Mostrando entradas con la etiqueta Teodomiro Menendez. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Teodomiro Menendez. Mostrar todas las entradas

16 diciembre 2015

TEODOMIRO MENENDEZ, SOCIALISTA Y MASON, VISTO POR ETELVINO GONZALEZ


 La figura del socialismo asturiano, el diputado Teodomiro Menéndez apenas si ha contado con trabajos historiográficos más allá de alguna reseña periodística como la del Diario El País , de 1978

Por tanto su figura dentro del socialismo y la propia masonería ha quedado oculta para unos y para otros, aunque no deja de ser verdad que ha habido bastantes reticencias, sobre todo en todos en los ámbitos socialistas ante un posible abordaje prosopografico del tipo «socialistas con mandil», ya que el socialismo español pese a contar con una buena nómina de masones, y siendo una buena parte de sus padres fundadores y preclaros referentes de lo que se llamó «gente del mandil».

Por tanto la su figura de Teodomiro Menéndez como la de tantos otros ha sufrido de una clara invisibilización por parte de unos y otros, a pesar de que su figura atraviesa casi un siglo, la historia de España pues fallece con 100 años.

Teodomiro nace en Oviedo un 26 de julio de 1878, en la calle Rosal, que paradójicamente en ese enclave se recogen dos importantes citas de referencia relacionada con la masonería, uno de ellos es la famosa «Casa de los Masones de la Calle de la Vega» que según dicen los cronicones fue la sede la primera logia astur y que estaría liderada por D. Manuel de la Pezuela, aunque hay quien pone todo esto en duda toda esta historia.

La otra referencia ya es otro cantar pues se trata de una novela que se desarrolla entre Ponga y Oviedo, y en cuya trama a buen seguro que tendría encaje la figura de Teodomiro, y esta trama político-masónica se desarrolla en la calle Rosal, número 15, y cuya trama noveló Alberto Foyo, como «Rosal nº 15»

Teodomiro Menéndez, falleció en Madrid con unos 99 años en el cenit del año 1978, con la paradoja de que paso casi todo el franquismo en la ciudad de Madrid.

Su figura tras los años es recogida ahora de una forma curiosa por el historiador maliayés Etelvino Gonzalez López, que ha tenido a bien hacerme llegar un ejemplar de su libro titulado: TeodomiroMenéndez, político y sindicalista, publicado bajo el sello de dos fundaciones señeras como son la Fundación José Barreiro y la Fundación Indalecio Prieto , y prologado por Alonso Puerta.

El libro recoge pues los imputs más sobresalientes del ciclo vital de Teodomiro Menéndez de una forma curiosa, como es su formación como autodidacta a través de la Extensión Universitaria, la referencia extensa e intensa como Concejal ovetense, en cuya consistorial hemos tenido en varias ocasiones sentados en sus bancadas a notables masones, como Juan Gonzalez Río (siglo XIX) y a Teodoro López Cuesta en el siglo XX, y D. Ricardo Fernandez, Concejal de Seguridad Ciudadana, miembro del Gran Oriente de Francia, el cual ocupa uno de los sillones concejiles socialista del consistorio ovetense.
Prosigue Etelvino con su relato, repasando los hechos acaecidos en el periplo existencial de nuestro notable socialista que en 1919 obtiene el acta de Diputado, y entre medias estará presente en la proclamación de la 2ª Republica (1931) tal y como hicieron los masones republicanos gijoneses, y el 14 de abril fue designado por el Comité republicano-socialista como Gobernador Civil de Asturias.

Digamos que Teodomiro Menendez pasa por todo, encarcelamiento, un intento de suicidio ser apresado por la Gestapo, y finalmente recalará en Madrid hasta su muerte en 1978

El relato de Etelvino Gonzalez, ya digo que no es un texto al uso, sino que cada momento lo ilustra con una serie de documentos que ilustran a la perfección el quehacer del activo ovetense socialista que además de sindicalista fue también masón, tal y como recoge de unos datos aportados por mí en su momento, y que recoge como tal el susodicho historiador, muy al contrario de como hacen otros «ilustres», recoge en el capítulo 5 titulado Difícil Laberinto.

Será la logia Jovellanos, la primera, la número 337, con la cual renace en el primer tercio del siglo XX la masonería astur, y la que el 14 de diciembre de 1912 ponga «entre columnas» con los ojos vendado a Teodomiro Menéndez para proceder a la iniciación como Aprendiz Masón, adoptando tras ello el nombre simbólico de «Europa», y en cuyas bancadas de logia encontramos a anarquistas como Eleuterio Quintanilla o a quien fuera alcalde de Gijón: Avelino Gonzalez Mallada, o reformistas muy cercanos a Teodomiro como Alberto de Lera o el propio Melquiades Álvarez. En un escrito de la Gran Logia Regional de Levante se indica en 1927 que ha el Hermano Europa ha dejado de ser miembro de la masonería por «falta de asistencia y pago».

Reglamente es muy escaso el expediente masónico que los servicios franquistas lograron articular de Teodomiro Menendez, para la gran andadura de este activo socialista, y habría que preguntarse por ese hecho, que parece un tanto inusitado dadas todas sus andanzas públicas, políticas, masónicas y sindicalistas, otros por muchos se les reunión bastante pruebas de cargo.

En todo caso el Hermano Europa, tras la caída del régimen republicano y la aparición en escena de los servicios de recuperación de Marcelino  Ulibarri al servicio del franquismo y sus razzias antimasónicas, confeccionaran un dossier mínimo, pero que aun así terminará bajo la larga mano del Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y del Comunismo, que con fecha del 3 de julio de 1942 le condenará a la pena de reclusión menor durante 12 años y las accesorias. Teniendo en cuenta que en 1935 se le pedía  por el delito de Rebelión Militar  en el 34, la pena capital  y 10 millones de pesetas de indemnización.

Lo cual no es mucho teniendo en cuenta su trayectoria política, más que masónica, ya que en general carecemos de más datos sobre el currículo masónico de Teodomiro, sí este llegó al grado de Compañero (2º) o Maestro Masón (3º), o a los Altos Grados, lo que nos indican los distintos cuadros lógicos de la Logia Jovellanos, es que el estatus del Hermano Europa, no va a cambiar hasta la  fecha en que se le puede rastrear en la logia gijonesa: 1926 y donde aún tiene el grado de Aprendiz, lo que nos está indicando una cuestión y es que Teodomiro Menéndez no participaba de la vida masónica.

De ahí que no fuera extraño que en 1927 se le expulsara por falta de asistencia y pago, pues la logia no podía seguir resistiendo, no la falta de asistencia, sino la de pago.

En todo caso esto nos  viene a demostrar lo poco trabajados que están algunos masones tan notables, al menos en el área política sindicalista,  como Teodomiro Menéndez al que por otra parte con independencia de su asistencia a la logia cabe preguntarse ¿Si utilizaba los ámbitos masónicos para sus relaciones políticas..?

El trabajo intenso de Etelvino Gonzalez López, no ha sido tanto historiografiar la vida intensa de Teodomiro, sino plasmar algunos pasajes con el documento oportuno que los representa lo cual hace que dicho texto sea una herramienta más que necesaria para aquellos que un día quieran abordar en toda su extensión la vida y obra de este importante militante socialista.

Creo que a tenor de lo que recoge el propio Etelvino, este nos va dando  pistas, por un lado es posible un acercamiento entre ambos  cuando Teodomiro toca dos teclas, por un lado su propia extracción  sociopolítica que era interesante para el proyecto reformista  de Alberto de Lera y Melquiades Alvarez, (que luego le negaría la posibilidad de un indulto en 1935) puesto que Teodomiro siempre se situó en el ala de los consensos, y luego debió de haber otro tema que les atrajo a los masones , como fue la conferencia de Teodomiro sobre el Caso Dreyfus, el cual además tendrá una cobertura importante en la prensa asturiana.

La otra lectura son sus entornos  en los cuales se denota la presencia de varios y variados masones, o que intentaron serlo como el escritor Pérez de Ayala, con el cual coincidirá  en varios estadios, llegando a presentar al propio escritor en una conferencia  sobre «el pintor Zuloaga y sus arte», tuvo contactos con Luis Laredo, Mariano Mateo, Fernando de los Ríos, Aurelio Guerra Rivera, primer director de la Escuela Neutra, Rosario de Acuña, Teodoro López Cuesta..., algunos estrechos colaboradores.... y otros meros compañeros, pero a lo largo de arqueólogo de Etelvino se denota la presencia de muchos masones en la diversa trayectoria política del Hermano Europa.

 En todo caso queda mucho por investigar y muchas incógnitas por despejar, su colaboración con el reformismo de Melquiades impulsado desde los ámbitos masónicos en el naciente siglo XX, sus desapego de las bases masónicas, o de cómo es posible que pudiera supervivir todo el franquismo y tardofranquismo en Madrid, habiendo sido un notable político y reconocido masón, al menos durante unos cuantos años aunque fuera como Aprendiz, otros por menos tuvieron que pasar todo un calvarios de multas, de destierros, los cual no concluyó hasta que se derogó el TOP.

En todo caso Etelvino, González pone sobre la mesa los documentos para hitar el periplo existencial de Teodomiro Menéndez, ahora queda que sobre esos cimientos documentales ir desarrollando todo una labor de recuperación del personaje y sus contextos que es cuando menos un superviviente nato.


Otras lecturas y reseñas: 

Victor Guerra

03 octubre 2008

1 Noviembre, en homenaje a los Hermanos masones

Todos somos libres de elegir nuestro destino” 

Jean Paul Sartre

La columna partida uno de los simbolos funerarios masónicos 


Pequeño nicho con los restos de Melquiades Alvarez en el cementerio de la Almudena.


Discreta tumba del Hermano masón y diputado socialista  Teodomiro Menendez, ubicada en Madrid

Tumba de Mario Roso de Luna en el Cementerio Civil de la Almudena


Tumba sencilla de Rosario de Acuña, en el Cementerio del Sucu, en Gijón


El gran mausoleo de Marcelino Gonzalez, situado en el Cementerio de Gijón


Unos Hermanos masones ante la tumba masónica de Juan G. Rio ubicada en Oviedo.


Signo maónico en la única tumba que existe en Asturias con tales signos, y ubicada en el Cementerio del Sucu



Panteón de Gervasio Riera y alguno de sus familiares tambien masones


La sencilla lápide que encierra los restos de Alberto Lera, quien fuera Gran Maestre , de la Gran Logia Regional del Noroeste. (GOE)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...