barrio de la Calzada  en en Gijón y seguramente que el Centro Obrero de la Calzada, hubiera acogido con ganas la exposición, y hubiera estado más en consonancia con la zona y con algunos referentes masónicos que tanto han tenido que ver con el barrio de la Calzada.

Pero seguramente que mediaron cuestiones de orden político y administrativo como   para que la exposición tuviera una sede u otra, seguramente querencias y aquiescencias tuvieron bastante que ver… como casi siempre..

2014-05-21 20.05.49     2014-05-21 20.06.33

La verdad es que la Exposición  en general salvo la querencia por la Orden y el esfuerzo que siempre se ha de tener en cuenta ,  decir que  nos defraudó  por varias razones… tal vez porque habíamos puesto abundantes expectativas en ella, y tras la visita no se cumplieron pues su contenido nos pareció un tanto escaso y hasta repetitivo, pese al esfuerzo de traer  aquello que han dejado los hermanos franceses”  en general  enseres tipo cerámicas, cristalerías mandiles, y alguna otro utensilio, sin olvidar desde luego la gran bandera republicana que preside toda la exposición y que perteneció al Brigada 33 del 130 Batallón.

Todo ello colocado en la planta baja del Palacio de Valdecazarna, acompañado con algún panel explicativo sobre el GOdF y la GLFE , pero salvo dos o tres cosas más, lo cierto  es que me parecieron  textos  un poco escasos con relación al gran título escogido de la Francmasonería como patrimonio para la Historia, en ese sentido decir que  me gustó mucho más y estaba más conjuntada y tenía mejor hilo conductor y coherencia  la exposición que hicieron las logias del GOdF de Madrid.

La  escasa vista y proyección del comisariado de la exposición se ve rápidamente cuando se pasa al altillo de la sala donde hay una serie de retratos de masones y supuestos masones, que están un poco colocados sin aparente orden ni concierto, he visto mucho retrato de mujeres masonas pero en general  poco que ver con el GOdF, y menos aún con la Gran Logia Femenina de España, salvo el hecho de ser masonas y mujeres y ser parte de la patrimonio de la historia, pero entonces faltan más masones europeos y españoles de gran pequeña y gran talla, de hecho en la exposición de retratos vi a muchos miembros (mujeres) del Derecho Humano (DH) Deraisme, Besant, etc..

La parte asturiana si que estaba reseñada con casi que diría con lo  típico y tópico de los personajes masones. Melquiades, Loredo Aparicio , EL Chova, Alberto de Lera…Rosario de Acuña etc.. muchos de ellos estudiados y publicados por mi en este mismo blog y en diversos trabajos y libros publicados, luego hubo otros entrañables por lo que pueda tocar como el luanquin José Artime  o el tinetense José Maldonado.

Otra cuestión a tener en cuanta era la horrible luz  del altillo, y el material soporte de los pequeños cuadros que soportaban las biografías, lo cual era muy molesto su lectura, amén de que el tipo de fuente e interlineado hacia los textos poco legibles.

2014-05-21 20.14.27

Realmente eché de menos menos la presencia de un guiño, con la región aunque  no hubiera costado nada colocar el listado de logias de que hubo en la región desde el siglo XIX, cuestión que no es tan difícil pues se ha publicado en varias ocasiones, y al menos creo importante e interesante haber reseñado las logias que se dieron en la ciudad de Avilés, ciudad que alberga la exposición,  y más si tenemos en cuenta que su  lista no es tan larga:

LOGIAS EN AVILES
En 1879,el 22 de Enero se fundo  bajo el patrocinio de Gran Oriente Nacional  de España la Logia Justicia  que llegó a contar , al menos que sepamos con 37 miembros. Como referentes de esta logia estaban los Arias Carbajal; los García Somines o Eladio García San Miguel,  y el médico José Plaza y Castaño, o el abogado Gregorio Bango.

Bajo el Gran Oriente de España estaba la otra logia avilesina La Concordia, de cuya noticias tenemos a través de un cuadro de miembros  de  1887 que contaba con 24 miembros donde se encontraba el Notario Federico Fernández Noval el abogado González Llanos de nuevo   el fabricante Ramón Ibarra uno de los Somines y los Hermanos  Soler.
Durante el Siglo XX, en el primer tercio uno un solo taller ya muy tardío en 1934 , el Triángulo  José Rizal

Digamos que por contemplar la globalidad de la exposición se ha dejado lo local, pues se podría haber colocado el listado de miembros de las logias avilesinas, (solo había la foto de unos de ellos) y de esta manera se hubiera vinculado  la ciudad la masonería y la presencia de la exposición.

Por buscar huellas de ese patrimonio de la historia en cuanto a los referentes  masones femeninos digamos que  se ha tirado de la procedencia fundamentalmente francesa, tanto es así que en ese afán  de afrancesamiento se ha dejado de lado a las masonas asturianas as que también poblaron algunas  logias de Asturias, y que  estuvieron en el mismo plano de igualdad que los hombres, renunciando a la posibilidad de estar en logias de adopción, y que creo que debieran haber tenido su merecido reconocimiento tanto en las charlas como en la exposición… En fín  como decía uno de los visitantes : Una oportunidad perdida ¡¡¡

Esperemos pues que las logias organizadoras, tomen nota de lo que comentado, y espero que sus expectativas hayan sido feliz cumplidas puesto que pese a la modestia de la exposición y lo que he comentado siempre estas cosas llevan un arduo trabajo y no siempre se hace al gusto de todos…

Víctor Guerra. MM.:. Rito Moderno 

15 octubre 2012

Perfiles masónicos de Indianos del Oriente de Asturias en logias de Cuba Siglo XIX

 

Seguimos con la entrega de este trabajo sobre la presencia de asturianos del Oriente de Asturias en la masonería cubana y de un  total del listado que a dia de hoy tengo sobre posibles masones asturianos en Cuba, decir que tendré  unos 375, pues de todo ellos, lo pertenecientes al Oriente de Asturias  y que tenga algún que otro dato solo son unos cincuenta  y cuatro masones inscritos en los talleres sitos en la Isla de Cuba que son del Oriente de Asturias  y de algunos de ellos  tenemos algunos datos:

Eugenio Allende. Aunque su simbólico es el de “Eón”, éste no nos indica su procedencia, pero si nos atenemos a que hay “Allendes” con capital indiano en Ribadesella, y además está en la misma logia que Juan Alvarez García de simbólico “Ribadesella”, con el cual comparte no sólo la profesión de “comerciante”, sino que coinciden en el tiempo dentro del taller sito en ciudad de Cienfuegos, no sería muy aventurado considerarle como originario de dicho concejo.

Juan Amieva García. Nacido en 1868, su simbólico es “Llanes”, lo que indica a tenor de dicha adopción y de sus apellidos que es nacido en dicho concejo. Se encuentra adscrito a la masonería desde 1893 y en 1895 obtiene el grado de Maestro Masón, ejerciendo de Secretario del taller 2ª Unión y Concordia 194, ubicado en los Valles de La Habana.

Se le abrió expediente por la Dirección General de Seguridad Española.

Severo Ardisana Noriega. Se le ha adscrito a la zona de Llanes de donde son oriundos sus dos apellidos. Está soltero y su profesión es la regazador.
En la logia La Santiaguense 46 es conocido por un simbólico, muy típico por otra parte, entre los originarios de la zona, que tienen predilección por el personaje de “Pelayo”. A su vez, éste francmasón figura con el cargo de Portaestandarte y tiene el grado de Maestro Masón.

Se le abrió expediente por la Dirección General de Seguridad Española.

Manuel Atalaya Cossío De este francmasón apenas si había unas notas perdidas por los expedientes de su logia, la Porvenir 94, y a través de ello y de sus crónicas como periodista en el órgano oficial de la Liga Universal de los Librepensadores “El Librepensamiento”, se ha podido ir desentrañando su pequeño historial. Proviene de una familia de la zona de Abandames, con un posterior asentamiento en Villaviciosa. Adopta nuestro biografiado el simbólico de “Giordano Bruno” en recuerdo del pensador italiano del Renacimiento encarcelado y quemado vivo por la Inquisición.

De muy joven emigra a América, donde, tras un accidentado periplo, llega a Cuba, ingresando en la logia antes citada, donde le encontramos con el grado de Maestro Masón y el cargo de Orador e incardinado en los movimientos independentistas de la isla caribeña.

Francisco Balbín: ocupa el cargo de Gran Maestro de Ceremonias dentro de la Gran Logia Simbólica de la Isla de Cuba, y es de los pocos asturianos que están adscritos a las logias de marcado carácter antillano: La Gran Logia Simbólica de la Isla de Cuba, que surge de la fusión entre el Gran Oriente de Colón y la Gran Logia Isla de Cuba, y cuyo resultado es la Gran Logia Unida de Colón e Isla de Cuba bajo los auspicios del GONE.

José Barros Coviella es natural de Villaviciosa, o al menos así se estima, tras encontrar a otro individuo con los mismos apellidos en una relación de “Hijos de Villaviciosa y su Concejo en la Habana”. Está adscrito a la logia Unión Hispano- Americana 132, donde hay un originario de Villaviciosa y varios del área de este estudio.

Juan Bautista Naredo, “Infiesto”: su simbólico nos indica su origen, y más si tenemos en cuenta que hay fichados diversos “Naredos” en la zona de Villaviciosa y Cabranes. Tiene el grado de Maestro Masón (3º) y figura en 1880 como lismonero de taller Beth-ila 142 de Matanzas.

Se le abrió expediente por la Dirección General de Seguridad Espoañola.

Rafael Carriles Carrera: su simbólico “Hontoria”, nos traslada al verde valle llanisco de donde es originario este francmasón, que ocupa el cargo de 1º Vigilante dentro del taller Hijos de Palestina nº 40, que ayudará a fundar junto con otro medio centenar de hermanos masones. Entre ellos se encuentra el Guarda Templo con el simbólico “Pelayo”, que corresponde a Justo Cueto Peláez, y que no hemos incluido en el listado por ofrecer dudas su pertenencia al oriente asturiano, aunque sus dos apellidos son de neta raigambre en esta comarca.

El hermano “Hontoria no está en los listados de Ferrer Benimeli, sino que sale de una referencia de Castellanos Gil sobre logia antes citada, que cuatro años más tarde de su fundación abandona el GONE para pasar al GOE, por razones relacionadas con el enfrentamiento entre Obediencias, tal y como se recoge en el siguiente texto:

“...puesto que se les había prohibido a principios de 1893 las vistas de masones pertenecientes a otras obediencias. Esta medida fue enjuiciada por los miembros del taller como una intromisión del Capítulo y que atentaba contra la “ Libertad, Igualdad y Fraternidad, Además consideraban que con dicha medida se pretendía evitar la discusión de temas importantes como el “capital y el trabajo” y” la pena de muerte” y otros que afectaban a cuestiones y problemas sociales

Y acuerdan romper de una vez y para siempre el circulo de hierro y las cadenas del opresor que arbitrariamente trataban de aprisionar y cohibir los derechos de libres masones honrados a los que componen la Respetable Logia Hijos de Palestina ..”[i]

José Cossío, simbólico “Panes”, no muestra ninguna duda a cerca de su origen, el concejo mas oriental de Asturias, Peñamellera Alta. El hermano “Panes” trabaja en los valles de Santiago de las Vegas, en el seno de la logia Los Templarios, donde ocupa el importante cargo de 2º Vigilante, donde además su Venerable ostenta también un conocido apellido de la zona, Trespalacios, y otros más de origen asturiano como Montoto, Arias o Calzada, que ocupan un lugar en el cuadro de dignidades del taller.

Manuel Cué. Simbólico “Nemo”, no nos confirma lo que presagia su primer apellido de claro matiz llanisco. Cué es un hiramita que se halla en un taller dependiente del GOE, Los Girondinos nº 16, ubicado en los valles de Victoria de Tuna, donde ocupa el cargo de Orador con el grado 18º; según su ficha, su profesión es la de hacendado.

¿Pero quién era Manuel Cué?
El libro de semblanzas titulado “Indianos del Oriente de Asturias” de Gracia Noriega, aporta alguna referencia sobre quién es éste hiramita:

“...nace en el caserío de La Arquera, el 9 de Junio de 1834, y pasó sus primeros años en casa de su abuelo a la sazón comerciante que anima al joven Cué con 17 años a emigrar a Cuba. Embarcó en la corbeta “Villa de Gijón” en 1851, ejerciendo diversos trabajos en comercios de emigrantes llaniscos, formando sociedad con uno de ellos que se refleja como Cué Gutiérrez y Cía, dedicada a la importación y exportación de mercancías...”

En 1865 se registra como la primera vez que Manuel Cué viene a Asturias, y volverá a Cuba en 1872, para regresar y casarse en 1874 en Santander, creando una casa comercial..

Hay ciertas discrepancias en fechas, pues si nos atenemos a la semblanza realizada por Gracia Noriega, es como si Manuel Cué, no se hubiera movido ya más de Asturias desde 1874, puesto que no se aportan más referencias de viajes y estancias de éste llanisco a las Antillas, que las debió de tener como hacendado que era, con propiedades y sociedades en aquellas tierras.

Era bastante típico que dichos indianos tuvieran residencia en ambas orillas del océano, como ya hemos visto con algunos personajes ya tratados en la masonería de 1900, que aún estando afiliados en la masonería asturiana sus domicilios estaban en las tierras de ultramar o viceversa.

Como todo indiano que volvía rico, y con la condición de ser o haber sido francmasón y con el grado de Príncipe Rosacruz (18º), tal vez sean más explicables sus preocupaciones filantrópicas, aunque también es cierto que era muy común entre los indianos no masones el prodigarse en tales hechos. Según nos cuenta Gracia Noriega la preocupación de Manuel Cué por la labor educativa era grande:

el indiano Manuel Cué permanece unido al recuerdo del colegio de la Arquera que levantó a sus expensas en las inmediaciones de Llanes(...), se preocupaba principalmente por la formación y en proporcionar toda la enseñanza que la carrera de comercio exige para que los jóvenes emigrantes encuentren rápida colocación...”

La escuela que manda construir el hermano “Nemo”, tenía una capacidad para 140 alumnos de escasa economía y cuyas edades oscilaban entre los 10 y 14 años. El coste de las escuelas fue de unas 20.000[ii] pts de la época, que aún se pueden contemplar en el pueblo del que toman el nombre. Esta institución educativa va estar regida por los Hermanos de la Doctrina Cristiana, los famosos “hermanos baberos” que habrían de regir varias instituciones educativas en Asturias, y que algunos de ellos fueron víctimas en los sucesos revolucionarios del 34.

José Cuétara. Este “hijo de la viuda” es una nueva incorporación al listado base, anteriormente mencionado. Hay diversos miembros con ese apellido y con el origen referenciado, lo cual lleva signarlo como procedente de Ribadesella o sus entornos, aunque el simbólico que adopta ,“Favila” , no clarifica mucha tal aseveración.

Favila” ejerce de Limosnero dentro del combativo taller Los Comuneros 144, cuyos ideales simbólicos se sustentaban en las figuras de Maldonado, Padilla y Bravo.

“... que son sus nortes y fieles defensores de sus recuerdos para inmortalizarlos, nos servirán d escudos por siempre y cual de ellos para llegar al cadalso moral de nuestras glorias y seguiremos sus huellas para llegar cual sólo uno, cual ellos hicieron en Castilla para morir con gloria por nuestros fueros y libertades”.

Tal y como comenta Castellanos Gil, la actividad de esta agrupación fue un tanto agresiva y poco fraternal, tal y como se desprende de sus palabras:
Hemos matado por completo la agrupación irregular de Colón y Cuba, (dos obediencias ubicadas en dicha isla).. pero nuestra obra no está cumplida, necesitamos trabajar, y levantar colegios colombinos y organizar otro taller...[iii]

José Díaz Benito. Su simbólico “Infiesto”, nos vuelve a llevar a los verde valles piloñeses, donde nace en 1866. En 1893 lo tenemos adscribiéndose a la masonería dentro del taller la 2ª Unión y Concordia 1893.
Se le abrió expediente por la Dirección General de Seguridad Española .

Ramón Díaz González, que adopta el simbólico de una pequeña aldea bien de Cangas de Onís o de Piloña, “ Cardes” de donde debe ser originario. Trabaja en una logia de corta vida, “por la apatía de su primitivo cuadro de dignidades y por la anulación de su Carta Patente”. Aunque de nuevo el taller vuelve a cobrar vida en 1890 en el valle de la Habana, donde nuestro hiramita ocupa en 1888 el cargo de Maestro de Ceremonias, y en cuyo cuadro de dignidades está con otros asturianos procedentes de Proaza y Gijón.

Julián Faya González. Pertenece a la logia Santiaguense nº 46 ubicada en los valles de Santiago las Vegas, su grado es el de Maestro Perfecto (5º). Su simbólico, “Sella”, le delata como originario de los concejos que riega el río del que toma dicho nombre, posiblemente de Cangas de Onís, Parres o Ribadesella , puesto que hay otro “ Sella” y con el mismo apellido: Ramón Faya, que trabaja en la logia con Francisco Cuétara, de simbólico “Alea” (conocido pueblo del concejo de Ribadesella). En este caso son un efecto palpable del refrán de que “ un clavo saca a otro clavo”.

Se les abrió expediente por la Dirección General de Seguridad Española.

Bernardo García González . Tabaquero que reside en Cabañas, donde se ubica la logia Samper nº 278 bajo los auspicios del GONE. Ingresa en 1890 y tiene el grado de Gran Elegido Sublime y Perfecto Masón (grado 14º). Nace en Piloña, como así indica la adopción del simbólico “Infiesto”. Quien comparte también dicho simbólico es otro piloñés, Francisco García Valdés, grado capitular Soberano Príncipe Rosacruz (18º), que está adscrito a la Logia Antonio Pío 26 ubicada en Regla, y que ignoramos la Obediencia a la que pertenece.
José Mª Pérez Ardavín, “Pumarada”, un simbólico adoptado en recuerdo de las plantaciones de manzanos de su tierra; tiene apellidos de origen piloñés, al menos el segundo de ellos, y la razón de inscribirlo como originario de tal zona no solamente es debido a su apellido, sino que además en la logia 2ª Unión y Concordia 194 convive con otro pilonés, José Díaz, de simbólico “Infiesto” y con un llanisco, Juan Amieva García . En el taller figura como 2º Experto.

Se le abrió expediente por la Dirección General de Seguridad Española.

Quien nos ha quedado fuera del cuadro y que puede ser un claro ejemplo de “dudoso origen su pertenencia al oriente asturiano” ha sido José del Fresno, de simbólico “ Miguel Angel” y de profesión sastre, que se recoge como natural de Oviedo y trabaja en la logia Hijos de Hiran donde hay tres asturianos más uno de Llanes, otro de Ribadesella y el último de Colunga. El apellido “Fresno” tiene en Miravalles (Villaviciosa) masones portadores de dicho apellido trabajando en los talleres asturianos de 1900, concretamente a Ramón y Maximino del Fresno, aunque su padre era D. Ramón del Fresno. A falta de otros datos que contrasten su identidad, se ha preferido dejarlo fuera por el momento, aunque anotándolo para posteriores trabajos investigación.

De los distintos masones que se creen oriundos del Oriente y que por la adopción de un nombre simbólico de carácter genérico podrían arrojar serias dudas estarían: “Johnson” cuyo simbólico corresponde a Ramón Sanfeliz Peláez, su primer apellido le hace originario de la zona de Villaviciosa, puesto que hay otro oriundo de tal concejo con el mismo apellido, sin embargo hay datos que lo constatan como natural de Cabranes. Lo que si sabemos es que Ramón Sanfeliz era miembro en 1922 del Centro Asturiano de la Habana, donde ocupa el cargo de vocal de la junta directiva, su ligazón a tal sociedad en la que siempre ocupará cargos directivos llega hasta 1937. 

Otro apellido originario de Villaviciosa es Obaya Vallín, que adopta el simbólico de “Pelayo”, común entre los oriundos de la zona oriental asturiana. Este simbólico también lo adopta Constantino Junco Junco, cuyos apellidos tienen solar en el pueblo de Junco (Ribadesella) y por último tendríamos a “Socrátes”, que corresponde a José González García, supuesto hermano de Carlos González García, “Infiesto”, con el que además comparte fecha y estancia en la logia Obreros del Progreso 174, por cierto la más numerosa en asturianos originarios del surco prelitoral del Oriente de Asturias.

Los demás francmasones en cuanto a la adopción de su simbólico, no ofrecen dudas como asignados a la zona del Oriente de Asturias, pues hacen claras referencias a sus lugares de nacimiento, o a las entidades ó villas donde vivieron; en todo caso, la adopción del simbólico en la logia por parte de estos francmasones ( los 222 de Benimeli) presenta esta composición: ciento once de carácter geográfico; unos catorce de estructura simbólica o míticos: Eón, Babel; otros cinco de referencia al mundo vegetal: Margarita, Roble, Pino; la posición ideológica a través de simbólicos como Libertad solo se registra en seis masones asturianos; y setenta y siete hacen referencia a personajes históricos, donde destacan: Pelayo con dieciséis; Jovellanos con siete; y finalmente Riego con cinco; y en el resto no consta su simbólico

Este es el panorama de las adopciones de simbólicos por parte de los doscientos veintidós masones donde se registra una mayor inclinación por los simbólicos de carácter geográfico y por los personajes históricos como Pelayo, o Riego.


[i] Texto de Castellanos Gil, ya citado , página 166; proveniente a su vez del AHNSGC signatura 785-A-7 Memoria de la logia Hijos de Palestina.
[ii]Llanes Fin de siglo XIX”. de Mª Cruz Morales.
[iii] Este texto como el anterior, están extraídos del libro de Castellanos Gil, en la obra ya citada y que se pueden encontrar en la página 169 y en el Archivo Sig. 748-A-13 ubicado en AHNSGC (Salamanca).

Víctor Guerra.
























































31 marzo 2012

HISTORIA DEL PROTESTANTISMO EN ASTURIAS

 
Este es un tema que ya he tratado varias veces en estos blogs de masonería, y referido claro está, a la relación entre protestantismo y masonería que más bien tuvo mucho que ver con el siglo XIX, como así tratamos en varias ocasiones tanto el profesor de la Universidad Marc Bloch de Estrasburgo: Jean Pierre Bastian, en sus trabajos en Latinoamérica, y yo mismo en: Masones y Protestantes.

No es un tema novedoso, aunque pueda parecerlo pero tal vez la potencia católica, y la indiferencia general hace que estos temas queden relegados a cierta marginalidad y obscurantismo y no es que ahora deje de haber a masones evangélicos en las logias que los hay, a la mente me vienen en este momento dos ex Grandes Maestros actuales: uno de ellos de la Gran Logia de España (GLE) reconocido luterano para más señas… pero en general la presencia evangélica que creo que hoy no se podría cuantificar s dada cierta inclinación a quedar en un segundo plano.

Pero sin embargo la presencia de evangélicos en el centro de la actividad masónica, hubo un momento que fue importante porque con su presencia incentivaron en los talleres masónicos no solo el respeto y la tolerancia, sino que desarrollaron un concepto que ahora se define como laicismo, o sea dejar las religiones al margen de la vida política, que no publica…

Al hilo de lo que estoy exponiendo no hace mucho días me enviaron un email desde la Asociación Culturas Vivas con sede en Villaviciosa, donde me comentaban que un viejo amigo Manuel de León de la Vega presentaría su libro Historia del protestantismo en Asturias (150 años de la Segunda Reforma en España).

clip_image002

En un principio se me había pedido presentar al ponente y su trabajo, pero luego no puedo ser, había poco tiempo, ya se sabe como se las gasta el tema cultural en la Villa, los actos concluyen cuando el bibliotecario cierra su biblioteca, o sea que el acto empezó a la hora torera de las 6,30 de la tarde, para concluir un poco más allá de las 7,30, por tanto con tan escaso margen, mejor se presentaba al ponente por un miembro de Culturas Vivas: Serafín Porcel, el cual presentó al autor, ante un auditorio más bien cercano a los temas evangélicos.

A este respecto se echó de menos a la "inteligenssia" maliayesa”, que más bien parece más n proclive a los floripondios calotizantes y los pregones que a conocer otras realidades.

Lo cierto es que el trabajo de Manuel de León en encomiable, por tu trabajo y consistencia referencial, un libro de casi 600 paginas en las cuales se repasa toda la presencia y seudo-presencia evangélica en la Asturias pelagiana.
"Manuel de León no es asturiano, nació en Granja de Moreruela, pueblo de Zamora. Es licenciado en Latín, Humanidades y Filosofía. También concluyó la carrera de magisterio. Desde joven vive en Asturias, donde ha desarrollado toda su actividad laboral en una empresa de seguros. Estrechamente vinculado al protestantismo asturiano, actualmente ejerce voluntariamente como pastor en la Iglesia de Cristo en La Felguera.
Manuel de León es escritor de prestigio, profundo y ameno a la vez. Ha dirigido las publicaciones ASTURIAS EVANGÉLICA, ORBAYU y VÍNCULO. Escribe también desde sus orígenes como revista en PROTESTANTE DIGITAL. Alfonso Ropero, una de las mentes más claras en el protestantismo español, autor de unos 15 libros, dice en el prólogo que Manuel de León “ha rastreado en la historia, buceado en la literatura española, atendido a los historiadores de la heterodoxia y de la disidencia españolas, y, sobre todo, ha tirado del hilo de muchas pistas y personajes que le han abierto un mundo nuevo y poco analizado que pone de manifiesto la existencia y la extensión de un cristianismo reformador en España”.
El eminente historiador y ensayista escocés Thomas Carlyle dejó escrito que toda historia es también biografía. Manuel de León parece haberlo asumido. Porque su historia de los protestantes asturianos es también la biografía de los hombres y mujeres que la hicieron posible . El talento del historiador consiste en narrar hechos verídicos y en colocar en el lugar debido a las personas que los protagonizaron.
Buen capítulo el de los albores del protestantismo en Asturias. Aquí el autor abrevia su trabajo, como se ve obligado a hacer a lo largo de todo el libro por la abundancia de material y escasez de espacio. En los siglos XVI y XVII no encuentra señales del cristianismo reformado en el principado. La entrada de la Reforma ocurre tímidamente en los siglos XVIII y XIX . De esos entonces Manuel de León destaca una serie de hombres que el común de los protestantes españoles desconoce totalmente o apenas recuerda. No son pocos. Dice que el célebre Leopoldo Alas Clarín, zamorano pero quien desarrolló su vida en Asturias, logró asimilar los principios del protestantismo, del que existen huellas en su obra LA REGENTA. Muy interesante.
Con todo, las primeras congregaciones evangélicas en la verde Asturias datan de los primeros años del siglo pasado. Tomás Giménez Valdivieso, en su libro EL ATRASO DE ESPAÑA, de 1909, dedica un capítulo a los protestantes y afirma que en Besullo existía una congregación.
Muy bien documentado, incluso gráficamente, el capítulo dedicado a sacerdotes católicos que abrazaron el protestantismo en Asturias. José Fernández , del Consejo de Quirós, quien después de su experiencia espiritual escribió el libro titulado LEJOS DE ROMA Y CERCA DE DIOS.

Enrique Fernández Fernández , aunque natural de Madrid, fue convertido al cristianismo de Cristo siendo cura en La Felguera. Celso Muñiz , padre espiritual en el Seminario católico de Oviedo, confesor de confesores, director de retiros católicos en Covadonga. Manuel de León reproduce estas palabras del encumbrado cura católico: “Nunca olvidaré la noche de mi conversión. Otro día de duro conflicto interior había terminado y busqué refugio en el Señor y en su Palabra. Sin ningún deseo de hacer otra cosa por mí mismo, me arrojé a los brazos de mi Padre Dios, quien había dado a Jesucristo para mi salvación. Oré: Ven a mí, Señor Jesús, me entrego a ti como mi único y suficiente Salvador personal. No sé cómo ocurrió, pero es un hecho que todas mis vacilaciones, dudas y titubeos desaparecieron y mi felicidad fue completa”.
En un ejercicio de imparcialidad y de generosidad, Manuel de León no deja fuera del libro a una sola familia denominacional del protestantismo asturiano . Aquí están todos y a todos se les reconoce el trabajo llevado a cabo para situar el movimiento evangélico asturiano en el lugar que ahora ocupa: Los pioneros, los Bautistas, Hermanos, Pentecostales, la Iglesia de Filadelfia y otros grupos más o menos independientes.
En HISTORIA DEL PROTESTANTISMO EN ASTURIAS Manuel de León refiere una cantidad de historias, hechos acaecidos, fechas, números, nombres y tan abultada bibliografía como en pocos libros he visto y he leído centenares.
A este comentarista se le hace difícil condensar las 600 páginas de letra pequeña y apretado texto en un artículo de esta brevedad. Aún así mi admiración y mi agradecimiento a éste meticuloso investigador por ofrecer a los protestantes españoles, asturianos o no, una obra que legitima nuestra historia y la eleva a lugares que otros le han discutido".
En su libro vemos algunos capítulos que sacan algunas chispas como el dedicado al jansenimo y a Jovellanos como uno de los hijos de esta "herejía" y que a buen seguro que tal capítulo hará saltar de la silla a algún meapilas de tan en boga, y que quieren hacer pasar, sí o sí. a Jovellanos como un fiel representante de la creencia católica al uso
Hace un nómina, Manuel de León de los intelectuales asturianos y el protestantismo : Manuel Pedregal Cañedo, o José Manuel Pedregal Sánchez, y la relación de Leopoldo Alas Clarín con esta creencia, así como la relación y trato que hubo entre los intelectuales como Canella u otro a cerca de la religión protestante.

En el libro de Manuel de León, hay un capitulo dedicado a la Masonería y la labor de los evangélicos a partir de la figura de dos de sus representantes: Juan Emeterio Fuentes y José Rubiera.

Escuchando la conferencia de Manuel de León sobre la acción propagandística y de beneficencia de la masonería a lo largo del mundo y lo poco que les asustó a los misioneros evangélicos salir al exterior a predicar la palabra, o a trabajar por lo demás solicitando ayudas es lo que en parte explica que Juan Emeterio Fuentes cuando el gran accidente del vapor Cabo Machichaco en Santander, se ocupara desde la logia gijonesa Amigos de la Humanidad de recaudar casi un millón de pesetas en un viaje que hizo por España y Europa.
En fin un trabajo digno de leer y reflexionar.

 
clip_image005
Víctor Guerra.

02 febrero 2012

El GRAN ORIENTE de FRANCIA en ASTURIAS (2ª Entrega)


Aporto la segunda entrega de este libro sobre las logias del Gran Oriente de Francia en Gijón, cuya  de la elaboración de este texto ya he contado de forma resumida en el preámbulo de la 1 ª entrega, y que dio paso a toda una labor de investigación y reflexión sobre la masonería.

VG



LA PRIMERA LOGIA EN GIJON: AMIGOS DE LA NATURALEZA Y HUMANIDAD.

LOS ORIGENES

La implantación de la masonería bonapartista, como nos dice Ferrer Benimeli: “siguió dos vías o caminos de reconocimiento” por un lado las logias que venían impulsadas por los estamentos hospitalarios de los ejércitos bonapartistas, y por otro las que se situaban bajo el manto protector de José I, y el Gran Logia Nacional de España, integradas en su mayor parte por los afrancesados, pero igualmente bajo la vigilancia del GOdF y radicadas fundamentalmente en la ciudad de Madrid, Barcelona, Vitoria, Madrid, Salamanca, Santander, Sevilla, Zaragoza, Ciudad Real, Gerona, San Sebastián, Toledo y Cádiz, y de las cuales existen muy pocos datos[1], tal vez resaltar cuando hablamos sobre afrancesados, resaltar como digo, la pertenencia a la Orden francesa del pedagogo José Narganes de Posada, oriundo de San Vicente de la Barquera y que tuvo en dicha época mucho predicamento entre los afrancesados como tal pedagogo que fue.

El caso de Gijón está en otra órbita, muy distinta de este tipo de logias y de movimientos, y ello nos lleva a un salto temporal y punto de inflexión que se puede fijar en el año de 1850. Año en que se constata documentalmente la implantación de los talleres masónicos como entidades orgánicas y por tanto con carta patente[2], o sea con una estructura regularizada y normalizada y reconocida por una Obediencia masónica.

Este establecimiento crecerá al calor del crisol industrial que en esas épocas vive la ciudad Gijón, que en esos momentos con una numerosa población que sobrepasaba uno cuantos miles de habitantes. La instalación de diversas fábricas de vidrio en Avilés y Gijón a partir de 1844, contribuyen en buena medida al establecimiento de la masonería, ya que la necesidad de una mano de obra especializada trajo consigo la arribada de técnicos cualificados, cuya nacionalidad tenemos constatada por el primer censo de extranjeros radicados en la ciudad de Gijón y luego por la propia documentación masónica que se ha traído desde Francia. La mayoría de estos primeros masones eran trabajadores de la fábrica de vidrio La Industria. Este tipo de industria tiene sus prolegómenos en la ciudad de la mano de D. José Pintado, que allá por 1827, puso manos a la obra para sacar adelante tal manufactura, que hay que anotar que no tuvo mucho éxito, lo mismo le sucedió a otro prohombre gijonés a D. Ramón Toral.

Será el calvinista D. Luis Truhán, respaldado por una sociedad anónima que se constituye al efecto por los señores: Cinfuentes, Mariano Pola, Juan Menéndez y Luis Truhán, que se denominará La Industria[3], la cual no sólo consolida tal explotación, sino que será a su vez la que acoja a todos estos obreros especializados del vidrio dando así ocupación a casi seiscientos asalariados, algunos de ellos, como veremos más adelante, serán así mismo miembros de la masonería.

Otra de las fábricas de vidrio que acogió a los vidrieros masones estaba en Avilés, y probablemente podría tratarse de Osorio y Cia, fábrica que venía funcionando desde 1844, y empleando a total de unos ciento veinte operarios.


El ya citado censo gijonés de extranjeros nos indica que la mano cualificada provenía de diferentes países, entre los que destacaba un país como Francia, que fue quien más compatriotas especializados aportó, seguidos de otros aportes de mano de obra especializada de origen belga, alemán, italiano, o suizo[4]. De la mano de estos inmigrantes cualificados que recibían unos jornales muy superiores a los de tipo medio de la época, -un decorador de vidrio rondaba las 3000 Pts. al año, que promediando los días de trabajo unos 280, venían a ganar unas 10,5 pts./día- será pues con quienes se implante la sociabilidad masónica, a la que también se unen otros trabajadores peninsulares que acudirán al reclamo de dicha oferta laboral.

 Parece lógico pensar que algunos de estos trabajadores ya hubiesen tenido algún tipo de contacto con la francmasonería en sus respectivas localidades de origen, a raíz de la documentación parece que en general no eran masones, aunque la actividad masónica no les debía ser muy extraña, ni totalmente desconocida. Todos ellos serán el germen sobre el que se va a implantar la primigenia masonería asturiana, y en consecuencia será la ciudad de Gijón la primera en la que se establezcan los primeros talleres masónicos.

 La posible herencia masónica que pudiera haber venido o hubiese podido ser trasmitida a través de elementos autóctonos, o de las personalidades liberales de principios de siglo, se puede decir que parece nula a luz de las pesquisas, pues bien los viejos masones liberales habían muerto, o ya eran muy viejos para nuevas aventuras. Amén de que para algunos debió calar mucho la pesadumbre de las persecuciones y la represión, como para volver a repetir escenarios y compromisos, de ahí que sean ciudadanos extranjeros, o al menos ajenos a la ciudadanía gijonesa, los que levanten las nuevas columnas masónicas, y nunca se menciona referencia alguna a estos prebostes liberales asturianos.

Esta primera logia que se instaló en la urbe gijonés, de la cual se tiene constancia documental, tiene fecha de fundación el 27 de diciembre de 1850, que es el día en que se juntan los hermanos fundadores, a saber: el médico cirujano de origen madrileño Joaquín Cabrera, el sastre Jesús de Gracia, natural de La Mancha, y el intérprete mallorquín José Victory. Eso sí, como dice el mismo Hermano Torrijos en un informe que enviaba desde su exilio sobre lo acontecido con la logia, habían comenzado “con el mayor secreto y prudencia por que aquel país estremecido, ocupado y dominado por el fanatismo religioso”[5].

El día en que se reúnen para constituir el taller toman el acuerdo de dar taller como título distintivo el de Amigos de la Naturaleza y Humanidad, e intenta ponerse bajo el amparo del Gran Oriente de Francia, (GOdF). El título que adoptan tiene una cierta tradición francesa,  puesto que ya aparecen n ese país varias logias con ese nombre de Amigos de la Humanidad, en concreto tenemos 1806 con ese título una logia en el valle de Rozoy-en Brie, de la que es Venerable el Marqués de La Fayatte. Aunque sobre 1840 hay también diversas logias españolas que toman dichos nombres como títulos distintivos

Por otro lado, el tema de incluir la locución de Amigos es tradicional en la masonería francesa, donde tenemos la famosa logia Los Amigos Reunidos de París que trabajaba entre 1771 y 1891, aunque de muy distinto tinte socioprofesional al del incipiente proyecto gijonés.


ADSCRIPCION AL Gran Oriente de Francia

Los miembros de la iniciativa masónica gijonesa, como casi siempre ocurre en los casos en que no hay otras logias u Obediencias cercanas, se constituyen como una logia simple, también llamado “triángulo”[6], este proyecto no adopta un tipo de adscripción obedencial concreto, quedando como un “grupo masónico salvaje”[7]. Aunque no por ello dejan de lado otras cuestiones, y por tanto deciden, a sabiendas de cual va a ser su posible orientación o inclinación obedencial adelantarse y adoptar como ritos de sus tenidas aquellos que se practicaban en ese momento: el Rito Francés (RF) y el Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAA), que eran los practicados en el seno de las logias del Gran Oriente de Francia, aunque uno refleja mejor que otro las inclinaciones positivistas como sucede con el Rito Francés, y otro las deístas como el REAA.

Esta situación refleja además las opiniones dominantes en el seno de las élites masónicas entre las cuales va a primar durante la primera mitad del siglo XIX el Rito escocista (REAA), y en la segunda mitad el Rito Francés (RF) con un carácter más mecanicista[8].

Será el 24 de junio de1851, cuando ya constituidos en “Logia Perfecta”[9], al contar con los Maestros Masones necesarios cuando se dirijan al Gran Oriente de Francia en estos términos:
            “Animados del deseo de trabajar con regularidad para gloria de la francmasonería y el bien general de la humanidad, les rogamos nos admitan en el centro común de los masones franceses concediéndonos Constituciones que regularicen las logias constituida en el oriente de Gijón”[10].

 Como se puede observar en la búsqueda de Oriente o Gran Logia que les acogiera éstos primigenios masones no dudan un momento en solicitar la protección del Gran Oriente de Francia, opción que parece deberse tanto a que el Venerable José Victory se había iniciado en una logia La Virtud e Ilustración de Mahón, que trabajaba bajo los auspicios del Gran Oriente de Francia, tal logia desapareció en 1838[11], y por otro lado el inquieto José Victory, como nos dice la profesora Victoria Hidalgo, no tenía muy buenas relaciones con las Obediencias españolas como el Gran Oriente Nacional y el Gran Oriente Hespérico, a las cuales no las consideraba “regulares”; a ello hay que hay que sumar la persecución emprendida en 1848 contra la masonería española por el gobierno de Narváez, lo cual lleva a que diversas logias y masones busquen Obediencias extranjeras, como el Grande Oriente Lusitano Unido, Gran Oriente de Francia, Gran logia de Inglaterra, para que éstas les den amparo.

Al respecto de la figura de José Victory, decir que en el trabajo del investigador balear Sanllorente sobre la masonería en Baleares, apenas si éste nos aporta datos sobre estas primeras sociabilidades mahonesas, y menos aún sobre la saga Victory, quedando el estudio reducido a la mención de la estancia de la saga (José y Bartolomé Victory) en la logia Amigos de la Humanidad, pero ya avanzado el año 1860. Esta última logia trabajaba bajo los auspicios el Supremo Consejo de Francia.

En España, como venimos exponiendo podemos afirmar que había una cierta presencia masónica francesa que podríamos agrupar en dos grandes bloques, uno que comienza en 1807, con la fundación de la Double Alliance de Cádiz y que concluiría en 1823 con La Perfecta Unión Indisoluble, con asiento en Rubí (Ávila); el segundo bloque arrancaría con la logia en la cual se inicia José Victory Virtud e Ilustración en 1837, y concluiría en la logia barcelonesa Fraternidad, que comienza su andadura 1866.

En el momento que los masones de Gijón buscan el manto protector del Gran Oriente Francia ésta Obediencia estaba pasando por unos momentos no de crispación pero sí de grandes cambios que se venían dando desde 1845 pues se estaba discutiendo un cambio de status y un firme apoyo por parte de algunos sectores para que la Obediencia caminara hacia el objetivo de entroncar con las aspiraciones de la sociedad civil, tal concepción que viene de la mano de los sectores masónicos más republicanos son desplazados por otras concepciones más afines al Imperio[12].

Aunque un poco más tarde, ya con el corto periplo masónico gijonés finiquitado, se abolirán los Altos Grados del filosofismo masónico y aún restaban unos pocos años para que al seno del GOdF se llegara a la discusión sobre la obligatoriedad de la invocación del Gran Arquitecto del Universo (GADU), cuestión que si tocará de lleno a la segunda logia francesa que se implanta en tierras asturianas.

Los Grandes Maestres que van a liderar el Gran Oriente de Francia, durante la existencia de la logia gijonesa, serán Desanlis, abogado de la Corte de París y representante particular del Gran Maestre, cargo que entre 1814 a 1852 estaba vacante.

Entre 1851-1852 Saint-Albin de Berville, primer Abogado General de la Corte de Apelación de París, que ejercía de Maestro Adjunto, hasta que en 1852 es elegido como Gran Maestre Lucien Napoleón, Príncipe Murat, cuya maestría fue calificada como de autoritaria y muy mal soportada por ciertos sectores del GOdF. Ya que Murat tenía entre sus objetivos lograr un Gran Oriente fiel al Imperio, abandonando en buena parte el espíritu republicano que hasta entonces lo había caracterizado, e incentivando además, entre sus objetivos, la práctica de la caridad y la reagrupación de las creyentes masones con la idea de reforzar la función del GADU en el seno de la Obediencia.

Está era pues la Obediencia bajo la cual se colocaban los masones de Gijón, un Oriente muy poderoso pero en esos precisos momentos con problemas de orientación ideológica, aunque paradójicamente será esa misma fortaleza y estructura monárquica la que los libere de las condenas de las condenas a galeras.

Esa adscripción tan buscada en junio de 1851, se hará de rogar, pues pasarán los meses y la ansiada llegada de la Carta Patente, no acababa de llegar a las manos de los masones instalados en Asturias. En cualquier caso la logia gijonesa se enfrentaba a ciertos temores, por un lado había miedo a no poder llegar al pago de los 282 francos que había que entregar al GOdF, por los trámites para la obtención de la Carta Patente. A su vez al no encontrar una interlocución valida que les ayudara a superar las trabas para su definitiva incorporación en el seno de la Obediencia gala, concluyen en que deben buscar la intermediación de la logia barcelonesa de La Sagesse, que se constituye en una especie de extraña logia madre, con la cual José Victory tiene ciertas dificultades a causa de un conflicto personal con el Venerable de dicho taller.

Los catalanes aunque aparentemente se conducen como verdaderos “padrinos” de la logia gijonesa, aunque en realidad ponen toda suerte de trabas hasta el extremo de no remitir una buena parte de la documentación que los hermanos de Gijón enviaban al GOdF, tal actuación respondía al gran desacuerdo que mantenían con respecto a las actuaciones y carácter de Victory. Ante los nefandos intentos de boicot la logia gijonesa intenta hacerse con la famosa Carta Patente y ello deriva en un cruce de variadas cartas con el Hermano Hubert, responsable del asunto en el seno del Gran Oriente de Francia[13].

Ante tal situación el Gran Oriente de Francia, les hace llegar a los francmasones gijoneses que no se preocupen pues están en buena línea, como así lo demuestra el hecho de que la logia Amigos de la Naturaleza y Humanidad celebre el 26 de febrero de 1852 el acto de elección del Príncipe Murat como Gran Maestre, y se produzcan en dicha magna tenida varios discursos de alabanza y de llamada a la tranquilidad por parte de los cargos electos del taller al resto de los miembros de la logia, ya que los dignatarios veían resuelta su demanda de amparo.

Será en junio de 1852, casi un año más tarde, cuando consigan que el Gran Oriente de Francia se entere de toda la problemática, y se ponga todos “al orden” con el asunto, pues parecía que también la Obediencia se había relajado con respecto al proyecto asturiano. Finalmente, la Obediencia toma una decisión que les comunica el Hermano Chiloret, que les anuncia que se dan como cumplidas todas las formalidades exigidas para levantar columnas de logia y por tanto que pueden realizar el levantamiento de columnas y proceder al encendido de luces, eso sí advirtiendo a la logia de Gijón, que al desconocer los procedimientos de la Obediencia, éstos se creían regularmente constituidos en logia dependiente del GOdF, cuando en realidad no era tal, motivo por el cual Chirolet les llamaba a solucionar los flecos pendientes para totalizar tales trámites.

En cualquier caso atendiendo a que debían resolverse los conflictos que mediaban en la situación, por un lado de desidia por parte de La Sagesse, a la cual la Obediencia sólo afeaba su conducta con el término “suave” de negligencia, y los conflictos personales entre Victory el venerable del taller catalán. La Obediencia gala atendiendo a toda esa situación y a la voluntad de los masones, que ya trabajaban en Gijón, de proseguir en su firme voluntad seguir la línea emprendida, el Gran Oriente de Francia da como aprobada la constitución del taller y se ordena: “le sean concedidas las Constituciones. Que sus trabajos sean regularizados, y que la instalación y encendido de luces lo realice ella misma”[14].
Cuestiones ceremoniales y rituales que serán efectuadas el 27 de diciembre 1852.
LOS MIEMBROS DE LA LOGIA

EL CRECIMIENTO.

A tenor de la primera relación de miembros del taller, fechada el 24 de agosto de1851 y las posteriores sabemos que el taller había ido creciendo paulatinamente, en un principio estaba compuesto por catorce masones, con cierto equilibrio entre el número de extranjeros y españoles, aunque este equilibrio se perderá en el transcurso del tiempo y la paulatina incorporación de nuevos miembros y más a medida que avanza el siglo. Como singularidad anotar que ninguno de los miembros asturianos que componían la logia era gijonés, la naturaleza de los asturianos presentes en los trabajos masónicos era la siguiente: dos de Oviedo, uno de Pola de Siero, y otro de Lastres.

A continuación exponemos la pequeña nómina de francmasones que podemos considerar como los primeros “hiramistas” que conforman la incipiente masonería asturiana bajo los auspicios del GOdF:

1º CUADRO LOGICO (24 Junio 1851)

El taller gijonés aporta un primer cuadro lógico con catorce hermanos de los cuales había ocho franceses, seis españoles de ellos cuatro eran asturianos.

De José Victory, que fue el primer Venerable de esta logia gijonesa, con referencia a su persona se podrá completar su curriculun con la siguiente aportación donde se narra tanto su periplo asturiano como latinoamericano[15].
Victory no era ningún novato en las lides masónicas, puesto que reunía todo un currículo, como podemos comprobar en esta carta que envía en junio de 1851, al Gran Oriente de Francia:
“Yo José Victory (Torrijos) empleado en la colocación del Ferrocarril de Langreo. Mi domicilio, c/ Instituto nº 10. [a donde viene a trabajar desde Barcelona] Soberano Príncipe Rosa Cruz grado 18º.: Fundador Venerable de esta Respetable Logia Los Amigos de la Naturaleza y Humanidad y miembro de la respetable Logia francesa de San Juan de Jerusalén, bajo el título distintivo de La Sagesse, al Oriente de Barcelona en 5850.
Digo, fui iniciado en la R:. L:. española Virtud e Ilustración al Oriente de Mahón en 5837. Miembro de la R:. L:. Francesa La Belisarire, al oriente de Alger (África) en 5839-40-41. Miembro del Capt:. de la R:. L.. Fidelidad Masónica al Oriente de Herodon bajo la bóveda del Zenith (Mallorca).. Fui miembro de la R:. L:. española Constantes Amantes de la Humanidad y miembro de la R:. L:. francesa La Sagesse ambas al O:. De Barcelona en 5848-49-50.
Visitador en la R.. L:. de San Juan La Fénix n1 132 de Gibraltar, en la R:. L:. Unión Africaine al O. De Oran en 5838, en la Gran Logia Anciens Free-Masons de South Carolina y en la Strict Observance nº 73 y Pytagorian nº 21 ambas bajo el rito americano y en la R:. L:. francesa La Candeur nº 36 ambas al Oriente de Charleston, Estados Unidos en 5850”[16].

El mahonés no concluye su vida en España. Una vez se ha librado de ir a galeras, y tras un pequeño exilio en Marsella, se va a Argentina, concretamente a Buenos Aires donde funda la logia Verdadera Iniciación bajo los auspicios del Gran Oriente de Uruguay. Pasará al Oriente Eterno en la ciudad Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1873.
Joaquín Cabrera: Médico Cirujano, natural de Madrid nació en septiembre de 1802, es iniciado en la logia española Los Hijos de la Virtud de Mantua, y está en posesión del grado de Maestro Masón (3º) y respondía al simbólico de Zurbano.
En la logia va a ocupar el cargo de velar por la formación de los Compañeros como 1º Vigilante de la logia durante el curso masónico de 1850; así mismo se encargará de los Aprendices como 2º Vigilante en 1851, y luego ocupará la Veneratura, y o será sobre su persona sobre quien recaiga todo el peso de la persecución que se desata en 1853.

Jesús de Gracia: Sastre, natural de Santa Cruz de Mudela, La Mancha, nacido el 17 de febrero de 1817, y miembro también de la mima logia que Joaquín Cabrera, al que va complementar como oficial de la logia al ocupar el cargo de 2º Vigilante en ese primer curso de la logia.

Benoit Jean Pauque: Dentista natural de Vay (Francia), Maestro Masón, proveniente de la logia francesa con sede en Madrid. Ecole Morale Universelle. En el taller gijonés va a ocupar el cargo de Orador [17]de la logia.

Vicente González Palermo. Impresor, nacido en Oviedo 29 diciembre 1821, y Maestro Masón. Ningún dato nos indica donde obtuvo su exaltación a Maestro Masón, que data del 5 de enero 1851

José Pla: Escribiente e intérprete. Natural de Pola de Siero donde ve la luz el 15 marzo de 1796, se regulariza su situación masónica el 19 de enero 1851, sin que sepamos el motivo, ni de que logia provenía.

Santos Beltrán. Empleado, natural de Lastres (Colunga) donde nace el 18 de julio 1828, de profesión empleado. De condición en el taller de “afiliado” por tanto proveniente de otro taller, del cual ignoramos todo. Ocupó asimismo el cargo de Orador en el curso de 1852.

 Adolphe Séllier: Forma parte de una extensa familia, cuyos apellidos van sufriendo diversas alteraciones como Salier, Selier, etc. Según la base documental fabril que se maneja:
“René Séller, hijo de Jacinto Séller y de Ana Gerdole, nació en el Dpto. de Meurthe (Lorena), trabajó de planeador en la fábrica de La Coruña, y fue el primer director facultativo de la fabrica de Avilés, a cuya fundación contribuyó desde el primer momento tomado parte en una Sociedad de Vidrieros formada en La Coruña el 6 de mayo de 1844 y, en la definitiva sociedad Fábrica de Vidrios de Avilés, con 20.000 reales[...] Los Séller debieron regresar a La Coruña, donde en 1857 uno de ellos se establece una tienda de óptica, en la que estuvo asociado Juan Bautista Avrillon. Años más tarde en 1889, aparece un José Séller, fotógrafo, que será quien realice las primeras experiencias cinematográficas en La Coruña en 1896”.

A esta familia pertenece Adolphe Séllier, nacido el 15 de julio de 1813 de profesión tenedor de libros, que ocupará el secretariado del taller en los cursos masónicos en 1851 y 1852 y, la veneratura de 1852 hasta la disolución de la logia, y al cual le afectaron igualmente las persecuciones que hubo contra la formación masónica, aunque por el hecho de ser extranjero, no tuvo la misma repercusión que recayó sobre el hermano Victory.


Santiago Menéndez. Sastre, a buen seguro que fue captado por Jesús de Gracia dentro del gremio de los sastres. Nacido en Oviedo el 8 de julio de 1824 y con titulo de Maestro Masón, o “afiliado” el6 de abril 1851. En el taller va a ocupar el cargo de Maestro de Banquetes.

Alejo Nuñez. Natural Orduña (Vizcaya), donde había nacido el 4 de enero 1827, trabajaba en el sector del comercio, tenía el grado de Aprendiz. En el cuadro lógico se hace una observación sobre su situación como “Ausente”.

Pierre Louis Guilbau: Pintor retratista, nacido en París el 21 de enero de 1816, con residencia en 1852, en la calle San Bernardo de Gijón.
La profesora Victoria Hidalgo, ha confundido el apellido de dicho retratista con el de Guilhou, vinculándolo así con el famoso industrial Numa Guilhou, que se estableció y propagó por la región una intensa actividad industrial.
Pierre Louis trabajó en la fábrica La Industria, como pintor retratista de vidrio. Su estancia dentro de las filas masónicas está constatada entre 1851 y 1853. Este primigenio proyecto masónico asturiano le elige como Diputado ante el Gran Oriente de Francia, de cuyo cargo o nombramiento desiste, puesto que según explica estaba en ciernes un futuro viaje y por tanto le era imposible ocuparse de tales menesteres.
 De Pierre Louis, nunca más se vuelve a saber y no consta que haya desempeñado cargos dentro de la logia.

Baptiste Cardonne: natural de Faurques (Francia) donde nació el 30 de noviembre de 1819. Afiliado o iniciado el 3 de agosto 1851.

Etinne Vikel. Este vidriero francés nacido el 23 de enero de 1810 participa en la constitución de la fábrica de Avilés en 1845 con 10.000 reales. Irá apareciendo en diversas formaciones masónicas con distintas ocupaciones profesionales, en el cuadro lógico de 1851-53 de la logia Los Amigos de la Naturaleza y Humanidad, en la cual ocupa la dignidad de Orador, consta como socio de la fábrica de vidrio. En 1871-1875 año en que se constituye otro nuevo proyecto masónico se constituye el taller Los Amigos de la Naturaleza y Humanidad, en el que ocupa la misma dignidad, pero se le consigna con esta simple nota: “ocupación de fabrica de fundición” y, finalmente en 1880 en la logia La Justicia de Avilés, aparece como fabricante.

Juan Claude Escot: natural de Girors o Pivois du Rhone, cambios que se observan según con que documentación se trabaje
Nace el 11 abril 1809[18], está casado y cuenta con sesenta años de edad y, con catorce años de residencia en la región.

Según los datos de los registros consta que su esposa era Rosalía Pentiner de 56 años, natural Lyon, tenían un hijo de quince años, nacido en La Coruña. Muy posiblemente a esta unidad familiar pertenezca una tal Eugenie Escot, que llega a Gijón en 1860 con 26 años, y que estaba casada con Julio Errule,  con él cual tenía dos hijos.

Jean Claude, tanto en el curso masónico de 1852-1853, como el siguiente, va a ocupar el cargo de 1º Vigilante, oficial de la logia que se ocupara junto con el resto de los oficiales de llevar a buen término el taller. Su función será en encargarse de los Compañeros (2º) y se sentaran en el lado de la columna Jakin de orden jónico, en el REAA, y en el Rito Francés ocupara lugar al lado de la columna  Boaz.

 Continuará dentro de unos 14 días

 Víctor Guerra.




[1] Ferrer Benimeli, J. A.: Implantación de logia y distribución geográfica de la masonería española. La Masonería En la España del Siglo XIX. II Symposiun de Metodología Aplicada a la Historia de la Masonería Española. Salamanca. 1985. Pág. 57 sgtes.
[2] Documento acreditativo que aporta una Obediencia a las logias que se acogen al auspicio de dichas Obediencias.
[3] Fuertes Arias, Rafael: Asturias Industrial. Editorial Alvízoras Llibros. Oviedo 1999.
[4] Al respecto se pueden consultar un artículo de Luis Miguel Piñera: Los primeros extranjeros en Gijón, Publicado en el diario La Nueva España, 9 y 10 de diciembre del 2000. Así mismo existe en el Ayuntamiento de Gijón, Archivo Municipal, (AMG) el expediente 58/1859, y otro de 1866 que contiene una lista de 225 ciudadanos extranjeros residentes en Gijón. También en dicho archivo se encuentra el expediente que se ha conseguido traer de la Biblioteca Nacional de Francia (BNF). Mss. FM2 848, microfilm referente a las logias asturianas del GOdF,y que ha se ha reseñado.
[5] AMG. Microfilm Logia Amigos de la Naturaleza....Informe de José Víctory al Consejo de la Orden del 17 diciembre de 1871.
[6] Núcleo masónico compuesto por tres o más masones, entre los cuales debe haber al menos un Maestro Masón.
[7] Lo que significa que la reunión de tres masones pueden constituirse en un núcleo mínimo de trabajo, el triángulo, en este caso no dependiente de ninguna estructura como Gran Logia o Gran Oriente. Como grupo denominado “salvaje”, más adelante irán buscando la estructura que más convenga a sus intereses.
[8] Marcos, Ludovic. Historie de Rite Français au XIX siécle. Colecc. Encyclopedie Maçonnique. Editions Maçonniques de France. Paris 2001.
[9] Las logias justas y perfectas, son aquellas que cuentan con un mínimo de siete miembros, de los cuales cinco han de poseer el grado de Maestro (3º) y dos el de Compañero (2º).
[10] AMG. Microfilm Logia Amigos de la Naturaleza....Carta de la logia al GOdF...., fechada el 24 de junio de 1851.
[11] Dato que aporta Sanllorente Barragán, Francisco: La masonería en las Islas Baleares .1800-1940. Miquel Font Editor. Mallorca 1999. Pág.69-78.
[12] Combes, André. Le Gran Orient de France au XIX siègle (1814-1865. Editions maçonniques de France. París 2000.
[13] Esprit-Eugene Hubert, nació en Toulouse 1819. Este era un empleado de la Contribución, y luego Consejero de la Prefectura. Fue iniciado el 10 de enero 1848 en La Parfaite Harmonie de Toulouse. Espiritualista apasionado que se adhiere al Rito de Misaraim y que forma parte de los Chevaliers Croisés. El 25 de abril de 1851 deviene en Jefe del secretariado particular del Gran Oriente de Francia, aunque en esos momentos atraviesa por grandes problemas en su cargo y poco puede hacer por resolver los conflictos asturianos, frente a los suyos propios que son graves por su oposición al Imperio.
[14] AMG. Microfilm. Logia Amigos de la Naturaleza...
[15] Guerra García, Víctor. La masonería al socaire del Ferrocarril en Asturias. El masón José Victory y le Ferrocarril de Langreo. 150 Aniversario del Langreo y del Ferrocarril en Asturias. III Congreso Historia Ferroviaria. Gijón. Septiembre 2003.
[16] AMG Microfilm de la Biblioteca Nacional de París. Manuscritos. Fondos FM2 848.La logia Amigos....
[17] Orador Para la logia representa la igualdad y el derecho de la Tradición, el representa la regularidad y la justicia de los trabajos, y da a la logia el sentido y espíritu de la Ley. Es por tanto, el guardián y conservador de los Landmarks, los Estatutos y Reglamentos de la Orden y los Reglamentos interiores de la propia logia, además será quien instruya a los hermanos en sus distintos grados. Después de su intervención tras dar sus conclusiones, ningún hermano puede tomar la palabra.
[18] El investigador Francisco Cabriffose, le da como originario en Lyon.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...