Mostrando entradas con la etiqueta Logia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Logia. Mostrar todas las entradas

30 mayo 2017

LA MASONERIA EN AVILES. Siglo XIX (1)

P^laca Obelisco
Placa del Obelisco masónico en Las Meanas

Introducción.

Hace ya un tiempo, el periodista Fernando del Busto, en el periódico la Voz de Avilés, escribía un artículo sobre La Masonería resiste en Avilés.

Un artículo que trataba más bien, de la presencia de masones individuales en la Comarca avilesina, bien porque éstos fueran oriundos de esta, o porque se fueron asentando en este territorio por unos u otros motivos, evidentemente no se podía hablar de organismos masónicos en Avilés, puesto que no hay masonería orgánica en la Comarca de Avilés.

Pero no por ello Avilés y sus entornos aportan su correspondiente cuota de miembros a la masonería, pero digamos que los «secretos de pertenencia» y la discreción de algunos de los masones que residen o son oriundos de la zona, prefieren situarse en zona de penumbra, pese a los esfuerzos estructurales de las Obediencias masónicas por hacerse ver, pero pese a ese arranque y exposición, la losa del miedo, de los prejuicios, y algunas que circunstancias no son bien entendidas, y como de por medio está el derecho a la propia intimidad, pues al final todo ese conjunto hace que cuando se habla de masonería pues se vean más sombras que luz, para luego extrañarnos del imaginario colectivo que se ha creado con respecto a estas cuestiones de la presencia de masones en la sociedad, como es este caso de Avilés.

La Masonería en Asturias

La radiografías que hemos hecho con relación a la historiografía masónica asturiana, arroja unos perfiles muy definidos y diferenciadores sobre masones y masonerías, y más aún si hablamos de territorios y épocas, cuestiones que ya he tratado en algunos libros como La Masonería en el Oriente de Asturias.

La masonería en la región asturiana podemos datarla orgánicamente como presente en la región en la segunda mitad del siglo XIX, en concreto se fija un primer taller en Gijón con obreros y técnicos cualificados, relacionados con el vidrio y la loza, y con algunas presencias de miembros en Avilés. Este proyecto masónico de 1850 se viene abajo en apenas tres años por las presiones monárquicas y eclesiales, con lo cual terminará disolviéndose y sus jerarquías terminarán algunas de ellas en prisión en galeras, de las cuales se terminaran librando por la mediación del Gran Oriente de Francia y de su Gran Maestro el Príncipe Joaquim Murat.

Es una alarga historia que he contado en Las logias del Gran Oriente de Francia en Asturias (1850-2004).

A la región asturiana no volverá a renacer la Acacia hasta principios del último cuarto del siglo XIX, cuando los cambios políticos en el seno de la sociedad española que virará hacia un matizado progresismo permitan dicho retorno.

En ese momento (1871) tendremos una masonería que se irá nucleando en torno a las elites culturales e industriales y progresistas de la región, sin que ello signifique dejar de lado a una incipiente clase media compuesta por comerciantes y empleados que se reunirán bajo las columnas hirámicas, en general bajo el banderín de enganche de ese progresismo que van a encarnar los partidos políticos y organizaciones progresistas y republicanas, a las cuales unirán sus destino durante esos veinticinco últimos años del siglo XIX, las distintas organizaciones y logias que se va a implantando en Asturias.

Por otro lado, este incipiente desarrollo masónico asturiano de dicho último cuarto de siglo, podemos decir que tendrá una noción muy abierta en cuanto a la difusión e implantación del quehacer masónico en cuanto a lo territorial, y por tanto no será extraño ver florecer la Acacia, en territorios como Belmonte, Luarca, Navia, Bimenes, sin olvidar los dos grandes núcleos urbanos, que se constituyeron en verdaderos epicentros masónicos por excelencia, como fueron Gijón y Oviedo.

Sin embargo al observar ese reparto territorial, se observan algunas lagunas importantes, las cuales a dia de hoy no sabemos explicar, dado que por el ala Oriental astur, la presencia masónica concluye en Villaviciosa y Bimenes, y no entendemos la gran esterilidad que reúne en tono a los temas masónicos el Oriente astur, en cuyos territorios no se dio nunca, ni siquiera un intento de proyecto masónico, pese a las notables presencias de masones oriundos de esa zona como Manuel Cué, Argüelles el Divino, o el que fuera ministro en Puerto Rico Manuel Fernández Juncos, o el clan de Ribadesella de los Fernández Ruisanchez, y otros indianos.

Algo parecido pasó con las zonas mineras astures, aunque las circunstancias son distintas y se pueden vincular personajes de esas zonas en las logias ovetenses de la época, pero como digo las circunstancias sociales, territoriales y políticas son distintas, y este permite que se puedan aventurar hipótesis acerca de estas situaciones, pero nada más que especulaciones, pues no tenemos base documental, acerca de cómo con una masonería «abierta» a la expansión no traspasó determinadas barreras territoriales, aunque algunas claves podemos aventurar las cuales pueden venir de los desarrollos políticos –republicanos que se dieron en dichos territorios.

En general y como conclusiones del perfil de la masonería en Asturias entre 1871 y 1900, indicar que fue una masonería plural, con diverso tipo de Obediencias, ligadas en al progresismo y a los variados ideales republicanos, que su expansión vino a través de las elites sociales, industriales y comerciales, con una acción radial por buena parte del territorio, con referentes muy claros en cuanto a la proyección masónica, Juan Ríos en Oviedo, Álvarez Cascos en Luarca, Rafael Calzada en Navia. Etc.

El caso de Avilés en el Siglo XIX

En ese contexto, cuando abordamos el cuadro de implantaciones masónicas en Asturias en el siglo XIX, vemos que pese a la presencia de ciertas elites industriales reunidas en torno al puerto de Aviles y a los tinglados industriales que se desarrollaron en dicha zona , por lo general esa presencia masónica, se circunscribe únicamente a la ciudad, y a unos periodos muy concretos, y a través de unos determinados talleres.

A lo cual hay que sumar que nos tenemos gran información sobre dichos talleres, en concreto sobre los dos que se dieron entre 1879 y 1888, y sobre los que trabajó Victoria Hidalgo Nieto, que fue la gran pionera en el desarrollo historiográfico masónico en Asturias.

Dicha autora a la cual seguiré en su exposición y documentación, ya nos advierte «que la documentación es escasa, y que es casi que imposible rehacer su historia».

La Logia La Justicia (1879)

De esta logia se conoce su dato de fundación a través del Boletín Oficial del Gran Oriente Nacional de España del 30 de abril 1895, que recoge la noticia de que en Avilés fue fundada el 22 de enero de 1879.

La prueba de su área de influencia lo deja entrever la membresía que se reunía entorno a la logia en agosto de ese mismo años, cuya componente sociocultural era la siguiente: de los veintiuno miembros: siete eran industriales, cuatro empleados, tres abogados, dos comerciantes, un militar, un librero, un médico, un propietario y un vidriero. De entre todos ellos catorce residían en Avilés.

El aumento de miembros en la exponente clásica en aquellos momentos, ya que al año siguiente en 1880, ya contaba con treinta siete miembros, contando pues con 18 nuevas altas en apenas un año, y cuyas nuevas adquisiciones entraban en este clasificatorio: cuatro comerciantes, tres empelados, tres fabricantes. Etc..

Y aquí se acaba toda la historia de esta logia, de la cual ignoramos cual fue su desarrollo y su final, tal vez un trabajo prosopografico sobre su membresía pudiera arrojar algún dato más, pero en general esto es lo que nos aporta Victoria Hidalgo en su libro: La Masonería en Asturias en el siglo XIX (1985).

Tal vez un rastreo más meticuloso por otras fuentes masónicas, pudieran darnos algún datos más con relación a la logia, porque con respecto a los miembros sí que cruzando varios cuadros de miembros de otras logias, pues podemos ver su procedencia o su deriva una vez su logia abatió columnas.

Nombre/Apellidos
Nombre simbólico
Cargo en Logia
Fecha del cargo
Profesión
Año en logia
Arias Carbajal, Armando
Aranda


Propietario
1879
Arias Carbajal, Froilán
Jovellanos
Venerable
1879/1880
Abogado
1879/1880
Bango, Gregorio
Saavedra
1º Vigilante
1879/1880
Abogado
1879/1880
Baragaño, Dioniso
Porlier


Alférez Infanteria
1879/1880
Beze, Ernesto
Baynot


Aplanador
1880
Bock, Erneste
Voltaire


Vidriero
1880
Cuesta, Alejandro de la
Descartes
Tesorero y /MC
1879/1880
Comerciante
1879/1880
Cueto González, José
Argüelles


Propietario
1880
Chevenot, Agustín
Rousseau


Comerciante
1880
Duque, Anselmo
Lavoisier


Empelado Aduanas
1879/1880
Fernández, Armando
Calatrava


Ebanista
1880
Fernández, Rafael
Murillo
Arquitecto Revisor
1880
Industrial
1879/1880
Ferreros, Ramón
Arquímedes


Fabricante
1880
García, Indalecio
Vicente Paul
2º Vigilante
1879/1880
Librero
1879/1880
García Gonzalez, José
Castelar
Orador adjunto
1879
Industrial
1879/1880
García San Miguel, Eladio
Colón
2º Experto
1880
Abogado/Comerciante
1879/1880
García Somines, BenitoCarpintero1880
García Somines, David
Marx


Ingeniero mecánico
1880
García Somines, Galo
Belisario
Industrial
1879/1880
Girard, Juan Bautista
Enfantin


Aplanador
1880
González, Timancio
Padilla
Limosnero
1880
Industrial
1879/1880
González García, José
Garrido
G.Templo/ 1º Experto
1880
Industrial
1879/1880
González Llanos, Francisco
Campomanes


Estudiante
1880
Heres González, Agustín
Camoens
Hospitala/secretar
1879/1880
Industrial
1879/1880
Ibarra, Ramón
Cortés


Propietario
1880
Javaloy, Louis
Acuña


Empleado Aduanas
1879/1880
Lamboley, Louis
Petit


Empelado /vidrio
1880
Linares, José
Quevedo
Secretario
1879
Empleado/Aduanas
1879/1880
López Gutiérrez, Julián
Pelayo


Comerciante
1879
Martínez, Antonio
Morse


Empelado/Aduanas
1880
May, Juan
Urbino


Ebanista
1880
Plaza Castaños, José
Anaxagoras
Orador
1879/1880
Médico
1879/1880
Py, Joseph
Hugo


Aplanador
1880
Rodríguez Trabanco, Francisco
Cicerón


Comerciante
1880
Sicilia, Juan
Manzoni


Empleado
1879
Valle, Ángel del
Prim


Comerciante
1880
Vikel, Etienne
Fabricante
1880
Walter, Agustín
Thiers
M. Ceremonias
1880
Vidriero
1879/1880

Este es el listado que tenemos de los distintos miembros que se han registrado en esta logia, de la cual tenemos constancia de su existencia durante dos años (1879 y 1880).

Por otro lado los datos de quienes fueron sus oficiales, ya nos indican que a su vez fueron los impulsores de ese taller de Avilés, ya que como cabeza visible tenemos a Froilán Arias Carbajal, como Venerable los dos años, que se tienen registrados, pero no se tiene constancia de que estuviera en otras logias, o de donde podría provenir, en los mermados documentos que tenemos, solo hay tenemos constancia de que estuviera en esta logia, tanto el cómo su hermano.

La 1ª Vigilancia la ejercía Gregorio Bango, abogado que tendremos incardinado en la logia ovetense Nueva Luz, en 1886. Este fue profesor de la Escuela de artes y Oficios de Avilés.

La 2ª Vigilancia la ejercía el librero Indalecio García, que tenía su comercio en la calle Galiana, pero tuvo otros emplazamientos, y va participar en la logia Concordia también de Avilés.

El Orador, no era otro que el médico José Plaza Castaños que más tarde estaría en la otra logia avilesina. Este escribió Memoria del análisis cualitativo y cuantitativo de las aguas potables de Avilés, de algunas de sus inmediaciones y... (1878)

La secretaría la desempeñó José Linares, un empleado de Aduanas.

De la tesorería de la logia estaba al cargo del comerciante Alejandro de la Cuesta.

Y luego tenemos varios miembros que ya son un tanto más antiguos en masonería como Erneste Bock (Voltaire) al que tenemos en la logia gijonesa de Amigos de la Naturaleza y Humanidad (1871-1875).

En la logia participaran los notables Eladio García San Miguel, que fue Diputado Provincial, y hermano del Marqués de Teverga. Este falleció el 4 de diciembre de 1910.

Por otra parte tenemos a los hermanos García Somines, David ocupó varios puestos en la Escuela de Oficios de la Villa del Adelantado, y fue un activo concejal.

Francisco González Llanos, que ya estaba en la logia ovetense Nueva Luz, y participará en los dos proyectos masónicos avilesinos.

Aunque el más veterano de todos ellos será Louis Lamboley, vidriero y originario de Ronchange (Francia), este ya había estado en el primigenio taller gijonés de Los Amigos de la Naturaleza y Humanidad de 1853, y también estuvo en la segunda acción de recuperar este primer taller, que se levantó entre 1871-1875, ambos pertenecían al Gran Oriente de Francia.

Del quehacer de la logia, cuales fueron sus preocupaciones como nueva sociabilidad en la villa del Adelantado, nada sabemos, salvo lo expuesto, y algunos otros detalles que dejamos para que los trabaje el amigo Fernando del Busto. 

Expediente de la logia en el AMH 739-A-9

Víctor Guerra. Venerable de la logia Investigación Los Modernos

06 junio 2016

LA HISTORIA MASONICA EN ASTURIAS A GOLPE DE ARPA

IMG-20160603-WA0041

Venerable Maestra de la logia Estrella Norte, Gran Maestras GLFE: Patricia Planas, y la Concertista Zoraida Avila

El  décimo aniversario de la Respetable Logia Estrella del Norte, de la Gran Logia Femenina de España. pudiéramos decir que ha pasado sin peso por la ciudad de Gijón, puesto que no la afluencia de público digamos que fue escasa, amen de que siempre me llamó la atención y es el escaso respaldo que los masones astures dan a los diferentes actos de las diferentes logias, por no ir a veces no van ni los propios.

problema con el anonimato?. Pereza, Horario… no lo sé pero lo cierto es que al acto de las Hermanas de  la Logia Estrella del Norte , tuvo poco respaldo confraternal, y las ausencias fueron notables y anotables, aunque también es cierto que el acto careció de respaldo en medios, tanto es así que la estancia de la Gran Maestra Patricia Planas, paso sin pena ni gloria pro la ciudad, cuando siempre los Grandes Maestros/as, suelen tener un cierto tratamiento periodístico… En fi esperemos que para dentro de otros 10 años la cosa cambien , el anonimato no sea una excusa, se hayan reparado los olvidos y trajines y se pueda hacer un acto de exteriorización importante, porque las Hermanas de la logia Estrella del Norte, que luchan por mantener viva la llama de la masonería femenina  en Asturias bien se lo merecen.

Yo como dice una Hermana, que suelo respaldar casi todos los actos, cumpliendo con el papel que algunos/as me asignan de ser el perejil de todas las salsas, pero suelo estar siempre ahí, dispuesto y al Orden, que dicen por otras tierras.

El acto de presentación por parte de la Venerable de Estrella del Norte (Belén Cabezudo), fue breve, y conciso, y el pequeño discurso de la Gran Gran Maestra Patricia Planas fue  también interesante, conciso y sin resbalones al uso en el manejo de tópicos historicistas, circunscribió su discurso al método masónico como  formula personal de afrontar un reto para recrear un humanidad más esclarecida.

13350353_1023883841013031_4894332333521932749_o

Otra cosa fue la actuación de la concertista  Zoaraida Avila,  cuya es`posición  fue interesante, aunque se le fue la mano historicista tras tus tesis doctoral, y claro salieron a relucir en su ponencia Masonería y Música, que más bien fue un repaso sobre músicos masones, sin que quedara claro si estos hacia o no música masónica , más allá de la  sinfonía clásica de Mozart. Cerró su larga charla con unos momentos interesantes de obras para arpa, y la verdad es que sonaron deliciosos hasta para un lerdo musical como yo, aunque eche de menos algunas estrofas tocadas al arpa,sobre temas masónicos, para que los oyentes, pudiésemos apreciar las diferencias entre música profana y música masónica.

Y lamenté que la gran concertista , pues dejaran a uno de los prohombres masónicos y músicos  más importantes de Asturias en el cajón, pues está bien traer a los grandes compositores rusos, pero Eduardo Martinez Torner  debiera de haber tenido un hueco,.pues no en vano se hablaba de Música y Masonería en su tierra, y tal vez se me ocurre que el mejor escenario para este acto no debiera haber sido el Hotel Asturias, sino  el Conservatorio Superior de Música del Principado de Asturias, que además lleva su nombre. En fín un fallo bastante importante en quien viene de fuera y desconoce la realidad de adentro.

Alguna vez que le vi hacer esas demostración al profesor  Jacinto Torres Mulas, pude entender muchas cuestiones.

El acto se cerró tras dos horas de notoria concentración musical.

Feliz Aniversario que luego tuvo más repercusiones en clave interna con su Conferencia en Tenida Abierta sobre Masonería y Asturias y el papel de las mujeres en ella. y como colofón los trabajos interno de la propia logia Estrella del Norte

Victor Guerra

28 diciembre 2015

Haee 5 años: En homenaje a Emilio Granda

HOMENAJE A UN HERMANO. En el día de los Santos Inocentes
DSCN0325

A veces facebook, tiene de bueno, eso que te trae viejos recuerdos, y en un día como hoy escribía una dolorosa despedida de una logia, a ella habría que sumar la mía en las mismas condiciones de soledad y de fraternidad, con un agravante y fue la actitud intolerante de la invisibilización, esto es parte también de quien se pone la banda o el collar  masónico, o al frente  de una logia y de una Capitulo y se llama Muy Sabio. La masonería también tiene cosas como estas, no siempre pero existen

Un homenaje en el dia de los inocentes o de los locos.

V. Guerra

El maquiavelismo es una de las cuestiones que más pesan en la organización logial. Los grupos cerrados , las camarillas enrocadas en la luz suprema , convencidos de que de la masonería no es una escuela de formación del ciudadano, sino un largo brazo con prolongación política con mandil , que se se envuelve en ocasiones de una final y sutil maraña de lazos entretejidos para la continua perpetuación de sí mismos.

Todo ello este extraño revoltijo ha pasado factura, y por eso han de ser para todos días pesarosos , pues al final hay como una sensación de derrota, más que eso, de infinita soledad, ya que he hemos decir que se ha ido un Hermano.

Y se ha ido en medio de una tristeza inmensa no porque hubiera concluido su ciclo en un proyecto que no era el suyo, muy al contrario se ha ido porque al final de todo un proceso lleno de dudas , el último día, en el ultimo minuto, la realidad tan tozuda como siempre se mostró nítida y a la vez de forma cruda y es que uno se va solo, y no hay nadie que le acompañe hasta la puerta y le diga: Hermano esta puerta siempre estará abierta, gracias por tus desvelos, por tu entrega y por tu presencia. Ni eso hubo ese día de la despedida. Cruel si quieren, pero ello muestra un talante, una forma de actuar que llama la atención tras tanta andadura juntos.

Ese tipo de actuación es lo que algunos entienden por fraternidad , y suena paradójico leer al mismo tiempo que esto sucede entre loas a discursos y oradores, presentándolos en medio de una intima fraternidad, mientras el Hermano, al lado, aquel con el que uno se ha cruzado en debates, en tantas charlas, en tantas horas de tenida, y de embates, poniendo cara al anonimato de otros y echando sin castañuelas los arrestos necesarios para que todo fuera adelante... pues bien tras todo eso el Hermano no merece ni la mano amiga o si quieren hipócrita, el triple abrazo fraternal que tanto prodigamos en cartas y que se le niega a un Hermano, y por esos es doloroso ver alguien irse solo hundido en toda esa soledad, una soledad que además de la propia , deja lugar a otra más peligrosa la del fracaso colectivo.

Pero somos así, y a cada uno las caretas se le van cayendo como máscaras de escayola que nada sujetan sino el rictus de una vanidad controlada y controladora, que ha visto y sufrido... que ha sido aupado por todos y para todos, y que se ha quedado quieto y mudo cuando se nos va un Hermano, sin que por otra parte ninguno de los resortes logiales de la tradición hayan funcionado, ni los oficios del consenso, ni siquiera el hospitalario ha saltado como resorte. digamos que la FRATERNIDAD está de brazos caídos.

Cuando en una logia la fraternidad medieval de los operativos o la “ciudadana” de los especulativos decae hasta estos extremos esto nos indica que existe un gran cáncer está corroyendo la estructura masónica en la que nos movemos, porque si perdemos la fraternidad perdemos la esencia.

De nada nos valdrán loas a los poderoso si damos la espalda a quien trabaja con nosotros. Las ideas no pueden estar por encima de las personas, aunque en la filosofía del “Príncipe” todo vale para mantenerse y mantener la “idea” , su idea retorciendo leyes y tradiciones, todo sirve para el fin y el proyecto , incluso ver a un Hermano doblegado por la cruel soledad de comprobar de que casi nadie le echará de menos en la bancada de los Maestros, nos faltará la voz escasa pero oportuna y lúcida que a veces tanto hiere: pero la cruda realidad es que ya no es una pieza valida en el ajedrezado de las vanidades, es prescindible en ese gran juego de caprichosos proyectos liberticidas y liberadores de corralitos con gallinas de ala cortada, está claro que en este gran juego los peones incordiantes sobran, y los lúcidos se van. Esa es la partida.

Nadie mejor que yo habrá visto como has ido labrando tu piedra, como has ido encontrando el hueco, la arista a trabajar , y como te has ido posicionando frente a esa piedra descubriendo que la masonería al final se aleja de todo eso que nos cuentan.., para descubrir al final de todo el trayecto que uno encuentra su propia piedra con sus herramientas, y lo mejor de todo encuentra la esencia, esa que no le es revelada a los necios por mucho verbo florido que luzcan, la esencia se busca y se vive, y en ese transcurso uno se va dando cuenta que la encuentra en lo íntimo. y eso es lo que le hace a uno fuerte, incluso para decir: Me voy.

Desde la soledad del que se va solo sin un mal gruñido, haciendo bueno el refrán del no aprecio. Querido Hermano te agradezco tu lucidez y tus escuetas palabras, tan lúcidas como sólidas, y espero que de todo ello algún día saquemos una lección importante, que la fraternidad es lo último que una logia debe perder.

¡Que el mundo te sea leve ¡

Víctor Guerra MM.












01 marzo 2014

EL CEHME EN LA LOGIA ROSARIO DE ACUÑA- GODF)

2014-03-01 19.23.43

Con motivo del Aniversario de la Logia Rosario de Acuña que el Consejo de la Orden aprobó en febrero del 2004 pero cuyo proyecto como Triangulo empieza más atrás cuando nos reunimos Ricardo Fernández, Paulino Lorences, y yo mismo, tras mi salida del GLSE, y se empezó a formar la idea de un nuevo taller, ese tiempo pasó el tren del GODF por nuestra puerta y lo cogimos de ahí la presencia hoy de una logia del Gran Oriente de Francia en Asturias.

José Miguel Delgado, en su despacho de la Universidad de La Rioja. :Foto de  MIGUEL HERREROS

^Pues bien con motivo de este aniversario  tendrá lugar una TENIDA BLANCA CERRADA* y en la cual el no masón y Presidente del Centro de Estudios de la Masonería Española (CHEME)  D. José MIguel Delgado Idarreta, dará una conferencia sobre  El antimasonismo durante la dictadura franquista.

El día de la conferencia  será el día 6 de marzo de 2014 a las 20,00 horas en los locales que tiene la Logia en La Calzada (Gijón)

Víctor Guerra MM.:. y miembro del CHEME

* Nota: Tenida Blanca Cerrada. es la autorizada por el Consejo de la Orden del GODF se permitirá el Cordón de Francmasones en las Columnas para aquellos que sean masones y el respectivo collar para los Oficiales de la Logia, y según el artículo de los Reglamentos de la Orden solo podrán asistir a ella Francmasones, y el Orador  es como en este caso una persona profana 

19 julio 2009

Los fotógrafos masones en Asturias: Jose Bastide

Producto de una larga investigación que espero vea la luz para finales de año, primero  se editará La Masonería en el Oriente de Asturias, luego, pues eso le tocará a la Masonería gijonesa XIX al XXI., pues parte de ese trabajo es esta pequeña reseña sobre los distintos fotógrafos que ocuparon sitial masónico en las logias gijonesas
VGG
076D2GIJ-SOC-xxx-P1_1

En 1886 tenemos localizado a otro fotógrafo asentado en Gijón y, que estuvo en activo hasta 1889, es José Bastide.[1] El estudioso de la fotografía F.Crabifosse, le adjudica un posible origen francés y, lo vincula a la colonia extranjera relacionada con la fábrica de vidrios La Industria. Bastide como fotógrafo se establece en Gijón con un primer estudio hacia 1872, que ubica en la calle Álvarez Garaya, para trasladarse en un par de años más tarde a una buhardilla de la calle Corrida nº 37, que hacía esquina con la calle Munuza,.[2] Un estudio fotográfico que será con mucho el estudio de mayor tradición de la ciudad al ser ocupado por varios fotógrafos, alguno de ellos miembro de la masonería.

El trabajo de adaptación de la buhardilla para su futura expansión como estudio fotográfico, es todo un documento acerca de las ideas que manejaba Bastide que eran de una cierta envergadura, pues dicho establecimiento servirá de morada para otros profesionales, hasta que las reformas urbanas que sufre Gijón entre la Dictadura de Primo de Rivera y el período republicano harán desaparecer el preciado edificio.[3]

La vinculación de este precursor de la fotografía con la masonería va a estar relacionada con la logia Amigos de la Naturaleza y de la Humanidad (1879-1888), en cuyo taller aparece con el simbólico de Demócrito.

Bastide pertenece a una logia de la cual solo existen los cuadros lógicos de 1879 y, 1880, luego hay un vacío documental de seis años en los cuales se carece de cualquier noticia de las actividades o cuales fueron sus miembros durante esos años, tal carestía termina al encontrar un pequeño filón de cartas firmadas por José Bastide como Venerable, y que están escritas entre 1887-1888, en ellas deja traslucir sus preocupaciones acerca de que Oriente pudiera auspiciar el taller que lidera, pues si bien el taller dependía del Gran Oriente de España (GOE), la querencia era irse con el Oriente que lideraba el Vizconde de Ros, el Gran Oriente Nacional de España (GONE).

También sus cartas dejan traslucir la persecución que sufrían los más combativos miembros de la masonería, que debido a dicha militancia eran expatriados profesionalmente a otros destinos, como deja entrever la carta que dirige Bastide como Venerable al Vizconde de Ros para que éste influyera en el Cuerpo de Telégrafos, de cara a que un hermano del taller pudiera regresar desde Pravia, destino al que había sido expatriado por un superior de ideas carlistas, a Gijón y poder así incorporarse a las labores masónicas y a sus otras ocupaciones que le ayudaban a complementar su escaso sueldo de funcionario de telégrafos .

Profesionalmente Bastide era un aventajado fotógrafo que desde su inicial especialidad de “carte de visite” va a participar de una forma activa en las labores de divulgación de la profesión como medio de comunicación, para lo cual tomando como base el Ateneo-Casino Obrero imparte diversas conferencias de tipo científico, las cuales va a ilustrar con diapositivas, como así lo recoge la prensa local del momento.[4]

Bastide va a tener además un fuerte repercusión profesional en prensa, pues de su estancia y trabajos en la ciudad de recogen muchas noticias en la prensa local y regional.

Textos @ Victor Guerra del futuro libro Masonería en Gijón

[1] Expediente de la logia AHN A-737/10-3.
[2] Dato que aporta Crabifosse en su libro de la historia de la fotografía en Gijón, y que se confirma en las cartas de Bastide al Vizconde de Ros, en una de ellas fechada el 4 de junio de 1888, aparece un sello de José Bastide “fotógrafo” C/ Corrida 37- Gijón.
[3] Proyecto que puede verse en el libro citado de Crabifosse, pag 30-31.
[4] Vesubio y las Ruinas de Ponpeya. El Comercio, Gijón, 16/11/188. ; Los animales prehistóricos. El Comercio, Gijón, 27/11/1888.

13 enero 2008

UN QUIROSANO EN MASONERIA

Hace un tiempo presenté una ponencia ante el CEHME sobre los Asturianos masones en la Diáspora, pues bien, uno de los Hermanos Masones que allí desarrollaba es :

Herminio Alvarez García.[1] de simbólico Asturias y grado de Maestro Masón (3º) perteneció, al triángulo Astúrica, (Gijón), dependiente de la Gran Logia Española.

Este francmasón originario del pueblo de las Agüeras (Concejo de Quirós), se inicia en los Hijos de la Patria, sita en los valles de la Habana, y lo hace concretamente el 5 de julio de 1909; apenas unos días más tarde solicita la baja con Plancha de Quite[2].

Tres años más tarde Herminio regulariza su situación masónica para incardinarse en el seno del taller gijonés Jovellanos 337, lo que efectúa el 28 de diciembre de 1912; para cuatro años más tarde volver a pedir la baja voluntaria con plancha de quite, sin que apenas haya habido cambios en su curriculum masónico.

Posiblemente su petición esté mediatizada por su inminente incorporación a la logia madrileña La Catoniana, será en dicha logia en la cual reciba sus dos próximas exaltaciones: a Compañero (2º), en febrero, y a Maestro Masón (3º) en octubre de 1919. Desempeñando los cargos de Secretario en est último año , y el de 2º Vigilante en 1920.

Este inquieto francmasón, abandona la Catoniana en diciembre de 1920, aunque se estaba reuniendo con HH:. , de la LIFE sin comunicárselo ni a su logia de origen ni al GOE, lo que causa una apertura de expedientes al respecto.

Al final se le da de baja, y pasa a re-afiliarse en la logia LIFE dependiente de la Gran Logia Regional del Centro. En julio de 1922, ostenta dentro del cuadro de dignidades de dicho taller el cargo de 1º Vigilante, para ya en 1924 dar el salto definitivo a la Gran Secretaría del ente coordinador de las logias dependientes de la Gran Logia Regional del Centro, a la vez que ocupa el cargo de Venerable Maestro de la logia LIFE, de cuyo cargo dimite en mayo de 1927, por falta de apoyo del taller.

Año a partir del cual el “quirosán” Herminio Álvarez, abandona definitivamente las logias del Gran Oriente Español, que en aquél momento estaban en fase de conversación para fusionarse con la Gran Logia Española que encabezaba Manuel Ximénez, aunque el grupo menos tendente al ecumenismo, encabezado por el Gran Maestre Esteva[3], se sale con la suya, agregando además nuevos efectivos a la Obediencia, como es el caso de Herminio, que pasa a formar parte del cuadro directivo de la nueva obediencia la Gran Logia de Española, a través de uno de sus talleres en Madrid, concretamente de la logia Solidaridad.

Sí ya dentro del GOE, la carrera masónica del quirosán era importante, será en el seno de esta nueva estructura, cuando su nombre brille aún más, pues ocupará los cargos de administrador del Boletín Oficial de dicha Obediencia en 1930, siendo a la vez representante de varias logias ante Grandes Asambleas: La Viriato de Melilla, en 1930, y Renovación en 1931; y será Gran Consejero de la Orden para el bienio 1935-37; pasando a su vez a ser Gran Tesorero de la Gran Logia Española en 1937.

Con la caída de España en manos franquistas, los responsables de la masonería están obligados a poner pies en polvorosa, pues saben que aquí su vida corre peligro de ahí que termine, como tantos otros en el exilio, y será en ese momento cuando encontremos de nuevo al quirosano, sin que ello haya supuesto una ruptura en su andar masónico.

Lo reencontramos en 1948 en un escrito sobre “La francmasonería española en el exilio”, en el que nos indica que por ese tiempo el GOE y la Gran Logia Española, con la aprobación de la Gran Logia Valle de México[4] asentaron en tierra mejicana de manera regular las dos obediencias, siendo Gran Secretario de la Gran Logia Española precisamente Herminio Álvarez García, en cuya publicación aporta su dirección: Apartado 7154. México D.F.

En la Logia La Catoniana de Madrid; hay otro asturiano: Enrique Alvarez García de simbólico Sama, al que se le da de baja por falta de asistencia y pago, el 20 de noviembre de 1921.

En este madrileño taller masónico volveremos a encontrar a buena parte de la saga Seguí: Salvador Seguí Marty como 1º Experto, y a Salvador Seguí Marco como Maestro de Banquetes.

También en el cuadro lógico del taller madrileño aparece Pedro Rico López, de posible ascendencia asturiana.



[1] AHNS . Expediente personal. A-83/12 .
[2] Documento por el cual un francmasón puede dejar la logia y tener sus derechos masónicos en orden puesto que ha cumplido con los deberes de capitación y no estar inmerso en ningún proceso masónico.
[3] Francisco Esteva Bertrán, pertenecía a la logia “Redención” nº 2 de Barcelona, y fue iniciado el 22 de febrero de 1901 , con el simbólico “Riego”.
[4] A la Gran Logia Española el 5 de febrero de 1945 le fue otorgada la misma hospitalidad y asilo en México mediante el decreto nº 441, como antes se había hecho con el GOE.

Victor Guerra

02 junio 2007

BOSQUEJO SOBRE LA FIGURA DE ALVARO DE ALBONOZ


Hablar de las distintas figuras que han sido puntual referencia de nuestra intelectualidad o de la actividad política de nuestro país durante los siglos XIX y XX, es un arduo trabajo encaminado a desenterrar una pesada losa en pro de la recuperación de la memoria histórica, de la cual mucho se habla, pero poco se prodiga, a tenor de las dificultades que se hallan a la hora de saber algo de nuestros grandes prohombres.

Y habrá que tener en cuenta también como se tegirvesa la historia por todos los sectores hasta la porpia masonería, como puede verse en el retrato que hace la GLE en una Exposición que está realizando en Granada que presenta a los masones, como cándidos e inocentes... (Ver post del blog Masonería siglo XXI.)

Como ejemplo, lo que decía una sobrina-nieta de D. Álvaro: Conchita de Albornoz, en el Diario La Nueva España de Oviedo, editado el 30 septiembre del 2004, en el que comentaba que “ignoraba que su tío abuelo fuera masón”.

Es de esa condición, o de otras, de las cuales se desnuda a nuestros prohombres, presentándoles como apolíneos intelectuales o políticos neutros y hasta desfigurados paladines demócratas, por evitar llamarlos republicanos.

Álvaro de Albornoz y Limiana es uno de esos casos que pese a su preeminencia como político, varias veces ministro, e incluso Presidente de la República, y hombre de letras, apenas tal intelectual rebasa las 600 referencias en el famoso buscador Google, y eso teniendo en cuenta que en él se mezclan desde direcciones postales a las más diversas citas o variopintas referencias, como las que le presentan para dar relieve a su abogada defensora Victoria Kent, como si el propio personaje no tuviera entidad propia.

A esto parece quedar reducida nuestra memoria histórica.

Adentrarse por tanto en la figura de Álvaro de Albornoz y Limiana, es un ejercicio prometeico de buscar y buscar entre las referencias de unos y otros, revisando extintos periódicos y viejas reseñas de compañeros de fatigas políticas y e intelectuales para poder confeccionar una tenue imagen, pues aún siendo hijo adoptivo de su villa natal Luarca como lo es, apenas si la referencia a su figura ocupa un par de líneas, lo que ya adelanta lo que nos vamos a encontrar.

En realidad quién fue Álvaro de Albornoz y Limiana?

Asturias es su referencia vital. Álvaro de Albornoz y Liminiana, nació en Luarca el 13 de junio de 1879, en dicha villa realiza los primeros estudios, luego pasará como el resto de los estudiantes asturianos a desarrollar sus estudios universitarios en la Universidad de Oviedo, donde se inscribe en la facultad de Derecho en la que termina obteniendo la licenciatura de Derecho, siendo el alumno más joven.

En sus años de estudiante vive la inquietud política en los círculos intelectuales ovetenses, en la que impartían clases los socialistas de cátedra, y en la que pululaban un buen de formadores de futuros masones.

El se encontraba cerca de maestros como Clarín y Adolfo Álvarez Buylla, conocedor este último del marxismo y creador de un Seminario de Sociología que funcionó en la biblioteca de la Facultad.
Las primeras lides políticas las realizó Álvaro en el seno del partido socialista en cuya organización participo activamente, de hecho se tiene constancia de su actuación en varios actos de la agrupación valdesana, y en otros mítines repartidos por la región en los que co participaba con destacados líderes del socialismo asturiano, con los que además compartía estrado y mantel, incluso hay diversas colaboraciones suyas en el periódico socialista La Aurora Social.

Su primer mitin se va a celebrar en 11 de febrero de 1897 en Teatro Fontán de Oviedo. Tal y como nos cuenta Andrés Saborit, Albornoz al participar en la vida política y cultural asturiana y dada la influencia de sus profesores krausoinstitucionistas (Sela, Posada, Buylla) va evolucionando hacia el republicanismo que encabezaban tales profesores, junto con un brillante Melquíades Álvarez que en aquello momento ya estaba siendo objeto de admiración.

En este ambiente primero, y más tarde en Madrid, en el entorno de Francisco Giner de los Ríos y la Institución Libre de Enseñanza, y el propio Ateneo de Madrid, refuerzan en sus convicciones ideológicas y religiosas, llegando a escribir cosas como ésta: "yo soy, como el inolvidable Azcárate, un cristiano sin dogma y sin milagros”.

La acción políticaLa figura del asturiano Álvaro de Albornoz Limiana, que va ir derivando desde las posiciones socialistas de cátedra hacia el republicanismo reformista en primer lugar para dar paso a una nueva andadura que va a tener una gran trascendencia en conjunción con Marcelino Domingo San Juan, pues ambos van a emprender una aventura política al romper con la organización en la que ya militaban: Alianza Republicana, y poner, para disgusto de muchos, en marcha el Partido Radical Socialista, en cuyo proyecto van a participar muchos de los miembros de la logia madrileña Dantón, aunque los dos citados lideres, no cuenten ni con las simpatías del sector republicano, ni del mundo masónico en esta aventura.

Activo miembro del Comité Revolucionario en 1930, fracaso por el que fue fueron fusilados en Jaca los capitanes Galán y García Hernández, él mismo fue detenido y procesado junto con otros correligionarios (Gracó Marsa*, Luis Salinas*, López Ochoa*, Cabanellas*, Alcalá Zamora*, Lerroux*, Indalecio Prieto, Martínez Barrios*...), como decía SimeónVidarte*:

"Masones, republicanos y socialistas seguíamos trabajando activamente por un República democrática".



Indalecio Prieto y Tuero toma posesión de la cartera de Obras Públicas.A su derecha, Gordón Ordax, y a su izquierda, Álvaro de Albornoz (Ministro de Justicia)

Hombres que luego ocuparan plaza en el comité que da lugar al gobierno provisional de la II República (14 de abril de 1931), siendo Álvaro de Albornoz, Ministro de Fomento con el republicano cón Niceto Alcalá Zamora (abril de 1931) al que algunos le tienen por francmasón.

Posteriormente será nombrado Ministro de Justicia con Manuel Azaña*, durante tal mandato se aprobaron las leyes laicas de la República (disolución de la Compañía de Jesús, divorcio, supresión del presupuesto de Culto y Clero, reglamentación de las Ordenes Religiosas, etc.
Lo cual supuso toda una lucha y controversia en el seno de las logias del GOE, y en los partidos republicanos, donde Álvaro de Albornoz y su secretario Pérez Madrigal* lideraban junto con otros diputados masones y no masones la tendencia más radical.

El valdesano obtendrá el acta de Diputado en las Cortes Constituyentes por Asturias con la candidatura de la Alianza republicano -socialista.

Realmente las posturas de Álvaro de Albornoz, nacido al calor del lerrouxismo, tras ser rescatado del coto cerrado del socialismo que imperaba en Asturias, recibe de manos de Lerroux el acta de Diputado por Zaragoza, y evoluciona luego hacia el reformismo melquiadista, embarcándose en diversas aventuras políticas como ya hemos visto, para terminar en el seno de la estructura política que mueve la presidencia de la República, aunque sus ideas no eran muy bien acogidas dado el tono:

" Vino la guerra civil, a pesar de esa actitud tímida y medrosa del liberalismo español; vino la guerra civil, y lo peor fue que la guerra civil concluyó mediante el famoso abrazo de Vergara, que es - no quiero dejar de decirlo es este recinto y en estas circunstancias- uno de los hechos más funesto de nuestra historia; abrazo que sirvió para pactar con las fuerzas del pasado, con los enemigos irreconciliables de la ideas modernas [...], abrazo mediante el cual el carlismo, que caía en los campos del Norte, pero que resucitaba en Madrid, infundió su aliento, su espíritu, en las entrañas de la monarquía constitucional. Si esos elementos creen que pueden hacer la guerra civil, que la hagan; eso es lo moral, eso es lo fecundo; pero bajo ese temor no se puede hacer una Constitución ni fundar una República
Lo que le vale que algunos, como Lerroux, tengan una opinión de su persona y condición de esta calaña:
Me parecía bueno para embajador en la luna, donde no hubiera que hacer más que leer revistas tumbado en una hamaca colgada de ambos cuernos de nuestro satélite, pero tampoco me oponía a que fuese ministro; eso era cosa de su partido, porque, apartado del mío fundó con otros disidentes y amargados aquella quisicosa que se llamó partido Radical Socialista, a la moda de Caen... Y así quedó Periquito hecho fraile, es decir, nombrado ministro de Obras Públicas Alvarito de Albornoz, que no quería ser nada"
Albornoz y la Masonería

La filiación masónica de Álvaro de Albornoz esta fijada en el seno de una logia madrileña con el título distintivo de Dantón.

De dicha logia hay un expediente más bien escaso, aunque ello no impide reseñarla como una de las logias más “políticas” del Gran Oriente Español, puesto que es un taller al que arriban diversos activistas políticos, decididos agotar en la masonería sus propios recursos frente a la dictadura de Primo de Rivera.

Es el momento en que se estaba cociendo la celebre Sanjuanada, en la cual se conjuntaban hombres y fuerzas tan diversas como un sector del ejército, políticos del antiguo régimen, y los emergentes nuevos valores republicanos, y algunas de las logias más combativas de Madrid.

Varios masones de la logia Ibérica: José Salmerón, Antonio Lezama y Marcelino Domingo, fundan el 5 de noviembre de 1925 el triángulo, (embrión de una logia) que un año más tarde da lugar a la Respetable Logia Dantón, en la que ingresan José Giral, o Martí Jara, y tras ellos un buen número de militares, políticos e intelectuales, cuyo trasvase al trabajo masónico explica así Martí Jara en una carta a Unamuno:"Escribimos a usted en nombre de la logia Dantón, un grupo – un poco los de siempre- que ahora hemos entrado en la masonería para infiltrarle nuestra pasión política”. Este proceso de creación de la logia y de otras de nuevo cuño, venía precedido de la crisis abierta desde 1925 con el enfrentamiento abierto entre el Supremo Consejo del Grado 33º y la logia Ibérica, a lo cual se sumó una serie de circunstancias como nos recuerda Gómez Molleda:"
Se agravó con la aparición avasallante de la nuevas y brillantes logias políticas la Dantón, la Mare Nostrum y la Unión. Los desastroso resultados de los complots y conspiraciones contra el Dictador propiciados desde aquellas logias, y que habían ocasionado la detención de miembros muy significados de la Centro, y la prisión prolongada durante bastante meses del Gran Maestre Regional, Daniel Anguiano, en la Cárcel Modelo de Madrid, hicieron de espoleta para el estallido del conflicto"
Este pequeño taller de no más 31 miembros, llegando su tope a uno 36 miembros, será en adelante el instrumento para enlazar la acción política en las directrices del Grande Oriente, mediante la participación en las grande Asambleas Generales de 1927 y 1928, con el objetivo de poder estrechar lazos entre las logias y la Alianza Republicana, de cuyo protagonismo va a recelar la Gran Logia Regional de Mediodía, pues además de producirse exaltaciones al 2º y 3º grado masónico en un mismo día (Martí Jara y José Giral y el propio Álvaro) dichos actos no acababan de gustar a algunos sectores masónicos.
Este estado de cosas no se pudieron atemperar, pese a las componendas de Martínez Barrio, y concluyen con la creación de una Junta Interina en la Gran Logia Regional del Centro que termina suspendiendo de derechos a las dos logias en litigio: Dantón e Ibérica, como así se comenta en un documento enviado al Consejo Federal Simbólico:

"No es grato manifestaros que nuestra circular de fecha de diciembre de 1930 ha producido en los Valles de Madrid el efecto que nos proponíamos; es decir, sencantar a algunos queridos hermanos que por tener captada toda su excelente buena voluntad en apasionamientos de orden político no habían tenido la fuerza necesaria para reaccionar hacia una actividad masónica deslindada de la profana [...]. Creemos haber dado, si no la solución categórica a las hondas divergencias de la Regional Centro, por lo menos abrir una era de posibilidad para que se vaya solucionando la crisis de fraternidad que emanan de los apasionamientos a que hacemos referencia"
La carrera masónica de Álvaro de Albornoz Limiana, se resume pues en breves líneas a diferencia de sus otras actividades.

Fue iniciado en la logia Dantón, y existen ciertas divergencias sobre sí fue el 18 o el 23 de marzo de 1927, lo que es seguro, es que fue exaltado a los grados 2º y 3º en un solo día, en concreto tal ceremonia ritual se celebró el 23 de mayo del mismo año. En la ceremonia ritual de iniciación masónica adopta el nombre simbólico de Juan Prouvaire.

Su expediente masónico nada nos indica de que hubiera obtenido los altos grados masónicos, explicación que podemos encontrar en lo rápido de su carrera masónica más proclive a las preocupaciones políticas, y a la utilización de la logia y sus miembros como instrumento político, tendencia muy proclive entre los miembros de la Dantón, que vieron menguar su influencia cuando la logia perdió el pie, frente a los masones "apolicistas" como el asturiano y convecino: Augusto Barcia y el resto de los sectores republicanos que no veían con buenos ojos al asturiano y sus actividades en el seno del Partido Radical Socialista, lo que sin duda debió influir en su trabajo masónico.

Albornoz como casi todos los masones será juzgado por el Tribunal Represión de la Masonería que se le acusa de los siguientes hechos: aparecer en el cuadro lógico de la logia Dantón de Madrid, el 31 de Agosto de 1927, con el grado de Maestro y también haber sido citado en la VIII Asamblea Nacional Simbólica celebrada los días 8-9-10 -11 de Julio 1929 como H:. Juan Prouvaire, que había sufrido prisión, también aparecía mencionado en algunos escritos masónicos, y en cartas dirigidas a él en los términos de "hermano"Álvaro de Albornoz y el Ateneo de Madrid.

El ateneo de Madrid va a suponer para algunos autodidactas la escuela de formación ciudadana y republicana, y para intelectuales como Álvaro de Albornoz va a constituir la Universidad de la vida, pues en su seno van poder lidiar espadas con los referentes del momento.

Si desde que Canovas inaugurara el Ateneo ya era una referencia más lo era para aquellos que venían de provincias como Álvaro de Albornoz, que nada más aterrizar en la capital se va hacer socio obteniendo el nº 6.875 con fecha del 10 de diciembre de 1899, con apenas 20 años. Luego habrá otra alta fechada el 18 de octubre de 1926.

Suponemos que causó baja cuando regresó a su tierra y su nuevo emplazamiento en Madrid, momento en que se hará masón participa activamente en la vida cultural y política madrileña. Su baja definitiva no será hasta el momento más dramático de España el 1 de febrero de 1936.Pero aunque no sabemos a ciencia cierta sus periplos vitales, sabemos que en el Curso de 1921-1922 participa en las conferencias impartidas en el Ateneo de Madrid por la Comisión de Ciencias Morales y Políticas , donde participa junto con Castrovido, Zulueta, Unamuno, y Royo Villanova pidiendo el restablecimiento de las garantías constitucionales.

En abril de 1922 Álvaro de Albornoz toma la palabra en otro acto celebrado por la Liga de los Derechos del Hombre, en la que también intervienen otros, algunos de ellos reconocidos masones: el asturiano Augusto Barcia, o Jiménez de Asúa.

Lo propio a estas alturas no debería ser sobre Álvaro de Albornoz en solitario sino sobre la presencia de la masonería en el Ateneo, pues si bien las logias madrileñas eran auténticas escuelas de formación ciudadana dicha formación era a su vez complementada con la que se obtenía en los salones y pasillos del propio ágora madrileño.

De la estancia o actividades de valdesano en el Ateneo no volvemos a saber nada hasta 1930 en que reingresa con lo que Antonio Ruiz Salvador denomina “Vieja y nueva presidencia: la de Gregorio Marañon. En ese momento se dan de alta varios miembros de la activa política y vida cultural que además les cabe haber sido masones; Eduardo Barriobero, Melquíades Álvarez, Marcelino Domingo, José Salmerón, ,Niceto Alcalá Zamora, Lerroux, etc. Los cuales algunos van a ocupar cargos en las actividades que va a desarrollar el Ateneo: Azaña* como Presidente, Fernando de los Ríos* de Ciencias Morales y Políticas, en Responsabilidades entre otros Marcelino Domingo*, Alcalá Zamora*, Miguel Maura e Indalecio Prieto; Ángel Galarza* y Julio Álvarez del Vayo* en la Junta de Gobierno; José Giral* en Ciencias Exactas.

El Ateneo va a ser punto de fricción al igual que las logias que van a correr en esos momentos vida paralela y es cuando se cierra el Ateneo al producirse la Sublevación de Jaca y el posterior encarcelamiento de varios miembros de la junta directiva, al respecto sería bueno seguir a Ruiz Salvador y a la profesora Gómez Molleda, para ver los paralelismos en el ágora cultural madrileño y en las propias logias

“que esquivando unas veces la oposición de sus dirigentes y contando otras con su expresa o tácita autorización, las logias del GOR y también de la Gran Logia Española, de Madrid, arcelona y Valencia, colaboraron activamente en los preparativos y desarrollo de la célebre Sanjuanada frente al desarrollo de esta graves crisis política”.

En esos momentos, y una vez fuera de la cárcel Álvaro de Albornoz dará una conferencia (4 de abril) sobre Bolívar, el libertador encadenado.Será a partir de este momento cuando se empiecen a estructurar nuevas logias con el objetivo de acoger a las fuerzas inconformistas como La Unión o la Dantón , en las que veremos a esos activos socios del Ateneo que ya hemos citado como Pedro Rico, los González Blanco, Simeón Vidarte. Joaquín Dicenta. Etc..

Pero eso ya es otra historia muy larga y compleja en la que también tiene su parte el propio Ateneo de Madrid, pues no sería extraño que después de las tenidas masónicas algunos miembros luego pasasen por los salones de tan distinguida sociedad.

La última actividad ateneísta de Álvaro de Albornoz y Limiana se va a producir l 22 de marzo de de 1935 con el tema La proyectada revisión constitucional, [Cuestión tan curiosa como coincidente con los tiempos actuales donde parecen estar de moda tantos los masones como la revisión de la Constitución].

Esto decía Albornoz:

“Pero si yo soy un partidario entusiasta de la
Constitución del 9 de diciembre de 1931, lo soy mucho menos de su revisión, y esto por tres motivos: primero porque me parece una iniciativa inoportuna, segundo porque me parece una iniciativa sospechosa; tercero porque me parece una iniciativa encaminada, más que a revisar la Constitución a revisar la República [y concluía…] es preciso afirmar e imponer el respeto a la Constitución. La constitución es la República y la República, porque así lo ha querido el pueblo es una institución nacional que combatida por unos y traicionada por otros, pero amada y defendida por el pueblo, será el instrumento que forje una patria nueva, digna de aquella España que no es la de los que confunden la bandera de los Borbones con la bandera de la patria
Sería como vemos todo un presagio y una premonición, pues como se había dicho la Constitución en la Republica y viceversa, a los cuatro años justos de la conferencia, después de tres de guerra y al precio que se pagó comenzaba tras periodos liberales que no llegaban a trienios a los períodos reaccionarios que se podrían contar por décadas y en aquel momento comenzaba un largo periodo que llevó al exilio a muchos de aquellos prohombres de la triple enseña republicana, entre ellos a Álvaro de Albornoz que pasó al Oriente Eterno masónico allá en Méjico.

Y al cual dedicarían sus correligionarios un encomiable número 92 del año XV, (septiembre –octubre) del periódico mensual Izquierda Republicana, varios compatriotas escribían esto de Albornoz:“Era un hombre, lo repito, más aún todavía que en lo intelectual, con serlo tanto, en los moral. SU desinterés como abogado de los pobres, su gran gesto romántico al renunciar por dignidad a la Presidencia del Tribunal de Granarías Constitucionales, su vida austera y sencilla, su fe inquebrantable en la libertad, su amor encendido por la República..” (Gordón Ordás).

“Una
vida política tan activa y agitada como la suya, en un medio ambiente contra el cual se revelaba, había de tener la consecuencia de innumerables persecuciones, procesos y encarcelamientos; Todos ellos fueron timbres de gloria de nuestro ilustre amigo que siempre los soportó con paciencia rayana a veces en el estoicismo”. (José Giral).

Cabe mayor romanticismo que el de ser republicanos sin creer posible implantar la República, sin esperar premios ni galardones por una conducta heroica que tiene la cárcel por única recompensa. Pues de esos fue , a mi juicio Álvaro de Albornoz” (Indalecio Prieto)

En definitiva, Álvaro de Albornoz no era un republicano histórico más, sino la encarnación viva de la República Española, tal y como la entendían los republicanos de siempre y para siempre.

Víctor Guerra

Miembro: Centro de Estudios Históricos de la Masonería Española (CEHME)
Instititut d´ Études et de Recherches Maçonniques (IDERM) Francia

NOTA:Los personajes marcados con un asterisco * eran miembros de la masonería.Pérez Madrigal derivaría más tarde hacia posiciones reformistas.

Andrés Saborit Colomer. Asturias y sus hombres. Ediciones KRK. Oviedo 2004.
AHNS. Expediente personal masónico de Álvaro de Albornoz. A733/22.
Antonio Ruiz Salvador: Ateneo, dictadura y República. Fernando Torres. Editor.
Dolores Gómez Molleda: La Masonería en la crisis española del siglo XX. Editorial Universitas. Madrid 1998.
Gomez Molleda, ibidem, pág 122.
Heraldo 25 de marzo de 1935.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...