Mostrando entradas con la etiqueta Obediencias masónicas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Obediencias masónicas. Mostrar todas las entradas

19 febrero 2012

El GRAN ORIENTE de FRANCIA en ASTURIAS (3ª Entrega)




2º CUADRO LOGICO (Marzo 1852)

En este segundo cuadro lógico que se envía a la sede del Gran Oriente de Francia en París, con el sello de la divisa de: Pensar bien, Decir bien y Hacer bien, y como no, significando que trabajan bajo el Gran Oriente de Francia, vemos que el taller ha crecido, pues ya estamos en 28 hermanos, o sea catorce más, entre los que vemos que se suman más recursos humanos de procedencia extranjera, todos ellos llegan a la logia entre 14 de septiembre 1851 y enero de 1852. Tres en septiembre, cuatro en octubre, tres en noviembre, tres en diciembre, y uno en enero.
Algunos de las incorporaciones son:

Georges Crinner. La llegada de esta familia, a nuestras tierras, procedentes de Rive-de –Gier, se sitúa en 1815. Aunque Georges es originario de Melón, Departamento de Siene- Marne (Francia) donde nació el 21 enero 1817, como indica el cuadro lógico de la logia fecha en la que se registra la existencia de su esposa Benita Pagais, que viene con varios hijos de la mano: Antonio, María y Francisco, hijos de Crinner, operario del vidrio y que figura con cuarenta y nueve años en 1886, año en el que fallece. Jorge o Georges Crinner, se inicia en esta primera formación masónica asentada en los valles de Gijón, y va a desempeñar el grado de Orador en el curso masónico de 1852–53, pasando al de 2º Vigilante en el curso de 1853-54. En la formación de Amigos de la Naturaleza y Humanidad (1871-1875), los Crinner se van a constituir en todo un poder masónico, puesto que toda la rama masculina de la familia trabajará de pleno en la logia , y en ella ocuparan los máximos cargos de responsabilidad, (Georges) desempeñará los cargos de 1º Vigilante (1872), y 2º Vigilante (1874-75).


Florian Bresson: tiene el grado de Compañero (2º) y es afiliado en 1851 en la logia. Es hijo de Jorge Bresson cuya presencia en las fábricas de vidrio de La Coruña está documentada en 1845. Florian nació en 9 febrero de 1810 en Goucheanus.

La familia Bronner: parece estar compuesta por Claudio, estudiante natural de Lyon y con catorce años de residencia en Gijón, en esos momentos del censo tenía 16 años. Fanny, modista, nacida en Turín, casada y con 38 años y también con 14 años de estancia; luego estaban Rosalía de 17 años y, Gertrudis de 11 años las cuales ya habían nacido en Gijón y que presumiblemente eran familiar del resto de la saga Bronner. Como vemos por los lugares de nacimiento la movilidad que tenían estos artesanos u obreros especializados era importante.

El patriarca François Bronner era natural de Creusot, (Francia) donde nació un 21 de febrero de 1822, llevaba establecido en Gijón casi la mitad de su vida cuando participaba en la logia con cuarenta y dos años. Ocupaba en esta primera formación masónica el importante cargo de Orador que es uno de los cinco dignatarios dentro de la logia, y representa la “Palabra y la Ley” y por tanto es el que puede corregir al Venerable[1] en el ejercicio de sus funciones.

Al tenor de lo expuesto queda claro que François tenía un sugestivo conocimiento masónico, que le lleva a ocupar ese importante puesto y que volverá a demostrar, tras casi diecisiete años de silencio, al formarse la segunda formación masónica en Gijón Los Amigos de la Naturaleza y Humanidad, en la cual se convertirá en su Venerable en 1872.

Quien posiblemente fuera su hermano de sangre: Georges Antonie, había nacido en la zona Friburgo (Suiza), el 4 de enero de 1813[2], y va acompañarle en la primera logia gijonesa, con el cargo de 2º Vigilante, que es quien se ocupa de los Aprendices (1º).
En logia los aprendices ocuparan la columna que les corresponde que es el Norte, lugar donde recibirán el salario y está presidida dicha columna por el fuste Boaz[3], que en las logias simbólicas que trabajan en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAA)[4], es de orden dórico, aunque en el Rito Francés hay una invesión de columnas y por tanto la de los Aprendices masones de este rito la presidirá la columna Jaquin[5], que, hay que tener en cuenta que dicho taller es muy posible que tuviera asimilado el poder trabajar en los dos ritos mencionados.

 Antonio Crinner, nacido en Rive de Gier (Departamento del Loira), el 11 marzo de 1842. Era un louweton de la primera logia, que aparece con 27 años en los censo de extranjeros gijoneses y se le da como casado con Elisa Walter, francesa de 21 años y con 4 años de residencia, en esa fecha tenían tres retoños: Celestina, Margarita y Augusta, esta última de 21 meses. Es presentado para su iniciación en la segunda logia, un 18 de agosto de 1872, y su hermano François Crinner, nacido al igual que el anterior en la zona del Loira, el 31 de julio de 1838, va a seguir la trayectoria de su padre al trabajar como afamado vidrieros. Desempeñaría su labor masónica en la segunda experiencia francesa en Asturias donde va a ocupar el cargo de Venerable durante los cursos del 1873-1875.

En la siguiente formación que se da en Asturias entre 1879-1886 (Amigos de la Naturaleza y de la Humanidad), Georges aparece como Venerable de Honor. Francisco como Orador Adjunto, y Antonio como 1º Vigilante. En uno de los cuadros lógico sin fecha nos indica al respecto de “Jorge Criner” los siguientes datos: el simbólico que utilizaba era el Brabat y su grado era el 18º, Caballero Rosacruz, En una anotación marginal del cuadro lógico nos indica que tenía Plancha de Quite[6].
La saga se extingue en esta última formación masónica de inspiración francesa, puesto que en Amigos de la Humanidad de 1889, ya no encontramos a ninguno de los Crinner en activo.

 Louis Lambolley. Natural de Rouchaed (Hautre–Saone). Este francmasón es uno de los fieles representantes de la masonería asturiana, sus oficios como maestro facultativo en la artes de alfarería y carpintería le valen para ser contratado en agosto de 1884por René Séllier a la sazón director de la fábrica de vidrio de Avilés para fabricar los crisoles de dicha fábrica.
Louis figura tanto en la primera como en la segunda formación masónica gijonesa, en esta última su cargo profesional varía puesto que se le consigna como Director de la Fábrica de Vidrio, (puesto que René Séller había regresado a la fábrica de La Coruña)
Louis en la segunda formación Los Amigos de la Naturaleza y Humanidad (1871-1875) ocupaba el cargo de hermano Experto[7].

 Louis Rapp. Luis pertenece a una familia, cuya presencia en los talleres de vidrio de Alsacia se remonta a finales del siglo XVII, y que tenían como sede laboral los territorios de la Lorena, y el Franco Condado, donde se les ubica en el XVIII. Son una familia de auténticos artesanos que van a tener también una destacada presencia en la fabrica de vidrio de La Coruña. Uno de ellos será Louis Rapp Griner, natural de Essart -Cuenot, (Doubs), nacido en 5 de marzo de 1814, casado con Jesusa Díaz Moros.

Como miembros pertenecientes a dicha familia en el censo de extranjeros, aparecen: Juan Rapp, natural de la Rive de Suer (Francia con 41 años y 16 de residencia) y Pablo Rapp natural de Gijón con 4 años de edad.
Louis Rapp va participar dentro de la primera logia ocupando el cargo de Orador en el curso de 1852, y el de Tesorero en 1853; a su vez se le encuentra en la tercera formación gijonesa: Los Amigos de la Naturaleza y de la Humanidad (1879-1886), en la cual aparece como industrial.
En uno de los cuadros lógicos de esta última formación sin fechar, se expresa que tiene el grado de Maestro Masón (3º) y también se indica que está en posesión de la correspondiente Plancha de Quite.

De esta familia, por parte de madre, desciende el escultor y arquitecto gijonés Rodolfo Gutiérrez Rapp, al que pensiona el Ayuntamiento de Gijón para que continúe sus estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de Madrid; trasladándose posteriormente a París donde llega a ocupar un sillón como miembro de la Asociación de Artistas Franceses.

Aunque en España, tras algunos despechos por la fría acogida de sus obras, como la titulada Vieja devota, se traslada a Argentina y posteriormente pasa a la isla de Cuba, lugar en el que se registra su presencia a partir de 1916 y donde realiza para la Quinta Covadonga, (sede social de que diversos indianos asturianos habían levantado a sus expensas), tanto escultura religiosa, como determinados bustos de asturianos notables, que fueron colocados en las distintas dependencias de dicha institución asturiana.
 Francisco Cabrifosse en Historia de la fotografía en Gijón (1839-1936), recoge a un tal Louis Rapp como fotógrafo local de Avilés, cuyas instalaciones ocupará otro hiramita dedicado a las labores fotográficas como Marceliano Cuesta.

Jean Baptiste Schilte: Es el prototipo de obrero que se asienta en estos valles y que va prosperando hasta que finalmente se constituye en un próspero industrial, puesto que así consta en la primera y tercera formación masónica ya mencionadas. En la primera formación le tenemos en el cuadro lógico enero de 1852 como iniciado 18 de noviembre de 185, y en el cierre del cuadro lógico ostenta el grado de Compañero. En la tercera formación gijonesa de Amigos de la Naturaleza y de la Humanidad (1879-1886), adopta el simbólico de “Guillermo Tel”, ocupando la dignidad de 2º Vigilante.

Melchor Schmidt: Los Schmidt parece que eran de origen bohemio establecidos en primer lugar en Suiza, y luego se les encuentra en las vidrierías francesas de Alsacia sobre los siglos XVII y XVIII. Según la documentación que ha trabajado el profesor Crabifosse, en 1779, figura un Melchior Schimidt en la “verrerie de Ste- Catherine”, actual departamento de Niévre. Es posible que a esta familia perteneciera otra rama con apellido similar,[8] que aparecen en la fabrica de Gijón y en la que aparece también el gran pintor sobre vidrio que firma varias piezas con el nombre de Milius Schimdt
 En el padrón de vecinos de Gijón de 1900, figura un Milius pintor de 52 años, y con dieciocho de residencia en la ciudad, casado con María Luisa Lumbart en segundas nupcias. Este Milius es a buen seguro Emilio Schmidt, de simbólico Kaulbach que trabaja en la logia Amigos de la Humanidad, en la cual le encontramos entre los años 1892-1894, ocupando los cargos de tesorero y limosnero y con la profesión de dibujante. Según la documentación que estamos manejando sobre los obreros de la fábrica La Industria, se nos dice que:
“....Acaso nietas suyas fuesen Leticia, Julia y Lucía Rimel Schmidt, de origen alsaciano, que vivieron en Gijón en la primera mitad de este siglo, falleciendo en la década de los sesenta. De Leticia, pintora, se conserva, al menos un cuadro y Lucía era profesora particular de francés. También sabemos que algún Schmidt oriundo en de Gijón se estableció en Cuba, pasando más tarde a Miami”.

Emilio Schmidt, va a participar juntos con otros hermanos de fraternidad masónica en la petición que se le hace al alcalde Alejandro Alvargónzalez de ampliar el Cementerio Civil del Sucu (Ceares) que consideraban como de aspecto poco decoroso y muy reducido.

En las logias gijonesas hay otro hombre, del que personalmente creo que están mal transcritos los apellidos, y que considero como miembro de la misma familia, Melchor Schmit que se inicia en Los Amigos de la Naturaleza y Humanidad el 16 marzo de 1851 y, que había nacido el 24 de septiembre 1823 en Thoran_Vavoise


3º CUADRO LOGICO (3 de enero 1853)

En este tercer cuadro que la logia envía al Gran Oriente de Francia dando cuenta de sus efectivos, hay un aumento de la membresía hasta llegar a presentar un monto de 35 francmasones activos, lo cual significa un cierto estancamiento con relación a los cursos anteriores, aunque tiene la particularidad de que no pierde ninguno de sus efectivos.

Entre estas nuevas adquisiciones del taller están:

Francisco Pérez Carreño. Es un natural de Lastres, aunque en otros documentos se indica que es natural de Noreña, aunque está asentado en Gijón.
Forma parte de esta primera logia donde consta que estuvo entre los años 1851 y 1853, entre los cuales se registra su presencia con la profesión de piloto marino. De hecho en varios registros de buques aparece como Capitán, en concreto en 1862 manda el bergantín “Pepe”, que iba rumbo a La Habana.

La persecución que va a sufrir en 1853 la masonería en general, y en particular la asturiana, va afectar a Pérez Carreño, puesto que después de esta debacle de este colungués o noreñense, no se vuelve a saber nada hasta el advenimiento de la revolución de 1868, período en que se forma una segunda formación la logia Los Amigos de la Naturaleza y la Humanidad (1871-1875), en la que se le encuentra como miembro activo de ésta, aunque después será irradiado[9], según la prescripción del artículo nº 4 de los Reglamentos de la logia que habla de la obligación de cotizar debidamente al taller, cuestión que no debió llevar bien Pérez Carreño, no solo abandonando el pago de las capitaciones al tesoro de la logia, sino que además debió abandonar paralelamente la asistencia a las tenidas y las labores encomendadas por la logia.

La fecha de la expulsión data del 4 diciembre de 1872, habiéndosele notificado en dos ocasiones, tal cuestión, una el 15 julio y la otra el 25 de octubre. En dicho documento de expulsión consta con el grado de Aprendiz (1º).

Pérez Carreño, en ésta última época va a estar presente en la vida social gijonesa a través de varios actos públicos, uno de ellos posiblemente su presencia en uno de los actos más importantes del siglo como fue la proclamación de la 1ª República (1873)

La nueva salida a la palestra pública le va a situar como un beligerante antagonista de otro francmasón: Justo del Castillo, ambos se van a enzarzar en la polémica del Puerto del Musel, en la que además participarán de una manera u otra, distintos francmasones defendiendo diversas posiciones en la establecida polémica entre los dos bandos en que se dividió la construcción de un puerto para Gijón “Apagadoristas y Muselistas[10].

Pérez Carreño, como Capitán de Marina, exacerbará los ánimos de los Muselistas con un folleto que lleva por título El Puerto Apagador; que respondía a la idea de ampliar el puerto local de Gijón, frente a los defensores de construir uno nuevo puerto en la zona del Musel. Esta será la última noticia que nos llegue de este francmasón.

Existen en esta última etapa de la logia la incorporación, no sabemos sí en segunda afiliación, o como miembros de paso por la región , de cuatro miembros proveniente de la Respetable Logia La Belisiarie, al Oriente de Alger (África).

CLAUSURA DE TRABAJOS.

Como ya había sucedido en agosto de 1824, fecha en que apareció el decreto expedido por Fernando VII prohibiendo toda asociación y reunión de masones al taller gijonés en esta ocasión se le va a complicar la vida, puesto que en su camino se van a cruzar graves circunstancias, una de ellas, será la Orden que su Majestad la Reina dicta y que recoge el Boletín Oficial de Oviedo, del 9 de mayo de 1853, en la que se decreta:

Para conocimiento de los señores alcaldes de la provincia, á quienes encargo con la mayor eficacia se conduzcan en este servicio con el interés y el celo que su importancia exige, dando parte a este Gobierno de provincia inmediatamente de cualquiera noticia que puedan adquirir sobre el asunto que tan justamente recomienda y encarece sobre la persecución de las sociedades secretas”.

Tal orden trae consigo la detención de algunos de sus responsables y el exilio de otros. José Victory, que a la sazón se encontraba en Barcelona negociando con la logia la Ságesse, comenta en una carta posterior, que escribió rápidamente a Gijón, pues había recibido aviso de un oficial de la Comisión Militar, que luego sería miembro de la logia Verdadera Iniciación, pero el aviso llegaba tarde y aunque había dado órdenes de hacer desaparecer todo lo visible, a los masones de Gijón no les da tiempo de reaccionar y en el cato de prendimiento la policía se hace con todo el archivo de la logia, lo cual inculpa a los distintos Venerables como cabezas responsables, que quedan arrestados Jesús Cabrera que no puede huir o no le da tiempo y queda arrestado, y José Victory en esos momentos en Barcelona, que consigue luego exilarse en Marsella, evitando como él mismo cuenta en una carta dirigida “ a todas las logias y masones regulares de los hemisferios” fechada el 22 septiembre de 1853, que había huido para no cumplir la pena de galeras 

Aún así terminan los dos Victory y Cabrera, éste último en aquel momento ostentaba el cargo de Venerable Maestro, siendo condenados a nueve años de prisión mayor, según fallo del tribunal Superior de Oviedo. Adolfo Séllier es juzgado por el Consejo de Militar como copartícipe en la dirección de la logia, pero al ser extranjero es indultado.

Las presiones del Gran Oriente de Francia no se hicieron esperar y se hicieron sobre el propio gobierno francés encarnado en la figura de Jerónimo Napoleón (iniciado masón el 2 de abril de 1801 en la logia La Paix de Toulon y Gran Maestro de la masonería de Wesfalia y éste actuó sobre el entorno monárquico español, lo cual conllevó a que las penas y sentencias no se cumplieran en toda su extensión, y como consecuencia más inmediata es que fueron todos ellos indultados. Aunque el resultado final es que los hermanos masones están libres pero la logia “pasaba a sueños[1], por un larga temporada.

Siempre se ha creído, y en ocasiones así también se ha escrito que el cierre de trabajos de la logia de Gijón venía como consecuencia de la persecución que habían sido objeto los masones de Gijón ya que al desbaratar la cabeza de la logia, dando además un escarmiento ejemplarizante al resto ante lo cual habría pocas ganas de continuar con los trabajos masónicos, además en un estado político de inestabilidad para la propia masonería. La prueba más palpable del resultado es que hasta que no cambian las situaciones políticas en 1868 no hay un florecimientote los trabajos masónicos.

Aún con todo no se puede negar la existencia del documento que dictó el Gran Maestre del Gran Oriente de Francia J. Murat desde Paris, incitando a la disolución de la logia asturiana en función de su peculiar situación de desmembramiento.

Es en parte lógico que el Gran Maestre debiera estar hasta la coronilla de los hermanos masones asturianos, que una y otra pese a la situación reclamasen una y otra vez sus Diplomas como Maestros del GodF, y además tras la sonada persecución de la que habían sido fruto, volvían a la carga al reclamar lo que creían justo, y lo hacían 1 de julio de 1854, volviendo a enviar una reclamación el 30 de noviembre, y una más el 13 de diciembre del mismo año, urgiendo una y otra vez a que se solucionase el tema, puesto que llevan así unos cuantos años.

El Gran Oriente ante tal presión les busca las cosquillas a los masones que tiene acantonados en Gijón, y comprueba por los cuadros lógicos enviados que los francmasones astures no se han atenido a los plazos establecidos en las Constituciones de la Orden para los aumentos de grados, es de suponer que tras la desbandada por el tema de la persecución, el apartado de las cotizaciones al GOdF estuviera descuidado. En consecuencia la reacción del Gran Oriente de Francia, no se hace esperar, y aún sin haber llegado la última carta que había enviado el taller asturiano, el Consejo de la Orden toma la resolución de clausurar los trabajos puesto que había detectado grandes problemas en la logia como era la concesión de títulos de Maestros sin tener cumplidos los tiempos establecidos en cada grado.

Ante ello, y en base a sus prerrogativas, el Príncipe Murat como Gran Maestre de la Orden y ateniéndose a los informes que le hablan de esas graves situaciones, sumándose al larvado conflicto los problemas de orden interno entre la logia gijonesa y La Sagesse. Ante ello toma la decisión de suspender los trabajos de la logia gijonesa, que en esos momentos debía estar muy mermada de trabajos y efectivos.


Como conclusiones con relación a estos miembros de la masonería, y obreros especializados del vidrio llaman la atención cuatro cuestiones:

1ª/ Buena parte de ellos, si bien no está muy probado que hubieran pertenecido a la francmasonería en sus tierras de origen, es muy posible que tuvieran un cierto conocimiento de la actividad masónica, dado sus cargos y grados, o al menos nos llamaba la atención la aparición de algunos con títulos de Maestros Masones, hoy en parte tenemos una explicación de tal hecho.

2º/ Aunque algunos operarios provienen de La Coruña no vienen iniciados de allá, y en algunas ocasiones varios de ellos regresan a dicha ciudad, previa estancia en nuestras tierras, no se registra su presencia masónica dentro de logias gallegas.

3º/ Extraña que como logia no hayan tenido una proyección socia política y cultural en la ciudad de Gijón, pues todo su dossier documental, trata de sus problemas con la estructura obediencial,y los problemas que hubo entre varios sectores y posiciones, pero nada nos dicen de una proyección hacia el exterior. Tal vez el hecho de ser extranjeros y con los problemas sociales y políticos que había en su entorno no fueran muy proclives a la proyección exterior, lo cual podría ser una explicación para esa ausencia.

4º/ No parece que la disolución de la logia tuviera tampoco mucha repercusión en el seno de la sociedad gijonesa, a juzgar por el silencio que reina en los medios y escritos de la época.



[1] Durmiente o Pasar a Sueños, cuando un iniciado francmasón por voluntad propia abandona la actividad en su logia, sin perder sus derechos masónicos. Ese pasar a sueños y se le entrega un documento que es la Plancha de Quite


[1] Venerable: es el título que recibe quien ejerce el cargo de Presidente de una logia simbólica. En logia le corresponde el poder de dar la Luz (iniciar) a los candidatos, conferir el grado de Compañero o de Maestro, y abrir y cerrar los trabajos. En definitiva rige la vida del taller. Su sitio en el taller esta en el Oriente. El Venerable representa a Osiris o al Sol; la joya de que lo distingue es una escuadra, la cual está sujeta por el vértice al collar.
[2] En el cuadro lógico de la logia lo da como nacido el 22 de mayo de 1813.
[3] Boaz Es el nombre de la columna levantada a la izquierda de la puerta del Templo de Salomón, con la cual se corresponde la columna B de la Logia masónica. Boaz significa "En f..." o "En la f...", y es junto a la columna B.·. donde reciben su salario los obreros que han recibido esa palabra.
[4] R.E.AA Este rito es uno de los más antiguos en la masonería, y que ha creado polémica en cuanto a su origen y fundación. Las primeras referencias que de este rito se tienen, datan de 1733. En Francia en el año 1786, hubo una separación de obediencias, las cuales para distinguir sus ritos continuaron una con el título de Rito Escocés y otra con el Rito Escocés Antiguo y Aceptado. El número de grados que se utilizan es de 33º, en los cuales los tres primeros (Aprendiz, Compañero y Maestro) corresponden a las logias simbólicas que se federan y constituyen una obediencia, regida por un Gran Consejo, luego estarían los grados filosóficos que irían desde el 4º al 33º constituyendo una masonería filosófica regida por el Supremo Consejo del Grado 33º.
[5] Jakin, al igual Boaz, son nombres de realeza y como tales figuran esculpidos en las columnas del Templo de Salomón y están representados en las columnas de la Logia. Ello se corresponde perfectamente con la naturaleza Real del Arte que los masones practican en su Templo a cubierto del mundo profano.
[6] Documento que se le entrega al Masón que pide la baja en su logia, tras estar a “plomo con el tesoro” de la logia, y que le sirve ara demostrar su regularidad ante otros talleres.
[7]Experto. Es otro oficial de la logia encargado de preparar las ceremonias de iniciación, y aumento de grado, reconocimiento y afiliación. En la logia representa el ideal iniciático y por ello le corresponde restaurar y retirar las tres grandes luces: el libro o Constituciones, la escuadra y el compás y a su vez representar los símbolos de cada grado durante las tenidas en el cuadro de grado. Decora y cuida pues de la cámara de reflexión y del taller. Su joya es una espada y una regla cruzadas y su herramienta es la espada que tiene cogida con la mano derecha y que nunca abandona pues todas las operaciones del ceremonial lo hace con ella en la mano.
[8] En una carta del Venerable de la logia Amigos de la Humanidad, de petición de títulos, éste aclara que “se escriba bien el nombre y apellido, ya que parece frecuentemente mal trascrito”.
[9] Expulsión de un masón por haber sido juzgado indigno, y que equivale a la muerte civil. Supone la pérdida de todos los derechos masónicos y ser reconocido como masón por cualquier otra logia Sin embargo veremos que hay otros masones como el caso de Eduardo Guilmain, que dicho tema no le afectó a la hora de reafiliarse a otra Obediencia.
[10] Esta polémica ha sido muy bien retratada por dos autores: Luis Adaro Ruiz con su libro “El Puerto de Gijón y otros puertos asturianos”. 1976, y por Patricio Adúriz y Bastián Faro, con un trabajo más reducido titulado: El Puerto de Gijón“. 1981.

 Víctor Guerra.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...