Mostrando entradas con la etiqueta Ponencia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ponencia. Mostrar todas las entradas

22 abril 2016

Logias Obreras.: EL TRABAJO de Trubia (1ª parte)

image

No hace mucho alguien patrimonializaba a modo de invisibilización permanente  ciertos datos referidos a las logias masónicas obreras asturianas, fenómeno poco estudiado en España, más proclives los investigadores a sacar listados de «nobles y significados» masones que ha realizar laboriosos estudios acerca de la cuestión sociológica de la atracción y presencia de las clases obreras en las organizaciones burguesas, como la masonería.

En cuya temática, quien de verdad es todo un referente, es el profesor Alberto Valín  Fernández, profesor titular de Historia Contemporánea de la Facultad de Vigo, el cual ha dedicado diversos estudios a este tema,

El cual aportó propuestas metodológicas muy interesantes para afrontar dichos estudios, que en general no se han seguido puesto que es más fácil seguir contando masones como si fueran ovejas, y hablar de las adscripciones políticas como etiqueta determinante del quehacer masónico, que lo que en parte vienen haciendo algunos investigadores y masonólogos al uso.

05d6e529559775.55f98f8699b6c

Siguiendo la propuesta de Alberto Valín  y a modo de despedida como miembro del Centro de Estudios Histórico de la Masonería Española (CEHME) el que abandono por fuertes discrepancias, presento esta ponencia presentada en el último simposio celebrado en Gijón en el 2015.

En ese contexto  presenté la ponencia sobre la única logia que se puede considerar obrera en Asturias, y que estuvo radicada en la fabrica de Armas de Trubia, cuyo trabajo será publicado en su momento, pero antes deseo adelantarles a ustedes, queridos lectores su contenido para su conocimiento, ya que hay quien está utilizando dichos datos para sus conferencias, y que mejor que ustedes tengan noción directa de al menos lo que yo escribí a cerca del  obrerismo masónico , y el incipiente socialismo asturiano y sus relaciones con la masonería.

Dada du longitud  se publicara cada 15 dias una parte,o sea que habrá unas 3 a 4 entregas , hasta dar por entregada toda la ponencia que se titula :


«LOGIAS OBRERAS» EN ASTURIAS. LA LOGIA EL TRABAJO DE TRUBIA 1872-1892

Trabajo original e inédito de Victor GUERRA GARCIA
Introducción.

La masonería asturiana recogida en un primer trabajo por Victoria Hidalgo,[1] nos aporta una serie de talleres masónicos que se dieron en Asturias durante el siglo XIX, los cuales se extendieron por toda la región, presentando un aspecto de conformación territorial en la cual se recoge la presencia de varios de ellos repartidos en las tres grandes urbes asturianas: Oviedo, Gijón, y Avilés, y con una presencia menor en el resto de la región, tal y como muestra la relación que se adjunta.

La ciudad de Gijón, fue donde se radicó la primera logia masónica de Asturias: Los Amigos de la Naturaleza y Humanidad, 1850-1854 que llegó a contar con 31 miembros, la cual fue pocos años más tarde ilegalizada, concluyendo algunos de sus miembros en galeras.[2]

Hubo que esperar casi veinte años para que hubiera una nueva refundación masónica con el levantamiento de columnas de la logia Los Amigos de la Naturaleza y Humanidad, 1872-1875 (34 miembros); luego vendrían otras como: Amigos de la Naturaleza y de la Humanidad, 239, 1879-1888 (76 miembros); Amigos de la Humanidad, nº 61; 1889-1894 (59 miembros); La Perla del Cantábrico, nº 75; 1891-1892 (16 miembros); la logia La Razón, n º l24; 1878-1888 (8 miembros); Ciencia y Virtud, nº 128 (¿?). y el Capitulo Provincial Juan Padilla.

En Oviedo, la capital administrativa de la región, el levantamientos de columnas hiramistas fue algo más tardía, y contó con los talleres: Luz Ovetense, 1874-1877, (52 miembros); Nueva Luz, 1877-1888 (98 miembros); Los Caballeros de la Luz; 1886-1888 (11 miembros); Juan González Río, nº 42; 1888-1893 (129 miembros) y el Capitulo Vigilantes de Asturias, 1889-1892 (29 miembros).

Otro núcleo industrial y portuario como Avilés, albergó las logias: Justicia, nº 123; 1879-1880 (24 miembros) y Concordia, nº 375; 1887-1888 (24 miembros).

El resto de talleres se fueron dispersando a lo largo del territorio con una presencia menor, que se dio preferentemente en pequeñas villas, como Belmonte que contó con la logia Fraternidad, nº 128; 1880 (11 miembros), o Bimenes, donde se situó la logia Simbólica: Luz de Bimenes, nº 87, 1891; luego Luarca, llegó a contar con la instalación de tres logias: Estrella Benéfica, nº 169; 1882; Luz de Luarca, nº 236; 1888-1891 (12 miembros) y la logia Jovellanos, nº 128; 1891-1892 (18 miembros) casi siempre con César Alvarez Cascos al frente. 

A su vez la localidad de Navia, en el occidente astur, albergó la logia Antorcha Civilizadora, 1879-1888 (20 miembros); y el triángulo Rafael del Riego en 1892 con 5 miembros frente a las cuales estaba el notario Rafael Calzada; y finalmente la pequeña localidad de Trubia, contó con la logia El Trabajo, nº 39; 1872-1892 (53 miembros).

En líneas generales, podemos decir que tras un primer intento de instalación masónica en 1850, por el empeño de una serie de masones foráneos que constituyeron la primigenia logia: Los Amigos de la Naturaleza y Humanidad, 1850-1854, bajo los auspicios del Gran Oriente de Francia (GOdF),[3] el resto de los emplazamientos masónicos que se darán en la región lo hará a partir de La Gloriosa, y será entre 1871-18722, tras el advenimiento de la Restauración, cuando Asturias vea de nuevo florecer la Acacia.

La configuración de esta primigenia masonería, tras varios intentos, se conforma en base a una cierta mezcolanza socio profesional, que caracteriza a groso modo a la masonería asturiana como una sociabilidad filantrópica burguesa compuesta por comerciantes, empleados públicos, abogados, médicos, políticos, etc.., los cuales desarrollan su trabajo tanto en su entorno social y político, y como no, en el seno de las logias, proyectando en términos generales una plural cultura política mayoritariamente de carácter republicano de variado origen y desarrollo, lo cual no quiere decir que no coexistieran otras culturas políticas en el seno de las logias, o existieran masones proletarios, e incluso se dieran logias que rompieran de algún modo con los encasillamientos historiográficos en los cuales los masonólogos han querido encerrar el plural quehacer masónico del siglo XIX y XX.

En este aspecto la historiografía masónica española, por lo general presenta una metodología de trabajo muy similar, cuasi clonada al ubicarse en un cierto positivismo historiográfico, que en parte genera una reconstrucción historiográfica con tintes planos y cuasi lineales en cuanto a la diversidad y pluralidad del quehacer masónico y tics de encasillamiento que no siempre dibujan el quehacer cotidianos de las logias.

Construyendo de este modo una abundante bibliografía, donde las estructuras masónicas como los propios masones, son en general muy bosquejados reproduciendo comportamientos y aptitudes muy «clonizadas» y perdiendo en esos retratos mucha de la diversidad existente, por culpa de esa metodología positivista enquistada en el quehacer masonológico español.

Sin embargo sabemos que hay otras visiones y enfoques metodológicos que nos ayudan a entender y a trabajar la plural fisonomía de la masonería española de otro modo, abordando el quehacer masónico desde otros contextos y parámetros, tan interesantes como singulares, para un cabal entendimiento de la plural y geodiversa sociabilidad masónica española desde perspectivas metodológicamente abiertas.

Una de estas líneas la abrió precisamente Ferrer Benimeli,[4] tras el cual, han ido llegando otros acercamientos y perspectivas sobre el fenómeno masónico, provenientes de diversos autores, que aun tocando temáticas, a veces localistas, o específicas, han cooperado a que hubiera una visión más plural con respecto a cuestiones como el tema social, o la propia proyección de la masonería.[5]

Trabajos y estudiosos que han sido clave de bóveda para ir perfilando una cierta comprensión acerca de la existencia de determinadas y singulares logias, como alguna que tuvieron implantación en Asturias, las cuales fruto de esa corta visión positivista han pasado desapercibidas, a pesar de constituir primigenios fenómenos de una sociabilidad proletaria insertada en una cultura burguesa, como es la masonería.

Ejemplo de esa falta de perspectiva metodológica, puede verse en el trabajo de Victoria Hidalgo, cuando apenas sí refleja en su trabajo más allá de los datos al uso en los expedientes policiales franquistas como sucede en el caso de la logia El Trabajo, de Trubia, cuando en realidad estamos ante una extensa logia compuesta solamente por obreros, y cuya vida masónica se abarca un gran período de casi 20 años, lo cual hace que dicha logia esté presente durante todo el período masónico del siglo, tras el desastre de 1854, y la restauración masónica en 1871, cosa que ninguna otra logia de la región había logrado.

Una forma de contrastar esa presencia a lo largo del siglo XIX es el cuadro adjunto, donde se pueden ven las presencias que han tenido las diversas logias asturianas a los largo del tiempo. Hay que advertir que no siempre las fechas son las exactas, pues en ocasiones faltan las fechas y actas de los levantamientos de columnas, y en otras ocasiones solo se trabajan con las fechas de los cuadros lógicos existentes, etc..., lo cual conlleva un baile de fechas la hora de datar el nacimiento o el cierre de los diversos talleres masónicos asturianos.

Pese a toda esa dificultad, la investigadora asturiana aun contando con ciertos datos que a mi juicio debería haberle llamado la atención, apenas si parece darle importancia a tales hechos y documentos en su trabajo de investigación, más allá de comentar que dicha logia estaba «compuesta en su práctica totalidad por obreros que desempeñaban su trabajo en la Fábrica Nacional de Armas de Trubia, a quienes hay que referirse al hablar de los inicios del movimiento obrero asturiano»;[6] y aquí se acaba la cita sobre el bosquejo de tan singular logia masónica.

Para descontextualizar este tipo de logias es bueno partir de las metodologías que se han ido desarrollando diversos masonólogos que han ido exponiendo sus trabajos en este campo, como P. Martin[7] o los interesantes trabajos de Alberto Valín[8], quienes van conformando un abordaje distinto y plural a la hora de analizar la actividad masónica desde ópticas distintas, sacando a flote, por ejemplo, la existencia una sociabilidad de carácter proletario que se da en el medio masónico español, con todos sus reparos, encuentros y desencuentros.

Dichos puntos de arranque hacen emerger, como expongo, con respecto a la historia masónica asturiana, la importancia y singularidad de una logia como la que se da en el contexto muy «sui generis» tanto en lo geográfico, social y laboral como la que se ubicó en la localidad de Trubia, la cual asumió el titulo distintivo de El Trabajo, lo cual de mano aporta una especial singularidad a la cual hay que unir que casi que la totalidad de sus miembros estuvieran relacionados con la Fábrica de Armas de Trubia, como trabajadores asalariados o empleados de tal emporio industrial.

Serán aproximaciones como: La masonería y el movimiento obrero: Imagos e ideas para una reflexión teórica y El movimiento obrero y la masonería: el encuentro de dos culturas políticas y sus representaciones del profesor Alberto Valín,[9] quienes nos marquen las pautas para un entendimiento de la realidad masónica desde ópticas distintas, teniendo que cuenta que los trabajos, son, como él mismo Valín nos indica de «auténtica relevancia al ser de los primeros trabajos de la historiografía internacional en abrir este interesante objeto de investigación masonológica -a niveles generales-, sobre las interrelaciones, adecuaciones o nexos entre la masonería y el obrerismo, se sigue echando en falta en estos discursos la necesaria teorización y, sobre todo, la fundamental, expositiva o concluyente visión sintética».[10]

Partiendo pues, de estas nuevas propuestas de estudio y enfoque, y teniendo en cuenta todos los riegos y deficiencias me embarco en la aventura de explicar la singular existencia de obreros en las logias asturianas, e incluso como éstos, partiendo de un cierto repudio de las instituciones burguesas, asumen la construcción y articulación de un proyecto de caracterizada concepción burguesa, como es la constitución de una logia masónica bajo estructuras tan jerarquizadas como pueden ser las Obediencia masónicas
NOTAS

[1] HIDALGO NIETO, Victoria, La Masonería en Asturias en el siglo XIX. IV Premio Juan Uría Ríu. Oviedo, Comunidad Autónoma del Principado de Asturias. Consejería de Educación, Cultura y Deportes, 1985

[2] GUERRA GARCIA, Victor. El Gran Oriente de Francia en Asturias. Las logias gijonesas siglo XIX y XX. Asturias. Editorial Masónica. Es. 2015

[3]Op.cit: GUERRA GARCIA, Victor. El Gran Oriente de Francia...pp.55-84

[4] FERRER BENIMELI, J. A. La masonería española y la cuestión social, en Estudios de Historia Social, Madrid, Mº. de Trabajo y Seguridad Social. Núms. 40-41, enero-junio de 1987, p. 30.

[5] SÁNCHEZ I FERRÉ, P. “Anselmo Lorenzo anarquista y masón”, en Historia 16, nº 105, enero 1985, pp. 25-33; "Masonería y movimiento obrero en España", en Revista de Extremadura, nº 4, enero-abril 1991, pp. 57-66; "Francesc Ferrer i Guardia i la maçoneria. Una aproximació crítica (1901-1910)", en Revista de Catalunya, nº 50, marzo 1991, pp. 81-92; "Maçoneria, anarquisme i republicanisme". (VV.AA.) I Jornades sobre Moviment Obrer a l'Arús. Barcelona, Asociació Amics Bibliotèque Arús, 1991, pp. 31-38. GUTIÉRREZ MOLINA, J. L. "Masonería y movimiento obrero: Vicente Ballester y la logia Fermín Salvoechea (1926-1930)", en Papeles de Historia, nº 3, 1993, pp. 83-93 RUIZ PÉREZ, J. "Masonería y posibilismo libertario: la actividad masónica de Marín Civera". (Ferrer Benimeli, J. A., coord.) La masonería en Madrid y en España del siglo XVIII al XXI. Zaragoza, Centro de Estudios Históricos de la Masonería Española, 2004, pp. 1.005-1.021. GONZÁLEZ FERNÁNDEZ, A. "Socialismo y masonería". (VV. AA.) Los orígenes del socialismo en Sevilla. 1900-1923. Sevilla, Área de Cultura del Ayuntamiento, 1996, pp. 259-268; "Masonería, republicanismo y anarquía: Pedro Vallina", (Ferrer Benimeli, J. A., coord.). La masonería española y la crisis del 98. Zaragoza, Diputación General de Aragón, 1999, pp. 43-63; "La masonería ante la cuestión social". (Braojos Garrido, A., coord.) Masonería, prensa y opinión pública en la España contemporánea. Sevilla, Ayuntamiento de Sevilla, 1997, pp. 71-98; GONZÁLEZ FERNÁNDEZ, A. Y ÁLVAREZ REY, A. "Actitudes y estrategias de la masonería sevillana ante los movimientos sociales (1912-1923)", en (Ferrer Benimeli, J. A., coord.) La masonería española entre Europa y América. Zaragoza, Diputación General de Aragón, 1995, pp. 145-162.

[6] Op.cit, HIDALGO NIETO. La Masonería en Asturias...pp. 173

[7] P.MARTIN, Luis: Generaciones políticas en la masonería española 1900-1931, Ayer, nº9º, 2013 pp.219-237; Modelos y Culturas políticas en la masonería española contemporánea 1808- 1931. Estado y nación en la Europa del Sur)Alcores, revista de historia contemporánea, , Nº. 8, 2009 , págs. 263-284. La Masonería un ejemplo de historia cultural. Reflexiones conceptuales y de método. La masonería española en el 2000: una revisión histórica / coord. por José Antonio Ferrer Benimeli, Vol. 2, 2001 (La masonería española en el 2000: una revisión histórica), págs. 1027-1048.

[8]VALIN FERNANDEZ, Alberto: Galicia y la masonería en el siglo XIX. Sada [A Coruña], Ediciós do Castro-Grupo Sargadelos, 1991 [2ª ed.], pp. 207-221); La logia masónica, entidad de ocio y formación", en (VV. AA.) XI jornades d'Estudis Històrics Locals. Palma, Govern Balear, 1993, pp. 237-242); Laicismo, educación y represión en la España del siglo XX. (Ourense, 1909-1936-39). Sada [A Coruña], Ediciós do Castro-Grupo Sargadelos, 1993, pp. 61-64; La masonería, una discreta forma de sociabilidad democrática en “La sociabilidad en la historia contemporánea” [A.Valín, dir.]. La sociabilidad en la historia contemporánea. Reflexiones teóricas y ejercicios de análisis. Ourense, Duen de Bux, 2001, pp. 75-96) “De Masones y Revolucionario: una reflexión en torno a este encuentro”. Anuario Brigantino 2005, nº28

[9]VALIN FERNANDEZ, Alberto: “El movimiento obrero y la masonería: El encuentro de dos culturas”. Criterios, res pública fulget: revista de pensamiento político y social, ISSN 1695-1840, Nº. 6, 2006, págs. 145-172; La masonería y el movimiento obrero: imagos e ideas para una reflexión teórica Studia historica. Historia contemporánea, ISSN 0213-2087, Nº 23, 2005 (Ejemplar dedicado a: Los estudios sobre la historia de la masonería hoy), págs. 23-63.

[10] VALIN FERNADEZ, Alberto.(2005), La masonería y el movimiento obrero: imagos....pag.46. 

Victor GUERRA GARCIA

20 marzo 2014

DOCUMENTOS PARA UNA HISTORIA MASONICA EN ASTURIAS : Una nueva Constitución de la GLE?


Las relaciones del gran patricio gijonés Jovellanos con la masonería, es una cuestión bastante recurrente, pero hasta la fecha nada se ha podido demostrar, en todo caso sin el el nombre de Jovellanos ha sido utilizado tanto como nombre simbólico de los masones y hasta curiosamente para darle nombre a un proyecto de Constitución para la GLE como este, al que se la el nombre de JOVELLANOS y viene firmado por el simbólico de Gaspar Melchor de Jovellanos.

En la tormentosa época del 2000 , la Gran Logia de España venía sufriendo lo indecible por los problemas que tenía internos y los que le vendrían en el presente y en el futuro con varios de sus grandes Maestros: Sarobe, Corominas, Carretero, etc…

Tanto es así que en el 2003, un conocido francmasón del Norte de España publica este trabajo  sobre una nueva Constitución para la Gran Logia de España, y que queda para la documentación del acontecer masónico relacionado con Asturias, aunque sea simbólicamente

Les dejo con el documento en cuestión:

A La Gloria del G.·.A.·.D.·.U.·.
Queridos Hermanos todos:

En el año 2.003 en la ciudad de Carrión de los Condes y durante una semana Santa, elaboré el presente Proyecto al que di el nombre de “Jovellanos” en recuerdo de una gran intelectual de mi tierra y pueblo del que se dice fue Francmasón.

Era un programa de gobierno que debía desarrollarse en los siguientes cuatro años, e incluía un proyecto constitucional que debía ser presentado a discusión de mi logia , de acuerdo con las normas de proceso constituyente entonces establecidas , pero se presentó y mi logia ni siquiera llegó a discutirlo.

No he quitado ni cambiado ni una sola palabra de lo que escribí hace cinco años, salvo mi nombre y el nombre de la Logia en la que presenté el proyecto abortado, y lo acompaño como símbolo y esperanza de volver a la situación de proceso constituyente de hace cinco años, pero es evidente que el documento que se presenta, con todas las limitaciones, en la fecha en la que estamos, solo es un documento de trabajo, no una propuesta, puede estar desfasado o incluso equivocado en alguno de los planteamientos, pero también es evidente que existe y que puede servir para empezar a hablar.

En aquellos momentos mi prioridad era la adaptación de la constitución a la legislación del estado, democratizar la GLE y plantear la reivindicación patrimonial a partir de la creación de una logia de Juristas, y una estructura económica moderna., creo que las prioridades, además de la limitación de los poderes del Gran Maestro, siguen siendo las mismas.

Como sabéis el proyecto constitucional entonces presentado fue rechazado por la Gran Asamblea, y nos metimos una vez más en otro túnel.

En esta batalla , obligada a realizar desde el exilio, como Jovellanos marcho al exilio también en el momento de su muerte escapando de Napoleón Bonaparte y la invasión imperial , quiero trasmitir a los hermanos del interior a todos vosotros solamente un mensaje, hay materia de reflexión, y eso lo pongo a disposición de todos, ya queda en vuestra mano en estos dos meses forzar el momento final de quien ha sido definido de muchas maneras menos como un buen Gran Maestro, para abrir paso a unas elecciones y al comienzo del debate de la esperanza.

Ahora es otro quien se ve obligado a resistir, pero aun no está conseguido el fin de este periodo oscuro, sin embargo quiero ir exponiendo al debate de todos, esta aportación personal con el ruego de que cesen los ataques, cesen las terceras y cuartas y quintas vías, sólo elecciones ¡ya! y los que están fuera que vuelvan a su casa, si ese es su deseo.

Gaspar Melchor de Jovellanos.
------------------------------------------------------------------------------------------------
PLAN DE ACTUACION INSTITUCIONAL PARA LA G.·.L.·.E.·. "PLAN JOVELLANOS"


PROGRAMA:
REFORMA Y REGENERACION PARA EL SIGLO XXI
PROYECTOS:
I.-DE PROGRAMA CONSTITUYENTE
“PONENCIA JOVELLANOS”
II.-DE LOGIA DE JURISTAS.:
“AMIGOS DE JOVELLANOS”
III.-DE EJECUCIÓN INSTITUCIONAL.
”CASTELL DE BELLVER”
IV.-DE EJECUCIÓN ECONOMICA.
” PLAN GENERAL DE MEJORAS”
Abril 2.003 E.V.
ENMIENDA A LA TOTALIDAD del DOCUMENTO “PROPUESTA DE REFORMA CONSTITUCIONAL DE LA GRAN COMISION CONSTITUCIONAL Y DE JURISPRUDENCIA” de la GRAN LOGIA DE ESPAÑA, para ser sometido a debate de la “Respetable Logia …………..


Nombre del Documento: "PONENCIA JOVELLANOS"

Terminado en “El monasterio de San Zoilo”, Camino Palentino de Santiago, de Carrión de los Condes, en el diecinueve día del mes de Abril del año 2.003. E.V.
Autor:
M.M.
A la GLORIA DEL G.·.A.·.D.·.U.·.


El presente documento, es una propuesta sobre la Constitución de la Gran Logia de España, basado en los siguientes puntos fundamentales.:

1.-La modernización de los textos legales masónicos y su adaptación a la normalidad democrática de los textos de organizaciones o asociaciones sometidas al mismo marco legal de la Constitución Española de 27 de Diciembre de 1.978 y la Ley de Asociaciones 1 / 2.002 de 22 de Marzo.

2.-La integración del espíritu y terminología tradicional de la Masonería Internacional con la nomenclatura e instituciones legales asociativas vigentes en la sociedad civil.

3.-La presentación de una Constitución que pueda ser comprensible para terceros lectores no masones ya sean ciudadanos o jueces profanos y que resulte así mismo atrayente.
4
.-La reivindicación de la continuidad historia de la Masonería Española en el seno de la GRAN LOGIA DE ESPAÑA, y su vocación de reclamación del patrimonio moral y económico de la Masonería histórica Española.


5.-La definición de los fines y de las Actividades de la Gran Logia de España en las líneas de trabajo ritual que le son propias y con la finalidad masónica que la diferencia de otras asociaciones, pero también en las líneas de intervención en los intereses que preocupan a los ciudadanos en plano de igualdad con otras asociaciones u O.N.G carentes del contenido diferenciador que le es propio a la masonería.

La idea de que a pesar de considerar un error político perjudicial para la GRAN LOGIA DE ESPAÑA, someter a un proceso constituyente, en estos momentos a la Institución, es la obligación de todos y la mejor y mas leal opción para con el actual Muy Respetable Gran Maestro, plantear un documento sistemático único e integro, en el que figuren el mayor numero de temas para discusión, a unir , con espíritu constructivo, a los temas planteados con su Buen hacer , en el texto elaborado, por los Q.:H.: de la “COMISION CONSTITUCIONAL Y DE JURISPRUDENCIA “. 

A efectos de diferenciación respecto del Texto de la Comisión se le ha denominado “PONENCIA JOVELLANOS” ,en homenaje también a una figura tan identificada con la masonería como el Ilustrado Asturiano D. Gaspar Melchor de Jovellanos, escritor , jurista, autor de textos de debate y gobierno y Ministro de Justicia.

Cualquier debate constructivo contribuirá para que la el texto definitivo que se apruebe sea el mas amplio y exacto posible a la Institución para el siglo XXI, y para dejar testimonio histórico de que la institución ha planteado un debate en profundidad sobre su futuro.
La relación de la “Ponencia Jovellanos” con el Proyecto de la comisión Constitucional es de oposición salvo en aquellos extremos en que exista coincidencia de fondo o de forma entre ambos documentos.

6.-La Consagración del principio democrático, bajo la premisa de un Masón un voto, cualquiera que sea su grado iniciático, cuya expresión institucional es la Asamblea General, que se denomina LA GRAN ASAMBLEA DE LA GRAN LOGIA DE ESPAÑA.

7.-La idea de que la Soberanía de la Gran Logia de España no está en las logias, sino en los masones reunidos en la GRAN ASAMBLEA que la ejercitará de acuerdo a principios democráticos de votación igualitaria.

8.-La consideración de que el Poder Legislativo de la Asociación recae en la GRAN ASAMBLEA DE LA GRAN LOGIA DE ESPAÑA.

9.-La consideración de que el Poder Ejecutivo recae en el CONSEJO RECTOR, al que se dota de 33 miembros, y que el GRAN MAESTRO DE LA GRAN LOGIA DE ESPAÑA es su presidente, elegido democráticamente, al igual que el resto de los miembros del CONSEJO RECTOR por la GRAN ASAMBLEA y sujetos a su control.

10.-La consideración de que el Muy Respetable Gran Maestro de la Gran Logia de España puede dotarse de un consejo consultivo.

11.-La idea de que los GRANDES MAESTROS PROVINCIALES son delegados y mandatarios del CONSEJO RECTOR, y cargos de confianza que no precisan de consulta alguna para su nombramiento. EL GRAN MAESTRO PROVINCIAL podrá nombrar los oficiales que estime oportunos dentro de la demarcación de su territorio salvo el Gran Orador que debido a que integrará un órgano de la comisión de Justicia Masónica será elegido por la GRAN ASAMBLEA PROVINCIAL. El resto de los miembros necesarios para la celebración de la Gran Asamblea Provincial no precisarán mas que de nombramiento ad hoc para cada asamblea, con esto se atiende también a la idea de reducir el numero de grandes oficiales provinciales permitiendo así una mejor autonomía en otros órganos al evitar la duplicidad de nombramientos y una mayor simplificación administrativa.

12.-La idea de que las GRANDES LOGIAS PROVINCIALES son entes administrativas de conexión entre las logias y la Gran Logia de España, por lo que carecen de soberanía propia salvo para aspectos administrativos vinculados con las cuentas de la Gran Logia de España.
13.-La consideración de una COMISION DE JUSTICIA MASÓNICA como depositaria del poder Judicial de la Asociación, y con jurisdicción, Civil, sancionatoria y constitucional, que alcance dividida territorialmente y en secciones , e instancias, cuyas decisiones permiten recurso ultimo ante la Gran Asamblea de la Gran Logia de España, y dividida en secciones independientes.
14.-La necesidad de desarrollos reglamentarios de esta constitución.

15.-La consideración de las logias como entidades básicas no dotadas de personalidad Jurídica pero capacitadas para utilizar su nombre como colectivo de personas en el ejercicio de programas hacia el mundo profano aprobados por el GRAN MAESTRO PROVINCIAL y sujetas a las actividades y fines establecidos en la Constitución.

16.-La consideración de la GRAN LOGIA DE ESPAÑA como instrumento para que el Masón se integre en la cadena general de la masonería regular universal.

PROYECTO DE ESTATUTOS: “PONENCIA JOVELLANOS”

GRAN LOGIA DE ESPAÑA
Adaptados a la Ley Orgánica 1 / 2.002 de 22 de Marzo , reguladora del Derecho de Asociación reconocido en el artículo 22 de la Constitución Española de 27 de Diciembre de 1.978


PREÁMBULO.
La Asamblea de Masones que integran la Gran Logia de España, asociación constituida legalmente por resolución administrativa de fecha 16 de Octubre de 1.980, numero de inscripción en el Registro de Asociaciones 37.256, deseando establecer la libertad, igualdad, fraternidad y justicia entre sus miembros con vocación de hermandad, trascendencia y de acuerdo a la metodología iniciática simbólica,

PROCLAMA:
a) Su pertenencia a la Masonería Regular Universal, regulada por la Constitución de Anderson y los antiguos “Landmarks”, deberes tradiciones, usos y costumbres, derivada del reconocimiento formal efectuado por la Gran Logia Nacional Francesa por los Decretos 656 y 657, Institución Masónica depositaria de la tradición histórica de la Masonería especulativa de la Gran Logia Unida de Inglaterra procedente del siglo XVIII.

b) Su carácter tradicional e historio de orden fraternal iniciática.
c) Su carácter en consecuencia, de sucesora a titulo universal, y por ello de heredera legitima, a todos los efectos , honoríficos, morales y jurídicos, en los derechos históricos, patrimoniales y legales de las Asociaciones e instituciones masónicas Españolas, cualesquiera que estas hayan sido o se hayan denominado en la tradición histórica del Simbolismo Español de los tres grados Iniciáticos.

c) Su reivindicación del honor personal, profesional, familiar y social de los masones que nos precedieron en la cadena fraternal de unión histórica, en esta noble “Orden de los caballeros Francmasones”, y que fueron objeto de muerte, prisión, y persecución.
DESEA:
1.- Garantizar la convivencia democrática dentro de la institución de acuerdo a las normas y tradiciones masónicas y a las normas y principios programáticos de estos estatutos a los que se ha dando en denominar CONSTITUCIÓN y de acuerdo a las leyes del Estado Español..

2.- Consolidar una Institución masónica de Derecho que asegure el imperio de la ley como expresión de la voluntad de los socios que la integran a los que se denomina Francmasones o Masones.
3.- Amparar a todos los ciudadanos sean o nó masones en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas, su religión, tradiciones, lenguas e instituciones, y proteger la diversidad y el respeto de los mismos dentro de la Institución.

4.- Promover el progreso moral del ser Humano en general y de los Masones en particular, para procurar a todos una dignidad y calidad de vida individual y social de acuerdo con los principios filosóficos tradicionales masónicos y con los contenidos en la Declaración Universal de Derechos humanos.

5.- Coadyuvar al establecimiento y mantenimiento de una sociedad Española democrática avanzada, y de progreso

6.- Promover el mejor desarrollo integral posible de los menores velando por la protección de los derechos que les son reconocidos en los tratados internacionales.

7.- Preservar el entorno natural que le ha sido dado al hombre contra todo tipo de agresión, de manera que nuestros descendientes puedan seguir disfrutando en la mejor manera posible de este planeta llamado Tierra.

8.- Colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos y hombres de la Tierra sobre la base del respeto mutuo.

En consecuencia, la Gran Asamblea de la Gran Logia de España como la depositaria de todos los masones que la integran aprueban la siguiente CONSTITUCION.


Víctor Guerra.

19 enero 2014

LA REPRESION SOBRE LA MASONERÏA EN ASTURIAS 1937 (ultima entrega)

archivo histórico-1.jpg
Continuando con el trabajo de historia sobre la represión contra la masonería en concreto Asturias 1936-1939, decir con este texto llegamos a la última entrega de la trabajo..
Anteriores entregas
VG

He aquí otro ejemplo del que sí tenemos prueba documental de su pertenencia a la masonería y también de su condena a muerte, que debiera haberse cumplido si en el último momento no llegan a intervenir diversas personas.

Se trata del médico Honesto Súarez Álvarez, de simbólico “Cajal “que se inicia en la masonería en la logia Jovellanos nº1, en 1924 concluyendo dicha estancia en 1936, su periplo nos lo cuenta Marcelino Laruelo Roa:

Orden de proceder contra el médico Honesto Suárez

En Gijón, a los cuatro días del mes de Febrero de 1938, II Año Triunfal, ante mí, don Emilio Muinello Quesada, capitán jefe del cuerpo de Seguridad de esta plantilla de Gijón, y auxiliado por el cabo don Bonifacio López Uriarte, cabo del 37 compañía de Asalto de esta plantilla, por el presente atestado hago constar:

COMPARECENCIA: En la fecha arriba indicada comparece el alférez de la 42 compañía de Asalto don Fernando Rubio de la Riva, destacado en esta plaza, el cual manifiesta: Que suponiendo por confidencias obtenidas que don Honesto Suárez, que durante el movimiento rojo había ocupado el cargo de presidente del Tribunal Médico, se encontraba escondido en un caserío del pueblo de Rioseco de Caldones habitado por una tal Josefa, que durante varios años había estado al servicio de don Honesto, el declarante, junto con don José Mª Basterrechea Azcue y don Pedro Ibarra Iriarte, de Investigación de Falange, y varios números de Falange de Segunda Línea, se trasladó a dicho pueblo de Rioseco, sorprendiendo en el caserío antes citado a don Honesto Suárez, (...), por lo que, convenientemente custodiado, se trasladó al cuartel de Asalto de esta plaza. Que no tiene más que decir, que lo dicho es la verdad y que se ratifica, una vez leída por sí mismo la presente declaración, firmándola conjuntamente."

Declaración de Honesto Suárez Alvarez.

Dice que el día anterior a la entrada de las fuerzas nacionales fue trasladado de la cárcel del Coto a la de la Residencia, siendo puesto en libertad en el momento de la liberación de esta plaza, trasladándose de esta prisión a Rioseco de Caldones, donde permaneció escondido en la casa de la madre de Josefa García Meana, que era sirvienta suya desde 1930. Había entrado en la logia "Jovellanos" en 1928; pertenecía al capítulo de Caballeros de Rosacruz, Alberto de Lera nº 78; fue Venerable Maestro de la logia "Jovellanos" en 1931 y 1932, Guarda-Templo y Vigilante en algunas ocasiones; la última reunión masónica se celebró en Enero del 37.

 Era presidente del Colegio de Médicos de Gijón y por decisión de la mayoría de los colegiados se afiliaron a la CNT una vez iniciada la guerra.

La pena de muerte impuesta por el Tribunal Popular republicano de Gijón a Honesto Suárez le fue conmutada gracias a los trabajos de otro ilustre hermano masón Martínez Barrio. Al derrumbarse la resistencia en Asturias, Honesto estuvo escondido, siendo detenido por las tropas franquistas, y fue nuevamente juzgado y sentenciado, he aquí el resultado:

Sentencia:
RESULTANDO: Que el procesado en esta causa era con anterioridad al GMN un de los dirigentes más destacados de la política izquierdista en Asturias, figurando como directivo (vicepresidente en Gijón) del Partido Radical Socialista desde su fundación y, al disolverse éste, como miembro relevante de Izquierda Republicana, habiendo desplegado en todo momento, y muy particularmente en el último período electoral, una gran actividad en favor del llamado Frente Popular, (...). Fue nombrado después jefe de los servicios médicos locales, ya con la categoría de capitán-jefe del personal de Sanidad Militar, desde cuyo puesto nombró todos los sanitarios militares de Asturias. 

Desempeñó igualmente los cargos de director general de hospitales militares y presidente del Tribunal Médico Militar.(...) 

Fue nombrado también presidente del Tribunal Médico del Ejército del Norte, de cuyo cargo no llegó a tomar posesión por haber intentado huir a Francia en el mes de Julio de 1937, siendo detenido por las sedicentes autoridades rojas, que le juzgaron y condenaron a la última pena, no llegando a ejecutarse ésta por orden directa del gobierno de Valencia, permaneciendo en prisión hasta que fue libertado por el entonces coronel Franco Mussió un día antes de la entrada de las fuerzas nacionales en la plaza de Gijón. Este procesado era elemento activo de la secta masónica, en la que había ingresado en el año 1928, siendo iniciado en la logia "Jovellanos" (...) alcanza hasta el año treinta y siete, durante el que se tiene conocimiento asistió a una tenida celebrada en la citada logia "Jovellanos". Al ser detenido trató de negar su personalidad, presentándose con nombre supuesto y documentación falsa de súbdito cubano.

HECHOS PROBADOS.

FALLAMOS: Que debemos de condenar y condenamos al procesado Honesto Suárez Álvarez a la pena de muerte como responsable, en concepto de autor, de un delito de rebelión militar con las circunstancias agravantes antes dichas.” [1].

Finalmente su suegro un hombre de derechas que había perdido dos hijos, uno militar y otro que había sido “paseado” estando preso en “La Iglesiona de Gijón” intercedió ante el propio Franco, que paradójicamente perdonó la vida a Honesto Suárez.

Se cuentan además de ésta condena a la pena capital, otras que se dictaron contra los masones: Sergio Arriba Sanpedro, Teodoro López Cuesta o José Naveriras Pastur.

La represión no se quedaba tan solo en los miembros de la masonería, sino en sus bienes y demás, y por tanto al alirón de lo que estimasen las autoridades, luego venía la incautación de bienes e inmuebles, depósitos bancarios, empresas etc. Lo cual suponía toda una carga para las familias y el futuro de los propios masones.

Este es pues, un breve bosquejo de la represión masónica en Asturias de la cual debería ser objeto de estudio con profundidad, para poder ver la progresión de las penas, si éstas eran más duras en función de la consolidación del régimen franquista, o si eran rebajadas en función de algunos afectos, recomendaciones o situaciones particulares, pues hemos visto notorios e importantes personajes masónicos condenados a penas leves 12 años de reclusión menor, y en cambio a militantes de base y masones eran condenados a cadena perpetua y sobre otros pesaba la condena a la pena capital muerte.

Por otro lado se observa, aunque falta cuantificar y contrastar datos, que algunos supuestos masones, o gentes a las cuales pudieron fichar por tales, pudieron haber podido limpiar en parte de sus posibles antecedentes, así nos encontramos con expedientes vacíos abiertos a Maribona, Sela Figaredo, Rivas Cavanilles; Cavanilles Vereterra etc..,Pertenecientes a las rancias familias aristocráticas e industriales asturianas.

A colación de lo expuesto exponer la cita que en su trabajo sobre la masonería asturiana realizaba la profesora Hidalgo que viene muy bien a este contexto: “El delito no deja de ser una calificación jurídica que las leyes de cada época acomodan a las ideologías de sus gobernantes. Y la justicia y el derecho, desdichadamente, no siempre van de la mano.”[2]

Estudio propiedad de @ VICTOR GUERRA. MM.:.


[1] Marcelino LARUELO ROA: La libertad es un bien .. Gijón 1999.
2] Victoria HIDALGO NIETO: La masonería en Asturias. Oviedo 1995
























30 mayo 2010

Juan Fernández de la Llana , la pasión masónica (II)

Las figuras no destacables de la masonería española, en este caso asturianas, esas que han quedado detrás de los nombres de los Venerables Maestros, de los Grandes Maestros, como López del Villar, o Juan Fernández de la Llana, fueron los verdaderos artífices  de una callada labor de articulación del trabajo masónico, en lo estructural pero también en lo conceptual.

Detrás de los interesantes discursos y la actitud de consenso de los grandes prebostes está la labor a veces ingrata , beligerante de este tipo de masones  que la historia no ha reconocido.

Esa es en parte la labor de este tablón dar cancha a  todos esos masones que han estado en uno y en otro proyecto,. que  han entregado cuerpo y alma a la causa masónica y que la propia masonería se muestra cicatera, y hasta da la espalda en pro de libérrimas conquistas, cuando estos hombres tuvieron  en ocasiones muchos problemas de todo tipo.

Valga pues esta post como  Homenaje.
VG
y1p3QmeMUBcTvJ_pJ_VBqOKksDBfdMiimKqCkfTD6iXGg6E38QG0QH6jm3YjLz984hj

La llegada del hermano Fernández Córdoba a la logia se va notar enseguida, pues su pluma y su nombre van a ocupar la cabecera de un semanario que impulsó primero la logia Nueva Luz y que luego heredó la Juan González Río, un periódico prácticamente desconocido en Asturias, se trata del periódico La Verdad.

Será una escasa pista propiciada por el profesor Álvarez Lázaro, en su libro sobre la masonería[1], referencia que se ve confirmada a su vez, por una carta del Venerable de la logia Juan González Río en los valles de Oviedo: José María Estrada Secades que en 1890, envía al Gran Comendador del Gran Oriente Nacional de España, Vizconde de Ros, en la cual le escribe sobre el semanario en estos términos: “En el periódico La Verdad órgano de expresión de la logia a pesar de que ostente solamente el título de semanario democrático, se ha hecho una propaganda activa y denodada publicando artículos doctrinarios donde se reflejaba el espíritu de la masonería”.[2]

El semanario La Verdad encontrado, contiene los números que van desde el domingo 6 de enero de 1889, con número 101, hasta el 16 de marzo de 1890, que corresponde al número 161. El primer número había salido a la calle el 13 de febrero de 1887. Dicho periódico ha llegado hasta nosotros, muy bien conservado e impreso, tiene un formato de 62x 41 cm. con cuatro hojas editadas en blanco y negro y cuya cabecera La Verdad está acompañada por los lemas: Libertad. Igualdad, Fraternidad a la izquierda, y la derecha: Justicia, Moralidad, Trabajo, y bajo la cabecera el subtítulo: Semanario Democrático.

La articulación de contenidos estaba contemplada desde la perspectiva que el editorial del nº 101 nos adelanta:. “La Verdad seguirá ostentando sus lemas santos calcados en la moralidad, en la justicia y en el derecho. En la esfera política,- a la cual dedican siempre sus editoriales en primera página y de forma destacada- continuaremos defendiendo y propagando los principios que predicó el ilustre expatriado D. Manuel Ruiz Zorrilla”.[3] Marcando con ello las diferencias con los “republicanos federales pactistas” asentados fundamentalmente en Gijón, y a los cuales dedican varios artículos.

“En la esfera religiosa combatiremos el error y las superstición, el fanatismo y la intolerancia base deleznable en lo terreno de la sectas y religiones positivas”.

A través de la sección titulada Verdades, ya en páginas interiores, realizan toda una labor de seguimiento al clero asturiano en sus “andanzas y mandangas”, poniendo en solfa las debilidades y usuras de los ministros de la iglesia católica, amén de realizar un férreo marcaje al Obispo Martínez Vigil, al que no dudan de poner de chupa dómine, dado que este tenía montada toda una liga antimasónica que puso en más de una ocasión, en peligro a la propia logia Juan G. Río, debido a las múltiples presiones habidas.

“En la esfera social campo abierto a nuestros trabajos, objeto de nuestros esfuerzos y de nuestros sacrificios, haremos palpables los procedimientos puros de la moral masónica” . A este apartado le dedican una buena parte del periódico con dos partes bien diferenciadas, una dedicada a la vida local que nos describen a través de la sección Ecos Locales y otra más amplia con variados artículos sobre la masonería.

Estando la última página del semanario dedicada a los anunciantes, que no solían pasar de la media docena.

El semanario tenía fijada su redacción y administración en la calle Flórez Estrada nº 7, 2º; y no será hasta el número 27 de octubre 1889, cuando en la cabecera del periódico aparezcan los nombres de sus responsables: José María Villanueva como director y como redactor jefe Juan Fernández Llana, que es la parte más sobresaliente del cuadro directivo.

El lenguaje del periódico es franco y directo, es un lenguaje que como dice Iris Zavala “es un vocabulario político de los clubs jacobinos, y mezcla de elementos de los sans culottes con los ritos masónicos antiguos”, lo cual transforma y seculariza los símbolos dándoles contenido democrático y popular, reflejando fielmente el proyecto masónico a través de sus crónicas y posturas políticas.
Es una pena que la colección hallada concluya al poco de la presencia en la cabecera de Juan Fernández Llana, pues a buen seguro que en los números que nos faltan habría jugosas referencias a Salmerón.


En esa misma época y por informaciones del propio semanario vemos que se ha conjuntado la Coalición Republicana, eligiendo varios comités en la provincia, siendo elegido por el Comité local de Nava, para el Comité Provincial el propio Llana. Celebrada pues la asamblea del Partido Republicano Coalicionista de Asturias, concluye con la elección de los Presidentes honorarios que serán: Manuel Zorrilla Ruiz, Manuel Pedregal y Nicolás Salmerón, siendo nuevamente elegido Fernández Llana para representar al partido en la asamblea general del 11 de febrero de Madrid, y cuya intervención es felicitada por los correligionarios del El País, por Tuero y Rodríguez Francos. [4]


La existencia del periódico viene a demostrar una vez más que, la masonería no siempre tuvo esa tendencia de total ocultamiento, puesto que a lo largo de toda la trayectoria del semanario, que hoy ha llegado hasta nosotros, se nos van relatando banquetes masónicos, tenidas fúnebres, así como quiénes eran sus asistentes y quiénes eran en ese momento los hombres claves en la masonería asturiana.

Esta aportación es muy interesante, por diversos motivos: uno porque es una nueva fuente documental que se debe tener en cuenta para hablar de republicanismo en Asturias, dos: porque se aporta la prueba de un periódico en Asturias de carácter masónico, y tercero por la “compuesta” de masonería y republicanismo.

Un semanario pues, al que debería prestarse una atención especial, tal vez dedicando un específico empeño en que su reedición, para así completar el panorama editorial asturiano.[5]

El año 1896- 7 va ser, como antes lo fue el 89, un año clave para nuestro biografiado, pues desde una tribuna privilegiada va a poder poner al servicio de Salmerón toda una maquinaria en la cual él a pone toda la salsa republicana con alguna pincelada masónica, como nos lo muestra en varios “sueltos”, aún cuando en 1897 las logias parecen haber plegado toda su actividad.

¿Significa ello, que el vacío documental no se corresponde con ese abatimiento de columnas de los talleres masónicos, sino que aún mantuvieron su actividad hasta sobrepasar 1998? Es otra de las incógnitas a despejar.

Una vez más podemos comprobar el olvido en que cae el activo Juan Fernández Llana, pues ese año volvemos a encontrarle detrás de un periódico de carácter netamente republicano, del que casi nadie ha hecho mención: La Unión Republicana. Semanario publicado en Oviedo, ya desde 1896, pues hasta nuestras manos ha llegado una colección que arranca el 3 de enero de 1897 con el nº 47estando su redacción estaba la calle Altamirano 6 Dicho periódico llegó a sumar una existencia de unos cuatro años.

A Fernández Llana se le atribuye la dirección de La Unión Republicana de 1905, pero salvo el Rogelio Jove y Bravo[6] nadie parece darse cuenta de que detrás de La Unión Republicana de 1896 está este radical el abogado ovetense. En esta ocasión no aparece en la mancheta del periódico su nombre, pero sí su estilo:

“Según el Eco de Occidente, la masonería es la autora de todos los males que afligen a España

¡Caramba! Y nosotros que estábamos tan tranquilos sin saber nada. Conque la masonería, eh?
De modo que a ella se debe la Restauración, y el negocio del Noroeste, y los robos en las colonias, y el caciquismo vergonzante de Pidal , y el acierto de los frailes en la colonización de Filipinas, y la reacción gazmoña y estúpida de padecemos, y la condenación de Cabriñana, y la fuga de D. Carlos y las tonterías que dicen ciertos periódicos. Bueno es saberlo”.[7]

Dicho semanario nos va aportar también la relación de miembros de la organización del Partido Republicano en Asturias, y de la Junta provincial de Unión Republicana, donde encontramos junto a miembros de la Junta permanente como González Alegre, Ciriaco Martín o Melquíades Álvarez, a miembros de la masonería asturiana como Bernardo Montes Iglesias, Trófimo Collar del Peso, el propio Juan F. Llana, José Fernández Alejandro Nespral, Bernardino Pumarada, el notario Rafael F. Calzada, y por la Junta Municipal del Centro Republicano de Gijón a Marcelino Aguirre.

En el proyecto de la Fusión Republicana del 20 junio de 1897 en Asturias, sale elegido como secretario junto con Aniceto Sela y Sampil, e interviene en un meeting al día siguiente cuya intervención se recoge en el semanario republicano:

Recuerda (F. Llana) que ya en 1881, en una reunión de republicanos celebrada en el café Universal de Oviedo se levantaron voces elocuentes proclamando la fusión republicana, y esas voces repercutieron en los altos organismos respondiendo a esa aspiración – dice- han ido a Madrid los representantes de Asturias, y los que como yo, no hemos podido ir, nos hallamos identificados con la hermosa labor allí realizada.[…] y niega que el testamento de Ruiz Zorrilla exprese el deseo de adopción del procedimiento único. A efecto, cita la fecha en que el Sr. Salmerón se separó del progresismo por intransigencias de algunos amigos de Ruiz Zorrilla, que no de éste y la Asamblea en que se inició la idea de una sincera unión republicana. [...] Por eso . al decir que me abrazo a los demás republicanos nadie me puede decir que renuncio a la revolución, ni al cariño que me inspira la veneranda memoria de aquel ilustre patricio que enfermó en la emigración y vino a morir a su patria, casi de limosna”.

En ese mismo número del semanario republicano se recoge su adhesión al zorrillismo que lo compatibiliza con su entrega a la causa salmeroniana, como el mismo nos expone en otro mitin, celebrado unos días más tarde en la cuenca minera langreana:

Zorrilla está en la memoria de todos y descansa para siempre, mereciendo el homenaje que se le tributa como mártir de la causa republicana; Pis se le tiene en cuanta y se le admira por su honradez, sus virtudes todas y su talento, Salmerón es un espíritu vidente que anda predicando la buena nueva de la fusión republicana, y Labra y Azcarate y otros eminentes patricios recorren también los pueblos ejerciendo ese saludable y necesario apostolado de la Republica, Y nosotros, decía, venimos también aquí a gritar con vosotros ¡Viva la República!.[8].

En 1905 volvemos a encontrar al activo zorrillista, al frente de otro nuevo proyecto el periódico La Unión Republicana, Semanario Asturias. Una “segunda época que comienza con el número 1 el 19 de marzo de 1905 y que concluye con el número 74, con fecha de noviembre de 1906, Se editaba en la imprenta La comercial de Oviedo, sita en la calle Gastañaga 17.

Hasta el número 21, inclusive, “su formato era el de folio grande, y cada número constaba de ocho páginas y se vendía a 10 céntimos, a partir del número 22 hasta el último el formato pasó a ser de doble folio con cuatro paginas y bajo su precio a cinco céntimos. Y como no sostenían, según el periódico, un programa y decían que era el de Salmerón”[9]

En el número 30, el mismo Llana nos explica, contestando a una campaña de un periódico rival: “ que el no era director, sí fundador de la primera y segunda época y (él) lo paga”

Este periódico cuando fenezca dejará paso a otro más, El Bloque que tenderá a la defensa de las tesis y las derivaciones de su mentor que terminará enrolado en el Bloque Liberal, que se creó para combatir la ley antiterrorista de Maura y como consecuencia desembocó en el germen del Partido Reformista. Como tal en LLanes (Asturias) el 9 de septiembre en la conjunción republicana que se forma para celebrar la creación del Bloque Liberal, se acuerda la publicación de dicho órgano de expresión [10] del cual será nuevamente su impulsor Fernández de la Llana, que terminará secundando al movimiento reformista, del cual como antes nos decía El Españolito, terminará escaldado y regresando a la comodidad de su hogar.

Pero antes permítanme que les presente uno de los últimos actos en los que participó el republicano Juan Fernández Llana, y del cual dejó constancia en un manifiesto publicado en diario El Carbayón, en 1905, se presenta a candidato a Diputado, y tras la elecciones inserta este manifiesto en la prensa regional:

“Os doy gracias más sentidas por vuestra actitud, por el entusiasmo con que acudisteis a las urnas y por la disciplina que revelasteis obedeciendo la indicación de la Junta Provincial de Unión Republican.[…] Faltos nosotros de organización, luchando con toda suerte de elementos fuera y dentro de casa, hemos obtenido el primero de los éxitos que desde hace veinte años se registran. El candidato de la Unión Republicana, arrollando con todos los colegios, donde el sufragio Universal fue una verdad, a los caciques monárquicos que hace siete lustros usufructúan el poder y la influencia oficial, se siente orgulloso de si mismo y de tener amigos tan leales y sinceros.

Mañana me robaran el acta, pero que conste que soy Diputado por Oviedo y que corresponderé a vuestra confianza”.[11]

Como expone el profesor Friera: “Desconocemos la veracidad de las afirmaciones del candidato republicano, salvo que se quedó sin acta ante el número de votos verificados”.[12]

Como conclusiones del trabajo se pueden adelantar varias:

El olvido en que han caído ciertas figuras “menores” de los republicanismos regionales, solapados por las grandes figuras, aún siendo los artífices y muñidores de la aglutinación de voluntades y proyectos.

El escaso manejo de fuentes que se utilizan, y en el caso de este trabajo se han aportado dos nuevas fuentes, para hablar con propiedad del republicanismo asturiano, los Semanarios La Verdad, y La Unión Republicana de 1897.

Por otro lado va quedando cada vez más clara la implicación de la masonería y el republicanismo, cada vez más certificada documentalmente, y más, cuando hablamos del siglo XIX. Aunque queda por dilucidar si de verdad hubo correa de transmisión entre las logias y las organizaciones políticas.


[1] La masonería escuela de formación del Ciudadano. La educación interna de los masones en el último tercio del siglo XIX. Universidad de Comillas. Madrid 1998.
[2] AHPA. Logia Juan González Río. Rollo. A. 739/9-1.
[3] Semanario La Verdad nº 101 del 16 de marzo de 1890.
[4] Semanario La Verdad. 6 de enero de 1890.
[5] Notas tomadas del trabajo en prensa de Víctor Guerra: La masonería ovetense del siglo XIX, Cuadernos de Historia. Facultad de Geografía e Historia. Universidad de Oviedo.
[6] Un siglo de Prensa asturiana 1888-1926: BIDEA nº 7. Agosto de 1949.
[7] La Unión Republicana 3 de enero de 1897. Por otra parte las afirmaciones de su nieto Juan Santana en el Diario Región del 14 de marzo de 1974 nos lo confirma.
[8] La Unión Republicana. Oviedo 27 de junio 1897.
[9] Juan Santana: De bibliografía asturiana: Un periódico de partido. Diario Región 24 de marzo de 1974.
[10] El Bloque tendrá una vida escasa, pues comienza el 31 de octubre de 1908 y llegará a mayo de 1909. Esta organización tuvo enfrente a otros importantes masones José Naquens y Joaquín Costa.
[11] El Carbayón. 15 de marzo de1905.
[12] F. Friera. Obra ya citada pag 456-7.
(Ponencia presentada al Congreso de  Republicanismo NICOLAS SALMERON y ALONSO (1873-1908) A propósito del centenario de la Unión Republicana) Almería 2 al 4 de abril del 2003)
Textos@ Víctor Guerra
Miembro del  Instituto  de Investigación Masónica de Toulouse y Paris
Miembro del Centro de Estudios de Historia de  la Masonería Española (Zaragoza)
Miembro del Circulo de Estudios de Rito Francés Roettiers de Montaleau
NOTA:  Si se toma este texto debe referenciarse al fuente,
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...