Mostrando entradas con la etiqueta Reformismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Reformismo. Mostrar todas las entradas

16 diciembre 2015

TEODOMIRO MENENDEZ, SOCIALISTA Y MASON, VISTO POR ETELVINO GONZALEZ


 La figura del socialismo asturiano, el diputado Teodomiro Menéndez apenas si ha contado con trabajos historiográficos más allá de alguna reseña periodística como la del Diario El País , de 1978

Por tanto su figura dentro del socialismo y la propia masonería ha quedado oculta para unos y para otros, aunque no deja de ser verdad que ha habido bastantes reticencias, sobre todo en todos en los ámbitos socialistas ante un posible abordaje prosopografico del tipo «socialistas con mandil», ya que el socialismo español pese a contar con una buena nómina de masones, y siendo una buena parte de sus padres fundadores y preclaros referentes de lo que se llamó «gente del mandil».

Por tanto la su figura de Teodomiro Menéndez como la de tantos otros ha sufrido de una clara invisibilización por parte de unos y otros, a pesar de que su figura atraviesa casi un siglo, la historia de España pues fallece con 100 años.

Teodomiro nace en Oviedo un 26 de julio de 1878, en la calle Rosal, que paradójicamente en ese enclave se recogen dos importantes citas de referencia relacionada con la masonería, uno de ellos es la famosa «Casa de los Masones de la Calle de la Vega» que según dicen los cronicones fue la sede la primera logia astur y que estaría liderada por D. Manuel de la Pezuela, aunque hay quien pone todo esto en duda toda esta historia.

La otra referencia ya es otro cantar pues se trata de una novela que se desarrolla entre Ponga y Oviedo, y en cuya trama a buen seguro que tendría encaje la figura de Teodomiro, y esta trama político-masónica se desarrolla en la calle Rosal, número 15, y cuya trama noveló Alberto Foyo, como «Rosal nº 15»

Teodomiro Menéndez, falleció en Madrid con unos 99 años en el cenit del año 1978, con la paradoja de que paso casi todo el franquismo en la ciudad de Madrid.

Su figura tras los años es recogida ahora de una forma curiosa por el historiador maliayés Etelvino Gonzalez López, que ha tenido a bien hacerme llegar un ejemplar de su libro titulado: TeodomiroMenéndez, político y sindicalista, publicado bajo el sello de dos fundaciones señeras como son la Fundación José Barreiro y la Fundación Indalecio Prieto , y prologado por Alonso Puerta.

El libro recoge pues los imputs más sobresalientes del ciclo vital de Teodomiro Menéndez de una forma curiosa, como es su formación como autodidacta a través de la Extensión Universitaria, la referencia extensa e intensa como Concejal ovetense, en cuya consistorial hemos tenido en varias ocasiones sentados en sus bancadas a notables masones, como Juan Gonzalez Río (siglo XIX) y a Teodoro López Cuesta en el siglo XX, y D. Ricardo Fernandez, Concejal de Seguridad Ciudadana, miembro del Gran Oriente de Francia, el cual ocupa uno de los sillones concejiles socialista del consistorio ovetense.
Prosigue Etelvino con su relato, repasando los hechos acaecidos en el periplo existencial de nuestro notable socialista que en 1919 obtiene el acta de Diputado, y entre medias estará presente en la proclamación de la 2ª Republica (1931) tal y como hicieron los masones republicanos gijoneses, y el 14 de abril fue designado por el Comité republicano-socialista como Gobernador Civil de Asturias.

Digamos que Teodomiro Menendez pasa por todo, encarcelamiento, un intento de suicidio ser apresado por la Gestapo, y finalmente recalará en Madrid hasta su muerte en 1978

El relato de Etelvino Gonzalez, ya digo que no es un texto al uso, sino que cada momento lo ilustra con una serie de documentos que ilustran a la perfección el quehacer del activo ovetense socialista que además de sindicalista fue también masón, tal y como recoge de unos datos aportados por mí en su momento, y que recoge como tal el susodicho historiador, muy al contrario de como hacen otros «ilustres», recoge en el capítulo 5 titulado Difícil Laberinto.

Será la logia Jovellanos, la primera, la número 337, con la cual renace en el primer tercio del siglo XX la masonería astur, y la que el 14 de diciembre de 1912 ponga «entre columnas» con los ojos vendado a Teodomiro Menéndez para proceder a la iniciación como Aprendiz Masón, adoptando tras ello el nombre simbólico de «Europa», y en cuyas bancadas de logia encontramos a anarquistas como Eleuterio Quintanilla o a quien fuera alcalde de Gijón: Avelino Gonzalez Mallada, o reformistas muy cercanos a Teodomiro como Alberto de Lera o el propio Melquiades Álvarez. En un escrito de la Gran Logia Regional de Levante se indica en 1927 que ha el Hermano Europa ha dejado de ser miembro de la masonería por «falta de asistencia y pago».

Reglamente es muy escaso el expediente masónico que los servicios franquistas lograron articular de Teodomiro Menendez, para la gran andadura de este activo socialista, y habría que preguntarse por ese hecho, que parece un tanto inusitado dadas todas sus andanzas públicas, políticas, masónicas y sindicalistas, otros por muchos se les reunión bastante pruebas de cargo.

En todo caso el Hermano Europa, tras la caída del régimen republicano y la aparición en escena de los servicios de recuperación de Marcelino  Ulibarri al servicio del franquismo y sus razzias antimasónicas, confeccionaran un dossier mínimo, pero que aun así terminará bajo la larga mano del Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y del Comunismo, que con fecha del 3 de julio de 1942 le condenará a la pena de reclusión menor durante 12 años y las accesorias. Teniendo en cuenta que en 1935 se le pedía  por el delito de Rebelión Militar  en el 34, la pena capital  y 10 millones de pesetas de indemnización.

Lo cual no es mucho teniendo en cuenta su trayectoria política, más que masónica, ya que en general carecemos de más datos sobre el currículo masónico de Teodomiro, sí este llegó al grado de Compañero (2º) o Maestro Masón (3º), o a los Altos Grados, lo que nos indican los distintos cuadros lógicos de la Logia Jovellanos, es que el estatus del Hermano Europa, no va a cambiar hasta la  fecha en que se le puede rastrear en la logia gijonesa: 1926 y donde aún tiene el grado de Aprendiz, lo que nos está indicando una cuestión y es que Teodomiro Menéndez no participaba de la vida masónica.

De ahí que no fuera extraño que en 1927 se le expulsara por falta de asistencia y pago, pues la logia no podía seguir resistiendo, no la falta de asistencia, sino la de pago.

En todo caso esto nos  viene a demostrar lo poco trabajados que están algunos masones tan notables, al menos en el área política sindicalista,  como Teodomiro Menéndez al que por otra parte con independencia de su asistencia a la logia cabe preguntarse ¿Si utilizaba los ámbitos masónicos para sus relaciones políticas..?

El trabajo intenso de Etelvino Gonzalez López, no ha sido tanto historiografiar la vida intensa de Teodomiro, sino plasmar algunos pasajes con el documento oportuno que los representa lo cual hace que dicho texto sea una herramienta más que necesaria para aquellos que un día quieran abordar en toda su extensión la vida y obra de este importante militante socialista.

Creo que a tenor de lo que recoge el propio Etelvino, este nos va dando  pistas, por un lado es posible un acercamiento entre ambos  cuando Teodomiro toca dos teclas, por un lado su propia extracción  sociopolítica que era interesante para el proyecto reformista  de Alberto de Lera y Melquiades Alvarez, (que luego le negaría la posibilidad de un indulto en 1935) puesto que Teodomiro siempre se situó en el ala de los consensos, y luego debió de haber otro tema que les atrajo a los masones , como fue la conferencia de Teodomiro sobre el Caso Dreyfus, el cual además tendrá una cobertura importante en la prensa asturiana.

La otra lectura son sus entornos  en los cuales se denota la presencia de varios y variados masones, o que intentaron serlo como el escritor Pérez de Ayala, con el cual coincidirá  en varios estadios, llegando a presentar al propio escritor en una conferencia  sobre «el pintor Zuloaga y sus arte», tuvo contactos con Luis Laredo, Mariano Mateo, Fernando de los Ríos, Aurelio Guerra Rivera, primer director de la Escuela Neutra, Rosario de Acuña, Teodoro López Cuesta..., algunos estrechos colaboradores.... y otros meros compañeros, pero a lo largo de arqueólogo de Etelvino se denota la presencia de muchos masones en la diversa trayectoria política del Hermano Europa.

 En todo caso queda mucho por investigar y muchas incógnitas por despejar, su colaboración con el reformismo de Melquiades impulsado desde los ámbitos masónicos en el naciente siglo XX, sus desapego de las bases masónicas, o de cómo es posible que pudiera supervivir todo el franquismo y tardofranquismo en Madrid, habiendo sido un notable político y reconocido masón, al menos durante unos cuantos años aunque fuera como Aprendiz, otros por menos tuvieron que pasar todo un calvarios de multas, de destierros, los cual no concluyó hasta que se derogó el TOP.

En todo caso Etelvino, González pone sobre la mesa los documentos para hitar el periplo existencial de Teodomiro Menéndez, ahora queda que sobre esos cimientos documentales ir desarrollando todo una labor de recuperación del personaje y sus contextos que es cuando menos un superviviente nato.


Otras lecturas y reseñas: 

Victor Guerra

10 enero 2013

LA MASONERIA EN CABRANES (Asturias) Entrega 1ª

Siguiendo con la idea de ir confeccionando el Diccionario Biográfico de la masonería Asturiana al que llevamos entregados desde el 2007, publicando casi que unos 250 artículos, aportamos en esta ocasión la reseña sobre la masonería en el Concejo de Cabranes, que por la cantidad y entidad de sus personajes, bien merece contar con una extensa reseña en este denso Diccionario Biográfico Masónico Asturiano.
VG
Escuela de Viñón, fundada en 1908

Sí ha habido un concejo en la zona nororiental de Asturias que se haya destacado por la presencia entre su población de un importante contingente de miembros de la masonería, ese ha sido Concejo de  Cabranes.

Cuando se dice que un concejo tan pequeño como éste ha tenido esa prodigalidad en la conjunción de efectivos masónicos, no deja de sorprender, puesto que dicho municipio llegó a contar entre sus vecinos con once miembros naturales o residentes del concejo adscritos a distintas logias, y ello sin contar con el contingente de masones indianos que no trabajaron en las logias gijonesas al estar “durmientes”[i].

Aunque estoy en la sospecha, que hubo otros que bien por la desaparición de los archivos, o bien por la falta de datos que les vincularan con dicha tierra, quedaron sin datar. Es más otros aparecerán entre los casos curiosos, ya que su única relación con la masonería será aquella que los distintos servicios consideraron como prueba para ser considerados como masones, como fue el hecho de que junto a sus firmas aparecieran los tres significativos puntos (\)[ii], como es el caso de Froilán Obaya, a quien que se le propuso como miembro de la Junta Gestora del Frente Popular por Izquierda Republicana.

El propio alcalde Juan Fernández Quirós, en el acta del pleno del 16 de Febrero de 1933 firma también con los tres puntos (\), al igual que los Tenientes Alcaldes Evangelista Venta o Aurelio Piñera, elegidos en Mayo de 1936.

Este numeroso grupo de francmasones de naturaleza y de residencia cabranesa, con notables influencias en la estructura obediencial, tienen claras intenciones de llevar adelante el levantamiento de un taller, tal y como muestra la carta que el Venerable Maestro de la logia Jovellanos 337, Alberto de Lera, escribe el 4 de Junio de 1923 a la Comisión Liquidadora de la Obediencia, en la cual hace saber que “en breve se instalará una logia en Cabranes con asistencia de hermanos de la Jovellanos 337 y algunos otros provenientes de Cuba y Argentina”.

Tal proyecto no se llevó a cabo y en cambio sí salió adelante un triángulo en Nava; es muy posible que esto hubiera provocado algunas diferencias y recelos entre el abundante grupo de francmasones, circunstancias que causó un distanciamiento importante del resto de los efectivos con relación a Nava.

Cesáreo del Valle Junco director del “Eco de Cabranes”, y Cesáreo Lavandero Rodríguez, son los ermitaños que con el candil dan la luz masónica, a algunos de sus convecinos que se presentan para sus aplomaciones en la logia Jovellanos 337 o Jovellanos 1 (según la fecha) y cuya sede estaba en los valles de Gijón, pasando más tarde algunos de estos afiliados a constituir la nueva logia Riego nº 2 en el mismo valle.
Cuadro de francmasones de origen o residencia en Cabranes
Nombre F. Nacto N. Simbólico Profesión Logia y años Grado
Cesáreo de Valle Junco 24/02/1878 César Abogado Logia Jovellanos 337 – 1922
Jovellanos 1-1922-24-26
Francisco Corrales Sánchez 29/03/1903 Panuco Comercio Logia Jovellanos 337 – 1922-1926
Jovellanos 1-1922
Gonzalo Corrales Huerta 22/04/1896 Piles Comercio Logia Jovellanos 1- 1922-
Enrique Calle Revorio Cesar Logia Jovellanos 337 – 1922
Jovellanos 1-1922-1928
Juan Rodríguez Naredo Torazo Empleado Jovellanos 1 -1925- 1929
Alfonso Benigno Naredo Productor Obrero Jovellanos 337- 1922
Rafael Barrera Cano 29/03/1903 Sevilla Industrial Jovellanos 1- 1923 *-1925
Cesáreo Lavandero Rdrguez. Cabranes Comercio Jovellanos 337-1918;
Riego 2- 1924-1926
José María Rodríguez 29/9/1872 Argentino Propietario Amese 1912
Jovellanos 337-1/ 1912-1922-1926
Logia Condorcet de Madrid 1934

33º
* Nota : No se conoce la fecha de iniciación

A la luz del cuadro adjunto, se observa en todo el grupo una cierta perseverancia en cuanto a la presencia en el seno de los talleres, a juzgar por los años de permanencia, que se detecta en los cuadros lógicos de las distintas logias en las que trabajan, cuestión nada baladí si tenemos en cuenta que la media nacional de permanencia en los talleres es muy pequeña, y aun cobra más importancia esa larga estadía a raíz de la convulsión política de la región y de la vida orgánica de los propios talleres.

De todos los francmasones cabraneses, a excepción de José María Rodríguez, sí hay alguien que destaca por su actividad y presencia en distintos medios, ese es Cesáreo del Valle Junco.

Este personaje, editor de periódicos  nació en Carabaño el 24 de Febrero de 1878. Recibe su primera instrucción en la villa de Santa Eulalia, y más tarde le envían a un colegio de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) perteneciente a los Padres Escolapios.

De regreso a Asturias, termina Derecho y se doctora en Filosofía y Letras; obteniendo dicha graduación en leyes con apenas veintiún años, accede al puesto de Secretario de la Corporación Municipal de Cabranes a la vez que ejerce la abogacía en un despacho que había instalado en Villaviciosa .

Como prototipo de la época, muy similar a la de sus otros compañeros de ámbito político y francmasón, se embarca en una y mil tareas, entre ellas la de ser la cabeza visible primero de los conservadores y luego del Partido Reformista de Melquiades Álvarez, quien agrupa en torno a sí a un buen número de masones de la comarca; Cesáreo del Valle, y Gustavo Acebo, son sus puntas de lanza que participan activamente en la consecución del acta del Diputado Manuel Cavanilles de Villaviciosa, que logra en 1914 con un total de 4.250 votos, frente a los José Pidal, que tan solo obtendría 2.379. La victoria contra el conservadurismo pidalino lo celebran Gustavo Acebo y Cesáreo Valle Junco dando sendos mítines desde el balcón de la casa del Diputado Sr. Cavanilles en Villaviciosa. [iii]

Cesáreo del Valle fue uno de sus fundadores y directores que tuvo el periódico El Eco de Cabranes, que tuvo una vida que abarca desde el 25 de mayo de 1906 al 25 de Julio de 1914, con una tirada quincenal que puso en la calle un total de 121 números y cuya premisa era la de mantenerse al margen de las cuestiones políticas, sin renunciar a un espíritu crítico como se puede leer en los distintos artículos que en él se escribieron sobre el anarquismo o el sindicalismo, mezclado con las constantes reivindicaciones como Concejo, y aspirando a constituirse a la vez en un medio de conocimiento y puesta al día de la vida social cabranesa.
A Cesáreo lo encontramos en los listados de miembros activos de la logia Jovellanos 337, donde se inicia como “aprendiz masón” el 21 de Agosto 1921 con el nombre simbólico de “César”. Cuando esta logia se reconvierte en la Jovellanos nº1, con la reorganización de la masonería en las Grande Logias Regionales, obtiene el 29 de Diciembre de 1922 el grado de Compañero (2º), y finalmente se le exalta al Maestro Masón (3º) el 1 de Junio 1923.

Su, permanencia en la logia gijonesa, se constata al menos hasta 1928, que es donde se acaban los cuadros lógicos en los que podríamos estudiar su trayectoria masónica. En una nota del Secretario de Declaraciones del Juzgado, comenta que Valle del Junco ha estado cotizando a la logia Jovellanos 1 hasta casi 1940, cuando en realidad eso es difícil que hubiera pasado, puesto que no solo hay una reunificación de los mermados efectivos en 1937, sino que tras el derrocamiento del régimen republicano la Gran Logia Regional (GLRN) lleva todo su aparato administrativo tras de sí hacia el valle de Barcino (Barcelona) para luego emprender el exilio a Francia, y los escasos documentos de ese período no hay constancia de que Cesáreo estuviese cotizando al taller gijonés.

Por otro lado cabe la posibilidad de que tras la marcha de la GLRN , ésta hubiera dejado aquí una pequeña infraestructura de socorro y protección de los hermanos que aquí se quedaban, pero no hay constancia de ello, ni en otras retractaciones se palpa el que hubiera una seudo actividad masónica encubierta. Es más da la impresión , y solo es eso una impresión , de que tras la debacle cada uno tiró por donde pudo e intentando ignorar y olvidar todo lo relacionado con la masonería.

De hecho la reorganización de la francmasonería en Asturias, no viene de la mano de los que aquí se quedan que son muchos, sino que viene de la mano de los que se fueron al exilio, y es más no hay reincorporaciones por parte de los que aquí se quedaron, cuando renace la implantación masónica, aunque es cierto que muchos ya eran muy mayores y una buena parte se había muerto.

Retomando el hilo de la vida de Cesáreo, como veíamos anteriormente, nada más sacar su flamante título de Derecho, Cesáreo del Valle comienza a trabajar como Secretario del Ayuntamiento de Cabranes, siendo a veces sustituido por razones de enfermedad o vacaciones por otro hermano francmasón, Mariano Merediz Parreño, que ejercerá durante casi dos años de secretario de dicha Corporación.

Cesáreo, para salvaguardarse de la interinidad, se presenta en 1924 a las oposiciones para Secretario de Ayuntamiento, las cuales saca con el número 9, siendo destinado a Cangas de Onís, donde permanece hasta 1940. Como hombre que viene el reformismo, comienza a tener problemas con la Corporación canguesa, surgida del Frente Popular; de hecho Don Cesáreo, como se le llamaba era el viejo estandarte del reformismo que no entiende lo que está pasando en el seno de la sociedad, y además desde su puesto de Secretario entra en grandes controversias con los gestores del Frente Popular, y de ahí que deje su cargo y se traslade a la villa de Infiesto, donde por sentencia del Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo se le separa del servicio .

Atendiendo a su acta de retractación[iv], su proyección y a la alegación atenuante de que ha tenido un hijo en el frente nacional, se salva a sus 66 años de una grave condena, pues se le rebaja la pena a la separación e in habilitación para cargo público en función de los considerandos, La pena ya no fué tan grave, pues en ese momento Cesáreo del Valle Junco estaba jubilado, y dos años más tarde de dictarse la condena, en 1948, muere en su casa natal de Casas del Río, (Cabranes).

Víctor Guerra.




[i] Durmiente o Pasar a Sueños, cuando un iniciado francmasón por voluntad propia abandona la actividad en su logia, sin perder sus derechos masónico
[ii] Lo masones utilizan los tres puntos en triángulo como abreviatura y significación de tal condición masónica
[iii] El Eco de Cabranes de 1906 a 1914, Edición Facsimilar de Ed. Ayalga
[iv] El acta de retractación es de lo más curiosa, pues dice que fue invitado por José Mª Rodríguez a una sesión de espiritismo y masonería y que los citados personajes espiritistas perdían los estribos al realizar su trato con los espíritus..., ignoraba que la Masonería estuviera excomulgada por la iglesia... y que se fue de la masonería por falta de pago y que recibió una carta en términos extraños para él , pues hablaban de una plancha de quite.y que no sabe como fue su baja... Acta de retractación de Cesáreo Junco del 1 de Marzo de 1944 . ANHGC/ AHPA Rollo 286





























10 febrero 2008

Gervsario de La Riera , masoneria y el Ateneo


La relación de la masonería, o los masones con la cultura, es un idilio inacabable y de muy estrecha e intensa relación. Primero fue el Ateneo Casino Obrero de Gijón, donde se constata la presencia de diversos masones asturianos en su juntas directivas y membresía.

Luego será un proyecto acariciado largamente el que pondrán en pie La Escuela Neutra, esa que los enemigos de la Orden tildaban como la Escuela sin Dios, un proyecto que comienza en 1912 y que llega a las puertas de la Guerra Civil, no sin problemas.

Y ahora se cumplen 100 años de Ateneo de la Calzada, ese mismo Ateneo en el que hemos estado inscritos y trabajado diversas generaciones, aunque a mí personalmente me tocó lidiar en la convulsa época de José Picos, José Gayol, etc.

Pero no se trata aquí de recordar tiempos cercanos, sino recordar y refrescar quien fue uno de los impulsores del Ateneo de la Calzada un proyecto que ahora cumple 100 años y que vino de la mano, entre otros de D. Gervasio de la Riera.

Gervasio de la Riera, es un hombre que supedita incluso su concepción ideológica en pro del desarrollo una ciudad que lo había visto crecer, y es más en numerosas ocasiones deja patentizado su cariño por el barrio de la Calzada, en se le puede considerar como un concejal cercano a la tesis reformistas pero de carácter independiente.

Nace el 13 de agosto de 1888, de profesión industrial, concretamente era el propietario de los Astilleros Riera, complejo naviero muy vinculado al barrio de la Calzada, tanto fue así que se le nombró Socio Benefactor del Ateneo Obrero de La Calzada, en cuya fundación participa además desde su cargo de concejal del Ayuntamiento de Gijón.

Así mismo fue un gran impulsor de la gestación y puesta a punto, no solo de dicho Ateneo, donde además participaron prohombres y diversos masones entregando importantes donaciones, como así lo hicieron Lucas Merediz, José María Friera, José María Rodríguez, , éstos dos últimos miembros de masonería gijonesa, sino que aportaron también para el funcionamiento de las Escuelas de La Caridad, un centro de enseñanza privada que se crea en 1902 y que se constituye como el primer equipamiento de enseñanza con que cuenta el barrio de La Calzada, y cuya gestión residía en un patronato compuesto por los tutores familiares y los propietarios de diversas empresas de la zona entre ellas la del Astillero Riera. Este tipo de entidades son el punto de confluencia entre el reformismo republicano y los movimientos obreros del momento.

Panteón de los Riera en el Cementerio de Ceares. Gijon

Pero Gervasio de la Riera va a marcar no solo industrialmente al barrio de la Calzada, sino que va a estar presente en el Ateneo Obrero y fundará en dicha zona, concretamente en la parroquia de Jove el Respetable Triángulo Evaristo San Miguel con sede en Jove y bajo los auspicios de la Gran Logia Regional del Noroeste (GLRN).

El nacimiento de este triángulo masónico, es fruto del uso que se hace de la masonería en ocasiones de los intereses partidistas, motivo por el cual nace esta nueva formación a finales de 1923.

Quien propicia la nueva partición en el seno de la logia Jovellanos, para iniciar la aventura de una nueva logia en Jove es el veterano masón y político: Gervasio de la Riera.
Gervasio de la Riera, se inicia en la masonería en 27 de octubre de 1913 y es exaltado el 19 de mayo de 1916,a Maestro Masón en el seno de la logia ocupa el cargo de 2º Vigilante en 1917 y el de Limosnero al año siguiente y en 1920 . En el año de 1922 ejerce como 1º Vigilante de la logia.

En 1922, ejerce de 2º Vigilante en dicho taller con el grado 18º, y utilizando el simbólico de Benot. En 1923 Gervasio parece que no está dispuesto a secundar los movimientos que se dan en la masonería asturiana encabezadas por Alberto de Lera, y el ala reformista, y producto de tal decide fundar, como ya expuso, el triángulo Evaristo San Miguel. Esta nueva formación masónica de Jove, parece contar con el beneplácito de la GLRN, y dicho pequeño grupo masónico levanta columnas como tal el 31 de diciembre de 1923, Gervasio de la Riera junto con José Antonio de la Riera, Jesús Fernández Álvarez y Víctor Álvarez Cuervo, todos ellos provenían de la logia Jovellanos nº 337

.Un año más tarde se vuelve a tener noticias de este pequeño grupo y de otros masones al dictarse el edicto de expulsión de la Gran Logia Regional del Noroeste, cuestión que se comunica a todos los Cuerpos y Talleres con fecha del 15 de diciembre de 1924 y que firman Alberto de Lera y Antonio López del Villar ambos como Gran Maestre y Gran Secretario de la G:. L:.R:.N:.

Su salida de la vida masónica se produce junto con la de otros veteranos masones como José Tenas Pons, Mariano Merediz Díaz Parreño, ambos miembros de la logia Jovellanos; la salida de Patricio Fernández. Armayor, y Pedro Fernández Fueyo miembros de la logia Riego, a las que hay que sumar la de José Antonio de la Riera y la del propio Gervasio, estos dos últimos como miembros del Triángulo Evaristo S. Miguel.

¿Es la constitución de esta nueva formación y el pretendido espacio que querían ocupar, lo que en parte causa su expulsión? No lo sabemos a ciencia cierta, aunque Gervasio de la Riera en su obligatoria retractación ante los grupos policiales franquistas, dice que había salido de la Orden, porque un hermano masón y consignatario Desiderio Martín acusaba a Mariano Merediz de malversar fondos de la esposa de este, y como Gervasio no creyera en tal versión no adoptó tal resolución que se tomó contra Merediz, y fueron expulsados todos ellos, de lo cual se hizo eco un periódico local.

Aunque es muy posible que desde dicho triángulo se hiciesen algunas maniobras en pro de lograr algunos apoyos políticos no bien entendidos y que ello provocara tan drástica situación.

Pese a su alto grado en la masonería, le valió tal y como recoge la sentencia del General Saliquet su expulsión de Orden en 1924 y la aportación de numerosos datos sobre masones, que firmo y aportó en la retractación, lo cual como se aporta le hicieron beneficiario de resultar absuelto en la Causa General 155.

Esta ha sido la intención, ampliar el conocimiento de un personaje al que la Calzada le debe un especial reconocimiento.

29 enero 2007

En recuerdo de Melquiades Alvarez

Nicho de Melquiades Alvbarez en el Cementerio de La Almudena de Madrid


En otro blog, Masonería siglo XXI, hablaba de los masones que habían caido a manos republicanas.

La verdad es que ignoro cuantos fueron, y supongo que fueron pocos, pero en honor a la memoria histórica, hay que decir que muchos masones se encontraron en el bando de la incompresión y fueron detenidos por unos y por otros.

Quién se vío en esas tesituras fue Melquiades Alvarez, El Tribuno, el mismo que ensalza una parte de la derecha más rancia, y que reniega de la masonería como apestados, y a la cual hay que decirle que Melquidaes Alvarez se revistió del mandil masónico.

No tardando mucho expondré en este mismo tablón una de sus planchas.

Valga hoy como memoria de su trabajo este artículo publicado en su día el Diario La Nueva España

A PROPOSITO DE MELQUIADES ALVAREZ, o el CANTO DE LAS DOS MONEDAS.

La moneda de la memoria histórica está amenazada de muerte, pues la a aparición de nuevos autores y las nuevas revisones del marco histórico aportados por gentes como José María Marco; Pío Moa, etc y la labor de hijos, nietos y biznietos que revindican la memoria de sus antepasados ayudados en algunos casos por toda una cohorte de pudientes empresarios, y rancias familias, que reivindican ya sin freno su largo abolengo están logrando entre todos que en parte se desdibujen los contornos de nuestra reciente historia.

Es el caso de lo que está sucediendo con Melquíades Álvarez, al que se le han dedicado varios trabajos, en mi mesa están los estudios de Manuel Suárez Cortina: El reformismo en España; o el Maximiano García Venero: Melquíades Álvarez. Historia de un liberal; Luis Iñigo Fernández con Melquíades Álvarez, un liberal en la segunda Republica, su nieta Sarah Alvarez de Miranda: Melquíades Álvarez, mi padre en el canto de la moneda; Antonio L. Oliveros: Un tribuno español: Melquíades Álvarez; Justo García Sánchez con su trabajo Melquíades Alvarez Profesor Universitario y como no el otro gran trabajo de Antonio Oliveros: Asturias en el resurgimiento español.


Pues bien en toda esta pléyade de trabajos la faceta de francmasón ha quedado escamoteada; escondida y hasta sumergida en los más importantes olvidos la figura del Tribuno Melquidaes: y si embargo bajo el prisma de la historiografía masónica y hasta política, es muy difícil entender la existencia y deesarrollo de Melquíades y del propio Partido Reformista, sin que se aborde esa membresía masónica.

Ya en el libro de su nieta Sarah Álvarez Miranda, prima de un republicano de pro D. Luis Arias Argüelles Meres, que la ayudó en la labor de hacer realidad la publicación del libro, cual experto amanuense de clara estirpe orteguiana y azañista, vuelven a escamotear la pertenencia masónica.

Se obvia en muchos de los abordes que se han hecho el retrato de Melquíades Álvarez esa membresía, y por ende, las consecuencias que trajo para aquellos francmasones que siguieron a lo largo del primer tercio del siglo XX al Hermano:. Triboniano, pues este era el nombre simbólico utilizado por Melquíades en masonería.

Debemos decir en honor a la verdad que a Melquíades se le observa ya desde la masonería, del siglo XIX, como una joven promesa a la que habría que “captar”, y terminará incardinándose en la Orden Masónica en 1912 en la logia Jovellanos de Gijón
[1], de la mano de su amigo Alberto de Lera, Gran Maestre de la Gran Logia Regional del Noroeste, ambos consiguen hacer realidad el binomio de masonería y reformismo, como bien nos os cuenta Oliveros en su libro Asturias en el Resurgimiento Español.

Podemos decir que Melquíades Alvarez nace con la masonería del siglo XX, pues tras el desastres del 98, no había masones en activo en Asturias, hasta principios de 1911 que es cuando se colocan las primeras piedras y a las cuales acude Melquíades Álvarez con ese impetú que le caracterizaba, pues no solo apoya el nacimiento de la masonería sino que empuja la Escuela Neutra.

Pudiera pensarse que la estadía de Melquíades en el seno de la masonería, fue puramente casual, al igual que le que sucedió con el presidente D. Manuel Azaña, pero no, esa estadía de Melquíades fue larga y prolija, aunque haciendo justicia no se puede obviar que defendió la memoria de Ferrer y Guardia, y que se manifestó contra la Ley de Jurisdicciones, y estaba, al menos en esos primeros tiempos por la libertad de culto y la secularización total de la vida española, aunque tampoco se puede uno olvidar que fue también el defensor de José Antonio Primo de Rivera, y no se le perdonó su abandono o traición a la causa republicana.

Melquíades Alvarez, tuvo una larga vida en masonería, parece que terminó obteniendo su grado 18º por el cual pagó 50 pesetas en 1924. Así mismo aparece en un cuadro lógico de la logia del 30 de septiembre de 1926, pero su paso por el taller asturiano debía ser más virtual que real, aunque no deja de estar clara su ascendencia reformista a través de sus más grandes aláteres como fueron Alberto de Lera, y Antonio del Villar (Gran Maestre y Gran Secretario de la Gran Logia Regional del Noroeste).


Pero de su paso por la logia no nos queda nada, no hay apenas planchas, y apenas si sale en las citas de los balaustres del taller. Es como una extensa sombra masónica cuya estela se percibe, pero apenas si parece manifestarse.

Pero sí que tuvo una importancia capital en la masonería astur, y fue cuando Melquíades por efecto directo o indirecto, fura uno de los mayores culpables de que los masones asturianos que le siguieron de manera ciega, con una fé a prueba de bomba, luego sería quebrantada cuando se vieron en tierra de nadie, ante el muro de la imcompresión.


Ese momento se produce cuando Melquíades pacta con la CEDA, acto al que que se opone de forma frontal la masonería, y ello trae consigo que se expulse a los afiliados masones que habían dado el paso de seguir a Melquíades hasta la CEDA, puesto que su permanencia en ambas organizaciones, masonería y el Cedismo eran incompatibles.

Melquíades fue un tribuno, un líder que supo atraerse a las gentes de la logia y dejó en tierra de nadie a aquellos masones que le siguieron, “pues como melquiadistas se consideraban gente de orden” y tal posición será por un lado la que conlleve que el régimen republicano les rechace como miembros del republicanismo, y para colmo de sus males, se verán como objeto de persecución por parte de la dictadura franquista.

Es por eso que Melquíades, se le puede considerar responsable de esos hombre, que no abrazaban el reformismo, sino el melquiadismo que tanto propaló dicho tribuno, y que fue la causa de buena parte de sus males, tal vez esa es la fisura que queda para que encaje todo el entramado de esta historia, en la cual había que profundizar analizando sus amistades, sus avales para ver cuales eran los hilos “discretos” que se movían a su alrededor.

Este apunte intenta colocar a Melquíades Álvarez en otra perspectiva que se debiera abordar sin dilación, para situar al personaje en su propio periplo y encrucijada.

Hoy Melquíades Álvarez a los setenta años del su fusilamiento pese a tanta pompa, y recurso familiar, reposa en una “cutre hornacina” del cementerio de Madrid, al que este francmasón pese a todo, le colocó una rosa, como hermano que fue.
[1] Archivo de Salamanca Exp. 8 Legajo 161, en el cual nos indica que Melquíades Álvarez fue iniciado en día 123 de noviembre 1912, y exaltados a los grados de Compañero (2º) y Maestro (3º) el 28 de agosto de 1915 y el 10 de diciembre de 1917


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...