Mostrando entradas con la etiqueta San Vicente la Barquera. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta San Vicente la Barquera. Mostrar todas las entradas

24 mayo 2008

UN AFRANCESADO MASON: José Narganes de Posada


Ahora que estamos en plena efervescencia patriótica, con ensalzamiento de lo patrio , frente a lo francés y lo afrancesado, será bueno traer desde el espíritu crítico que inspira todos estos trabajos, abordar la personalidad de un masón afrancesado y totalmente desconocido para los masones españoles, y como no, para la propia historiografía masónica española.

Mi encuentro con este masón nacido en San Vicente de la Barquera, o sea a caballo entre Asturias y Cantabria, se produjo leyendo un libro sobre La Masonería y Gran Imperio, en el cual se hablaba de cómo algunas de las gentes ilustradas se adhirieron al movimiento francés.

Lo cierto es que siempre se ha visto a los afrancesados como unos seres perversos e incapaces colaboracionistas, a los cuales solo les interesó su propio estado", aunque de todo hubo, para que negarlo.

En realidad, yo creo que hay que verles y analizarles como una minoría ilustrada que pretendía la reforma de las estructuras cuasi feudales en las que estaba sumergida España.

De Narganes de Posada sabemos más bien pocas cosas, aunque cada vez está despertando su figura como pedagogo, la curiosidad de los nuevos historiadores, que tomando datos de aquí y de allá van reconstruyendo su quehacer, más que su biografía.

A Jose Narganes de Posada se le conoce por sus obras “Tres cartas sobre los vicios de la Instrucción pública en España y proyectos de un Plan para su reforma, escrita en 1807, sabemos de la mano Julio Ruiz Berrio que nació en San Vicente de la Barquera el 26 de agosto de 1772, y su familia procedía de Caviedes (Ayuntamiento cántabro de Valdaliga), y aunque sus apellidos son otros, va utilizar los de Narganes de Posada, el primero procedente de su padre y el segundo de su abuelo materno.

Estudió en Real Seminario patriótico Bascongado de Vergara y fue profesor del Colegio Soréze(situado en el Departamento del Tarn) y utilizado por la nobleza española para la formación de sus vástagos, y en el cual Narganes de Posada, fue Catedrático de Ideología y Literatura española.

Conocedor desde sus tiempos de Vergara de las corrientes renovadoras de las artes y la filosofía que pululaban por Europa, su estancia en Francia le hizo partidario decidido de la abolición del régimen feudal español, de la instauración de un régimen constitucional y la necesidad de libertad en la cátedra y en cualquier tribuna pública.

Su vuelta España se debió producir sobre 1809, un año antes los franceses habían suprimido las corporaciones religiosas y  se le encargará tras su vuelta a Narganes de Posada el  reorganizar todo el sistema escolar, pues no en vano el 17 de octubre por un Real Decreto se le nombraba Director del Real Colegio, en lugar de las extintas Escuelas Pías de San Antonio de Madrid.

Ocupó en 1811, La Junta Consultiva de Instrucción Pública, junto a Francisco Marina y Juan Melendez Valdés entre otros.

Director del Colegio de San Antonio de Madrid (1809-1810), director accidental del Colegio o Liceo de Lavapiés (1810). Según El Zurriago, "redactó la gaceta del rey Pepino", esto es, de José I. Cuando el ministro josefino de interior Marqués de Almenara ordenó en 1810 a Francisco Martínez Marina que organizase una Junta de Instrucción Pública y Educación que visitase todas las escuelas y demás establecimientos de instrucción, en especial los de primera educación de ambos sexos, para darle un informe circunstanciado, formó parte de ella en 1811 con este propósito junto a Pedro Estala, José Antonio Conde y Martín Fernández de Navarrete.

De su pertenencia a la masonería sabemos que en el discurso de inauguración de la Gran Logia Nacional de España del 27 noviembre de 1809 pronunciado por el Gran representante del Gran Maestre Joaquín Ferreira, sabemos, que “El primer templo erigido por masones españoles en la capital de su país, cuyo título (San José) es en cierto modo una dedicatoria al Soberano que lo gobierna (José Bonaparte) estaba por lo menos autorizada a constituirse en Gran Logia, y entre esas “dignidades que la constituyeron estaba Posada de Narganes como Gran Maestro de Ceremonias y Gran Secretario, como consta en un diploma extendido a favor de Thomas Glis de Escocia fechado el 30 de junio de 1810, y en el cual consta su firma.

Hay constancia documental de la elevación al grado 31 del REEA de Narganes como Venerable de la logia Santa Julia que se hallaba enclavada en la calle Tres Cruces , junto a la plaza del Carmen de Madrid.

Después de 1814 tiene que emigrar a Francia, y se sabe de su vida de su existencia por unas cartas entre Alberto Lista , que constatan que en 1816 se encontraba en Auch.

Durante el Trienio Liberal se sabe que entre 1820-1823, dirigió El Universal Observador Español de Madrid, pronto abreviado a El Universal, uno de los periódicos más famosos de esa época y que duró prácticamente lo que el mismo Trienio. Era de ideología moderada, más ilustrada que liberal, y colaboraron en él José María Galdeano, Juan González Caborreluz y José Rodríguez. También dirigió la Gaceta Española de Cádiz en 1823.


Para saber más:
  • Diccionario Biográfico del Trienio Liberal, Madrid, El Museo Universal, 1991.
  • Julio Ruiz Berrio, "El plan de reforma educativa de un afrancesado: el de Manuel José Narganes de Posada", en Historia de la educación: Revista interuniversitaria núm. 2 1983, pp. 7-18.

Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...