Mostrando entradas con la etiqueta Ramón Pérez Costales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ramón Pérez Costales. Mostrar todas las entradas

04 octubre 2008

Masones en el Pacto Federal Astur-Galaico: Moreno Barcia y otros (III)


El otro masón que acompaña a Eladio Carreño, en la firma del Pacto es José Pérez Villamil, del cual no lo podemos confirmar como francmasón, pues el escaso desarrollo de la historiografía de la Villa de Ribadeo, nos ha impedido saber a ciencia cierta si uno de los baluartes septembrinos como lo era Pérez Villamil, pertenecía o no a la orden masónica, aunque a tenor de lo que expone el masonólogo Alberto Valín quedamos en una incertidumbre muy clásica en masonería:

“No nos sorprendería en absoluto encontrar a republicanos como Segundo Moreno, Andrés Caballería, José Pérez Villamil o Mamerto Infanzón. Pero desgraciadamente, y debido al sempiterno problema de no haber tenido acceso a su desconocida documentación, tenemos que contentarnos con bosquejar, a grandes rasgos, esa poco conocida historia[1].

 En Ribadeo había una logia La Fortaleza nº 82 (1891-1894)[2], en la que  el profesor Valín, sitúa a Pérez Villamil, y fundamenta su tesis de pertenencia y membresía  en que éste había enviado al Marqués de Santa Marta, un pésame por la muerte de su mujer, y en cuya misiva se tilda de “correligionario” al  Marqués de Santa Marta, que  era a la sazón el Gran Maestre General de la Gran Logia Simbólica Española, bajo cuyos auspicios estaba la logia ribadense.

 En el resto de las comitivas, puesto que estaban representadas las cuatro provincias gallegas,  encontramos a varios miembros de la francmasonería,  por Orense asisten: Camilo Pérez Castro; Emilio Meruéndano; Esteban Quet; Francisco Casanova; Alejandro Quereizneta; José Casal y el al activo militante republicano federal Cesáreo Rivera Abraldes, alcalde de Rivadavia y Diputado a Cortes Constituyentes de 1873, por el mismo distrito que le encontramos en pleno Sexenio Democrático.

 Cesáreo Rivera  se iniciará el 31 de octubre de 1871, lo que se ignora es si fue iniciado en el seno de la logia orensana Auria nº 59, fuese a como fuese, tomó el simbólico de Zuinglio” y estuvo, al menos eso sí lo podemos  documentar,  en el seno de la logia Luz de Avia n º 64 de Orense, entre 1871 y 1876, taller  que finalmente abandonó, aunque la logia siguió trabajando a la gloria del G:.A:.D:.U:.[3], hasta abatir columnas, supuestamente sobre 1894.

 El hermano Zunglio como grado capitular formó parte del Soberano Capítulo Unión Ibérica nº 86, en el cual le encontramos en 1890 con el grado 14º del REAA[4].y el cargo de Orador[5].

 También en dicha comitiva se encontraba Antonio Prieto Puga. Tras el renacimiento en 1869 de la masonería a través de logias como la coruñesa Herculina nº 10, o la Finisterre nº11:
“Tanto cualitativa como cuantitativamente, se dieron en plena Restauración Borbónica, a lo largo, aproximadamente, de la década 1885-1895, sin duda la etapa de su gran apogeo, para caer repentinamente, en aquel insostenible y mortal declive – como una forma más o menos parecida, sucedió en el resto de España peninsular- que llevaría en tres años escasos, al total abandono, desapareciendo de nuevo en un silencioso “sueño masónico” hasta bien entrado el nuevo siglo”[6].

 Hay que tener en cuenta,  como nos indica el citado profesor, que la Heculina es fundada, mes y medio  después de haberse celebrado el Pacto Federal, y parece haber muchas prisas por fundar un taller  de altos grados,  lo cual nos da la pista de lo que en parte estaba sucediendo:

“No olvidemos que la influencia republicano –federal de esta logia tuvo que ser importante, y que estos federales como Tapia Segade o Antonio Prieto, temerosos de la probable influencia centralista de la dirección del Partido Republicano Federal Español, habían escogido días antes la vía pactista regional dentro del seno de este partido, con ánimo de poder garantizar la autonomía de los distintos entes regionales”[7].
 Prieto Puga es un empleado de origen orensano, concretamente  de Xunqueira de Ambía que se inicia en la masonería en enero de 1867, y dadas las urgencias del naciente taller, el hermano Prieto Puga es exaltado al grado de Compañero (2º) el 24 del mismo mes y año.

La ascensión de Prieto Puga es meteórica pues en el cuadro de 1872 ya ocupa el cargo de 1º Vigilante con el nombre simbólico de Bravo,  y aparece ostentando el grado 29º del REAA. En el curso masónico siguiente ya ocupa la Veneratura[8]. Prieto Puga será andando el tiempo cofundador y propietario del periódico coruñés La Voz de Galicia,  y ocuparía el cargo de  Gobernador Accidental de la Coruña,  durante la caída de la Iª Republica, aunque se despediría de ella dando un:  ¡Viva la Asamblea Nacional, único poder legítimo de la República Federal Española!

  En la comitiva que salió de Lugo hacia La Coruña iban: Vicente Somoza, Vicente Calderón y Vieites; Cándido Robellón; Idelfonso Serrano; Serafín Villar; José Sanjurjo, Eladio Fernández Miranda y el francmasón: Segundo Moreno Barcia, que habitaba en la villa de Ribadeo, en cuya villa sita en la frontera astur-galaica se van a levantar entre 1873 y 1894 dos logias: Perfección y La Fortaleza.

 La primera que se tiene datada es la logia Perfección nº 89 (1873-1874), en la que supuestamente debía encontrarse inscrito Segundo Moreno cuya pertenencia a este taller, salvo que aparezca documentación al respecto, debemos dejar colgada en el clavo de las conjeturas, aunque es muy fácil que lo fuera, puesto que había sido profesor y director de la Escuela Náutica de Ribadeo en ese tiempo.

 Lo que si sabemos ya de forma documental es que Segundo Moreno Barcia, [tío del Gran Maestre del Gran Oriente Español: Augusto Barcia,  que lo fue en el curso masónico 1921-1922] era un francmasón que trabajaba la piedra bruta dentro de la logia Brigantina, la cual  busca la exaltación “coruñesista” en el gentilicio Brigantium .

 Dicho taller masónico levanta columnas en 1877, bajo los auspicios del Gran Oriente de España.  Moreno Barcia, ejerce como Venerable,  con el máximo grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado de  Soberano Comendador del Grado 33ºdurante el curso masónico de 1888.

En 1892, año se le pierde la pista en esta logia que continuará sus trabajos hasta 1895.[9]
 A Moreno Barcia simbólico Manín”le volvemos a encontrar en el seno de un orientalista Rito como es el de Memphis y Mizrain[10] al que se va a acoger la Gran Logia Regional Galaica que recibe la Carta Patente[11] el 10 de mayo de 1890, cuya sede será, como no podía ser menos,  la ciudad de La Coruña.

Esta logia se denominará unos meses más tarde Gran Logia Regional de Asturias y Galicia nº 2.

 Sobre las orientaciones de la masonería de aquellos momentos el Hermano Robespierre en un artículo publicado en el Boletín del Gran Oriente de España escribía:
Hoy dentro de que llaman Masonería española, existen grandes Orientes bien caracterizados: lo hay liberal progresista como el de España; reaccionario, absolutista y casi feudal como el Nacional (de Pantoja); republicano y librepensador como el Nacional (de Ros), en su novísima evolución, creando logias Giordano Bruno y republicano de acción como el llamado Mizraím[12].

Será pues en esta última órbita, en la cual se inscriban buena parte de los francmasones que lideran el pacto republicano federal, que como vanguardia de su pensamiento y escala de valores van a poner en marcha las Escuelas Laicas.

 En Coruña va a ser Moreno Barcia uno de sus promotores a través de Asociación Benéfica “Miguel Servet”, que  será el ente que  ponga en funcionamiento tales centros educativos.

 Este impacto del krausismo y la Institución Libre de Enseñanza dentro de la masonería y entre los dirigentes del republicanismo en general,  va a traer como consecuencia que en Asturias se dé también varias fundaciones como el Ateneo Casino Obrero de Gijón,  que liderarán en un primer momento Eladio Carreño y Angel Hevia,  y en cuyas directivas se irán sumando diversos francmasones.

 Volviendo al Comité de la Coruña firmante del pacto federal, no deja de ser paradójico que en la comitiva presidida por un asturiano: Ramón Pérez Costales[13] no aparezca ningún francmasón, sabiendo como sabemos de la intensa actividad de las logias en la ciudad de La Coruña y su adscripción al republicanismo.



[1] VALÍN FERNÁNDEZ ALBERTO. Op. cit.,p. 385 .
[2] De esta logia tenemos en 1892 un cuadro de dignidades: Venerable: Francisco Ordóñez; Orador: Francisco Salvadores; Tesorero: Tomás Fernández y Secretario: Marcos González.
[3] Esta invocación del Gran Arquitecto del Universo, es utilizada comúnmente en el seno de la denominada  Masonería de Tradición.
[4] Es uno de los más antiguos ritos que se practican en la masonería, y uno de los más extendidos. Hay varias historias sobre su origen,  unas van a buscar sus orígenes junto al primer hombre, y otras nos hablan que fue un rito instituido alrededor de 11762 en las Grandes Constituciones de Federico II de Prusia. Es un Rito escalonado en  33 grados.
[5] Guardián de las Constituciones y censor de las Ceremonias. Su palabra es incontestable puesto que representa la Ley del Derecho Masónico.
[6] VALÍN FERNÁNDEZ, ALBERTO. Op. cit.
[7] VALÍN FERNÁNDEZ, ALBERTO. Op cit p. 81
[8] El Venerables es el presidente de la logia.
[9] Años antes, junto a otro reconocido masón coruñés Santiago Casares Paz, (padre del también francmasón Quiroga Casares) una generación más joven que Moreno Barcia, van a trabajar codo con codo en el proyecto de la Constitución Federal Española.
[10] Este Rito fue patentado en 1814 en París, aunque se ha escrito en varios tratados que se practicaba con anterioridad en Italia, y en cuyo desarrollo intervinieron dentro de la masonería diversos grupos como los Carbonarios que resultaron ser el soporte imprescindible para su desarrollo. Se compone de 90 grados tomados del Escocismo, del Martinismo y de la llamada Masonería Hermética.
[11] Carta constitutiva entregada por una Obediencia a siete maestros masones, por la cual se autoriza y reconoce la facultad para constituirse en un taller masónico.
[12] ÁLVAREZ LÁZARO, PEDRO: La masonería escuela de formación del ciudadano.  Madrid.  Universidad de Comillas 1998.
[13] Ramón Pérez Costales, natural de Oviedo. Era un médico muy comprometido con las conspiraciones contra Isabel II, tanto es así, que participa en 1866 en el levantamiento de los Sargentos del Cuartel de San Gil por lo cual tiene que exiliarse a Portugal. Cuando triunfa La Gloriosa, Pérez Costales regresa y se establece en La Coruña, de ahí que le veamos al frente de la comitiva coruñesa del Pacto Galaico-Astur. En 1872 sale elegido Diputado cargo que repite en las Cortes Constituyentes de la Iª República (1873). Cuando Pi y Margall se hace cargo de la Presidencia del República Pérez Costales es nombrado Ministro de Fomento
Pérez Costales fue pintado por Picasso, puesto que Costales actuó como protector y doctor personal del pintor durante la estancia de Picasso en Coruña. La  esposa de Costales de origen  francés ayudada a Picasso con sus lecciones del idioma francés. El doctor Costales patrocinó y fue mentor en Galicia con su primera exhibición: "Una Vida de Picasso”. Con la caída de la Republica tras un corto exilio  regresa a Coruña y toma como iniciativa fundar la Academia Gallega, la cual  toma cuerpo en 1906. Fallece en 1911.

.Trabajo de Victor Guerra (Inédito)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...