Mostrando entradas con la etiqueta Javier Neira. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Javier Neira. Mostrar todas las entradas

06 octubre 2013

Oviedo, y un libro de Masonería de por medio

IMG
Foto del acto  de Maria.A.G


La actividad de la editorial  MASONICA. Es, nos ha servido estas semanas una serie de libros de los cuales nos venimos haciendo eco, uno de ellos [que no he podido leer aún… pues tanto peculio para viajes y libros no hay… y menos en tiempos de crisis, aunque no desespero en hacerlo en breve] que se ha presentado estos días en Oviedo, en el marco del CLUB PRENSA DE LA NUEVA ESPAÑA (Viernes 4 de octubre) ha sido el libro de Filosofía (desmitificada)de la masonería. Cartas de Constant», cuyo autor es  Alonso Carvajal, Adolfo


.Nota Editorial .Adolfo Alonso Carvajal, abogado de familia y Doctor en Derecho, trabaja en su especialidad llevando casos no solo por todo el territorio español, sino internacionalmente en Europa, América Latina y los países árabes. Conocido conferenciante especializado en derecho de familia, ha participado en congresos y jornadas de varios países, siendo autor de la obra Sustracción interparental de menores.

 El Derecho del límite, y presidente de honor de una fundación dedicada a la ayuda de la infancia en situación de riesgo, y especialmente en situaciones de sustracción interparental de menores.

Además de su formación jurídica, cursó estudios de Geografía e Historia, incluyendo historia del arte, historia de la filosofía antigua y contemporánea, arqueología, prehistoria, historia antigua e historia medieval.

Asturiano de la diáspora, muy vinculado emocionalmente a la isla de Menorca, donde encuentra tiempo y paz para la creación literaria, Adolfo Alonso Carvajal es un escritor profundo iniciado en la masonería hace más de 15 años.

Filosofía (desmitificada) de la masonería


Lo primero que llama la atención es que se hable de Filosofía masónica, aunque sea desmitificada, porque casi todo el mundo ha reconocido que la masonería no es una filosofía, pero si lo ha dicho el autor que es un filósofo pues habrá que ir teniéndolo en cuenta.

«Puedo explicar la masonería, puedo discutir si es una filosofía o un sistema filosófico o un sistema de  pensamiento, o si es un no es; pero por muy buena que sea mi definición, no podrá entenderse, plenamente si no se es un iniciado, porque la ceremonia de iniciación es la que impresiona el conocimiento individual y la que hace que se produzca el efecto benefactor del es, en las personas de buen corazón y rectos de espíritu»

El libro presenta varias singularidades como contar con un prologo del criptico y cripto Maestro Masón  de La Gran Logia de España, Javier Neira, periodista del Diario La Nueva España el mismo que parece dijo aquello de que yo había venido a vivir a la masonería,. y es curioso que lo diga quien estuvo indagando sobre membresías y curriculuns de los miembros de la masonería asturiana,  para ver si le convenía o no entrar en una logia u en otra … lo que es la intrahistoria masónica. Será interesante leer su prologo, puede ser toda una pieza  de estudio.

En el libro de Carvajal hay  una serie de cartas que presumo escritas al modo de Fichte, por una serie de Maestros Masones, que supongo de la GLE o de la GLUIA, que estará bien analizarlas aunque algunos ya han publicado en la Revista de Cultura Masónica.

Por otro lado aunque tampoco estuve en la presentación de Oviedo, pues los viajes camino de la Francia, me impidieron estar presente en este primer acto cuasi publico de la editorial MASONICA. ES, y cuya reseña nos ofrece el Diario La Nueva España con fecha del sábado 5 de octubre  2013, aunque me ha sido imposible encontrar un enlace de tal acto.

En el acto se encontraban  el antropologo Javier León, autor de  Entrevista a un Masón; el  cripto masón Neira, el autor del libro y el eurodiputado Antonio Masip, que recordó a dos masones importantes en Asturias José Maldonado,(ultimo presidente de la República española en el exilio)  muy en las antípodas de la masonería de la GLE, ya que fue miembro de la Gran Logia de Francia (GLF), y del Gran Oriente de Francia (GODF), y también citó  a otro masón recientemente fallecido, (padrino de Antonio Masip; y  protector y alter ego  de Javier Neira), D.  Manuel Diaz Ron,  (GLNF) que habitualmente se sentaba en las cenas de gala de los Premios Príncipe de Asturias al lado justo de la Reina Sofía . Paradojas de la vida;  y de haberlo sabido algunos autores y panfletarios  hubieran relacionado prontamente la Masonería con la Casa de Borbón...

La foto del periódico da para mucho… y el banco de presentadores y autor, da para mucho … tal vez para resaltar aquella vieja nota periodística  de LNE de Arturo Román  * del 13 de julio del 2001 donde se recordaba  que se andaba buscado el tercer objeto que se dejó Antonio Masip en su visita a Córcega. Olvidó un Compás y una escuadra y al textil relacionado tradicionalmente con la mujer cocinera . En una crónica del 12 de julio se pergueñaba una foto de un grupo de turistas asturianos  en Córcega con Diaz Ron como anfitrión y donde estaban el industrial radiofónico Blas Herrero  y Francisco Rodríguez de Reny Picot.

Fuera como fuere, se realizó la presentación…, y espero recibir un día de estos el libro y contarles de primera mano mis impresiones, más allá de estas notas y divertimentos e intrahistorias masónicas.

* Se dice “vox populi”que detrás de la pluma colectiva de Arturo Román está el periodista Javier Neira

Víctor Guerra

05 junio 2012

Paz Rodríguez. Venerable Logia Estrella del Norte (GLFE)

«Las masonas creemos en la duda, la masonería es una escuela de ciudadanía»

«Partimos de la libertad de conciencia, así que no estamos en contra de la religión católica ni de ninguna otra, trabajamos en la tolerancia»


Paz Rodríguez,  en Oviedo. Foto de  Miki lópez


PAZ RODRÍGUEZ Abogada avilesina, venerable maestra de la logia Estrella del Norte
entrevistada por Javier NEIRA (LNE)

La abogada avilesina maestra -presidenta- de la logia Estrella del Norte, con sede en Gijón, única logia femenina de Asturias. Está formada por 14 mujeres. En España hay nueve logias femeninas y en conjunto suman unas doscientas mujeres. Las masonas asturianas ofrecerán hoy, a las siete y media de la tarde, una conferencia en Avilés, en el Centro Municipal de Arte y Exposiciones «El Arbolón» con el título «La mujer en la masonería». Presentará Paz Rodríguez e intervendrán Ana María Lorente, gran maestra de la Gran Logia Femenina de España y Concha Pedrosa, licenciada en Historia. Mañana, en Gijón, Estrella del Norte se hermanará con la logia francesa Diotima.
-¿Cómo y por qué se hermanarán con la logia Diotima?

-El sábado, en Gijón, vamos a hacer una ceremonia de hermanamiento de dos logias Estrella del Norte, de la Gran Logia Femenina de España, con una logia de la Gran Logia Femenina de Francia que se llama Diotima que está en Marmande, entre Toulouse y Burdeos. Tres hermanas de Diotima son fundadoras de Estrella del Norte y nos traen la luz para abrir los trabajos.
-Lo dicho, ¿cómo?

-Lo hacemos como una tenida ritualística a desarrollar con dos actos. Primero en el mes de abril hicimos una ceremonia en Marmande y ahora, en Gijón, celebraremos la segunda parte. Todo según un ritual que es muy bonito y pensando siempre en unir lazos de fraternidad. Pertenecemos al Rito Escocés Antiguo y Aceptado.


-¿Por qué el nombre de Estrella del Norte?
-Porque somos del Norte ya que vivimos en el Norte y porque buscamos una luz, de ahí la referencia a la estrella.


-¿Para qué?
-Buena pregunta. Cada persona busca una cosa distinta en la masonería. Cada cual tiene su perspectiva. La razón común, el motivo, es mejorar como persona para, de esa forma, mejorar la sociedad; también cuenta mucho el deseo de encontrar respuestas. La masonería quiere que mejore la Humanidad y por eso estoy yo ahí; y como yo, las demás y los demás.


-¿Cómo?
-Es una escuela de aprendizaje para los ciudadanos. Es muy necesaria, siempre ha sido necesaria y más ahora con todo lo que está cayendo. Hay que recuperar los valores, aunque no sé si es correcto ese argumento porque para recuperar algo hay que haberlo tenido antes y no está claro qué valores eran ya seguros en nuestras sociedades actuales. Están ocurriendo cosas muy complicadas y hay desconcierto en los valores y en los planteamientos éticos, y la masonería ayuda en ese sentido. La gente se compromete al formar parte de una logia donde se asumen responsabilidades que después se pueden trasladar a la vida profana. De esa forma pueden ir modificando para mejor las cosas que le rodean. Si así se hace, el entorno irá modificándose positivamente.


-¿La masonería es un sindicato de intereses? Eso se dice.
-No, no estoy de acuerdo. No sé cómo funcionan otras obediencias, no sé si se comportan como sindicatos o grupos de apoyo, pero en lo que yo conozco la masonería predica y debe trabajar para la fraternidad; de manera que no es un sindicato. Nos ayudamos, pero no por que seamos hermanos sino porque hay que ayudar al prójimo en general. Debemos ayudar a la Humanidad en su conjunto y también a cada cual, ése es nuestro ideal. Si por la cercanía de la logia conectamos más directamente, mejor; pero nada más. No es un sindicato en absoluto.
-Es relativista.-La masonería sí cree.-¿En qué?-Las masonas creemos en la duda, la masonería es una escuela de ciudadanía. Te enseña a dudar. Te ayuda a dudar. No relativiza las cosas, sino que te anima a cuestionártelas y de ahí sale la libertad, esa actitud es una gran fuente de libertad.

-Es anticatólica.
-Incierto.


-Demuéstrelo.
-Demuestre usted su afirmación.
-Bueno...


-La Gran Logia de España, que representa lo que se llama regularidad, tiene como requisito de pertenencia creer en Dios o en un ser supremo. Esa crítica, esa suposición de que la masonería es anticatólica, choca al menos con el criterio de la regularidad. Más aún. En la masonería partimos de la libertad de conciencia, así que no estamos en contra de la religión católica ni de ninguna otra, trabajamos en la tolerancia, según los criterios de la tolerancia de manera que respeta profundamente todas las religiones y quiere que todas sean respetadas.


-No así la masonería francesa, me temo.
-Tampoco es correcta esa afirmación. La masonería francesa es genuinamente laica y ése es un principio de la masonería. No tiene nada de anticatolicismo ni de anti-Iglesia ni está en contra de ninguna religión. Al revés, el laicismo enlaza directamente con la tolerancia y eso es bueno para las religiones. Las críticas que se hacen en ese sentido ponen sencillamente las cosas del revés.


-Los ideales masónicos se han cumplido, vivimos en sociedades libres, con las necesidades básicas cubiertas...-No, mientras haya gente con necesidades no están cumplidos los ideales masónicos; y mientras haya gente que no tiene libertad, tampoco. Mientras haya gente que no puede decidir por sí misma, no están cumplidos. Todo eso se cumple a nivel de Estado con la Constitución y las normas que garantizan los derechos, pero hay que ver si esos derechos están también en la calle. No creo que todos gocen de esos derechos.
'La mujer en la masonería', en el CMAE
Las protagonistas de la charla de ayer en el CMAE. :: Foto de MARIETA (Diario El COmercio)
-¿Por qué hay tan pocos masones en España?
-Creo que en España hay miedo. Ésa es una responsabilidad de los propios masones. No se sabe quiénes son, no dan la cara, tienen miedo de que los señalen con el dedo. Las personas que me conocen y que no saben que soy masona y que lo sabrán ahora, por esta entrevista, espero y deseo que no me ven y califiquen de otra manera en lo sucesivo. La masonería puede parecer una secta con un tabú, pero al ubicar en la masonería a una persona que es de una determinada manera se deja de ver como una institución problemática con determinadas etiquetas. Por otra parte, la masonería no está para ponerse medallas sino para mejorar y, a partir de ahí, construir el resto. Un cargo no es una medalla, es una responsabilidad.


-¿Y la familia?
-La masonería compromete a la familia y quizá más en el caso de la masonería femenina. Muchas hermanas son jóvenes y llevan a sus hijos a las tenidas y eso implica también un mayor compromiso.

14 noviembre 2010

Manuel Díaz Ron, político y empresario asturiano, y francmasón

Fallece en París a los 86 años «Soy francés hasta el fondo de mi alma, pero he seguido siendo asturiano»

A la vuelta de un viaje masónico por tierras portuguesas, donde fuimos llamados a presenta unos libros sobre el Rito Francés, me encuentro con la noticia de la muerte de un Hermano Francmasón de origen asturiano, Manuel Diaz Ron y perteneciente  al ala “ortodoxa” o Masonería tradicional, que también se caracteriza como “regular”   aunque digamos que la masonería “Regular “ asturiana , desvencijada en mil una escisiones , vencida y desarmada” ha perdido uno de sus más importantes bastiones. miembro de una Gran Logia Nacional Francesa, inmersa en cientos de problemas  y siempre rayando el filo de navaja como “affaristas”

Manuel Díaz Ron, era un Hermano masón al que conocí por medio del ahora eurodiputado: Antonio Masip, del que creo tenía como  ahijado, el cual  un día me convocó para que el chófer de Manuel Diaz Ron me recogiese y me llevase a comer con él a Tazones, puesto que estaba interesado en conocer de primera mano  la masonería asturiana, en aquellos momentos apenas si en Asturias ,éramos un puñadin de masones, y yo estaba en medio de la publicación del libro de Masonería en el Occidente de  Asturias

De esa manera conocí a un hombre y Hermano  abierto y franco, y acompañado de su esposa una francesa de las que en Tazones ponía  a las langostas del cantábrico mahonesas que se traía consigo de París. En aquella reunión hablamos de la masonería en Villaviciosa, que fue territorio abundante en presencias masónicas, entre los cuales no estaba su padre, un republicano socialista y también de ciertas noticias con relación al proyecto regular astur que se plantaba en aquellos momentos con su ayuda y economías, en un local de La Calzada, en el cual luego tuvimos la logia Rosario de Acuña sede, hasta que por cambalaches fraternos de reconocimientos, nos pusieron los Hermanos “regulares” de patitas en la calle, más tarde ellos cerrarían taller y se verían obligados a pedir a la Logia Rosario de Acuña albergue, lo que son las cosas

Manuel Díaz Ron y yo estábamos en equidistantes extremos masónicos, lo cual no era un impedimento para que hubiera  habido una serie pequeña de reuniones para conocer de primera mano , situaciones y opiniones relacionadas con la masonería ya que él estaba interesado en  implantar en su tierra natal en Asturias, una logia de “Carácter Regular”  como así hizo apoyando a los grupos “regulares astures”  algunos  llegaron a levantar sus talleres en Gijón y Oviedo ; Talleres de vida tan efímera  y complicada, dado el carácter de algunos de sus integrantes.

Su existencia y asistencia  con la región de nacimiento:  Asturias, en avión privado y con chofer que venía rodando con el choche desde París  tenía siempre una cita anual con motivo de los Premios Príncipe de Asturias, motivo además que aprovechaba por cercanía  con el firmante de esta crónica de La Nueva España , para ofrecerle alguna información algún padrinazgo a la vez para  ofrecerse o conceder  alguna larga entrevista.

Como digo su existencia también estaba relacionada con la masonería, realidad más discreta aunque no exenta de candidez , como aquella gran finca que se quería adquirir para montar la logia a la vez que un a cierta residencia, se le relacionó  con un hecho que la LNE se hizo eco en su día de un viaje de una serie de notables “astures” que fueron invitados pro Manuel Díaz Ron a Córcega , y de los cuales el periódico bajo la firma del colectivo Arturo Román, (julio 2001)  comentaba que  alguno de los presentes se habían dejado en el avión una prenda típica de cocineros, luego en los mentideros se decía que dicha  foto había sido filtrada por Juan Luis Rodríguez Vigil que no habría  participado en aquel evento, Habladurías de aquellos tiempos, pero no deja ser curiosa la foto de los presentes y su repercusión en los medios astures.

Así fue como conocí a Manuel Díaz Ron que debió ser sentirse interesado por un joven masón que publicaba un buen montón de trabajos en prensa, aunque algunas de las noticias que en aquellas reuniones le comenté no le gustaron nada, y ahí comprobé la sumisión  o presencia importante de la GLNF  en la masonería regular española, pues tras alguna de esas noticias vi como ser ponía firme al ex-Gran Maestre Sarobe por algunas triquiñuelas en la marcha de los proyectos masónicos “regulares “ astures. Luego aunque mantuvimos más bien un contacto postal , ninguno de los dos hizo por tener un acercamiento  y la distancia creció entre nosotros, reconociéndonos cada uno donde en su cualidad  y calidad.
VGG

Ahora Les dejo con la crónica de Javier Neira publicada en LA NUEVA ESPAÑA

Exiliado siendo aún un niño, desarrolló una gran carrera pública y empresarial, llegando a vicealcalde de la capital gala

Manuel Díaz Ron, político y empresario asturiano, fallece en París a los 86 años «Soy francés  hasta el fondo      de mi alma, pero       he seguido siendo asturiano»
Manuel Díaz Ron, político y empresario asturiano, fallece en París a los 86 años «Soy francés hasta el fondo de mi alma, pero he seguido siendo asturiano» 

Oviedo, Javier NEIRA
El empresario y político Manuel Díaz Ron, asturiano de Abres recriado en Francia, falleció en París el pasado jueves, a última hora de la noche, a los 86 años de edad. 

Exiliado siendo aún un niño, desarrolló en el país vecino que le acogió una extraordinaria carrera profesional, alcanzado la presidencia de empresas multinacionales y participando en primera línea en muchas actividades industriales, comerciales y agrícolas, al tiempo que realizaba una destacada labor política que le llevó a ser vicealcalde de París cuando el después presidente de la República Jacques Chirac era el alcalde de la capital francesa.

Una reciente publicación consideraba a Díaz Ron como una de las ocho personas más influyentes de Francia por su peso en el mundo de la empresa -también se le consideraba como una de las seis mayores fortunas del país vecino- por su carisma dentro de las formaciones políticas de carácter liberal conservador y, quizá de forma especial, por su fuerte personalidad que le convertía aún, a su avanzada edad, en el consejero natural de las personas más destacadas de su país de adopción como, por ejemplo, el presidente Sarkozy.
Enamorado de Asturias, tuvo hasta hace pocos años en Villaviciosa, de donde era su padre, una espléndida finca -de las mejores de la región- y siempre mantuvo un grupo de amigos que inevitablemente, en cuanto ponía un pie en Oviedo, arrastraba a beber sidra por la zona de Santa Clara o hasta la Gascona. Si de comer se trataba, a La Tortuga, en Tazones.

En Asturias, citar a Manolo Ron era y es mencionar a la masonería. Efectivamente  era masón y quizá porque en España aún las cosas son distintas a lo que ocurre en otros países europeos o americanos, si no chocaba al menos siempre se destacaba esa condición al referirse a él. Pertenecía a la Gran Logia Nacional Francesa, una obediencia regular, teísta, apolítica y liberal. Y también estaba muy vinculado a la Gran Logia de España, de iguales características. En todo caso, y contra algunas suposiciones que se llegaron a hacer, la masonería no influyó en su carrera política y profesional siquiera, sea porque se inició cuando ya había cumplido 50 años.

Manuel Díaz Ron abandonó Asturias y España durante la Guerra Civil, acompañando a su padre que era concejal en Oviedo de Izquierda Republicana. Regresó años después y en 1960 tuvo que traer, al menos por unos días, a su padre porque «sencillamente se moría si no veía un poco Asturias». Una visita accidentada porque, como alguna vez contó, tuvieron una constante vigilancia de las fuerzas del orden.
En Francia se enroló en la resistencia y llegó a ser un héroe nacional, liberó la ciudad de Millau de la que después fue alcalde y ya durante los años de paz desarrolló en Francia una labor multiempresarial en la construcción -incluso en Marbella, hasta que la dejó cuando empezaron a aflorar asuntos turbios- y la finanzas. Nunca se jubiló, hace aún muy pocos años participó en las frustradas conversaciones a tres para fusionar BNP Paribas -«el presidente es como mi hijo», declaró-, el primer banco galo, y Société Générale, el segundo banco, de la que era consejero. Fue alto directivo de Alstom y de ITT Europa.

En 2007, el Rey le concedió la Encomienda de la Orden del Mérito Civil que le entregó el delegado del Gobierno, Antonio Trevín, en un acto celebrado en Oviedo. «Tenía una gran personalidad, era muy inteligente y carismático»

Blas Herrero; Empresario «Era un ejemplo de la elegancia del exilio español y asturiano, recuperó lazos»
Antonio Trevín ;Delegado del Gobierno «Se sentía muy asturiano, era muy feliz entre nosotros»
<Graciano García > Director emérito de la Fundación Príncipe

Cuando recibió la condecoración real recordó que «en mi época política me han llamado capitalista y bebedor de sangre, pero jamás oí a nadie llamarme extranjero por mi origen español. Francia tiene una fama chovinista que no es merecida. Soy francés hasta el fondo de mi alma, pero he seguido siendo asturiano».

En sus frecuentes visitas a Asturias solía realizar una escala previa en Santander o Madrid para ver al financiero Emilio Botín y otra posterior en Santiago de Compostela para visitar a Manuel Fraga, al menos cuando era presidente de la Xunta de Galicia.

En nueve ocasiones fue jurado de los premios de Cooperación Internacional de la Fundación Príncipe de Asturias. Era uno de los pocos patronos de la Fundación a título personal y no en representación de una firma o institución.

En 2005 declaró a LA NUEVA ESPAÑA: «Zapatero es listo, no creo que se deje llevar por el romanticismo socialista». Un año después dijo: «Aquel sueño de hacer unos Estados Unidos de Europa está muerto». Y en 2008 afirmó: «Estamos pagando años y años de imprudencias y de falta de respeto al orden financiero internacional». El próximo martes será enterrado en París.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...