Mostrando entradas con la etiqueta José Maldonado. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta José Maldonado. Mostrar todas las entradas

27 abril 2015

Obelisco en recuerdo de la Constitución de 1812 con símbolos masónicos en Avilés

Esta Asturias mía, es casi siempre así, que le vamos hacer cada uno tira para el lado que tira.

Y es que el Sábado 25 de abril si inauguró en Avilés (España)  la colocación  de un regalo de la ciudad  de San Agustín de la Florida, la replica del Obelisco levantado en aquella ciudad  en memoria  de la Constitución de Cádiz de 1812.

Y esto se ha hecho, sin que apenas los masones astures nos hayamos enterado, salvo los Hermanos de la Logia Jovellanos  /GLE) que recogen en su página web tal hecho., y que también hoy resalta la prensa asturianas  la complicación que ha habido con dicha colocación que coincide en época electoral

Frente a las protestas  que ha habido y su utilización,  la Logia Jovellanos ( GLE)  ha sacado un comunicado que recoge la prensa de este modo

«La Logia Jovellanos , representante de la masonería regular en Asturias, hizo público ayer un comunicado en el que se congratula de la colocación del monolito, réplica del que se yergue en San Agustín de la Florida y que fue el único que quedó en pie en el imperio español cuando el rey absolutista Fernando VII subió al trono y mandó derribar todos los obeliscos conmemorativos de la proclamación de la Carta Magna de Cádiz, la que pasó a la historia con el nombre de “La Pepa”.

Los masones asturianos de la Logia Jovellanos agradecen a las autoridades de las dos ciudades ubicadas a ambas orillas del Atlántico, Avilés y San Agustín, la colocación del obelisco en tanto que “perpetúa la memoria de nuestros hermanos masones que participaron en la redacción de la primera Constitución que convertía a los súbditos en ciudadanos, y que por ello sufrieron posteriormente la cárcel, el destierro y el olvido».  La Nueva España, 27 de abril de 2015

Es una pena que esto se haya producido de esta manera. pues  no siendo un elemento masónico en sí , puesto que el obelisco pertenece a muchas otras corrientes de pensamiento, si que en las estelas pétreas  que presiden dicho obelisco, se hayan  el Compás y la Escuadra, como se puede ver en las fotos adjuntas tomadas de la noticia de la Logia Jovellanos.

Es una pena la poca pericia comunicacional institucional …, pues en ese acto podía haber sido puente para que las logias masónicas de la región asturiana del Derecho Humano (DH) del Gran Oriente de Francia (GODF) de  Gran Logia Femenina de España (GLFE) y de Gran Logia de España (GLE) hubieran podido estar juntas arropando dicho acto.

Es de celebrar el tema de la normalización del uso de diversos símbolos que  Franco en su abencerraje erradicó de nuestra esfera publica y privada, a la presencia de estos símbolos en el Cementerio del Sucu, placas de la GLSE,y de GODF, ahora se une la presencia en este obelisco de estos emblemas que deberían estar también presentes en Tineo en el monolito del que fuera último Presidente de la República Española en el exilio, como fue  José Maldonado, que carece de dichos simbología cuando en realidad gran parte de su vida estuvo ligada a la masonería.

Son estos y otros los ritos que nos quedan por ir cumpliendo y cerrando para que vaya currando el ciclo de la recuperación de la Memoria Histórica.

Obelisco Avilés

En el día de hoy, con la presencia de la alcaldesa de Avilés, Pilar Varela y la vicealcaldesa de San Agustín, Roxanne Horvath, se ha colocado en Avilés como regalo de la ciudad de San Agustín de la Florida un obelisco en memoria de la Constitución de Cadiz de 1812, replica del original que se conserva en San Agustín.

Es el primer monumento en Asturias que une los valores constitucionales con la escuadra y el compás, el símbolo más reconocido de la masonería.

La Logia Jovellanos nº138, representante de la masonería regular asturiana, quiere mostrar su agradecimiento por la colocación del obelisco para eterna memoria de nuestros Hermanos que participaron en la redacción de la primera Constitución que convertía a los súbditos en ciudadanos y que por ello sufrieron posteriormente la carcel, el destierro y el olvido.

Obelisco Avilés
Obelisco Avilés

Fuente de información Logia Jovellanos (GLE)

Victor GUERRA

23 junio 2011

José Maldonado último Presidente de la Republica Española en el exilio como francmasón


La Asociación José  Maldonado viene desde hace dos meses presentando una modesta exposición, pero no por ello menos importante,   sobre la figura de este personaje asturiano que fue el último Presidente de la República Española en el exilio,  y que como otros muchos se encuentra carcomido por el olvido,  tanto por  los que hablan de República,  como por los que se revisten de ciertos adminculos simbólicos.  Lo cual nos viene a demostrar  que  esto de la recuperación de la citada memoria es muy selectiva y personal.

En esta ocasión traigo la noticia de la exposición mural que ya estuvo en Tineo  y que se expondrá de nuevo el día  4 de Julio  en el Archivo Histórico de Asturias (Oviedo) con la presencia en la parte inaugural  de la historiadora  Doña Alicia Alted.


La exposición tiene una novedad y es que dicha muestra mural, en este caso,  estará complementada con otra consistente con los papeles, cartas y fotografías de José Maldonado, (Tineo, República y Exilio)   y en cuya muestra se contará con una pequeña parte dedicada a la masonería.

A su vez habrá se celabrarán  un ciclo de tres conferencias en el mismo Archivo Histórico, sito en la antigua carcél de Oviedo, y que exponen los documentos adjuntos:

image
image
image
 PARA SABER MAS DE JOSE MALDONADO:


La Asociación José Maldonado viene desde hace dos meses exponiendo una modesta, pero no por ello importante nuestra sobre la figura de este personaje asturiano, que como otros muchos se encuentra carcomido por el olvido, ...
La Asociación José Maldonado, al final echa a andar y uno de sus actos centrales será una exposición, y una serie de conferencias que habrá en torno a la figura de José Maldonado, Republicano de pro, y como ya expusimos ...

JOSE MALDONADO Y JOSE ARTIME, DOS MODELOS MASONICOS y la LOGIA TOULOUSE, Y Y EL TREN FANSTASMA (IV). Con esta entrega concluye la ponencia que se presentó sobre estos dos hombres y Hermanos, José Maldonado y José Artime, .

José Maldonado, último presidente de la República Española, y miembro de la Logia España fundada en Abril de 1947, la cual trabajaba bajo los auspicios de La Gran Logia de Francia con sede en parís ( Francia), 
La masonería española y por supuesto asturiana, intentará que el proceso no se consuma, y hace llegar varias cartas a diversas personalidades como José Maldonado, Director General de Carreteras o la dirigida a D. José ...






Víctor Guerra.


This work is licensed under a Creative Commons license.

10 abril 2011

José Maldonado. Ultimo presidente de la Republica Española


La Asociación José Maldonado, al final echa a andar y uno de sus actos centrales será una exposición, y una serie de conferencias que habrá en torno a la figura de José Maldonado, Republicano de pro, y como ya expusimos en este mismo Blog, fue  un réprobo Hijo de la Viuda, o sea,  un francmasón que pasó por las las logias españolas del GOE-GLRN. Jovellanos, y luego por las francesas: Iberia de la Gran Logia de Francia . GLF) y la  Toulouse (Gran Oriente de Francia – GODF)

asoc-maldonado

Dentro de  esa conmemoración el 80 aniversario de la II República Española se hará una ofrenda floral en el monumento a Don José Maldonado en la villa de Tineo, a las 19 horas,  de este jueves 14 de abril, seguido de una charl-coloquio en el patio del Hotel Spa Palacio de Merás que correrá a cargo del historiador  de la masonería asturiana:  Don Víctor Guerra, quien disertará sobre -“la figura de Don José Maldonado, ultimo Presidente de la Republica en el exilio de la Política al GADU ”.

Estará acompañado en las intervenciones por Don Macrino Suárez, Presidente de la Asociación Maldonado y  Ministro de la Republica Española en el Exilio,

Moderará el acto el Secretario de la Asociación Maldonado Miguel Bernardo.

Al final del acto se darán a conocer los  prolegómenos de la Exposición dedicada al insigne tiéntense Don José Maldonado. Que será inaugurada el sábado 16 de abril en el mismo emplazamiento tiéntense.


Desde este pizarrón les invitamos a la inauguración de esta  magna exposición que tendrá como escenario la Villa de Tineo  y el Hotel  Palacio de Merás.
Tarj_maldonado
Para saber más de José Maldonado:
Victor Guerra. MM.:. Rito Francés  y Miembro del CEHME (Zaragoza)  y del IDERM (Paris)
This work is licensed under a Creative Commons license.

06 febrero 2011

JOSE MALDONADO Y JOSE ARTIME, DOS MODELOS MASONICOS y la LOGIA TOULOUSE, Y UN EXILIO DE POR MEDIO. (III)

Sigo la con la entrega de esta ponencia que he dividido en 4 entregas sobre dos personajes como José Maldonado (Ultimo presidente de la Republica Española en el Exilio, y José Artime que protagonizó parte de aquel Tren Fantasma que recorrió Francia
VG
En ese sentido el litigio por el retorno y la ocupación del suelo masónico estaba compuesto por el “celebre trío” -así denomina Olegario Pachón- a Francisco Espinar, José Torrente y Rafael Villaplana; luego estaba el otro grupo, el que componían Arroyo, Blanco, Torregrosa y Samper, al que se unen Gil de Terradillos y alguno de sus amigos, que según Olegario, “eran todos de militancia socialistas, tanto los unos como los otros”.

Este dilema de la univoca militancia partidista- Pachon- lo ve como un problema a la hora de aglutinar a masones de otras tendencias, por ello urge que Maldonado hable con Juan Pablo García, que era Soberano Comendador del Supremo Consejo del Grado 33 en Méjico, y cuya llamada telefónica o carta, debía hacerse antes de que Juan Pablo hiciese el traspaso de poderes, ya que de por medio había una serie de cuestiones que exponía de este modo “Se habla mucho de Terradillos, pero aquello que hizo el Hermano Araujo expulsando a Morlanes nada menos que del escocismo además de ser completamente irregular…”[1]

El 18 abril de 1978 el mismo grupo que encabeza Jaime Gil de Terradillos le dicen al grupo contrario que ellos en nombre de la Comisión Permanente del Gran Consejo Federal Simbólico constituido en Madrid con fecha 18 de marzo de 1978 y como sucesión legitima del Gran Consejo Federal Simbólico en Méjico actúan de acuerdo a esto poderes y por tanto todos los demás deben quedar bajo tal subordinación incluida la logia Unión Hispana que no había concurrido a la asamblea.

Lo que pasó después ya lo sabemos, el grupo de Espinar y Rafael Villaplana fueron los ganadores en la carrera de los reconocimientos.. Pero esto ya es otra historia de la cual José Maldonado debió estar enterado, pero hay que apuntar que pese a su membresía masónica al regreso a España se le dedican varias páginas y artículos en diarios y revistas, y aunque le preguntan a cerca de esa membresía y la propia masonería nada dice al respecto ni confirma su propia pertenencia a la Orden..

Ese es nuestro hombre, un ser espontáneo que parece decir a todo que sí, pero que luego se ve incapacitado de dar resolución a todos sus compromisos.

La Respetable Logia Toulouse, punto de encuentro.
Nuestros dos biografiados van a tener un punto en común, y ese va a ser precisamente la logia Toulouse, radicada en dicha ciudad francesa, y punto de encuentro de varios exiliados masones y no masones. Los que formen la logia Toulouse serán expresión la viva de la vida masónica de los españoles en el exilio francés.

El GOE y algunas Grandes Logias Regionales, habían intentado preparar la llegada de sus miembros a territorio francés, tal y como lo hizo la Gran Regional del Noroeste (GLRN) en colaboración con el Consejo Soberano de Asturias y León, recogiendo listados de evacuados, y enviando como por ejemplo la GLRN, al masón villaviciosino David Alonso Fresno [2], con fin de preparar el arribo de los hermanos masones y su familias, en un más que inminente proceso de evacuación que se anunciaba por parte de las potencias masónicas como el GOE y de la Asociación Masónica Internacional (AMI) y las potencias masónicas francesas.

Pero la realidad es que la llegada de los masones españoles al país vecino, tras los diversos periplos personales, se puede decir que en líneas generales, que estos fueron bien acogidos por las logias del otro lado de los Pirineos, aunque la gran debacle desbordó cualquier previsión y preparativo. Es cierto que la masonería tanto española como la francesa reaccionó pronto para intentar sacar de los campos de concentración a “suyos”, pero conseguido ese primer objetivo y con un cierto restablecimiento de la vida en Francia, y consecuentemente la vida de los masones españoles en Francia se fue normalizando, y se intentaron relanzar sus trabajos logiales.

Tenemos varias misivas de la llamada Familia Masónica Española, constituida en Paris, en el seno de la Gran Logia de Francia, dirigiéndose al Comité de Secours de la Maçonnerie Francaise aux Refugies Espanols, comunicando la composición de un Comité que presiden a dúo: Lucio Martínez Gil (GOE), y Fernández Armengol (GLE), y diversos masones que estaban en la logia Plus Ultra (GLF) al que además de comunicar la composición del Comité se les solicita la posibilidad de tener alojamiento para algunos de sus miembros para que pudieran desarrollar su tarea entre los que se encontraba el Diputado Alfredo Nistal.

Los objetivos de esta Familia Masónica, (que no era una Obediencia propiamente dicha), para evitar intromisiones era:

1º Hacer un censo completo de los Hermanos emigrados de Españas, localizándolos y proveyéndoles de la necesaria documentación masónica. (Cosa que harián creando dos modelos distintos de documentación uno para el GOE y otro para Gran Logia Española, del primero recibiría Maldonado su correspondiente pasaporte masónico como Maestro Masón)
2º Promover las ayudas de ayuda material, y colocar a los Hermanos en condiciones de rehacer su vida.
3º Procurar con todo ahínco una solución honorable al problema de la emigración masónica española, evacuando a los Hermanos a países donde puedan orientar sus actividades, y obtener además la protección masónica necesaria. Por ejemplo este costo lo evaluaban en unos 2.500 ff. Por persona

Así se iba desgranando los objetivos de querer representar a la Masonería Española ante todas las potencias masónicas, a la vez que se asentaban las bases para unidad masónica española , aunque de alguna manera ya se estaban colocando la tirita en la próxima herida, pues en dicho documento ya se acentuaban que “estar juntas no puede ni deben revestir carácter ritual, no pueden ni deben levantarse columnas en tierra extranjera y en jurisdicciones ajenas, ni menos realizar iniciaciones, ni en general actos ritualísticos, intrínsecamente unidos a la territorialidad que henos perdido

En estos momentos es cuando empezaron a surgir los primeros desajustes en cuanto a poder desarrollar los trabajos de logia, tal y como ellos tenían en la cabeza, desarrollar una masonería española en suelo francés de forma autónoma” ya que ello se vio enturbiado por varios motivos que iremos reseñando

La Familia Masónica era consciente de algunos problemas que se estaban dando por parte de grupos o seudo-logias, que llegaban hasta repartir fondos, de lo cual se queja el citado Comité de Secours de la Maçonnerie Française, y cuya procedencia no parece controlar la comisión paritaria de la Familia Masónica. Por otro lado en 1940 se produce una desbandada de masones españoles que se van de Francia hacia el exilio hispanoamericano, y se crea como cabeza de puente en Méjico, señeras logias recordando a diversos presidentes: de este modo se levantasn las logias : Cárdenas, Compañys o Azaña, dependientes todas ellas de la Gran Logia de “Valle de Méjico”, desenvolviéndose el trabajo masónico no sin algún que otro problema ligados a la territorialidad y a los reconocimientos

En 1943 se empieza a colocar las primeras piedras para que se reconozca al GOE y a su Soberano Supremo Consejo, lo cual tendrá su culmen con el reconocimiento en 1945 del Gran Oriente Español en el Exilio cuyo Gran Maestre era Lucio Martínez Gil,[3] cosa que no tendrá replica en Francia, y no solo eso, sino que en Méjico se terminará reconociendo a la Gran Logia Española, dándoles a ambos organismos la posibilidad de ser oídos en los organismos masónicos internacionales.

Este restablecimiento en suelo mejicano no estará exento de problemas los cuales se dan en el seno de la Obediencia hispanoamericana que se ha creado al efecto, y cuyas problemáticas llevarían a una serie de masones españoles a crear el Gran Oriente Federal de España que se adhiere al Rito Primitivo, y se aleja de este modo de la masonería yorkina, y de claras referencias anglosajona.[4]

La marcha de los masones españoles desde el exilio francés a Hispanoamérica conlleva que la facción que quedaba en Francia se quedase desasistida de cabezas jerárquicas y de referentes claros, y el GOE, como una voz única. Al no existir un elemento aglutinador de los masones en Francia, salvo la llamada “Familia Masónica Española”, con el agravante de que en algunas zonas de Francia estaban confluyendo miembros de las dos potencias que habían existido en España, por un lado el Gran Oriente Español, y por otro la Gran Logia Española, dos potencias masónicas, que tenían su ubicación , perfil y membresía en el territorio nacional muy localizados, pues cuando arriban a Francia no diremos que estaban enfrentados, pero llevan consigo las dos visiones que tenían de la España y el trabajo masónico. Con el éxodo de muchos Hermanos, sin apenas referentes de vital importancia, van a tener que convivir juntos, y luchar por un espacio masónico propio.

Como además no había una organización que los agrupase salvo el ente citado de la Familia Masónica Española, con muy poca capacidad de reacción, pues como hemos visto el catálogo de miembros de la masonería española en el exlio se encontraba muy repartido por el territorio francés, lo que hace que se de en determinados lugares de Francia en donde confluían hermanos masones de diferentes regiones, logias, y Obediencias, una gran problemática al intentar todos ellos articular un trabajo masónico sin la afinidad adecuada, y es más sin objetivos claros; e ignorando muchas veces la realidad circundante y legislativa.
Lo cual viene lo viene a confirmar una comunicación del ente paritario citado, en la cual se dice que se quería abrir un taller compuesto por quince Hermanos procedentes del GOE y de GLE y cuyo título distintivo era Hispania y cuyo Oriente se situaba en Paris, a la vez que se comunicaba que se había llegado a este acuerdo con la logia Plus Ultra de la Gran Logia de Francia también en Paris.

No debemos olvidar tampoco que esa pujanza de los masones españoles movilizando a las logias de las Obediencias francesas, para recabar de éstas ayuda y colaboración, creaba a las propias Obediencias autóctonas francesas (GODF y GLF) graves problema y desajustes, ya que por en medio estaba el principio de Territorialidad, lo que hacía que los masones españoles se vieran atenazados por una doble decisión o circunstancia, o bien se integraban en las logias francesas ante lo cual había muchas resistencia, o era muy difícil, por no decir imposible, establecer logias españolas en Francia, dados los ya comentados principios de territorialidad de las Obediencias francesas.

Esta problemática que parece banal, podemos decir que en clave masónica, ponía en graves apuros a los españoles que no se arredraban ante la situación y con la ayuda hermanos de logias del GODF o de la GLF, o de forma autóctona tras la liberación de Francia se lanzaban a levantar logias cuasi “salvajes.

En conjunto recogemos las siguientes logias funcionando: España (París) Ambrosio Ristori (Burdeos); Exilio en Mompelier; Franklin-Roosevelt (Montauban); Reconstrucción (Toulouse) Libertad en Bayona, estas son las que expone el Diputado de la Logia España en 1948, José Ballester Gonzalvo, las cuales trabajan o habían trabajado bajo los auspicios de la Gran Logia de Francia; y luego estaban Iberia en Paris; Esperanza (Marsella) 27 Noviembre en Montauban, y la Logia La Toulouse; todas ellas bajo la tutela del GODF.

Está claro que nada se recoge cerca de las logias o grupos de Hermanos masones españoles trabajando bajo la “Bóveda Celeste”, o como “logias salvajes” aunque tenemos certeza de que las haberlas las hubo, tal y como se demuestra con el embrión que van a poner en marcha en Toulouse, una serie de masones españoles que con la estimable ayuda de masones del GODF, los cuales van a decidirse a crear un taller masónico español, instalando en diciembre de 1944 el primer colegio de oficiales de la logia Toulouse en la que participan: Eduardo Caron (VM); Manuel Palma (1º VG); Miguel Casas (2ºVG); Josa Albert (Or); Armando Rebello (SEC) Salvador Guerrero (ME); Jaime Cabanach (MC); Francis Guerra (GT) Antonio Difort (H); y Santiago Alfonso (GT); todos ellos provenían de logias, como Themis (Barcelona); Trafalgar (Algeciras); Riego (Asturias); LIFE (Madrid); Lealtad (Alicante) Álvarez Castro (Gerona) Isis y Osiris (Sevilla) etc[5]; colegio de oficiales que será secundado por unos treinta masones. Dicha logia se desarrolla bajo la tutela de los propios españoles, siempre con la esperanza y el objetivo de la reconstitución de los entes masónicos españoles, y con la mirada puesta en el retorno a España.

Diversos jarros de agua fría les van viniendo encima, por un lado la instalación de las bases americanas en España, el debut de la guerra fría, y la poca contundencia de algunas diplomacias europeas sobre el régimen franquista iban haciendo ya muy largo el posible retorno, a la vez que se complicaba su existencia masónica en Francia, y aunque ellos siguen con la idea de desarrollar un modelo masónico propio en Francia que fuese el germen de la reconstrucción, y es más se empeñan en dotarse de los mimbres necesario, entre 1945 y 1947 inician unos once profanos, entre ellos a Manuel Anguerra, que luego jugará un papel importante en el devenir de la logia, no será suficiente para poder resistir.
La problemática en la que desenvolvían los masones españoles y que salpicaba a las Obediencias francesas, se ve observa muy bien, aunque faltan datos para llegar a tener una idea cabal del proceso, pero aun así ello nos aporta los datos necesarios para hacernos una composición de lugar a través del “Compte[6] Rendu” del Gran Oriente de Francia de 1945.

En este documento se recoge el conflicto interlogial, en que se ve envuelta la logia Iberia, en aquellos momentos trabajaba bajo los auspicios del GODF; y cuyo delegado expone las condiciones de funcionamiento del taller y de los masones españoles en tanto que eran agrupados en logias de lengua española y adheridas bien al GODF o a la GL; , pero manifiesta, el miembro que informa al Consejo de la Orden del GODF, que había algunas logias que no estaban adheridas a ninguna Obediencia; cuestión que debería estar creando una compleja situación, al decir un Consejero de la Orden (GODF) que estaba presente en tal reunión: “ la situación de los masones españoles era simple. Que quizá lo complicado era quizá las dificultades que ellos mismos tenían para concretizar su pensamiento, y que en todo caso su idea es constituir una Masonería Española sin la obligación de incorporarse a la GLF o al GOD u otras Obediencias”

El Hermano Groussier, presente en la reunión plantea que la situación era compleja, ya que algunos demandaban lo contrario, y es más había quien en ese Consejo planteaba que la solución era, según para quien, crear una Masonería española en ligazón con el GOE refugiado en Méjico con la posibilidad de aliarse con la Gran Logia Española; carambola difícil realización, aunque los Hermanos masones franceses tenían claro que su rol era el de ayudar moralmente a reconstruir de forma independiente de esa masonería, como estaba sucediendo en Marsella o en otros lugares.

Para Artur Groussier, Gran Maestro del GOdF en aquellos momentos, exponía que tal vez la mejor solución era crear una Obediencia provisional en territorio francés, pero también observaba que había logias adheridas a diferentes Orientes que presentaban entre ellas profundas divisiones, ya que el Gran Oriente Español se había reorganizado en Méjico, pero no en Francia. Ante ello un Hermano español, que no se identifica en el acta, y al que se le invitan a expresarse en tal reunión, aporta varias pistas sobre la situación, la cual retrataba de este modo:

“ La logia Iberia, no es una logia española es una logia francesa sumida bajo la disciplina de masonería francesa y no comprende a los españoles masones que trabajan en la masonería francesa.. y nuestra situación es igual que en 1939, una masonería representada por el GOE y por la Gran Logia de España”

La situación como vemos en el exilio francés era complicada, y tal vez ello explique el baile de fechas y Obediencias que presenta el currículo de José Maldonado. No olvidemos que hacia Méjico y hacia otros lugares se habían ido tanto el Gran Maestre y parte del Consejo Federal Simbólico, y como decía el delegado en el “Compte Rendu” diversos Hermanos habían: “Encontrado en la Obediencia Mejicana una hospitalidad más completa”.

En dicho Consejo, el Hermano Fournier, miembro de dicho organismo del GODF, el cual había ayudado a los Hermanos masones españoles siendo director de un centro de acogida en los Pirineos, planteaba que el GODF renunciara al principio de territorialidad, y permitieran a los masones españoles trabajar en Francia para que estos pudiesen desarrollar su masonería, y trabajar en pro de un posible retorno a España, para de este modo recuperar sus viejos trabajos logiales.

Si bien era un objetivo loable, para lograrlo antes era preciso que el GODF y la GLF renunciasen a ese principio de territorialidad ya comentado, y tanto una Obediencia como otra no parecían estar muy por la labor de ceder tal potestad; aunque en tal sesión del Consejo de la Orden del GODF, se arranca un compromiso, la menos en lo que respectaba a la logia Toulouse, se tomaba el acuerdo de que fuera una logia puramente española, y que trabajara en ella y en común los Hermanos de las dos Obediencias españolas, y con el visto bueno de la Comisión del GOdF y previa consulta con la AMI, lo cual planteaba un futuro esperanzador.


[1] Este es un tema interesante ya que demuestra los desencuentros que había entre un exilio y otro, no solo ya de Méjico, y Francia, sino que Morlanes hacía llegar ese descontento a Marruecos, y causaba de ello Arauz con una intromisión en los temas del simbolismo importante cuando carecía de poder para ello, por cuyo motivo se decide crear una Gran Logia Nacional Española a la que Morlanes le da el beneplácito y adhesión. El GOE, tal como expone Morlanes en marzo de 1971- se iba convirtiendo en una Obediencia irregular, en tanto que se le iban cayendo las logias, como la Anteo de Tánger, y masones como Morlanes, que presenta su baja en la Unión Hispana, y ante el Gran Delegado para Europa del GOE. Aunque veinte meses después vuelve a solicitar su reincorporación a dicha logia, “ al haber desaparecido las causas que me impulsaron a ello y muy en contra de mis deseos”.
[2] GUERRA GARCIA, Victor, La Masonería en el Oriente de Asturias, Oviedo. Masonica.es, 2009,pp. 168-231
[3] Lucio Martínez Gil, de profesión zapatero, ingresó en la logia Hispanoamericana el 24 de noviembre de 1919, en 1931 lo encontramos en la logia Primero de Mayo de Madrid. Fue nombrado Gran Maestre interino en la Asamblea Extraordinaria de GOE del 14 mayo 1938.
[4] Lo cual hace que Angel Rizo Bayona con Juan Pablo Jarcia, Justo Caballero, Enrique Barea y otros Hermanos envíen a “Todos los Hermanos Masones del Grande Oriente Español esparcidos por la superficie de la Tierra” para que acudieran a votar una candidatura a Gran Maestre, ya que Lucio Martínez Gil se negaba a ello, ocupando éste último de forma interina tal puesto cuando debía haber hecho elecciones en tanto que los Reglamentos lo ordenaban de forma precisa
[5] ARNAL. F. Le 25 avril 5998. Cinquantenaire R. :.L . :. Toulouse, Toulouse 1998.
[6] GODF. Compte Rendu. Aux Ateliers de la Federation des Travaux de L´Assemblée Générale du 17 au 2o septembre 1985. Paris.

TRABAJO ORIGINAL DE VÍCTOR GUERRA .MIEMBRO DEL CEHME (Zaragoza) y DEL IDERM (Francia)

This work is licensed under a Creative Commons license.

06 enero 2011

JOSE MALDONADO Y JOSE ARTIME, DOS MODELOS MASONICOS Y, UNA LOGIA EN COMUN LA TOULOUSE, Y UN EXILIO DE POR MEDIO. (I)

 El Consejo Soberano de Asturias y León reunido en el antiguo instituto "Jovellanos". De izquierda a derecha: Onofre García Tirador, Ramón Fernández Posada, Maximiliano Llamedo (de pie), Antonio Ortega, Valentín Calleja, Belarmino Tomás, Juan Ambou, Gonzalo López, Rafael Fernández (de pie), José Maldonado y Aquilino Fernández Roces. Faltan: Segundo Blanco y Amador Fernández (realizando gestiones en Valencia); Ramón Alvarez Palomo (inspeccionando la salida de evacuados) y Luis Roca de Albornoz. (Colec. C.Suárez. Arch. Mpal. Gijón).


Con motivo de Symposio de Historia dela Masonería Española, celebrado en Almería en Octubre del 2009, presenté este largo trabajo sobre dos personajes centrales en Asturias, pero a los cuales no sé porqué razón la masonería  asturiana los tiene de cara a la pared,   tal vez porque no guste demasiado al stablisment  político socialista asturiano tanta bandería republicana.   y ello haya retraído a las logias no deseosas de molestar… se hizo un acto de entrega de los restos de Artime al mar Cantábrico y poco más , y a Maldonado  ni un triste ramo...

Sea como fuere en este blog expondré dicha ponencia sobre  José Maldonado. Presidente de la Republica Española en el exilio, y otro  exiliado José Artime, no tan importante en la región, pero si un referente en mi vida masónica.

Aquí les dejo con la ponencia que entregaré en varias  tandas:
La masonería asturiana, al igual que el resto de la masonería peninsular sufrió los mismos desarrollos, las mismas problemáticas y casi que idénticas circunstancias que el resto de la masonería española.

Una masonería astur que reunió en torno así varias cuestiones que se van a dar a lo largo del primer tercio del siglo XX, un primer embrión masónico en 1912 con el asentamiento en Gijón del triángulo AMESE. De nuevo serán gentes extrañas a la región quienes articulen el desalambicado trabajo masónico en Asturias de finales del siglo XIX.

Ello comporta un nuevo perfil masónico que se dará en el seno de las logias gijonesas fundamentalmente compuesta por una membresía en la abundaran comerciantes y profesionales, si bien el matiz republicano del siglo pasado seguirá estando presente, aunque con una etiqueta un tanto distinta, ya que la vocación republicana se focalizará en este siglo bajo la opción del Partido Reformista, con una clara adscripción al llamado melquiadismo.

Aunque la vocación de los masones astures estaba muy centrada en dicha opción no por ello los hermanos masones adscritos a otras opciones políticas como el socialismo o el anarquismo va a dejar de pujar por hacerse un hueco dentro de la gran atomización reformista que durante casi 30 años consolidaron dos hombres como el Gran Maestre Alberto de Lera, y su secretario López del Villar en favor del melquiadismo dentro de la masonería.

Las nuevas tendencias sociopolíticas, andando el siglo, y ya cuando el reformismo veía decaer su virreinato, es cuando se empiezan a dar otra tipología de talleres masónico. Los cuales hay quien los ha clasificado como “logias socialistas”, una de ellas, tal vez la más característica fue la logia que tuvo su sede en Oviedo: la Respetables Logia Arguelles, la única en dicho periodo se asentó en la capital de la provincia.

Por otro lado el grueso del trabajo masónico se desarrolló en Gijón, fundamental a través de varias logias y triángulos que se fueron sucediendo en el tiempo, aunque perduró durante todo el primer tercio del siglo XXI como “logia faro” de la Regional del Noroeste, la Respetable Logia Jovellanos nº 1.

Será precisamente en este taller en el que se va a iniciar uno de nuestros biografiados: José Maldonado González, que nace en el concejo y pueblo de Tineo, un 12 de noviembre de 1900, fecha en la que había quedado atrás, como ya comentamos, la rica vida masónica asturiana que hasta 1892 presentaba un activo currículo con unos 19 talleres que habían luchado denodadamente porque el trilema de Libertad, Igualdad y Fraternidad, imperara en la región; pero las circunstancias políticas del 98 y sus propaladores pronto encontraron culpables, y como no podía ser de otra manera ello recayó una vez más en los masones, que de nuevo tuvieron que plegar logias e ideales.

José Maldonado como chico de aldea rural se educó primero en su localidad natal, y luego en el colegio de los “Jesuitas” de Gijón, pasando más adelante a estudiar en Oviedo, donde concluyó el bachillerato para recalar finalmente en la Facultad de Derecho de Oviedo. Universidad en cuyas cátedras estaban los viejos hombres del 68, entre los que se encontraban algunos notables ex-masones, aunque en aquellos tiempos la mayoría habían colgado el mandil, como Fermín Canella, pero no por ello dejaron los forjadores de los mimbres que más tarde conformarían las logias asturianas del siglo XX, además de constituir parte de la elite social y política de la región.

En esa época estudiantil las inquietudes políticas de nuestro biografiado le llevan a formar parte de una primigenia Agrupación de Estudiantes Izquierdistas, que aglutinaba a los reformistas y a diversos republicanos de tendencias varias y variadas, aunque la acción política de Maldonado la podemos centrar durante los años de la Dictadura de Primo Rivera, como incardinado en el ideario republicano.

Será en 1929 cuando redacte, firme y publique el Manifiesto Republicano dirigido a sus paisanos tinetenses, texto y acción que sirve de germen para el nacimiento del Centro Republicano de Tineo, que un año más tarde se convertiría en la Agrupación del Partido Radical-Socialista, fruto además de su ingreso en dicho partido, el cual a nivel nacional dirigía otro hermano de la Orden: Álvaro de Albornoz, y cuyo liderato político republicano regional ostentaba el escritor Leopoldo Alas Argüelles, el hijo de Clarín.

Con el advenimiento de la II República, y tras una cacicada en las elecciones por parte de los conservadores se desata una fuerte protesta por parte del pueblo de Tineo, repitiéndose éstas, las cuales darán como resultado un total de dieciocho concejales republicanos radical-socialistas, cuatro independientes, un republicano federal y un socialista, lo que sitúa a José Maldonado como la persona ideal para desempeñar la alcaldía de Tineo.

En 1932 edita el periódico Despertar que subtitula como “Decenario de Izquierda Republicana” cuya edición fenece en 1934, año en el cual se da la conocida conjunción de voluntades políticas para concitar una nueva formación política pues el Partido Radical Socialista de Marcelino Domingo, por un lado, y la formación de Acción Republicana de Manuel Azaña por otro, junto con la ORGA de Casares Quiroga, que por cierto se ha de apuntar que los tres líderes citados lucieron mandil, [aunque unos con más intención y voluntad que otros de permanencia en la Orden] fundan Izquierda Republicana, cuya formación secundan en Asturias José Maldonado en unión de Ángel Menéndez, también miembro de la Orden, y líder del Bloque Campesino Asturiano.

En las elecciones a Diputados a Cortes del 16 de febrero de 1936, salen elegidos por Asturias Álvaro de Albornoz, José Maldonado; Luis Laredo, y Ángel Menéndez, todos ellos miembros del Gran Oriente Español (GOE).

Comienza la vuelta atrás y el 18 de julio de 1936 un aspirante a masón y rechazado ya por sus modos, el Coronel Aranda secunda en Oviedo el Alzamiento de Franco, (otro de los que se dice presentó su petición ante una logia de Larache siendo supuestamente rechazado); Maldonado que se hallaba en el Gobierno Civil ovetense logra huir de la escaramuza que perpetran los sublevados. Será designado en el Gobierno que presidía Belarmino Tomás, como Consejero de Obras Públicas, cargo que ejerce en el Consejo de Asturias y León.

Cuando el frente astur se derrumba, Maldonado huye a Francia y desde allí regresa en el clásico periplo a la España republicana que representaba arribar a Cataluña, poniéndose al servicio de la Republica, siendo nombrado en el gobierno de Negrin (abril de 1938) como Director General de Carreteras, cargo que desempeña hasta el final de la Guerra.

Exiliado como otros muchos en Francia, participa en la reorganización de Izquierda Republicana y del propio gobierno en el exilio. En 1947 es nombrado Subsecretario de la Presidencia y luego en 1949 en el segundo gobierno de Álvaro de Albornoz se le nombra Ministro de Justicia; tres años más tarde vuelve a ejercer el cargo. En 1959 asume la presidencia de la Comisión Ejecutiva de Acción Republicana Democrática Española, repitiendo en 1962 el cargo de Ministro de Justicia.

Al fallecer en 1970, otro de los notables republicanos y también masón Luis Jiménez de Asúa, recae el cargo de Presidente de la República en José Maldonado que ejerce hasta el 21 de junio de 1971, seis días después de que se celebrasen en España elecciones generales, se decide dar por disuelto el último Gobierno de la Republica en el exilo, aún José Maldonado pese a ello tardará en regresar a España casi seis años, pero la estancia en España es corta y pronto regresa a Francia, aunque tres años más tarde en 1980 vuelve a pisar tierras asturianas tras cuatro décadas de duro exilio, Su pase al Oriente Eterno se produce en Oviedo el 11 de febrero de 1985 siendo enterrado en el Cementerio de La Espina.

Su periplo masónico es casi diríamos el clásico de un miembro de la última hornada masónica del primer tercio del siglo XX, esa generación que se suma a la Orden, cuando ésta presenta los primeros síntomas de descomposición previa a 1936. Momento en que los talleres se reunifican para hacer frente a la desbandada, es precisamente en ese instante cuando encontramos a José Maldonado solicitando su pertenecía a la Orden, aunque su expediente masónico, el que realizan los Servicios Especiales del régimen franquista con todo lo que requisaban de las logias, no es ni muy abultado, ni por supuesto muy claro al respecto.

En parte su trayectoria masónica la obtenemos del archivo personal depositado en el Archivo Histórico de Asturias, donde nos encontramos el documento que nos indica que fue iniciado en la logia Jovellanos, un prestigioso taller que arranca en Gijón en con la conformación del triángulo AMESE en 1912 tras la crisis del 98 y que da lugar a la logia Jovellanos 337 primero y luego a la reenumerada Jovellanos nº1, al crearse las grandes logias regionales.

En esa influyente logia militaron hombres como el anarquista Eleuterio Quintanilla director de la Escuela Neutra, escuela que sostenía la logia gijonesa, también estaba el tribuno reformista Melquíades Álvarez, o el socialista Teodomiro Menéndez, entre otros también se encontraban varios miembros de Izquierda Republicana.

Sin embargo en el escaso expediente que lograron abrirle los servicios policiales, se halla un recibo el nº 88, por valor de 10 pesetas correspondiente a la capitación como Aprendiz, correspondiente a los meses de noviembre y diciembre de 1936, que edita la logia López del Villar nº 14, de la Gran Logia Regional del Noroeste, con sede en Gijón.

En un posterior expediente manuscrito del interesado, requerido para la filiación en un taller de la Gran Logia de Francia (GLF), con fecha de 8 de diciembre de 1944, y signado con el nº 27, el interesado indica que fue iniciado y revestido con los objetos distintivos de Aprendiz Masón (guantes y mandil) en mayo de 1936 en la logia Jovellanos, en la que había tomado el nombre simbólico de otro famoso tinetense: Campomanes.

Expresa a su vez que fue exaltado al 2º grado de Compañero en la misma logia en 1937, y finalmente da como fecha de elevación a la maestría masónica (3º) el año de 1938, todo la misma logia (Jovellanos), pero ya con sede en Barcelona, donde se había trasladado todo el aparato administrativo masónico, tras el inminente caída del frente norte.

En este último expediente se dan otros datos más personales de cómo fue la huida y como se sostuvo, tanto él como su familia durante los primeros años de residencia en Francia. Hay que tener en cuenta que el baile de fechas y logias, en parte es explicable en función de dos cosas, una que el propio Maldonado era un desastre documental, no hay nada más que ver su archivo personal cuando llego a Oviedo, cartas personales, papeles oficiales de la Republica, etc, en definitiva un gran revoltijo sin orden ni concierto.

Por otro lado como las logias en ese momento se refundieron unas en otras es muy posible que se dieran ese tipo de situaciones de extender recibos de logias que estaban bajo el mismo techo administrativo y espacial, de hecho sabemos que la logia López del Villar, que le expende el recibo de las capitaciones se refunde en la logia Jovellanos que era el buque insignia de la Regional del Noroeste y que es la que emprenderá como tal el camino del exilio.

A partir de aquí todo su periplo masónico va a estar relacionado con las logias en el exilio, cuya frontera cruza en el mes de febrero de 1939, reuniéndose con sus padres y su esposa; primero residirá en París donde se instalan también algunos hermanos del GOE, en dicho lugar recibe su carnet masónico trabajando en una logia francesa instalada en Compiegue, que pertenecía a la Gran Logia de Francia de la cual, en el citado expediente manuscrito, Maldonado nos indica "que no recuerda el nombre de la logia, en la que también había trabajado su amigo Ballester Gonzalvo.

Quien le avala en Francia como masón, ya que carece de documentos, son los masones asturianos: Aguirre, Cimadevilla y Pubillones, que habían sido miembros también de la logia Jovellanos.

Su periplo en Francia va a oscilar entre varias logias de origen español, como la Respetable Logia Iberia con sede en los valles de París, que trabajaba bajo los auspicios del Gran Oriente de Francia, fundada en 1945, más tarde dicho taller pasaría a depender de la Gran Logia de Francia. Cofundará la Logia Toulouse, a la vez que contribuye a fundar la logia España (Gran Logia de Francia) en la cual en 1947 Maldonado ocupa el cargo de Orador. Será en este taller donde exponga una serie de planchas que se encuentran, algunas de ellas, en su expediente masónico.

Lo cierto es que con respecto a su periplo masónico y el baile de fechas en una ficha que presenta de la logia Iberia se constata que fue exaltado al grado de Maestro (3º) en 1937 en Lyon, y que había salido de la logia Toulouse en 13 de enero de 1949, en la que había sido reintegrado el 23 de abril de 1947.

Lo que sabemos a ciencia cierta por una Plancha de Quite que expide la logia Toulouse, es que había estado en esta logia desde su fundación el 30 de diciembre de 1944, hasta octubre de 1948 en cuya fecha se le entrega la citada Plancha con todos los parabienes. Hasta que no se puedan verificar los documentos originales de las logias en las que estuvo y se puedan contrastar las fechas, tendremos que contentarnos con los “raros datosque nos aporta el Hermano Campomanes.

De su quehacer masónico nos queda como un desdibujado tapiz de muchas ocupaciones políticas como miembro de la República en el exilio, en cuyo seno debido a la falta de recursos, todos hacían de todo, máxime una vez que tienen que desalojar el palacete de la Avenida Foch que les había entregado el gobierno francés, quedando los servicios administrativos de la República reducidos a la mínima expresión. A su vez en junio de 1946 a instancias del propio Maldonado se constituyó el grupo de Izquierda Republicana en Asturias en Toulouse, siendo él mismo el Presidente.

Paralelamente nuestro biografiado está presente en todo el movimiento diplomático para intentar que haya un reconocimiento por parte de la ONU al Gobierno de la República en el exilio, e intentar a su vez que las maniobras del gobierno franquista para asentarse entre las diplomacias europeas no fueran adelante. Además se encarga de la edición del semanario La Nouvelle Espagne. Hebdomadarie d´Informatión como órgano de los Servicios de Información y Propaganda de la Republica, que en 1947 pasaría a ser bisemanal con el nuevo título: Boletín de información del Gobierno de la República Española o Servicio de Noticias del Gobierno de la República Española.[1]

Tanta ocupación le deja poco tiempo para las labores masónicas, que en parte se veían ya muy descuidadas, como nos dejan ver los requerimientos delas distintas logias a las que perteneció. De ahí que buena parte de sus cartas que cruzó con las logia y Venerables de tengan ese repetitivo requerimiento para que asistiese a las tenidas, como miembro o como oficial de logia que era, cosa que de vez en cuando hacía, y podemos ver que hasta se prodigaban en algunas ocasiones en presentar planchas que aún se conservan en legado personal radicado en Oviedo. En Salamanca apenas si existe rastro de su pertenencia masónica.

Su vuelta a Asturias, donde el yermo masónico es total, colabora a que sus ideales republicanos y masónicos casi que concluyan con él. En su archivo personal hay una nota a máquina que dice “Regulación en el GOE fechada el 25 de enero de 1968, solicitó al Gran Oriente Español su regularización”, cosa que ignoramos si se llegó a producir.

Otra de las cuestiones interesantes que encontramos en la figura de Maldonado es su presencia en las diversas logias, bien como miembro o como invitado, en las que participa casi siempre como orador cuyas alocuciones versan casi siempre sobre el tema español y la Republica como telón de fondo. De ahí que encontremos en su archivo cartas de petición de conferencias, y también disculpas por no poder acudir a varias de ellas. Algunas a las cuales eran invitado provenían de logias, como la Respetable Logia Art et Travail de Paris (1948) o La Semence de la GLF, asentada en la calle Puteaux,(París) en esas peticiones se constata en la respuesta el interés de Maldonado en querer hablar de lo que le preocupaba en esos momentos: el exilio, la situación de la República, etc…

Pero los Venerables no debían estar muy inclinados al debate político en logia, tal y como le expone uno de ellos que le antepone una serie de precisiones sobre el sujeto de la conferencia, cuestión que le refiere mediante una carta en la que le termina indicando al Hermano José Maldonado, que la pretensión de la demanda es “una conferencia sobre la España Contemporánea, para saber la mentalidad y la psicología de los compatriotas españoles y sus acciones sicológicas podían provocar sobre otros pueblos reacciones conscientes e inconscientes”.

La unión de política y masonería en el caso de los masones exiliados es un hecho, y todos ellos son sabedores de que cada uno juega un papel; es así como el ente que aglutinaba a la masonería en el exilio, comprendido por miembros del GOE y de la GLE, en este caso los Venerables de las logias Franklin Rossevetl, Iberia y España (Manuel Palacios, Joaquín Roger y Alejandro Abarrátegui) acuden a José Maldonado para que acuda a un llamamiento que hace a diferentes Hermanos dada su alta personalidad para “que dado el clima interior y exterior en España se trabaje y se aconseja una aproximación para llegar si es posible a una alianza entre hombres, grupos, y entidades que aspiren a liberarla de la opresión que ejerce el régimen franquista y de la vergonzosa situación de aislamiento internacional en que hoy se encuentra

Requieren al Hermano Campomanes dada su alta condición acuda al llamamiento que le hacen los Hermanos: Fernando Valera; Eugenio Arauz[2]; Julio Hernández[3]; Julio Juts; José Ballester; Martin Barrera; Rodolfo LLopis[4]; González Marín y Ambrosio Barbisu, para reunirse todos ellos o en la sede del GODF o de la GLF.(París 22 de julio 1942)

En enero de 1951, aún tenemos a José Maldonado pidiendo disculpas ante otro Hermano de Vincennes, porque no podía acudir a la logia en la que daría una conferencia sobre la situación de España y la ONU.

La Gran Logia de Francia que desempeña una ardua labor con sus logias España; Iberia y Plus Ultra, tal y como se desprende de la convocatoria en abril de 1957 de Gran Tenida Solemne Colectiva con ocasión de la Fiesta Nacional Española del 14 abril y el 10 Aniversario de la fundación de la Logia España, a cuya ceremonia asistirían los Grandes Maestres R. Dupuy (GLF) y M.J. Ravel (GODF), sin embargo no está José Maldonado y lo curioso de este acto y lo que le diferencia de la posición que marca en su quehacer la logia Toulouse en el tema, lo demuestra que en esta solemne celebración se anuncia que tomaran la palabra Pierre Favreau (antiguo Gran Consejero) para hablar sobre el Espíritu Masónico de la Constitución de la Republica Española; Guy Moncorge, antiguo Gran Orador de la GLF con Persecución Masónica en España y por último Gastón Maurice, Venerable de Honor de la Logia Francisco Ferrer, con Los deberes del Masón de cara a la actual situación de España. Lo único español parece ser la música con piezas de Falla, Granados y Albeniz.

Como se puede ver la presencia española, bien porque no se quería entrar en problemáticas de territorialidad o identitarios, no estaba presente, sin embargo en los actos que se repite años más tarde sí que se hacen con los mismos conferenciantes, pero contando con la presencia de José Maldonado como Presidente de La Republica Española en el exilio y como Hermano masón, a cuyo acto asistirán además de las logias españolas de la GLF: Plus Ultra e Iberia, y una delegación de la Logia Iberia del GODF.


[1] ALTED VIGIL, Alicia: La voz de los vencidos. El exilio republicano de 1939. Madrid, Aguilar , 2005, pp.311-339
[2] Médico y Diputado a Cortes, republicano –federal, que había trabajado en la logia Mare Nostrun.
[3] Fue Gran Tesorero del Consejo Federal Simbólico del GOE 1932.
[4] A LLopis ya lo encontramos en el Triángulo Electra de Cuenca el cual dependía de la logia Ibérica de Madrid, al igual que Juts, que es otro viejo masón del GOE.

 Trabajo Original de Víctor Guerra miembro del CEHME (Zaragoza)

This work is licensed under a Creative Commons license.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...