Mostrando entradas con la etiqueta GLRN-GOE. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta GLRN-GOE. Mostrar todas las entradas

24 julio 2011

La saga de los “ De Lera” en la Masonería asturiana.



Con motivo del 75º Aniversario de la Guerra Civil, el diario La Nueva España del 22 de julio del 2011 realiza una entrevista con María Teresa Machicaro y que titula “La niñina del milagro”.

El motivo de que hoy traiga hasta estas páginas esta referencia, es porque Maria Teresa habla de algunos de sus parientes relacionados con la masonería, y los que son las cosas al final resulta que hubo dos rectores de la Universidad de Oviedo relacionados con la masonería de forma indirecta José Miguel Caso, casado con Maria Teresa, y López Cuesta, que es hijo de masón, aparte claro está del rector Canella que fue preclaro masón ovetense.

María Teresa, nos da noticia en su entrevista de varios “de Lera” que fueron masones, por un lado nos dice que su “tío abuelo fue Jefe de la logia de Gijón” y que su otro “tío Pepe lo depuraron por masón aunque nunca fue a la cárcel”.

En realidad si nos remontamos al establecimiento de los “de Lera” en la masonería pues nos encontramos con varios de ellos

En las logias del siglo XIX, nos encontramos con el primer “de Lera”, se trata de: Miguel de Lera, de simbólico “Sixto Cámara” que ejercía en la logia El Trabajo (Trubia) 1786 de Orador, y cuya profesión era la de Cirujano, y estará en la logia trubieca entre 1876 y 1880, y en el cuadro de miembros de la logia de 18… residía en Trubia y era viudo y tenía 61 años, ostentaba el grado 15 de REAA, habiendo sido iniciado en 1872, y su ultimo grado databa 1877, y en esos momentos era el Secretario de la Logia.

En 1880 en el cuadro de logia aparece como grado 18º del REAA, como 2º Vigilante (adjunto)

En el año de 1876 lo tenemos firmando como Orador con el grado 3º una carta enviada por la logia Trabajo bajo los auspicios del Gran Oriente Nacional de España, al Hermano Sócrates (Anastasio García López) nombrándole garante de la logia, y la verdad es que en el resto de papeles de la logia ya no aparece Miguel de Lera, pero un primer rastreo por la zona tampoco nos aparece Miguel de Lera, y no sabemos el grado de parentesco si es que lo había con algunos de sus predecesores.

En segundo lugar, tenemos a otro “de Lera” en este caso a Alberto de Lera, que como nos dice su sobrina nieta, no era precisamente el jefe de la logia Jovellanos, sino que en primer tiempo tras su iniciación formó parte de la logia de la cual llegó a ser sus Venerable, pero fue mucho más que todo eso ya que durante casi más de una década fue el Gran Maestre de la Gran Logia Regional del Noroeste, una vez el GOE decidió separar los grados simbólicos de los altos grados. De Alberto de Lera ya hemos escrito en este mismo blog algún que otro artículo que reseño para el general conocimiento:

01 Ene 2008. Uno de los personajes más importantes de la masonería asturiana, es sin duda Alberto de Lera, pero pese a su importancia y su peso dentro de la Gran Logia Regional del Noroeste y de los Altos Grados asturianos, ...

15 May 2009. Ya hemos hablado alguna vez de Alberto de Lera, el que fuera el Gran Maestre Regional del Noroeste, ovetense de nacimiento, y gijonés de adopción, fue una de las “alma mater “ de la masonerías astur, yo creo que hay tres ...

04 Jun 2009  Regional del Noroeste: Alberto de Lera, Félix Alonso Miyar, Gerardo Abad Conde; Maximo Mata Cubría; Luis Santos Freire. Los dos último como suplentes). Regional de Levante: José Estruch: Vicente Marco Miranda; ...

21 Jun 2008 Presidente: Alberto de Lera Álvarez 1º Vicepresidente: José María Infante Franco 2º Vicepresidente: José María López Orozco Orador: Manuel M. Álvarez Secretario: Joaquín Gómez Márquez Maestro de Ceremonias: Antonio López ...

10 Feb 2009 ... los Jesuitas, no podemos negar que en el seno de la Corporación existía una presencia masónica mínima, reducida a uno documentado como Concejal y dos o tres más masones en los aledaños del poder como ALberto de Lera, ...

28 Ene 2009 Firman el documento Alberto de Lera como Gran Venerable Maestro de la GLRN y López del Villar como Gran Secretario de la GLRN,- ambos dos líderes asturianos abanderan una opción de un mayor compromiso social y político

Creo que con este repertorio de trabajos queda reflejada la figura de Alberto de Lera, al que queda por hacerle todo un reconocimiento por toda su labor y dedicación en la masonería asturiana.

Otro componente de la saga “de Lera”, este sí que sabemos que es familiar del primero es Pío de Lera Súarez, que es hijo del Gran Maestre Alberto de Lera. De Pío de Lera, los servicios documentales de la Represión contra Masonería que monta el franquismo, le abren el correspondiente expediente al igual que a su padre, en dicho expediente vemos que Pío se inicia unos años más tarde que su progenitor, y lo hace el 16 de abril de 1917, tomando como referente simbólico para su nombre el de “Quiroga” ; siendo exaltado a los siguientes grados el 4 de junio de 1918 (Compañero) y a el 20 de abril de 1920 al de Maestro Masón.

Su profesión según nos indica las fichas policiales era la de Viajante, aunque veremos que su situación con los años irá a peor, lo cual le hace recurrir a el 13 de julio 1933 a Diego Martínez Barrio, solicitándole ayuda ya que sus hijas parecen enfermas, la carta se envía desde la Calle General Orán 14 pral,; de Madrid, su situación administrativa en cuanto a la masónico, era de “BAJA por falta de asistencia y pago”, aún así recurre a la Orden en demanda de ayuda, y será Martínez Barrio a la sazón Diputado a Corte por Sevilla a quien le dirige una nota, y el cual le adjunta la carta dirigiendo a su vez unas notas a Aselo Plaza, y en dicha misiva se escriben a mano varios notas indicando que “se podría sacar algo de dinero del Tronco del Gran Consejo”, y se menta a Iniesta para que “este mirase si se podía hacer con algo de los fondos de la Republica”; otra nota margina en la misma carta indica que un tal Hermano Lino le entregara 50 pesetas a modo de préstamo.

A Pío de Lera, sí que va a tener problemas cuando el franquismo empieza su caza de masones, ya que se abrirá expediente que concluirá con una condena que emite el General Saliquet, y como vocales Ulibarri y el General Cánovas y que firman en Madrid el 1 de diciembre de 1944, Expediente 765/44 del Jugado Especial.

Pese a que Pio de Lera había hecho abjuración canónica de sus errores, y haber facilitado nombres afiliados a la masonería: como Friera Jacoby, Marcelino Gonzalez; Gervasio del Riera, pues termina condenado a 12 años y un día de reclusión menor y sus accesorias legales como a inhabilitación absoluta y perpetua para ejercer ningún cargo en Estado o Corporaciones publicas…, ya que por lo que expresa la citada sentencia, Pio de Lera era un funcionario del Ministerio de Educación.

Otro de los expedientados por masones, e un pariente de Alberto de Lera , en este caso José de Lera Cristóbal, nacido en Gijón el 26 de Diciembre del 1907, iniciado en la Logia Riego el 30 de mayo de 1930, y del cual Maria Teresa Machicaro, dice que no fue masón, aunque lo depuraron como tal. El expediente de Jose de Lera, es un pequeño, pero a buen seguro que siguió el mismo proceso que todos los masones, aunque como no consta nada más que una Inicación, es muy posible que no sufrieses, como indica Maria Teresa , prisión, pero a buen seguro que en las dependencias de Ferrol sí que estará todo su proceso dentro de la Causa General 155.

Luego tenemos un Lera Ruiz miembro de la Logia barcelonesa Lealtad , que había fallecido en 1932, y que no parece tener relación con la saga de los “de Lera”
Estos son los expedientes de “los “de Lera”

Principio del formulario
TÍTULO SIGNATURA FECHA CREACIÓN FECHA FORMACIÓN
Rollo catorceavo de la causa número 155|937 instruida por el Juzgado Especial de la Auditoría de Guerra de la VIII Región Militar (folios 2435 a 2654). Contiene: parte documental de la pieza número 9 relativa a las actuaciones judiciales desarrolladas en Gijón, principalmente certificados y otros escritos presentados por los encartados como pruebas de exculpación. Contiene: ejemplar del reglamento interior del Soberano Capítulo de Rosa Cruz 'Alberto de Lera' número 78 de Gijón. TERMC,C.1263,EXP.3 1936-06-18 / 1938-08-04 
Sumario 1217 contra Benjamín Lera Ruiz por delito de masonería. TERMC,11316 1944-10-20 / 1945-12-20 
Sumario 765-44 contra Pío de Lera Suárez por delito de masonería. TERMC,10290 1944-06-10 / 1949-02-28 
Sumario 821-44 contra José de Lera Cristobal por delito de masonería. TERMC,10403 1944-06-27 / 1947-02-15 

 Víctor Guerra. Miembro del Centro de Estudios Históricos de la Masonería Española.
(CEHME)


This work is licensed under a Creative Commons license.

22 abril 2011

Los papeles Masónicos de Gijón en el archivo de Salamanca



La amplitud de lo incautado, cuando Asturias cae en manos de las tropas franquistas, es ingente en el volumen de papeles, enseres, muebles e inmuebles.

En lo que se refiere a Gijón y a lo estrictamente masónico podemos decir que, tras varios decretos y ordenes del general Cabanellas, de Francisco Franco y de la Junta Técnica del Estado, finalmente, un 22 de octubre de 1937, una parte de los Servicios Especiales destacados en Gijón ponían, tras la caída de la ciudad, en manos facciosas los locales de la Gran Logia Regional del Noroeste, en donde, además de la Escuela Neutra estaban asentados los trabajos de las logias Jovellanos, Riego y el Soberano Capítulo Caballeros Rosacruces «Alberto de Lera», incautándose en el acto de cuanto material obraba en dichos locales, sitos en la calle la Playa, n.º 5 y 7 (hoy, Vázquez de Mella), lugar donde estuvo hasta no hace muchos años la Agrupación Artística Gijonesa. Edificio expropiado y revendido.

Dicha incautación va provocar controversias entre la jurisdicción militar, que representaba Ángel Colmeiro, y la Delegación Nacional de Servicios Especiales, cuyo delegado era Marcelino de Ulibarri. Agria polémica que llegará hasta el 25 de enero de 1941, día en el que el delegado Ulibarri se hace con el preciado botín que tenían los militares como parte del sumario abierto.

Por distintos informes sabemos que la incautación se componía de documentos de diversa índole: títulos o diplomas de masones, por ejemplo los de Crisanto Alonso Pérez, Aquilino Fombona, Nicanor Fernández García, o Álvaro González; también había folletos variados; memorándum de las logias y de la Gran Logia y, cómo no, cartas de unos a otros, por ejemplo las de Pablo Iglesias a Tejedor, u otras de Marcelino Aguirre a Rogelio García y Arturo del Villar.

A los masones gijoneses les había dado tiempo, en parte, a deshacerse de papeles comprometedores como pudieran ser los cuadros lógicos; y, en general, de todo aquello que pudiera comprometer la seguridad de los hermanos masones. De hecho, vemos como en los últimos años carecemos de los listados de miembros de la logia. 
 
Digamos que lo encontrado por los Servicios Especiales de Ulibarri era poca cosa para lo que significaron 25 años de trabajo masónico desarrollado por las distintas logias que se reunían en dicha sede.

Sin embargo, a ese volumen documental que hoy forma parte del bagaje de Salamanca y que está microfilmado, o sea, con una copia en el Archivo Histórico de Asturias, sito en Oviedo, y con el cual se está acometiendo la historia de la masonería asturiana, hay que sumar otros enseres que fueron cargados en varios vagones de tren con destino a Salamanca.

Entre esos enseres había, repartidos por el edificio, muebles, como 4 divanes de terciopelo rojo, y varios bustos de escayola correspondientes a Víctor Hugo, Galán y García, Pablo Iglesias o Rosario de Acuña, los cuales se encontraban en el parvis, o sea, en el vestíbulo de la logia.

En la antesala de entrada al edificio, ricamente amueblada, había un retrato de Jovellanos bajo cuyo patronímico habían colocado los masones gijoneses su taller.

En la cámara de reflexión, donde se introducía a los profanos, se encontraban los clásicos utensilios para la reflexión antes de entrar a las pruebas de la iniciación masónica: una mesa, una calavera, un martillo, varios cartones con diversas máximas. También los requisadores se encontraron con un bastidor, con un esqueleto pintado y, como complemento, un ataúd de tamaño natural que debió de sorprenderles, aunque ello forma parte del atrezo de cierto ritual del grado de maestro.

En la sala n.º 8, así numerada por los Servicios Especiales en su largo inventario, había varias columnas usadas para los diferentes ritos con las iniciales J y B, 24 sables antiguos, 23 espadines y otros utensilios. No es que los hermanos practicaran la esgrima, sino que tenían la misión de construir la llamada «bóveda de acero» con ellos en alguna de las ceremonias masónicas al uso. También se halló diversa vestimenta masónica correspondiente a los distintos grados básicos de la masonería y otra perteneciente a los llamados Altos Grados, todo ello bajo el rito escocés antiguo y aceptado.

En el templo masónico, en donde se realizaban las tenidas, y que los señores de los servicios de incautación titularon como el «salón de actos», se encontraba la mesa del Venerable Maestro, colocada al oriente del taller, y con los utensilios clásicos: mazo, pebeteros, pluma y tintero.

Había también 4 mesas correspondientes a los dos vigilantes de la logia, al secretario y al orador con sus herramientas y símbolos. El templo contenía varias hileras de sillas, para 24 miembros. El cuadrilongo se hallaba decorado y adornado con los símbolos propios y con el estandarte de la logia, un escudo que suponemos de la Gran Logia.

En la secretaría había varios armarios y butacas, un cuadro con el personal docente y el alumnado de la Escuela Neutra de Gijón. Se decoraba la estancia con varios bustos y fotografías referidas a Stella Margarita, a Rafael del Riego y al político alemán Stremann, así como diversos objetos, entre ellos variados libros y folletos. 
 
Lo cierto es que hoy todo ese material compone, en gran medida, la exposición masónica del Archivo de Salamanca, en la cual se representa, con todos esos elementos, una logia abierta al público, siendo la mayor parte de ese material el que Ulibarri se llevó de la Gran Logia Regional del Noroeste. Hasta parte de los capuchones que visten algunos maniquíes de los que se hallan en la logia representada son de la sede gijonesa.
Tal y como se están poniendo las cosas, será cosa de revindicar desde la opción personal, institucional y asociativa, la devolución del material incautado. Eso sí, a cambio nos comprometemos a devolver a Salamanca los microfilmes que en su día se enviaron a Asturias. Todo ello en justa correspondencia con lo que se le ha entregado a Cataluña, ya puestos a abrir el melón.

Pues eso, que igual alguien chifla en el gobiernín astur, o se da cuenta de que tener un museo masónico en Asturias puede ser un puntazo, aunque tal cosa ya se le ofreció en su día al alcalde de Nava, cuando estaba en venta el edificio donde se ubicaba la botica de Gustavo, en Acevo, en Nava, punto de reunión del taller masónico naveto y que, de haberlo conseguido, hubiera supuesto para la villa todo un puntazo a bajo coste, con tanto morbo como anda suelto, y cuyo edificio hoy ha desaparecido.

Aunque nos queda la casa de Failiellu, en Sellaño, Ponga, con símbolos masónicos  interesantes y únicos en Asturias. Conseguirlo será cuestión de calentar motores y y de ver como responden los nuevos rectores políticos de las regiión

Ironías aparte, está claro que los únicos que deben ganar en todo este trance son las compañías de transporte y de seguros, porque los historiadores perderemos la oportunidad de trabajar en un sitio centralizado y que representa la memoria histórica en sí mismo. Debemos tener cabal memoria de por qué y cómo se hizo la ruptura cuando uno visite el Archivo de Salamanca, para no olvidar, ni desperdigar lo que aquello ha representado.

Por otro lado, al personal político le parece más vital pedir la devolución y repatriación nacionaliega de papeles que preocuparse por su futuro y conservación. No hace mucho desplegaba el que suscribe una pequeña campaña, entre gente sensible a estos temas, acerca de la mejora en la catalogación y conservación de mandiles, diplomas y títulos masónicos, que son una maravilla en cuanto a iconografía y simbología, amén de la gran importancia que revisten per se, dados los materiales utilizados: desde el papel, a la tela, al pergamino etcétera. Muchos de ellos están metidos, sobre todo los títulos masónicos, en los expedientes personales o logiales, con lo que dichos materiales sufren y se deterioran.

La contestación a tal cuestión, que mejoraría la conservación y desdoblaría un fondo ya de por sí interesante, dando a conocer de este modo una gama nueva de documentos perdidos entre otros muchos, he de decirles que ha sido nula. Ahora sí, apretarse para cerrar filas para la recuperación de papeles parece estar a la orden del día y a eso se apunta todo el mundo.

Lo que esto da a entender es que la conservación importa un bledo, así como la memoria histórica, todo lo cual se resume muy bien en la canción de María Dolores Pradera «Devuélveme el rosario de mi madreÉ y quédate con todo lo demás».

Víctor Guerra MM.:. del Rito Francés,  y es  miembro del Centro de Estudios Históricos de la Masonería Española (CEHME) y del Institut d´Études et de Recherches Maçonniques (IDERM), Francia.

11 diciembre 2010

Fernando García Vela y la masonería, su visión de la INICIACION


Lo cierto es que anda el personal  masónico muy preocupado por lo que hago en otros blogs, y se habla de exteriorización y trasparencia, y sin embargo olvidan algo como bastante  importante al menos a mi particular juicio:  la reivindicación de la figura de la masonería

Los propios y extraños,  en general   ignoraban quienes había sido nuestros predecesores, los propios, casi me atrevo a decir que les importaba un pito… nunca más allá de los cascabeles del marqueting, poco se preocuparon se saber o de preguntar quienes habían sido antes que nosotros aquellos que levantaron y mantuvieron  el estandarte masónico  en Asturias, salvo alguna figura estandarte que se enarbola de vez en cuando,  lo demás es fruto del olvido. 

Eso sí el personal  va a parajes extrañas a rescatar efemérides y se deja lo propio. Muy de este  de este país y sus gentes, y para colmo se sataniza a quien hace lo contrario. Ya  lo decía Blanco White que se fue camino de Inglaterra hastiado y cansado de tanto aldeanismo pacato.

En el blog  BTT ASTURIAS hoy colocaba una ruta que tiene bastante que ver con la masonería se trata del Valle de Turón y la desmitificación de algunos hechos… ya que la ruta pasaba por allí, buena cosa  será  patria mientras otros hacen fandangos....

Historia esta del Turón y la masonería,  que por cierto es inédita y  por la que me han preguntado más extraños y lejanos, que los de casa…  …

Este introito viene al pelo para ver lo que sucede con la figura de Fernando García Vela que está siendo trasteada por unos y por otros ,siendo  su faceta masónica expurgada a ojos vista de los que se dicen masones de pro, nadie acudió al foro que hubo en Oviedo sobre Vela  dijo nada;  y es más  se siguen publicando cosas de Vela y se enarbola la  nitidez y claridad de Vela como intelectual sin nadie, salvo este pizarrón y este autodidacta autor,  diga, señores este fue uno de los nuestros, fue Masón  y no porque pasase por allí, sino porque su vocación masónica la dejó plasmada, entre otras cosas en un trabajo que les expongo a continuación y que es un tema inédito en la  bibliografía de García Vela.

García Vela, fue  un singular Orador de la Logia Jovellanos de Gijón, aunque en esos momentos era un “Orador accidental”,

Lo que aquí exponemos tiene una vital importancia por dos razones: 1ª .- Porque nos hace situarnos y plantearnos los que se expone en el Blog citado anteriormente, y lo que pensaban los masones de la primera década de 1900. 

2ª Razón.- Conocer la voz singular de un Orador como Fernando García Vela, más conocido como Fernando Vela, secretario de Ortega y Gasset, fundador y secretario eterno de la Revista de Occidente. 

En la plancha que he traído, que más que situar a los recientes iniciados masones en un halo
espiritualista, opta por enmarcarles las ideas y corrientes del sigo, planteando de este modo la logia como una escuela de formación para proyectar luego una sociabilidad que impacta en el medio.

No deja de llamar la atención del discurso de García Vela, exento de ese caduco y noño espiritualismo muy la uso, y que abordaba con la sabía intención de dar armas de reflexión a los nuevos masones para que empezaran a desbarbar la piedra bruta con malletes y cinceles muy precisos, y muy alejados de las temáticas actuales de determinadas masonerías, y muy del gusto de masonerías del siglo XXI.

VGG

VM.:. y QQ.:. HH.:.
Solamente por un raro azar ocupo hoy este sitio. La condiciones no pueden ser peores para mi, reciente está aún la impresión que nos produjo el discurso del H.:. Alonso en parecida ocasión, reciente, como quien dice, está también mi ingreso en esta augusta Orden. No soy, pues el más indicado para enseñar al neófito. Hermanos más doctos y más experimentados hubiera podido mejor que yo cumplir esta tarea; así en vez de largos errores cosecharíais breves verdades; las lagunas, los vacíos que yo dejaré estarían llenos por el volumen de sus ideas y mis ligerezas sustituidas por el peso de maduro juicio, como maduro, más generoso y fácil de desprenderse de la venerable rama que lo sustenta. En fin, solamente en vuestra benevolencia y en mi brevedad tengo mi único amparo.

Hermano…, el examen que habéis sufrido se ha referido casi exclusivamente a la moral, a la ética; entre símbolos de pasividad y de muerte habéis escrito leyes de vida y norma de actividad. Si las contestaciones que todos tenemos aún mismo concepto de la moral; se podría decir que en el alma existe una “parte no racional”( como decía Aristóteles), algo así como un “instinto” que adivina las nociones puras, tales como las de justicia, belleza y moral, y extrae, claro y luminosos, estos conceptos de los obscuros limbos de la inconsciencia.
Pero ¡Cuántas vuelta ha dado la idea de la moral¡ ¡Cuántos y que distintos modos de fundamentarla¡

Brevemente, os presentaré tres términos de esta evolución, advirtiendo que me refiero a la moralidad de los hombres, que es próximamente la misma hoy que ayer, sino únicamente al concepto de la moral, esto es, a la idea, no a la experiencia.

La ética de los griegos era una doctrina de la dicha; para ellos, virtud y felicidad eran términos idénticos. Platón es una excepción pero las excepciones no son las ideas reinantes. La moral estoica, como más general y más extendida, ha de ser el objeto de nuestro estudio, De ella extraeremos las dos máximas fundamentales; primera: Hay dos cosas que dependen de nosotros mismos, como la opinión, la inclinación, los deseos, y todo lo que es de operación nuestra; otras hay que no dependen en nada de nosotros, como nuestro mismo cuerpo, la riqueza, la reputación, etc.

Segunda:”sufre, abstente”. Ambas se pueden relacionar de este modo: en cuanto a las cosas exteriores e independientes de nuestra voluntad, suframos; en cuanto a lo que sea posible de operación nuestra “abstengámonos” . El hombre es pues, para el estoico, ser meramente pasivo, cuyo libre albedrío se ejercita solo en abstenerse, sin que deba tornarse activo, causa motiva de bienes, de acciones buenas.

La recompensa de la serenidad de ánimo, el sosiego del espíritu, por eso dice Epícteto en el “Enquisidión”: vale más sufrir que tu hijo salga malo, que hacerte tú mismo desdichado, la tranquilidad del alma se ha de preferir a todo. “no te imagines que un hombre pueda ser desdichado; finge, si quieres, para consolarte, pero no te entristezcas realmente en tu corazón.” El concepto de “caridad” se encuentra raras veces en los moralistas griegos.

Moral cristiana: se trata de una moral individual, fundad en una postrera sanción penal, los preceptos son también por omisión y las acciones caritativas son discrecionales, medio recompensa ultra terrenas más que a fin de procurar consuelos. La doctrina de Jesús tenía dos partes una moral, otra religiosa, primeramente predominó aquella, luego se desvió la atención hacia la parte religiosa y sobrenatural, inofensiva para el orden social. San Pablo marca el punto de origen de esta bifurcación, La doctrina paulista es la de la gracia electiva; es consecuencia de la posesión de la fe asegura la salvación. San Agustín lo dice más claramente “Entre dos hombres creyentes, uno creyente y de obras no muy buenas, y el otro infile y de excelencias costumbre, aquel obtendrá la salvación”.

Bajo estas ideas exclusivamente religiosas queda sepultada la moral evangélica, que se transforma en una ética defectuosa, insuficiente e inútil casi.

Pero a despecho de estos defectos, se registra la caridad en el decálogo de las acciones morales, y , a expensas del cristianismo las doctrinas éticas se difunden y adquieren extensos territorios espirituales.

En el siglo XIX tenemos la moral de Kant y la moral de Schopenhauer.

Ambos coinciden en la existencia de un algo primordial en nuestra alma que nos impulsa a la acción moral. Pero Kant, llega a ser tan metafísico, que su teoría es la de una insensibilidad. Schopenhauer, aunque es kantiano, funda el motivo de nuestras acciones en la piedad, en la extrema sensibilidad. Para el, como Lessing “el hombre más compasivo es de los hombres, el más naturalmente dotado para todas las virtudes sociales y para todas la grandezas del alma”
Kant, siguiendo su profunda distinción entre lo que es a “priori y a posteriori, cree que existe en la razón, desde e el punto de su nacimiento, la noción de una ley moral que surge espontáneamente, fuera de toda experiencia sin tomarla de ningún conocimiento. Para que una acción tenga el valor de moral auténtico ha de realizarse solo por deber, sin que intervenga ninguna otra inclinación, aunque esta se tan natural como el amor, la simpatía, la compasión; es más la acción efectuada por mediación de semejantes sentimientos, por muy conforme que esté con el deber, es inmoral.

Doctrina de la insensibilidad como veréis ¡

La ley que se impone categóricamente, que Kant llama “imperante categórico” dice así: No obres más que según máximas que tú puedas querer que se conviertan en ley general de todos los seres racionales.

No vamos a descontar la parte de egoísmos que entra en esta ley, como Schopenhauer en su obra Fundamento de la moral, nos basta que el “imperativo categórico” imponga el bien general y no el individual. Además la doctrina de Kant se funda, no en una sanción dictada a l fin e nuestra vida, sino en una noción a priori, que poseemos antes de obrar sin la perspectiva de sanción alguna, no es tampoco la doctrina de la dicha , es la del deber amargo y doloroso .

Sustituir el “imperativo categórico” de Kant por la piedad y la compasión, innata también; la sequedal metafísica por la más humana sensibilidad, y tendréis la ética de Schopenhauer. Reservemos un hueco a los partidarios del materialismo histórico, es decir a Marx y al Engels, materialistas y deterministas rígidos y absolutos que creen que toda institución humana, hasta las más espirituales, hasta las ideas, los conceptos, están ligados con los medios materiales de la vida en relación de efecto a causa. Esto es, que pensamos así porque vivimos así.

Según esta idea pensamos debiéramos esperar el cambio de sistema económico para cambiar hasta nuestras ideas morales y dejarnos llevar por el interés del torbellino de la revolución capitalista.

Pera ellos mismo acuden a la propaganda para difundir sus ideas, que creen de justicia y de moralidad para adelantar el tiempo del triunfo; esto es , proceden prácticamente al contrario de sus teorías porque todas estás propagandas parecen querer decir “L el modo de pensar influye en la manera material de vivir, y sin cambiamos la ideas reinante cambiaremos el orden social actual.

En este punto de la evolución nos encontramos, Siempre es útil saber dónde estamos, el fin que perseguimos y el camino por donde nos dirigimos. En nuestra Augusta Orden lo es más, puesto que la primera forma de acción de que disponemos es nuestra conducta moral.

Hermano…. Que habéis ingresado en una Institución que e ajusta perfectamente a este último concepto ético, aquí se ejercen actos de caridad, de justicia, de solidaridad, se abandona el interés personal por el colectivo, que como la luz del sol y el amor materna, se reparte y se queda entero, como dice Rontand.

Habéis ingresado, pues, en una institución histórica, porque la lucha por la justicia y por el interés colectivo es todo el motor dinámico de la historia, de agente del movimiento de los pueblos. Institución histórica además, porque está destinada a la formación del espíritu y conciencia pública por medio de la propaganda, la educación y el ejemplo.

Ved, pues que nuestra responsabilidad des la más inmensa que se conoce: La responsabilidad histórica.

AL pie de esas dos columnas, veréis dos piedras, una en bruto, llena de asperezas y escoria, la otra labrada en forma regular. Lo que concedemos al orgullo, al odio a la ambición, al amor propio, es la ganga despreciable mezquina,

Si no tenéis la dicha de haberlo hecho ya, vuestra tarea es por ahora hacer desaparecer esa parte miserable. El hombre que hasta nosotros llega es como ese mineral recién extraído de los veneros de la tierra y que después de una fusión se despoja de impurezas y cristaliza con arreglo a leyes fijas e inmutables que para los masones, son las de libertad, de igualdad y de una fraternidad que no es solo la simpatía que nace de la participación de una ideal común, sino de una fraternidad tan firme y tan duradera como la de la Sangre

He dicho.

Fernando García  Vela

Otros enlace sobre Vela

http://asturmason.blogspot.com/2007/06/fernando-garcia-vela-secretario-de.html
http://asturmason.blogspot.com/2010/07/fernando-vela-y-la-masoneria.html
http://asturmason.blogspot.com/2010/07/fernando-vela-y-la-masoneria.html

Víctor Guerra (Miembro del CEHME (Zaragoza) , ITEN e IDERM (Francia)


05 julio 2009

Teodoro López Cuesta, socialista y francmasón


Teodoro Lopez Cuesta  viene al mundo  al mundo en Cangas de Onís en 1886, su padre trabajaba como Ingeniero en las obras del comunicación con el Puerto de Pontón. Aunque el ciclo vital de López Cuesta estará muy vinculado a la ciudad de Oviedo. No se debe confundir con el que fuera rector de la Universidad de Oviedo, ya que estamos hablando de su padre.

La otra luz, la masónica, la ve en el seno de la logia Argüelles, que trabajaba en los Valles de Oviedo,  con carta constitutiva del 20 de Octubre de 1925,  es un taller  que fundara otro conocido odontólogo, Jaime Benjamin Viliesid, atrayendo hacia este taller a diez hermanos masones pertenecientes a la Jovellanos1, y a un hermano de la  logia Riego nº2. El resto de los componentes son profanos que se incorporan al taller a lo largo de  1931. Algunos de los que levantan las columnas del único taller que trabaja en Oviedo durante el primer tercio del siglo XX se van de la obediencia “sin plancha de quite”, entre ellos su Venerable Maestro.

La logia Argüelles es un taller muy influenciado por las circunstancias que le tocó vivir, lo que hace que sus trabajos y preocupaciones estén muy orientadas y centradas en las cuestiones políticas, y esa preocupación no es bien vista dentro de la masonería de esos momentos, o al menos por un sector que rechazaba toda acción política y quería un equilibrio que en esos momentos ya era difícil tener, de hecho se puede ver que la mayoría de los masones que aún quedan en el seno de las logias tienen una implicación desde una óptica beligerante con el sector más conservador de la sociedad y de la propia orden, aunque no son una excepción dentro de la masonería de la época.

De hecho no hay nada más que echar una mirada sobre algunas personas que en un momento u otro pertenecieron a la orden, como Ismael Alvarez Alvarez, de Izquierda Republicana, miembro del consistorio ovetense, Crisanto Alonso Pérez afiliado al Partido Federal, también concejal por la Conjunción Radical Socialista de 1931, el propio Teodoro Cuesta, que participó en las labores consistoriales, y cómo no, otro distinguido miembro, Juan Pablo García, aún en esos días estudiante y que más tarde tendría un papel destacado tanto dentro del campo político como en la masonería .

En esa línea crítica y de carácter social, nada hedonista ni esotérica, hay una proposición de 1932 que presenta la logia Argüelles, encaminada a que el representante de la Gran Logia Regional del Noroeste en la Gran Asamblea General del Gran Consejo Federal Simbólico haga que:

...se realicen las gestiones necesarias para conseguir que el Gobierno diga la verdad de lo que ocurre en Marruecos con el Alto Comisario, pues a pesar de la interpelaciones hechas por Diputados, no se había detenido el estado de represión denunciado por diferentes elementos políticos y como no por los propios hermanos masones residentes en aquellos valles. “

Cuestión que firma como Venerable Maestro Joaquín del Riego y que tendrá en cuenta la Gran Logia Regional del Noroeste para trasmitir al alto organismo y requerir las consiguientes informaciones.

Teodoro López Cuesta  se incorpora a la labores del taller ovetense, de forma tardía sobre 1933, adoptando el simbólico Pasteur”. La proyección de Teodoro dentro del taller fue importante, a pesar de las escasas noticias que nos han llegado, y más si echamos un vistazo a las circunstancias políticas y sociales que se dieron en la época, un proceso continuado de conflictos laborales que desembocan en el proceso revolucionario del 34 con la consiguiente represión, que supuso para la masonería y para la conciencia personal de cada masón, un brutal enfrentamiento entre dos polos que algunos entienden como antagónicos: la masonería y la política .

Según la declaración de Teodoro López Cuesta a los servicios policiales cuando es detenido, está separado del taller desde los conflictos sociales del 34. Aunque lo cierto es que Teodoro llega a ser Venerable en 1936, desde cuyo cargo dirige una carta al alcaide de la Cárcel de Burgos, también masón, Julián Peñalver:

“... Querido Hermano en la prisión que tan dignamente regís, se encuentra recluido el H:. de nuestro cuadro Severino Súarez Súarez , simbólico Pino, y aunque sabemos que no necesitáis excitaciones para cumplir con vuestro deber como H\ con todos los que se encuentran en tan desgraciada situación pertenezcan o no a nuestra augusta Orden, os lo manifestamos porque en la carta recibida de dicho H:. nos dice saber por referencias que pertenecéis a ella, lo que indica que no está seguro de ello y por lo tanto que no sabéis de él. No os comunicamos esto antes porque teníamos entendido que el hermano Pino estaba en Pamplona. Seguro como estamos de que haréis cuanto sea posible por ayudare a sobrellevar lo mejor posible su prisión, esta respetable Logia os da por anticipado las gracias.

Cumplía así Teodoro como Venerable y como francmasón la máxima de velar por los hermanos que están en situación de desamparo, en suma con el sentido de una fraternidad masónica que se ejerce como núcleo de relación entre todos los hermanos y que constituye la suma de la libertad individual y la igualdad espiritual.
Lo cierto es que los servicios policiales no tenían muy buena opinión de este francmasón que según ellos “... había tomado de forma violenta el Ayuntamiento de Oviedo, además de ser un reconocido marxista””.

Evidentemente el odontólogo López Cuesta era un convencido socialista que participaba activamente, en la presión política y social de toda la izquierda que obliga al Rey a nombrar un nuevo gobierno presidido por el almirante Aznar , cuyo propósito era el de retornar a la legalidad constitucional. Con esa intención fueron convocadas las elecciones municipales para el 12 de Abril de 1931.

Para hacer frente a los monárquicos, se firma en toda España una gran alianza electoral la Conjunción Republicano-Socialista.

 En Oviedo, dentro de la Agrupación Socialista y durante el mes de marzo, López Cuesta celebró varias asambleas para organizar el proceso electoral y nombró para ello una comisión encargada de negociar con los republicanos el reparto de puestos en la lista; la mitad de los candidatos propuestos eran socialistas y entre los que se encontraba Teodomiro Menéndez- convertido por unas horas en Gobernador Civil interino de Asturias- Manuel Jesús de la Vallina, regente del periódico “Avance” y el propio Teodoro López Cuesta, salen elegidos en las elecciones municipales convertidas de en un auténtico plebiscito, y se sientan en los bancos consistoriales ovetenses como miembros de la minoría socialista junto con otro distinguido masón el federalista Crisanto Alonso Pérez, que cooperan para que salga elegido Alcalde de la ciudad de Oviedo, otro francmasón, el republicano Luis Laredo Vega, que fue miembro de la Logia Argüelles.

En 1934 Teodoro Cuesta ocupa la vicepresidencia de la agrupación socialista de Oviedo.

Es más,  los concejales que habían sido depuestos a partir de la revolución del 34, con la victoria del Frente Popular , nuevamente son repuestos en sus cargos, creándose así la Comisión Gestora y en la cual van a estar López Cuesta como 4º Teniente Alcalde, e Ismael Alvarez como el 6º teniente de Alcalde.

Con la pérdida de la guerra, el hermano “Pasteures detenido en Tineo y se inicia el proceso que le instruye el Juzgado Militar Especial de Liquidaciones, del que era Juez Instructor Bonifacio Lorenzo Somonte. Todo ello se desarrolla en Cangas de Narcea, donde se lleva a cabo un Juicio Sumarísimo contra doce procesados entre los que destaca Teodoro Cuesta al que se le acusa de:

“...ser francmasón; haber participado en los actos del Frente Popular; haber sido Alcalde; intervenir en las actividades de propaganda marxista, y haber intentado crear un grupo de la Liga de los Derechos del Hombre en concomitancia con la masonería internacional y por tener dichos actos mucha más transcendencia, ...en esta región de Asturias donde es más violenta la realidad revolucionaria. CONDENAMOS a la pena de muerte a Teodoro López Cuesta. Acuerdo aprobarla y en su virtud comuníquese por telégrafo a la Asesoría Jurídica de la Secretaría General y suspéndase en tanto la ejecución de las penas de muerte. El Auditor de Guerra que firma en Coruña el 4 de Julio de 1937.”

La masonería española y por supuesto asturiana, intentará que el proceso no se consuma, y hace llegar varias cartas a diversas personalidades como José Maldonado, Director General de Carreteras o la dirigida a D. José Giral, apelando a sus altas autoridades y a su alto prestigio para que intervengan a favor de los “hermanos” (cuya lista adjuntan), con la intención de que las negociaciones que se realizan para el canje de prisioneros, se les tenga en cuenta. En esa lista de hermanos prisioneros por los facciosos, están Sergio de Arriba Castro y Teodoro López Cuesta.

Finalmente la condena será conmutada a cadena perpetua el 12 de Noviembre de 1937.

01 enero 2008

ALBERTO DE LERA, El GRAN MAESTRE MASONICO


Uno de los personajes más importantes de la masonería asturiana, es sin duda Alberto de Lera, pero pese a su importancia y su peso dentro de la Gran Logia Regional del Noroeste y de los Altos Grados asturianos, es como digo, uno de los más desconocidos.

Alberto de Lera , nació en Oviedo el 11 de junio de 1864, aunque casi siempre estuvo vinculado a Gijón.

Es de los primeros masones que se inician en la primeriza logia Jovellanos nº 337, él lo hace el 28 de junio de 1912; es exaltado a Compañero (2º) el 7 de Octubre del mismo año, y obtiene el grado de Maestro (3º) el 11 de Abril de 1913.

A partir de aquí entrará en los Altos Grados a cuyo primer grado el 4º llega en 3 de agosto de 1915, será toda una sucesión de exaltaciones hasta concluir en el grado máximo del REAA, el grado 33º al que accede el 12 de febrero de 1924, siendo nombrado Consejero de Supremo Consejo del Grado 33, y luego como Consejero para Asturias el 4 de Septiembre de 1918.

Pero aparte de estos grados tuvo responsabilidades como Venerable Maestro de la Logia Jovellanos desde 1915 hasta 1923, ambos inclusive, a partir de este último año será nombrado Gran Maestre de la Regional del Noroeste del Gran Oriente Español, cargo que desarrollará hasta la fecha de su muerte el 3 de Octubre de 1932

En 1930 Gijón le rinde un homenaje con motivo de aniversario como funcionario público a cuyo banquete asisten todas las clases sociales y políticas de la ciudad y la región, contando el convite con la asistencia de unos 600 invitados.

Su rango en el Ayuntamiento de Gijón en el que entra a formar parte el 5 de febrero de 1900 como Contador de Fondos municipales con un sueldo de de 3.378 pesetas, posteriormente convirtiéndose en Interventor de Fondos del Ayuntamiento con fecha del 1 de abril de 1919, y de cuya labor en tiempos de la Dictadura de Primo Rivera se le tilda como una gestión ejemplar.

En el apartado de Observaciones del libro Registro de los Funcionarios nombrados por la Comisión Municipal Permanente y el Pleno del Ayuntamiento de Gijón, se expone:

La corporación municipal en sesión del 28 de marzo de 1922 “queriendo rendir su justo homenaje a la laboriosidad y acertada gestión en el desempeño de la Contaduría Municipal, y a propuesta de la Comisión de Régimen Interior, acordó reconocer a ducho funcionario para los efectos de su jubilación y pensión, los 19 años de servicios prestados en la Diputación Provincial de Oviedo, anteriores a la toma de posesión del cargo de Contador de este Ayuntamiento. Las distintas corporaciones municipales que se han sucedido desde que el Sr. Lera viene desempeñando su cargo, han acordado los distintos votos de gracias por su gestión. Véanse las actas de 7 mayo 1907; 31 Octubre 1918; 5 y 19 Mayo de 1924 y 8 de noviembre del mimo año

Como Venerable Maestro de la logia más importante de Asturias , la Logia Jovellanos fue el Presidente de la Gran Asamblea Masónica del GOE que este celebra en Asturias en 1915.

Otra de las cuestiones muy olvidadas acerca de Alberto de Lera, es que fue el gran muñidor del reformismo de Melquiades Álvarez en Asturias, y bajo su mano los militantes reformistas y melquiadistas se incardinaron en las logias asturianas.

Se cuenta en algún sitio que tras su muerte hubo un asalto por velar su cuerpo entre masones y curas, pues a buen seguro que los Hermanos del Ilustre y Poderoso Alberto de lera, debieron querer llevarle al templo de la calle La playa y velar su cadáver en la sede de la Gran Logia Regional del Noroeste, pero su familia se debió negar a ello, por lo cual el velatorio debió ser en la casa del finado en Menéndez Valdés nº 34. Pero a la hora de llevarlo al Cementerio de Ceares, por el Paseo de Begoña, se veían dos cortejos uno cada banda del paseo, uno compuesto por los curas y católicos, y el otros por los Hermanos Masones y Republicanos.

En la prensa del momento se hace un llamamiento desde el Comité Republicano Liberal-Demócrata, desde el Círculo Melquiadista, desde la sección femenina y desde las Juventudes del Partido Republicano Liberal Demócrata a que se cauda a la conducción del cadáver, que se retrasaría unas horas para que pudiera acudir D. Melquiades Álvarez.

Así mismo la Gran Logia Regional del Noroeste, publica en diario La Prensa este suelto; " Sabed: Que habiendo pasado al Oriente Eterno el Ilustre Gran Maestro D. Alberto de Lera y Alvarez, Grado 33 y miembro del Supremo consejo de la Masonería Española. 

Esta Gran Logia ordena a todos sus componentes asistan puntualmente al acto de la conducción del cadáver para rendirle el obligado tributo de admiración y respeto.

A su memoria se levantó un taller de Altos Grados que llevó su nombre. Alberto de Lera nº 78.

Victor Guerra

29 junio 2007

FERNANDO GARCIA VELA, Secretario de Ortega

Fernando Vela, es el seudónimo de Fernando Evaristo García Vela que viene al mundo en Oviedo en 1888 y lo deja para pasar al Gran Oriente Eterno en 1966; apenas si en una tardía edición de marzo se recogía un “breve” sobre el óbito del que fuera compañero inseparable de Ortega y Gasset.

No voy a descubrir aquí a Fernando Vela, nacido en Oviedo pero de origen y hondas querencias llaniscas, su recuerdo se nos va desdibujando tal vez como él quería, pero le debemos un homenaje que se le ha hurtado, a un hombre que como decía Manuel F. Avello “ ... merece este homenaje por intelectual y por hombre de bien y hombre leal . En él se dan de consumo dos ambiciones supremas: el periodista y el periodismo .Las dos en una y en sí mismo y para los demás aquí radica la significación del ser periodista y la ambición que quiere satisfacer el periodismo fundamentalmente.” Y a la cual se dedicaba con total ansia de conocimiento y aplicación, sabiendo los sinsabores que ya recogía en su libro “El grano de pimienta”: .. la condiciones de la vida literaria española obligan al escritor a gastar buena parte de sus esfuerzos en artículos de periódicos.... EL escritor no puede encerrarse en su poesía, en su novela o su filosofía; tiene que estar al tanto, al tanto de todo y hablar de ello...”

Fernando Vela, al que tenemos batiéndose como articulista en el extinguido “ Noroeste” y que compatibiliza con su empleo en Aduanas, a la vez que le que ocupa en los bancos de la Logia Jovellanos de Gijón desde sus inicios en 1912, el lugar como Aprendiz Masón el 27 de Septiembre, donde toma el simbólico de Platón, comparte ilusiones y ansiedades culturales y filosóficas con el anarquista Eleuterio Quintanilla, Teodomiro Menéndez Diputado socialista, el carreñense Bango León o el promotor del Ateneo Obrero de Villaviciosa: Peña Cervent, la exaltación al Grado de Compañero (2º) le llega el 4 de abril de 1913, siendo exaltado a la Maestría el día 19 de diciembre de ese mismo años.

A los altos Grados comienza su andadura el 20 de Octubre de 1916 llegand a ostentar el grado de Maestro Elegido de los Nueve que recibe en 1917 en el seno de la Gran Logia Regional del Noroeste en 1924, ejerciendo una pluralidad y tolerancia cuya esencia se recoge en sus múltiples artículos de toda índole y condición.
Pero además de secretario del Ateneo Obrero de Gijón, Fernando Vela, fue la mano activa de Ortega y Gasset a quien conoce en Gijón y en el reencuentro de Madrid, ambos “se reconocen” y serán ya inseparables , hasta tal punto que Vela pasa a ser precisamente su principal apoyo y mano derecha pues hasta 1936 ejercerá la misión de secretario en la revista: Cuadernos de Occidente , “la revista que pretendía poner a los españoles en contacto con Europa y con la intelectualidad más moderna del mundo” . Vela sigue con sus colaboraciones como redactor en el diario EL Sol que abandona, cuando éste cambia de orientación ideológica. Pasa por los periódicos Crisol, y Luz, terminando como Director del Diario Madrid el cual dirige entre 1934-1935 tiempo que duró dicho diario, exiliándose más tarde en Tánger donde colabora con el Diario España

El duro exilio, es algo que le puede y tras la muerte de su amigo y mentor Ortega y Gasset regresa a España; con esa muerte se cierra un ciclo que él exponía así: “...mi vida- quiero decir, la parte de actividad intelectual, literaria que puede haber en ella; en suma, mi vida- está comprendida entre las muertes de Leopoldo Alas y Ortega y Gasset – que muere en 1955-. Se abre con una y se cierra - virtualmente se cierra- con la otra”

En 1963 reaparece de nuevo la Revista de Occidente y se desea recuperar a Fernando Vela para la secretaría cuestión que no acepta, sin que ello signifique desvincularse del proyecto en el cual seguirá durante años colaborando dentro del Consejo Asesor y publicando algunas notas, artículos, y recensiones filosóficas, pues como antes comentaba su ciclo intelectual había terminado.

F. Vela, se refugia en el periodismo y en su tierra de origen, en Ardisana, y en sus partidas del Café Pinín de Llanes y sus tertulias, huyendo del protagonismo donde un incipiente Juan José Plans intenta hacerle salir, dando un retrato de su vida y tiendo que contentarse con una simple remembranza de su presencia .

Como decía Avello en el Homenaje que la Sociedad Asturiana de Filosofía le dedicó en 1977 a Vela: “... tuvo que pasar algo para que Vela no haya llegado a ser bien conocido, algo que es suyo y no solo imputable a la modestia o la timidez. Algo que no fue suyo. Un quiebro, vibración, descuido...”
Tal vez como le ha pasado a otros muchos el haber sido reconocido masón e infatigable mitigador de carestías intelectuales y filosóficas de esta reseca España , es lo que ha hecho que Fernando Vela no pueda superar la frontera del olvido, y a quien hoy desde aquí deseo mitigar en parte de ese silencio al que se ha sometido su figura y su transcendencia como pensador e intelectual preocupado por la actualidad, y a quien tanto Llanes como Asturias le debe un merecido tributo

Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...