Mostrando entradas con la etiqueta Logias. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Logias. Mostrar todas las entradas

23 mayo 2016

EL TRABAJO, Logia masónica obrera en Trubia. Siglo XIX (3ª parte)



Vengo exponiendo desde hace semanas la  ponencia presentada en  Septiembre del 2015  en el macro del Simposio Internacional de Historia de la Masonería Española; La Masonería Hispano-Lusa y Americana. De los Absolutismos a las Democracias 1815-2015, y titulada  LAS «LOGIAS OBRERAS» EN ASTURIAS. LA LOGIA EL TRABAJO DE TRUBIA 1872-1892


http://www.asturmason.net/2016/04/logias-obreras-el-trabajo-de-trubia-1.


Ahora entrego una tercera parte  en la cual se ven el cuadro de miembros de la logia El Trabajo, que espero ayude a la difusión del trabajo de la masonería en Asturias


La Logia El Trabajo, el contexto geográfico e industrial

La fábrica en la cual se inserta la logia El Trabajo, o al menos el tinglado industrial «se halla al pie de la pequeña población de Trubia, situada a 19´57¨ lat. N., y 15´ 27¨ Log O., del Meridiano de Madrid, y a la orilla izquierda del río Trubia, en un valle plano cuya orografía está marcada por el río y las montañas aledañas que apenas sí dejan espacio para el asentamiento de un núcleo poblacional como es Trubia se halle comprimido por dichos accidentes geográficos y las instalaciones industriales, lo cual hace de esta parroquia ovetense, un duro enclave por la humedad y las nieblas».

En ese contexto geográfico, se emplaza un desarrollo industrial de con carácter público y estatal como industria estratégica y dedicada al desarrollo y fabricación de cañones y munición.

Su importancia como asentamiento cobra vigencia a raíz de un proyecto político intervencionista que impulsa toda la reindustrialización del país haciendo del Estado un gran empresario y será en ese contexto cuando en 1794 cuando se decide construir una instalación dedicada a la fabricación de cañones en base a dos importantes razones: la primera la cercanía con los yacimientos de materias primas y la flexibilidad de la instalación a lo hora de la producción, y dos, lo idóneo del emplazamiento para que pudiera ser custodiada por una escasa guarnición militar, dado su valor estratégico.

Hay que tener en cuenta que el «conflicto ocurrido en la guerra con la República francesa a últimos del siglo XVIII, y la ocupación de las fábricas de arnas de Guipúzcoa y de municiones de Eugeni y Orbaiceta así como las fábricas de San Sebastián por las tropas francesas obligó al gobierno de aquella época a pensar seriamente en trasplantar estas industrias a parajes seguros, y a distritos libres de peligros tan manifiestos como ello suponía para los intereses y seguridad del estado».[1]

Esta implantación industrial conllevó la llegada de miles de trabajadores al pequeño núcleo de Trubia, el cual recibió a amplios contingentes de trabajadores especializados o no, provenientes muchos de ellos de emporios industriales como el País Vasco. Dicha emigración, no solo supuso la llegada de miles de obreros, sino el arribo de las familias de éstos, y con ellos toda la cultura obrerista que se daba en aquellos momentos.

La fábrica de Trubia, como familiarmente se la denomina, pasó por distintos periodos, en 1808 se «ordenó la dispersión del personal contratado, que se refugiaron en los pueblos de la montaña trubieca y en los concejos aledaños, desplazándose otros trabajadores a Sevilla o Mallorca. Aunque con las guerras carlistas el emplazamiento trubieco cobrará cierta importancia aunque las instalaciones fueran inservibles. 

Pero será la elección del Mariscal de Campo Francisco Antonio Elorza, beligerante artillero liberal que se levantó contra el absolutismo razón por la que tuvo que exiliarse, lo cual no primó en 1844 en su elección como responsable de la fábrica, sino más bien s estimaron sus conocimientos en el trabajo del hierro, más que sus ideas políticas, lo que relance tal emporio industrial. 

La construcción de la instalación fabril fue paralela a fabricación del armamento, pasando de este modo tal tinglado industrial a cobrar cierta importancia, tras no pocas reestructuraciones y modernizaciones, que fueron modificando no solo la estructura de la fábrica, sino también la conformación y desarrollo del propio pueblo de Trubia, que debido a la llegada de esa masa ingente de trabajadores, en 1892 sumaba una cantidad no menor a unos 1.100 obreros, trabados en torno al «expansionismo del modelo empresarial estatal de carácter paternalista empresarial» lo que conllevó la existencia de un teatro, un casino, una escuela de idiomas, corales polifónicas y orfeones, escuela de aprendices en la propia fábrica, que a su vez fueron pioneras en España y parte de Europa, sin olvidar la creación de la «ciudad obrera» dentro y fuera del complejo fabril.[2]

Una personalidad ingenieril vinculada al desarrollo industrial asturiano como Francisco Gascue Murga,[3] en esa misma época propugnaba organizar economatos, cooperativas y otorgar concesiones a los trabajadores con el fin de concentrar a la población obrera dentro de un esquema productivista, pues no en vano, el desarrollo de la fábrica de Trubia requirió después de crearse la logia, en 1879 el recibo en «dinero y materiales de una cantidad próxima a los 24, 7 millones de pesetas».[4]

Pero no todo estaba bajo el control tutela del paternalismo fabril, sino que los obreros también tenían parte en el desarrollo de sus propias redes sociales, así es como Trubia contaba con una activa agrupación socialista asentada sobre un desarrollo ideológico a lo largo de una serie de años, y cuyas acciones se dejan sentir por ejemplo cuando solicitan al Rector de la Universidad de Oviedo, en 1900, que le llegasen como tal los beneficios de la Extensión Universitaria con sus actividades, acordando además «crear una escuela nocturna gratuita con la que Buylla colaboró durante el curso 1900-1901 en el Centro Obrero con sus lecciones sobre la Enseñanza Popular y una conferencia sobre. El obrero en el siglo XIX».[5]

Para ir completando el dibujo social ideológico y religioso en Trubia, indicar que la localidad parece que contó con una pequeña Congregación Protestante en1876 y que vendría, como es de suponer, de la mano de las contrataciones que el Director Elorza hizo por medio Europa, lo cual conllevó a la llegada de técnicos y obreros especializados, inmersos en la práctica de otras confesiones religiosas.

La logia El Trabajo de Trubia 1872-1892

De esta peculiar logia compuesta de forma mayoritariamente por obreros, vuelvo a incidir en que hay pocas noticias, puesto que su expediente masónico,[6] es exiguo al tenor de su larga existencia, tal vez esta sea la verdadera razón por la cual dicho taller no haya tenido un mejor tratamiento historiográfico como buque insignia del obrerismo masónico.

Lo que sabemos por la documentación existente, es que fue una de las primeras logias fundadas en Asturias, coetánea con la logia gijonesa Amigos de la Naturaleza y Humanidad regularizada esta por el GOdF en Asturias en 1872; en cambio la logia trubieca, se abre también en ese año pero trabajando bajo el amparo del Gran Oriente Nacional de España (GONE).[7] Lo cual la sitúa como una de las logias pioneras en la introducción de la masonería en la región, junto con la logia del GOdF, y se de hacer constar que El Trabajo fue una de las últimas logias en cerrar sus trabajos, se tiene constancia documental de que el taller estaba efectivo al menos para los temas administrativos en 1892.

Se tiene constancia de que el levantamiento de columnas se produce el 17 de abril de 1872,[8] y es la primera logia que se coloca bajo dicho auspicio del GONE en la región, y con relación al resto del estado lo manifiesta el numeral de afiliación a la obediencia, que en el caso de la logia de Trubia le correspondió el número 75. 

A lo largo de su periplo existencial como taller sabemos que de logia simbólica pasó a ser una logia Capitular; [9] y en el tiempo que media entre los años 1880-1888 la logia había cambiado de obediencia, de ahí que en un momento dado se la encuentre bajo los auspicios del Gran Oriente de España, y con fecha del 23 de diciembre 1888 esté solicitando ser admitida en el Gran Oriente Nacional de España (Vizconde Ros).[10]

La logia sostiene un baile de pertenencias, muy similar al que se produce en el resto de las logias de la región, en cuanto a estar en una un en otra estructura masónica imperante en suelo español.

En cuanto a la documentación sobre su membresía a lo largo de casi veinte años, indicar que es muy escasa, tan solo se disponen de cuatro cuadros lógicos de logia, pertenecientes dos al año 1880, uno a 1882, y otro es de 1889. Analizando las fechas y algunos otros detalles como la datación de la creación de la logia y el estudio de los escasos cuadros lógicos de dicho taller, cabe preguntarse ¿De dónde provenían, al menos los fundadores, de esta primigenia logia El Trabajo?

Puesto que estamos ante una de las primeras logias en establecerse en la región, y siendo tan solo coetánea con la logia Amigos de la Naturaleza y de la Humanidad (GOdF), no se percibe que hubiera posibles trasvases entre ambas, ya que sabemos que algunos miembros de la logia refundada del GOdF en Asturias, intentas recuperar sus grados para poder levantar un nuevo taller, pero ningún miembro de El Trabajo proviene o ha sido iniciado en la logia refundada del GODF en Asturias, por tanto, aquí se abre una gran incógnita ya que ignoramos quiénes y en dónde se iniciaron los primeros masones que compusieron el núcleo fundador de la logia El Trabajo.

A este respecto, hay una cita en el trabajo de Victoria Hidalgo Nieto sobre la Masonería en Asturias, en cuya tabla general de miembros de las logias asturianas, en concreto en lo referido a los masones Ramón y Luis Soler, donde la historiadora les cita a su vez como miembros de la logia denominada Concordia de Avilés, pero esta logia en principio fue más tardía, al menos en lo que respecta a Ramón Soler y a José Soler se les encuentra en un cuadro lógico de la logia avilesina Concordia en 1887, y en 1889 Ramón Soler (Prin) natural de Trubia y con 21 años, ocupa plaza en la logia El Trabajo con el grado de Compañero (2º) por tanto este no es uno de los iniciadores; y José Soler (Campomanes) ¿posible padre del anterior? de 44 años natural de Lérida, tiene el grado de Maestro Masón (3º) , datos de 1889, pero ambos no están en el cuadro de miembros de 1880. Por tanto no podían ser los iniciadores de la logia trubieca.

Tampoco se rastrea la posible presencia o cohabitación de los miembros de la logia El Trabajo, en el resto de las logias asturianas, salvo algunos como los Soler, y aquellos otros que como como grados capitulares del REAA, coparticipan en el Capítulo Vigilantes de Asturias.

Otro detalle que conocemos es que los primeros 23 miembros del cuadro lógico de 1880 fueron iniciados entre 1872 y 1873, y tan solo Manuel Tarrazo fue iniciado en 1877. ¿Quién fue el grupo iniciador?  Es la gran interrogante

Nombre Profano Simbólico Cargo Logia Cargo Profesión Años en que aparece
Alonso, Antonio Cellini 2º Vgte
2º Vgte
1876
1880
Ajustador 1876-1880
Alvarez, Celedonio Gambetta G.Templo
Orador
1880
1888
Ajustador 1880-18880-1890
Alvarez, Julio Maldonado Portaestandarte 1889 Tornero 1889-1890
Alvarez, Primo Raúl Arq. Decorador 1889 Torneo 1889-1890
Alzueta, Juan Lima G. Templo
2º Experto
1880
1888
Ajustador 1880-1888-1889
Casillas, Camilo Figueras Tornero 1889-1890
Casillas, Eladio Villacampa Dtor. Banquetes 1889 Cilindrero 1889-1890
Casillas, Saturnino Pelayo Tesorero 1888
1889
Ajustador 1880-1889-1890
Diaz, Basilio G. Bruno Tornero 1889-1890
Diaz, Fernando Torrijos G. Templo Externo 1889 Cilindrero 1889-1890
F. Gubieda, Celestino Amadeo Tornero 1889-1890
Fedriani, Servando Marx Venerable
Venerables Adjunto
1876
1880
Empleado 1876-1880-1888-1889
Fernández, Ricardo Julio Limosnero 1880 Ajustador 1880-1888-1890
Fernández Peña, José Covadonga Delineante 1880
Fuertes, Valentín Riego Cilindrero 1889-1890
García, José Garibaldi Forjador 1890
Gastelu, Emilio Lincoln Archivero 1888 Ajustador 1880-1888-1890
Gaztelu. Luis Guillén Delineante 1880
González, Agapito Prim Preparador 1889 Ajustador 1889-1890
Gonzalez, Apolinar Zamora Tornero 1889-1890
Gonzalez López, Luis Cristo Tornero 1890
Granda, Guillermo Epaminondas Secretario 1876 1876
Hevia, Herminio Apolonio Tornero 1889-1890
Iraola. Vicente Roque Barcia Arquitecto Decorador 1888 Ajustador 1880-1888-1890
Larrosa, Ciriaco Arquímedes 2º Vgte 1888 M. Ajustador 1888 (murió 1889)
Lera, Miguel de Sixto Cámara Orador 1876 Cirujano 1876-1880
Longoria, José Aramis Arquitecto Revisor 1889 Comerciante 1889-1890
López, Cenón Prim 1º Vgte
Secretario
1876
1880
Empleado 1876-1880
Lopez, Francisco Sócrates 1º Vgte
1º Vgte
1889
1890
Propietario 1888-1890
López, Ramón Castelar Venerable 1880 Comerciante 1880-1890 V. M. Honor
Miaja, Félix Zaragoza Secretario Adjunto
Secretario Guarda sellos
1880
1888
Ajustador 1880-1890
Miaja, Valentín Victor Hugo Arquitecto Revisor
Maestro Ceremonias
1888
1889
Ajustador 1880-1888-1890
Monuaga, Elías Mazzini Tesorero
1º Experto
1880
1888
Tornero 1880-1888-1890
Ortiz, Antonio Mozart Porta Estandartes 1888 Empleado 1888-1890
Pardo, Salustinao Iris Comerciante 1888-1890
Peláez, Cornelio Ruiz Zorrilla 2º Experto 1889 Industrial 1889-1890
Reguera, José Favila Orador Adjunto 1880 Tornero 1880
Rodriguez, Jesús Peral Tornero 1890
San Martin , Manuel Guzmán Tornero 1880
Sánchez , Andrés Marín Maestro Música 1880
Sánchez, Ramón Pierrad Guarda Templo interno
1º Experto
1888
1889
Ajustador 1888-1890
Soler, José Campomanes 1º Vgte
1º Vgte
1888-1890 Propietario 1889-1890
Soler, Ramón Prim Secretario Guarda Sellos 1889 Empleado 1889-1890
Soria, Luis Numancia 2º Diacono 1888 Empleado 1888-1890
Suarez, Facundo Juan Glez.Río Moldeador 1889-1890
Tamargo; Félix Cortés Tesorero 1880 Ajustador 1880
Tarrazo, Manuel Escalante Galileo Maestro Ceremonia
Orador
1888
1889
Empleado 1880-1888-1890
Vázquez, Antonio Padilla Limosnero Hospitalario 1889 Tornero 1889-1890
Vázquez, Facundo Cabrinety Limosnero Hospitalario
2º Vgte
1888
1889
Ajustador 1880-1888-1890
Vázquez, Ramón Jovellanos Guarda Templo 1889 Tornero 1889-1890
Vidal Costa, Ramón Mendez Núñez Venerable 1888
1889
Empleado 1888-1890
Virto, José Castaños Moldeador 1880
Zuazua, Ceferino Colón 1º Vgte 1880 Ajustador 1880-1888-1890
Zuazua, José Cervantes 1º Diacono 1888 Comerciante 1888-1890
Zuazua, Laureano Guzmán Orador 1880 Maestro Cilindros 1888-1890


[1] SUAREZ MENENDEZ, Roberto, Fabrica de Trubia 1794-1987 Historia y fabricación artística. Carreño, Asturias: Centro de Escultura de Candás. Museo Antón. Ayuntamiento de Carreño.1993
[2] ALVAREZ QUINTANA, Covadonga: «Nacimiento y evolución de la casa de empresa en la Fábrica Nacional de Armas de Trubia». Revista Liño nº 10, 1991, pp 125-150.
[3] http://www.euskomedia.org/aunamendi/62045.
[4] Op.cit, SUAREZ MENENDEZ. Roberto, Fabrica de Trubia... pp.62.
[5] CRESPO CARBONERO, Juan A. Democratización y Reforma social en Adolfo A. Buylla. Oviedo, Universidad de Oviedo.1998.
[6] CDMH. Masonería 739-A-18
[7] L mayoría de las logias de esta estructura (GONE 1868-1895 se articulan a partir de 1866-68, 25 en 1870; y otras tantas en 1781 y luego otras 14 en 1872, entre ellas El Trabajo. Luego este organismo contará con las logias asturianas: Luz Ovetense 1874; Nueva Luz en 1877, La Justicia, Fraternidad, Razón, y Antorcha Civilizadora en 1879 y Amigos de la Naturaleza y de la Humanidad en 1880 y Estrella Benéfica en 1882.
[8] En ese mismo año hubo una primera huelga general en Gijón que afectó a los obreros de la construcción y que se extendió a otros sectores, como los siderometalúrgicos.
[9] Carta de la Respetable Logia Capitular El Trabajo numero 235 dirigida al Gran Comendador Presidente del Supremo Consejo de Gran Oriente Nacional de España del 23 de diciembre de 1888.
[10] Op,cit, HIDALGO NIETO, Victoria. La Masonería en Asturias....Pp. 172, y FERRER BENIMELI, J.A. En su trabajo: Implantación de logias y distribución geográfico-histórica de la masonería española. «Masonería e la España del siglo XIX» 1987, pp.57-216. Indica que las logias asturianas bajo el GONE (Vizconde Ros) fueron con este numeral parte de dicha estructura, lo que no indica son las fechas): nº 32: Luz de Luarca, nº 39: El Trabajo; nº44: Juan González Río; nº 61: Amigos de la Naturaleza.

NOTA: Dentro de 15 días  La Logia El Trabajo,  y sus Altos Grados masónicos

Victor Guerra García

17 noviembre 2015

PRESENTACIÓN DEL LIBRO LOGIAS DEL GOdF EN ASTURIAS

presentación libro

El lunes 23 de noviembre  a las 20 horas en el Club de La Nueva España de Gijón (Sala Cultural de Cajastur Monte de Piedad )Plaza el Monte de Piedad nº2 esquina con la calle INstituro, y con entrada libre se presentaré un nuevo libo , en concreto una reedición de un libro editado ya en el 2004, al que se aportan algunos datos nuevos ue van desde las logia primera de 1850: Amigos de la Naturaleza y la Humanidad hasta la actual logia Rosario de Acuña, ambas dentro del Gran Oriente de Francia.

En la presentación haremos un repaso sobre el quehacer masónico gijonés, y a cuya presentación están todos invitados .

El libro se puede comprar  por internet en la Editorial MASONICA. 

Y quien desee hacerlo en librería estos libros y otros están disponibles en la LIbrería PARADISO de GIJÖN, amen de que en la presentación del dia 23 llevemos algunos libros para la firma de ejemplares.

presentación libro

Victor Guerra

17 julio 2015

LOGIAS DEL GRAN ORIENTE DE FRANCIA EN GIJÓN 1850-2004

Portada 1Portada 210002

Páginas: 160  Tamaño: 140 x 210 mm  Encuadernación: Rústica fresada; Tapa: con solapa;
ISBN: 978-84-944115-3-3   Depósito Legal: AS 00410-2015


Formato en papelPrecio con IVA: 11,99 € Formato digital - EPUB    Precio con IVA: 4,99 €
IVA aplicable solo en España y la UE

En el año 2004 cuando  cooperaba  en el levantamiento de columnas logiales en Gijón (Asturias) logia Rosario de Acuña  bajo los auspicios del Gran Oriente de Francia )GOdF), se culminó  este libro  que venía pergeñando desde hacia ya un tiempo desde que María Victoria Hidalgo, había desvelado los primero fustes sobre la existencia de logias  en Asturias a partir de  1850  las cuales trabajaban bajo os auspicios del Gran Oriente de Francia (GOdF).

Este libro conllevó un arduo trabajo para un incipiente historiador autodidacta, primero hacerse con toda la documentación masónica original depositada por el GOdF  en la Biblioteca Nacional de Paris, luego descifrar todo el entramado documental  con graves conflictos que atravesaban de lado a lado a las logias astures.

La primera logia Amigos de la Naturaleza y de la Humanidad (1850-1854) pronto se vino abajo por la persecución gubernativa que desplegó la Reinado de Isabel II   y cuya logia pese a todo llegó a tener 31 miembros, aunque algunos de sus miembros terminaron en galeras teniendo que acudir en su ayuda el Príncipe Murat a la sazón Gran Maestro del GOdF.

Años más tarde, y un poco antes que en Oviedo se levantó tras el gran naufragio de 1854, otra logia del mismo nombre Amigos de la Naturaleza y  Humanidad  (1871-1875) q1ue llegó a contar con  unos 34 miembros,  y cuyo taller atravesó pro grandes problemas internos debido al enfrentamiento del Venerable Maestro con el colegio de oficiales y algunos Maestros de la logia, la siguiente logia los Amigos de la Naturaleza y de la Humanidad  (1879-1888) ya no estará bajo la égida del GOdF, , que no volverá a tener un taller bajo sus auspicios hasta que en el años 2004 se levanta la logia Rosario de Acuña.

Este nuevo lapsus y la reintroducción del GOdF en España , viene de la mano de varios factores como la gran tensión interna de las estructuras obedienciales y logiales que se dan en la pequeña y revoltosa  masonería española, la falta de prospectiva de las obediencias liberales españolas que queriendo ser dignas representantes de los ideales y quehacer del Gran Oriente de Francia, fue incapaz de hacer un análisis serio sobre la situación de la masonería en general y de las logias en particular.

Ante tal carencia, y la inquietud de jóvenes masones que concebían el ejercicio masónico desde otros parámetros, y ante la cerrazones obedienciales, empezaron a mirra para otros posibles referentes, y ante la apertura de las puertas a nuevos proyectos obedienciales de condición extranjera, no hizo otra cosa que cooperar   a modo del Conde D. Julián a que se abrieran las puertas para que  esa posibilidad  pudiera ser una realidad como así sucedió, en Gijón una vez más, tras el fracaso de una nueva logia como  fue Amigos de la Naturaleza y la Humanidad  de la GLSE, la cual daría paso a la logia Indivisible, y al proyecto del GODF en España.

Realmente salvo en el siglo XVIII, la presencia del  Gran Oriente de Francia en España,  diríamos que fue más bien testimonial, a veces  a modo de compromiso, como bien podemos ver en las anexiones de las logias gijonesas a la gran estructura masónica francesa.

Este periplo fue contado en su día, a través del libro  EL Gran Oriente de Francia en Asturias. Las Logias gijonesas  1850-2004 editado por la Asociación Amigos de la Logia Rosario de Acuña, que solo funcionó para la edición de este libro , el cual pese a su gran tirada se fue agotando, puesto que el regalo para asistentes al acto del levantamiento de la logia Rosario de Acuña, y luego fue objeto-regalo en visitas y demás actos institucionales de la logia.


Han pasado los años, y era una necesidad volver a editar este nuevo libro, con algunas correcciones, y añadidos, aunque no se ha querido modificar en profundidad la estructura del libro, al cual se se le han añadido una nuevo Prólogo que viene firmado por el Hermanos Emilio Granda (Juliano) y un Epilogo o <Nota Bene Final> firmado por el francmasón Pedro Vila-Santos incardinado en el DH (Le Droit Humain), ambos dos Hermanos masones fueron juntos con quien esto firma miembro de la logia Rosario de Acuña, y por tanto testigos directos de aquel levantamiento y su posterior  quehacer  del cual tomaron distancia.

De todo esto trata esta nueva reedición que ha lanzado MASONICA.Es, y  como digo con algunos aportes y clarificaciones que constituye hoy por hoy el único documento que trata esa presencia que arranca en 1850 y hoy en 2014 aún permanece en tierras gijonesas.

Víctor Guerra MM.:.  Miembro de la Logia Progreso 1850 del DH


03 enero 2015

BALANCE DE TRABAJOS del 2014


Como ya he contado en Masonería Siglo XXI, el cansancio ha hecho mella en el numero de artículo y por tanto el numero de lectores ha bajado de forma considerable aunque este blog nunca ha estado en estadísticas extra orbitales sino en números discretos de lectores, pero eso sí muy pendientes de cuanto a lo que aquí se ha ido publicando

En cuanto al numero de lectores el contador nos sitúa en este años del 2014 en unos 9.850 visitas para un conjunto de 19 trabajos,

En el años anterior se habían publicado un total de 23 que supusieron la visita de 10.994 lectores. LO cual hace que Masonería en Asturias se mantengan en líneas parecidas de visitas y de trabajos a estos últimos tiempos.

Estadísticas del año 2014 con 19 trabajos publicados

image
Los 19 trabajos publicados han sido estos:
LA MASONERÏA EN LA TELEVISON DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS...
Y aquí les dejo con estas reseñas que espero les interesa.

Victor GUERRA

27 abril 2014

LA FRANCMASONERIA EN AVILES

10156083_563025563796012_3743033553124923432_n

Lo que son las cosas de la oportunidad y del querer, con relación a lo primero decir que hace años había la idea de traer a Asturias algún fondo del Museo de la Francmasonería del GODF  y se establecieron sólidos contactos para ello para poder contar con una actividad de proyección masónica más allá del trabajo interno de la logia, como podía ser una exposición de temas masónicos en la ciudad de Gijón.

Más tarde tuvo el honor de poder contar con algunos elementos para su exposición en Madrid  la logia Mozart  residente en dicho Oriente, federada al Gran Oriente de Francia   
Pero estaba claro que no era el momento para que aquella vieja idea pudiese conformarse,  y ha sido ahora con motivo del décimo aniversario de la logia  Rosario de Acuña del Gran Oriente de Francia, que tiene su sede en Gijón , cuando se ha considerado interesante reforzar a este taller con la posibilidad de contar con algunos fondos del Museo de la Francmasonería de París, y que compondrán la exposición de Franc-masonería. Un patrimonio para la historia, y que tendrá cabida en el Palacio de Valdecazarna entre el 9 y el 29 de Mayo del 2014.

Acto que contará con la apertura del excelente historiador Ludovic Marcos (GOdF) será a las 7,00 horas.

La entrada es gratuita.

[IMG_0001%255B10%255D.jpg]

Y el querer hace mudar muchas cosas, ya que en esta ocasión se trae a Avilés a dos Hermanas para un acto previo a la magna exposición de la Masonería  como es la presentación de un libro para el día 8  a las 19,30 horas que   realizará la autora Rosa Elvira Presmanes: La Masonería Femenina: en España, que vendrá acompañada de la Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de España: Teresa Alabernia,  cuya obediencia cuenta con una logia en Gijón: Estrella del Norte.

Esperemos que al menos haya más presencia de "hermanos" que la vez anterior que era la presentación de la GLFE por ambas dos Hermanas,  y cuya ausencia de masones astures fue más que notable.

Enlace sobre el acto de presentación en mayo del 2010:

  • http://www.victorguerra.net/2010/05/la-gran-logia-femenina-de-espana-en.html 
Enlace sobre la reseña del libro de Rosa Elvira Presmanes

07 febrero 2014

La masonería (asturiana) busca hermanos

clip_image002
V.:.M.:. de la Logia Progreso 1850 del  Derecho Humano.

Hace unas semanas en la edición de ASTURIAS 24  se ha editado este artículo de Fernando Romero que referenciamos en su extenso contenido. Como todo artículo tiene cosas apara matizar y explicar, pues no siempre se consigue recoger de forma certera lo que los masones quieren transmitir. Como que unos están más a la izquierda que otros, u sean grados más altos, o los basamentos sean unos u otros.
En todo caso aquí dejo  el artículo para la lectura:

VG
“El Principado cuenta con cuatro logias masónicas en Oviedo y Gijón, tres de ellas progresistas y una, que sigue el rito inglés” 
  • Foto de PABLO LORENZANA
  • Texto de : Fernando Romero @luchayescribe
La masonería es un fenómeno que crece en Asturias paralelamente al desencanto generalizado hacia partidos y sindicatos y asociaciones de corte convencional. No son una secta secreta. No ocultan su rostro tras un capirote, no conspiran. No hacen ritos satánicos. No son los dueños del poder a la sombra. Nada de ello dicen hacer los masones (los albañiles) o francmasones (albañiles libres), que viene a ser lo mismo. Y es que durante siglos, los del mazo y el cincel han sido perseguidos, etiquetados y temidos por gobiernos de todo tipo y ese sello histórico les ha hecho ser discretos y casi semiclandestinos aunque, poco a poco, aseguran, se van quitando de encima la pesada leyenda negra que les persiguió.

En Asturias son cuatro las logias que conviven y que buscan “mejorar a la humanidad”. Están integradas por unos 60 “hermanos”. Tres de ellas, la Gran Logia Femenina España:  Estrella del Norte, Gran Oriente de Francia: logia Rosario Acuña (ambas de Gijón) y Derecho Hermano: Logia Progreso (Oviedo), son progresistas o de tendencia liberal, aunque existe en Gijón otra “obediencia”, la Gran Logia de España con la Logia Jovellanos, que sigue la filosofía británica y es más conservadora, ya que no acepta mujeres ni ateos y mantiene la biblia abierta en sus ritos, además de invocar al “Gran Arquitecto del Mundo”.

Estas diferencias provienen de una “escisión” histórica entre la Gran Logia Unida de Inglaterra, considerada como logia “regular” y el Gran Oriente de Francia, de tendencia liberal. De esta segunda surgió otra más a la izquierda llamada Derecho Humano. La diferencia es que las logias regulares exigen “creer en algo divino” y la francesa permite la presencia de ateos.

ASTURIAS Y LOS MASONES
En Asturias la masonería siempre tuvo buena acogida. A ella pertenecieron ilustres hombres del pasado astur como Melquiades Álvarez, Maldonado o el diputado liberal Agustín Argüelles e incluso un antepasado de Álvarez-Cascos.

Conceptos abstractos, símbolos, vestuario propio, herramientas de albañil, metáforas… abundan en el lenguaje masónico, como una herencia del idealismo neoclásico del siglo XVIII del que son hijos, aunque dicen hundir sus raíces en la misma Edad Media y en el Antiguo Testamento.

Pedro José Vila es el masón de mayor grado de Asturias (14) y “vigilante” de la Logia Progreso y niega que los masones se oculten o que formen un gran lobby mundial con el objetivo de gobernar el mundo. “De hecho hay poca vinculación entre las distintas logias ya que cada una va a lo suyo, aunque hay lo que se llama un Espacio Masónico de España y cada dos años trabajan en común y abordan la situación social del país”. Su grupo forma parte de Derecho Humano (DH) que es la obediencia decana de la masonería en España y que existía antes de que Franco, un masón frustrado al que no se le admitió entrar, acabara con todas.

La logia Progreso, presidida por Iván Fernández González, su “Venerable Maestro”, se creó hace 8 años a partir de un grupo de gallegos trasladados a Oviedo y está constituida por “hermanos” de diversa condición social: jubilados, obreros, profesores, abogados, médicos, aunque el “taller” (el espacio de reunión y vida de la logia) está constituido sobretodo por docentes. Son unos 18 y han ido creciendo en los últimos años.

Y aunque, dice Vila, “entra casi todo el mundo que lo solicita”, el proceso de ingreso es complejo: primero se vota la solicitud, luego se le realizan al neófito tres entrevistas con tres maestros y hacen un informe con tres conclusiones y se vuelve a votar. Posteriormente llega el pase “bajo venda” en donde el postulante, con los ojos vendados, responde a preguntas en el taller relacionadas con sus entrevistas. Todavía queda una última votación final.

“Nosotros lo que buscamos son personas libres y de buenas costumbres, es decir que sean honestas”. Una vez dentro  se pasa por tres etapas: aprendiz, compañero y maestro. Pero además hay una gran cantidad de especialidades que desempeñan los hermanos y que también les sitúan en uno u otro puesto jerárquico. El que preside el taller es el Venerable Maestro, aunque sus mandatos son de dos años. Luego están el primer y segundo vigilante, que se dedican a instruir a los nuevos, el secretario, el orador, que interpreta los reglamentos, el gran experto, encargado de la ceremonia, el hospitalario, cuyo cometido es mantener la fraternidad del taller y otros.

Según explica Pedro Vila es una gran hermandad en donde se ayudan unos a otros, hasta incluso económicamente (si hay recursos para ello) porque alguien esté pasando una mala racha o incluso en la enfermedad. “De ahí parte el concepto de fraternidad, que no es lo mismo que amistad”, añade.

ROSARIO ACUÑA Y EL GRAN ORIENTE
La logia Rosario Acuña pertenece al Gran Oriente de Francia y su  Venerable Maestro no puede darse a conocer por petición personal, explica su portavoz Ricardo Fernández: “es lógico porque todavía hay masones que tienen problemas por serlo. Yo mismo, que soy abogado, cuando un procurador mayor se enteró de mi condición de masón, dejó de hablarme”. 

Esta logia gijonesa nace en el año 2004 y tiene 28 miembros y una gran actividad social y pública. Han realizado debates sobre la situación económica, el derecho a la muerte digna y ciclos de cine. También hacen lo que se llaman “tenidas blancas” en donde admiten la presencia de no masones y en donde explican lo que es la masonería y sus aportaciones a la historia. En estas charlas han participado desde la ex-alcaldesa Paz Fernández Felgueroso, el historiador Juan Pocuelo hasta la abogada Charo Hevia, entre otros. En 2007 consiguieron que acudiera a Gijón el gran maestro del Gran Oriente, Jean Michelle Quillardet.

La Rosario Acuña tiene una tendencia ideológica “constitucionalista y laica” y buscan la “convivencia democrática” y aunque reconocen la importancia de la logia ovetense Progreso, “el corazón de la masonería asturiana está en Gijón, en donde hay tres logias”. La Rosario Acuña es heredera de Amigos de la Naturaleza y la Humanidad, logia del Gran Oriente de Francia que se constituyó en Gijón en 1850 y que fue la primera logia asturiana. Ha tenido un crecimiento importante ya que en diez años ha multiplicado por cinco el número de miembros “a pesar de que la situación económica afecta mucho al asociacionismo en general”.

En las logias conviven diversas ideologías. En la de Progreso el espectro abarca desde posiciones de centro político hasta anarquistas y aunque, en principio las logias deben admitir a cualquier persona sin discriminación política, lo cierto es que “a algunos no se les admite, en concreto a los maltratadores, homófobos, xenófobos, machistas, organizaciones políticas que persiguen la dictadura… de hecho una persona que fue condenada por maltrato fue expulsada de la logia”.

Ricardo Fernández explica que en su logia no se da el elitismo “somos una obediencia mixta, de hombres y mujeres y no se exige un perfil, solo que tengan un compromiso con la democracia e interés en aprender y debatir y ser tolerantes”.

PODER POLÍTICO
Se dijo que la masonería extendía sus tentáculos sobre el poder político y económico. Esta afirmación, según Pedro Vila,  “ha sido propalada por la extrema derecha como muestra de la incultura de este país que se creyó la conjura judeomasónica que se inventó Franco. Entonces no podíamos estar en la calle ni en las redes sociales como ahora para defendernos. Por desgracia no tenemos ninguna influencia sobre el poder aunque nos gustaría influir con nuestra filosofía”.

Como vestuario utilizan el mandil y guantes blancos, salvo los maestros cuyos mandiles van ribeteados en rojo. Utilizan además en sus “trabajos” y de manera simbólica, las diferentes herramientas clásicas de los albañiles. Los trabajos son llamados “planchas” o “trazados” y pueden ser simbólicos, filosóficos o sociales. En las “tenidas” (se hacen dos al mes) que son las reuniones del taller, “no discutimos. Hablamos a partir de una idea y se va aportando” explica Vila. Por su parte Ricardo Fernández, portavoz de la logia Rosario Acuña de Gijón, añade que el método se basa en la “inteligencia de la contradicción”, en el sentido de que a partir de dos posiciones encontradas cada uno de los que escucha va sacando su propia conclusión. En el fondo, explican, se trata de aprender a escuchar.

RITO INICIÁTICO
Hay un gran interés en la masonería por lo simbólico y los ritos iniciáticos, de tal manera que cuando alguien se hace masón “aunque se marche de la logia será masón para toda la vida” asegura Vila, que lo compara con el bautismo cristiano. Sin embargo no abundan los católicos en las logias asturianas, aunque los hay. 

Esos ritos no son iguales en todas las logias. Así la de Oviedo se rige por el llamado “rito escocés antiguo y aceptado” que permite la existencia de 33 grados. El otro rito es el francés, que usa la Rosario Acuña. Sus diferencias son menores, en las posturas, en las palabras, en el vestuario… porque “el rito no es más que una herramienta para trabajar que busca que el hermano se relaje para poder hacer bien el camino, que no es más que pulir la piedra bruta, es decir el mejoramiento personal para llegar a una sociedad igualitaria, libre y fraterna.”

En las “tenidas” de taller los aprendices no pueden hablar durante el primer año para que aprendan a escuchar. En la logia Rosario Acuña trabajan por su parte con el Rito Francés de tres grados: aprendiz, compañero y maestro “y aquí no vale más un voto que otro. Aunque el que es maestro, si quiere, puede subir cinco grados más por medio de los llamados Capítulos. En esta logia hay algún personaje conocido en Asturias, como  Paulino Lorences, propietario del restaurante Chigrin de Malleza.

La filosofía masónica es bastante común entre todas las logias, aunque con matices. Y nace fundamentalmente del lema de la Revolución Francesa:  “Libertad, Igualdad y Fraternidad”. El masón tiene que creer en esos tres conceptos y ponerlos en práctica. Todas las logias cada año hacen un trabajo de tipo social y cada cinco años hay una asamblea general. Se han hecho trabajos sobre la esclavitud en el siglo XXI, comunicados de apoyo a lo público, reivindicaciones de la enseñanza laica, denuncias contra la corrupción, etc.

ANTIGUO TESTAMENTO
El origen y la fuente de toda la masonería, explica Pedro Vila, es el Antiguo Testamento y la Edad Media. Los dos primeros grados beben de la Edad Media y de sus canteros. El tercer grado nace con la “leyenda del tercer grado” y el resto, de otras leyendas de la Biblia, aunque interpretadas desde cualquier óptica, porque para los masones la Biblia no es un libro religioso sino de sabiduría. Sólo a partir del cuarto grado se superan las leyendas y se inician en la filosofía, cuyos maestros en este caso varían, aunque en Oviedo su principal referente es Kant.

Dos masones que no se conozcan pueden identificarse por diversos toques de mano al saludarse, explica Vila, aunque es algo que está cayendo en desuso. Ahora disponen de un “pasaporte masónico” y diplomas de grado que se expiden en Francia. Además cada Logia cuenta con su logotipo.

@Texto de  Fernando Romero @luchayescribe

03 enero 2014

LA REPRESION SOBRE LA MASONERÏA EN ASTURIAS (2 entrega)

Pasadas las fiestas, volvemos a los trabajos de historia, y tras ello seguimos con la serie de aportaciones, en este caso con la 2ª parte de una ponencia que se presentó en el  V Encuentro de Investigadores del Franquismo,  allá por el año 2003 en la Universidad de Castilla La Mancha.
Aquí tenemos la continuación:

.- Numero de Logias y Masones fichados, y la diversidad de los expedientes que se hallan en Asturias

La masonería asturiana durante la época que va desde 1912 a 1938 estaba constituida por los siguientes talleres: Logias y Triángulos en Asturias en el siglo XX[1].
GIJON :
  • Ø Triángulo la Amese n0 68; 1911 (GOE)[2]
  • Ø Logia Jovellanos n0 337-1912(GOE)[3]
  • Ø Logia Jovellanos n10; 1924- 1936 (GOE)
  • Ø Logia Riego n 02; 1923. (GOE)
  • Ø Logia Astúrica n ª 27; 1925 [4] (GLE)
  • Ø Logia López del Villar, n0 14; 1933 (GOE)[5]
  • Ø Capitulo Rosacruz Alberto de Lera n0 78, 1933 (Gr. Consejo del Grado 33º )
  • Ø Triángulo Evaristo S. Miguel de Jove, 1923, (GOE)[6]
  • Ø Gran Logia Regional del Noroeste ( elemento Coordinador) (GOE)
AVILES:
  • Ø Triángulo José Rizal nº 13, 1934 (GOE)
GRANDAS DE SALIME:
  • Ø Logia Amor y Trabajo n0 10 (GOE)
OVIEDO:
  • Ø Logia Argüelles nº 3; 1931-1936 (GOE)
TURON :
  • Ø Triángulo J.Costa nº 5,1928 (GOE)[7]
NAVA:
  • Ø Triángulo Ferrer nº 2, 1924, (GOE)

Tal y como se puede ver por el cuadro de logias y las notas adjuntas, cuando las fuerzas de represión de la masonería entraron en la sede de la Gran Logia Regional del Noroeste, en la calle de la Playa, poca cosa había, aparte del mobiliario y la biblioteca, puesto que desde 1934 los distintos cuerpos masónicos venían advirtiendo de la situación peligrosa que se venía dando con relación a la masonería. Tal es así, que en 1934 se declara incompatible la masonería con la filiación al Partido Liberal Demócrata de Melquíades Álvarez, y todo aquel que no se diera de baja del partido, era expulsado automáticamente de las logias.

De ahí que previendo, ya en las últimas horas el asalto a la sede, los mismos masones queman parte de sus archivos documentales, cuyos restos ya en ceniza encuentran los organismos encargados del control de los cuerpos masónicos.

Aún así, el Tribunal Especial consigue abundante documentación y abre un expediente por cada logia, capítulo o triángulo, bien sea del siglo XIX o del siglo XX, siendo la parte más importante y abultada la relativa a los miembros masones cuya filiación era conseguida entre otros medios, por medio de las retractaciones a las que estaban obligados los miembros de la masonería encausados, y otra fuente importante de datos eran las bases documentales correspondientes a las instituciones masónicas que ocupan tres legajos de la serie “A” de la Sección Especial del Archivo de Salamanca, siendo como decimos más abundante la correspondiente a los expedientes personales, que contienen abundante material original desgajado de la Pieza Documental de la Causa General 155 de Asturias y Galicia.

Dichos expedientes personales constituyen piezas importantes para el trabajo de investigación aunque tienen muy distinta factura, y son fruto de las documentaciones incautadas en las logias: relaciones de miembros, entresaca de datos de cartas, planchas[8], y demás…Aunque hay expedientes que por la personalidad del encausado pudiera pensarse en un primer momento que serían importantes, como los casos de José Maldonado (último presidente de la República Española en le exilio) , o de Juan Pablo García abogado y grado 33 en el exilio, que luego cuando uno lega a ellos comprueba que apenas si rebasan las tres hojas.

Y por supuesto su contenido varía en función de haber sido juzgado por el Tribunal de la Represión, pues toda la pieza indagatoria pasaba a engrosar el expediente personal, foliándose el expediente y confeccionándose un índice de los mismos.

El contenido de dichos expedientes está compuesto en su mayoría por documentos masónicos: certificados de grado, planchas y trabajos leídos en logia, y todo tipo de documentos oficiales de las propias logias, o que se cruzaron en un determinado memento con otros talleres masónicos. También existen fichas de filiación y diplomas de las instituciones masónicas, de muy diversa confección y tamaño.

Luego estarían las fichas de la Sección Especial, que en ellas se recogen los datos del masón, su grado, nombre simbólico, su logia de pertenencia y los cargos en el taller. Es de gran utilidad la ficha denominada “masonería” en la cual se condensaba todo el expediente masónico y se agregaban otro tipo de anotaciones.

El expediente se iba engrosando con los oficios adecuados que enviaba cada organismo implicado en la búsqueda o proporción de datos, y en algunos casos, se incluye también el informe de Vocal Ponente de la Causa 155 y la sentencia a la que había sido condenado el supuesto masón.

Estos expedientes también fueron abiertos a personas que no tuvieron relación directa con la masonería, pero que debido a determinadas cuestiones, sus antecedentes fueron pedidos a la Sección Especial. Estos expedientes componen hoy 504 legajos y son denominados “expedientes negativos”, cuyo contenido es muy escaso, refiriéndose en la mayoría de los casos a los oficios de petición y comunicación de ausencia de datos.

En cuanto a los expedientes que se abrieron en Asturias tenemos por un lado los expedientes personales a los masones, los abiertos a rotarios, los correspondientes a los miembros de la Liga de los Derechos del Hombre, y finalmente los dedicados a los miembros de las organizaciones teosóficas. En general muy desiguales, todos ellos, en cuanto a sus contenidos y estructuración.

La parte más substancial de este gran volumen documental, lo componen los expedientes personales masónicos, que constituyen un monto de 223 expedientes personales relacionados con los masones del siglo XIX, que apenas sí contienen más allá de una simple ficha con los datos del filiado, la logia a la que había pertenecido, y el grado alcanzado y el cargo. En estos expedientes se encuentran mezclados los correspondientes a los masones asturianos emigrantes en ultramar, preferentemente Cuba y Puerto Rico). Anotar demás que la mayoría de esos masones cuando se les abrió expediente habían muerto.

Luego hay otro gran volumen de expedientes que suman unos 723, correspondientes a los masones que estuvieron en las logias asturianas, o qué eran asturianos y estaban en las logias de ultramar, y que en algún momento tuvieron contacto con los cuerpos masónicos españoles o asturianos y en los cuales manifestaban su origen o ascendencia asturiana. Dichos expedientes corresponden al período de pertenencia que va desde 1912 a 1938.

Hay que tener en cuenta, que existe una cantidad aún sin cuantificar de masones asturianos adscritos a logias de fuera de la región que tienen expediente abierto, pero por la razón que fuera, no forman parte de este base documental asturiana.

El régimen también abrió expedientes contra otras corrientes de pensamiento o Instituciones, ese es el motivo por el cual se encuentra un legajo dedicado a los expedientes personales de la Liga de los Derechos del Hombre. Una base documental que solo abarca a 11 personas entre las que se encuentra Clara Campoamor o Camilo Barcia Trelles, que no eran masones, aunque fueran considerados por los franquistas como filomasones. Estos expedientes contienen diversos recortes de prensa y noticias extraídas de los boletines de la liga. También cuenta con carnés de identidad y material informativo.

La represión llegó, como no podía ser menos, a las corrientes teosóficas que en Asturias tuvieron una instalación muy tardía y que llegarían a contar en la región con dos organizaciones el “Rama Gijón” de la Sociedad Teosófica Española y “Rama Asturias” de la Orden de la Estrella de Oriente. En total se abrieron unos 44 expedientes persónales de teósofo, aunque no contienen apenas información, puesto que solo recogen la ficha que abrió la Comisaría General de Información de aquellos que eran suscriptores de la revista “Las Dominicales del Libre Pensamiento” y poco más.

Por último tenemos los expedientes personales de los rotarios que también fueron fichados por la Delegación de Servicios Especiales, que llega a los 59 expedientes, que contienen la correspondiente ficha con el ingreso o nombramientos de los que eran objeto algunos de los rotarios, también existen en estos expedientes documentación original del club rotario, cartas personales, diarios de actas, etc.

Este club gijonés de rotarios que fue fundado en enero de 1927, y llama la atención de que fuera también fruto de apertura de sumarios por cuanto a que fueron abiertos en general a personas simpatizantes, ya desde muy antiguo de los movimientos de la derecha. Incluso se cuenta con algún expediente abierto a rotarios que eran miembros de Falange, como fue el caso de Joaquín A. Bonet, los hermanos Paquet, el Cónsul inglés Arthur Lovelace o el Jefe de la Falange gijonesa Enrique Cangas.

.- Las penas y condenas.
Otro volumen informativo que da cuenta de la densidad de la represión en Asturias, que en algunos rasgos es parecida a la del resto de España, es el núcleo del fondo documental del Tribunal de la Represión de la Masonería, constituido por los Sumarios en que fueron inculpados los distintos masones. En el caso de Asturias y Galicia, corresponde a la Causa General 155/1937, en la que podemos comprobar parte del volumen de las sentencias y su gravedad.
Documentación en parte poco accesible, como nos cuenta Marcelino Laruelo que investigó la represión en Asturias, mediante los Consejos de Guerra celebrados en Gijón en 1937, a los cuales les dedica un capítulo titulado: Breve digresión sobre obstrucciones y dificultades,[9] que arroja una idea de las dificultades que entraña trabajar dichos documentos.

En dicha documentación se halla además de una abundante retahíla de documentos oficiales: requisitorias, providencias, dictámenes, las declaraciones de los encausados, las abjuraciones y retractaciones y descargo de los encartados, que son un amplio bagaje para conocer a fondo la estructura mental y sociológica de los miembros de la sociabilidad masónica que apresó el régimen, y como no, en el expediente también está la sentencia, aunque no siempre.

Además de estos sumarios, existen los libros de sesiones que van desde 1941 hasta 1953, y los libros de sentencias que van desde 1941 a 1958.

En abril de 1942 comenzó a funcionar el Servicio de Ejecutorias, que sustituía a los juzgados, que eran a hasta ese momento los encargados del seguimiento de la ejecución de la sentencia y que va a producir una nueva tanda de documentos, que hoy conforma un interesante caudal informativo para el investigador, un ejemplo de ello es la relación efectuada en 1952 de los condenados a, penas de libertad y confinamiento, con los nombres y resumen estadístico.

Los masones asturianos que no militaban abiertamente en los partidos republicanos, socialistas o en las organizaciones anarquistas, porque se consideraban “gente de orden” -algunos muchos de ellos melquiadistas-, y que se quedaron en la región, o bien aquellos otros que no llegaron a tiempo a los medios de evacuación, o sus condicionantes familiares y profesionales les impidieron la huida hacia el exilio, aunque es posible que también algunos de ellos se equivocaran a la hora de afectar el análisis de su situación y la posibilidad de reacción del sistema franquista sobre sus membresías, y no contaron con la fobia del sistema que recargó sobre estos “hombres de orden”, como alguno se titulaba en su retractación, todo el peso, no solo, de la ley sino toda la inquina que el Régimen pudo generar.

No parece nadie que les hubiera prevenido sobre la importancia y trascendencia de su opción, ya que por tan solo, por el hecho de ser miembros de la masonería, pese a las retractaciones y abjuraciones, les podía venir encima una pena mínima de entre 6 a 30 años y un día de Reclusión Menor o Mayor, y accesorias de inhabilitación absoluta en todas las condenas.

Hay que tener en cuenta, que la ley de marzo de 1940 sobre la Represión de la Masonería y Comunismo, contemplaba como agravantes dentro de la calificación masónica:

El haber obtenido alguno de los grados de 18 al 33º, ambos inclusive, el haber tomado parte en las asambleas de la asociación masónica internacional y similares o en las asambleas nacionales del Gran Oriente Español, o de la Gran Logia española o de otras cualesquiera organizaciones masónicas, o haber desempeñado otro cargo o comisión que acredite una especial confianza de la secta hacia la persona que la recibió”[10].

Es más, en el artículo séptimo de dicha ley, se contemplaba que aquellos que hubieran pertenecido a la masonería en tiempos anteriores a su promulgación, estaban obligados a formular ante el Gobierno una “declaración retractación”.

De nada les sirvió a los masones que se quedaron en Asturias tales cuestiones, pues son escasas las condenas absolutorias, y en el caso de algunas que se han producido, corresponden a los llamados “masones arribistas[11]. Masones que utilizaron todo tipo de estrategias para salvarse y ponerse a bien con el régimen, aunque para ello hubieran de delatar a otros compañeros presentes en la región.

La estrategia del resto de los masones que eran llamados a declarar solían inculpar casi siempre a compañeros fallecidos, o que sabían de antemano que estaban a salvo o que ya estaban condenados por tal delito.

Entre estos arribistas se pueden citar al farmacéutico Mata Cubría, o a Luis Cifuentes que aduce “que abandonó la secta por ridícula y grotesca, y que cotizó a Falange desde febrero de 1936”.Un proceso también de estas características fue el de Luis Pérez y Pérez, que recobró su puesto de Juez Municipal concedido por Martínez Anido, tras una intensa retractación, búsqueda de avales, y cono no, la delación de otros masones sitos en la ciudad.

Por otro lado tenemos en los expedientes asturianos decenas de condenas, que estando presentes o huidos al extranjero, eran igualmente condenados, entre éstos últimos tenemos el caso de Juan Pablo García, abogado socialista, miembro de los Tribunales Populares que por el hecho ser masón era condenado a la pena de 12 años de reclusión menor e inhabilitación absoluta.

En general nos falta un estudio estadístico del número de condenas a las que fueron sometidos los masones asturianos, así como la gravedad de ésta. En cuanto a las penas de muerte, o eliminación física, aunque nos falta como antes se comentaba un estudio con profundidad, podemos decir que la pronta presencia del ejército hizo que éstas no se produjeran de una forma masiva, al menos entre los miembros de la masonería.

Puesto que hay datos muy contradictorios, tanto es así que un documento titulado: “El gobierno del General Franco es responsable del delito de Genocidio contra los masones españoles” en el cual se van dando ciertas referencias a los asesinados durante la Guerra Civil con referencia Asturias, se indica que fueron asesinados de un tal Soriano, Comandante de Infantería, y veinticinco masones más. Sin que se aporten más precisiones, y con mucha dificultad para poder aquí contratar dicha cifra, que creo no se corresponde con la realidad, al menos con el período aquí estudiado.[12]

Hay constancia de la eliminación por el bando republicano del notorio masón Mariano Merediz Díaz Parreño que en 1928 ya no estaba en masonería y que además había sido abogado defensor de anarquistas, pero que terminó al igual que el viejo Bernardo Rionda, masón del siglo XIX, fusilados ambos en una de las “sacas”, concretamente en la del día 14 de agosto de 1936 en el cementerio de Jove [13].

Si nos pasamos al campo faccioso, tenemos constancia de la eliminación del industrial masón Mauro Álvarez Estrada, iniciado el 30 de abril de 1926,en la logia Jovellanos, y que tras ser detenido en su domicilio de Bárcena (Concejo de Quirós) en noviembre de 1937, siendo conducido a la cárcel de Grado, se le bajó del camión en la zona de La Muela (Quirós), y allí quedo tendido al lado de la carretera junto a otros tres vecinos. Su nombre vuelve a sonar de nuevo más tarde, puesto que aparece en una carta que la Gran Logia Regional del Noroeste le envía al presidente José Giral, para que mire si puede ser intercambiado por prisioneros fascistas. Es evidente que la carta llegaba tarde[14].

Quien por ejemplo pagó con su vida la militancia en masonería de su progenitor fue Germán de la Cerra y Lamuño, letrado del Tribunal Popular que fue fusilado en el Paredón del Sucu (Cementerio de Ceares) en diciembre de 1937, y que le escribía en estos términos a su mujer “Está claro que hoy se persigue a la masonería, idea idiota, contra la que yo he estado siempre, pues varias veces se me pidió que ingresara en ella y me negué” [15].

Cuestión casi idéntica, es la que es la que acontece con Leopoldo Alas García-Argüelles, Rector de la Universidad de Oviedo, miembro de Izquierda Republicana, e hijo de Leopoldo Alas “Clarín”.

A Leopoldo se le vincula a la logia ovetense Argüelles, sin que aparezca contrastado su nombre en un cuadro lógico alguno o en algún boletín del GOE o de la GLE, sin haberse constatado o su afiliación masónica, Leopoldo Alas, terminó fusilado eel 20 de octubre de 1937.


[1] Este estudio sólo alcanza hasta 1938. Hay pues una historia pendiente de desarrollar como es la masonería en el exilio, hay que tener en cuanta que hubo talleres que se refundieron y otros simplemente desaparecieron.

[2] Este triángulo dio paso a la logia Jovellanos nº 337.

[3] Esta logia pasaría más tarde a redifinirse como “Jovellanos” nº 1 cuando el Gran Oriente Español, pasa constituirse como un conglomerado federal de Grandes Logias Regionales.

[4] La noticia de la creación de este triángulo no está clara, se da como fecha de levantamiento de columnas 1925, puesto que así se recoge en el Boletín de la Gran Logia Española, de Marzo de 1925.
[5] Esta logia fue de las que pervivieron hasta los últimos meses, aunque hubo de refundirse con la Jovellanos nº1 y la logia Argüelles de Oviedo.
[6] Taller desaparecido durante la Dictadura de Primo Rivera.
[7] Taller que fue desbaratado en Octubre del 34, al ser acusados algunos de sus miembros de auxiliar a la Revolución de Octubre del 34 y estar presuntamente implicados en la muerte de varios religiosos.
[8] Trabajos que leen los masones en la logia, también llamados trabajos de arquitectura.
[9] Marcelino LARUELO ROA: La libertad es un bien muy preciado (Consejos de Guerra celebrados en Gijón y Camposantos por el ejército nacionalista al ocupar Asturias en 1937. testimonios u Condenas. Gijón 1999.
[10] Ley de Represión de la Masonería y el Comunismo de 1 de Marzo de 1940Boletín Oficial del Estado nº 62.
[11] Víctor GUERRA, Aproximación a la masonería gijonesa del siglo XIX y XX, (Premio de investigación Rosario de Acuña. Ateneo Obrero de Gijón 2000.
[12] AHPA. Archivo de José Maldonado..
[13] Pedro Luis ALONSO GARCÍA, Los comienzo de la Guerra en Gijón, de las “sacas de prisioneros al Tribunal Popular” Folletos del Ateneo. Cuadernos de Historia. Nº XIV noviembre de 1997.
[14] VV.AA. Diarios: La Nueva España, 1 de Junio del 2003, y La Voz de Asturias de 1 de junio del 2003.
[15] ATENEO OBRERO DE GIJON. Germán de la Cerra Lamuño. Gijón 1991.

Estudio propiedad de @ VICTOR GUERRA. MM.:.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...