Mostrando entradas con la etiqueta Tineo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Tineo. Mostrar todas las entradas

27 abril 2015

Obelisco en recuerdo de la Constitución de 1812 con símbolos masónicos en Avilés

Esta Asturias mía, es casi siempre así, que le vamos hacer cada uno tira para el lado que tira.

Y es que el Sábado 25 de abril si inauguró en Avilés (España)  la colocación  de un regalo de la ciudad  de San Agustín de la Florida, la replica del Obelisco levantado en aquella ciudad  en memoria  de la Constitución de Cádiz de 1812.

Y esto se ha hecho, sin que apenas los masones astures nos hayamos enterado, salvo los Hermanos de la Logia Jovellanos  /GLE) que recogen en su página web tal hecho., y que también hoy resalta la prensa asturianas  la complicación que ha habido con dicha colocación que coincide en época electoral

Frente a las protestas  que ha habido y su utilización,  la Logia Jovellanos ( GLE)  ha sacado un comunicado que recoge la prensa de este modo

«La Logia Jovellanos , representante de la masonería regular en Asturias, hizo público ayer un comunicado en el que se congratula de la colocación del monolito, réplica del que se yergue en San Agustín de la Florida y que fue el único que quedó en pie en el imperio español cuando el rey absolutista Fernando VII subió al trono y mandó derribar todos los obeliscos conmemorativos de la proclamación de la Carta Magna de Cádiz, la que pasó a la historia con el nombre de “La Pepa”.

Los masones asturianos de la Logia Jovellanos agradecen a las autoridades de las dos ciudades ubicadas a ambas orillas del Atlántico, Avilés y San Agustín, la colocación del obelisco en tanto que “perpetúa la memoria de nuestros hermanos masones que participaron en la redacción de la primera Constitución que convertía a los súbditos en ciudadanos, y que por ello sufrieron posteriormente la cárcel, el destierro y el olvido».  La Nueva España, 27 de abril de 2015

Es una pena que esto se haya producido de esta manera. pues  no siendo un elemento masónico en sí , puesto que el obelisco pertenece a muchas otras corrientes de pensamiento, si que en las estelas pétreas  que presiden dicho obelisco, se hayan  el Compás y la Escuadra, como se puede ver en las fotos adjuntas tomadas de la noticia de la Logia Jovellanos.

Es una pena la poca pericia comunicacional institucional …, pues en ese acto podía haber sido puente para que las logias masónicas de la región asturiana del Derecho Humano (DH) del Gran Oriente de Francia (GODF) de  Gran Logia Femenina de España (GLFE) y de Gran Logia de España (GLE) hubieran podido estar juntas arropando dicho acto.

Es de celebrar el tema de la normalización del uso de diversos símbolos que  Franco en su abencerraje erradicó de nuestra esfera publica y privada, a la presencia de estos símbolos en el Cementerio del Sucu, placas de la GLSE,y de GODF, ahora se une la presencia en este obelisco de estos emblemas que deberían estar también presentes en Tineo en el monolito del que fuera último Presidente de la República Española en el exilio, como fue  José Maldonado, que carece de dichos simbología cuando en realidad gran parte de su vida estuvo ligada a la masonería.

Son estos y otros los ritos que nos quedan por ir cumpliendo y cerrando para que vaya currando el ciclo de la recuperación de la Memoria Histórica.

Obelisco Avilés

En el día de hoy, con la presencia de la alcaldesa de Avilés, Pilar Varela y la vicealcaldesa de San Agustín, Roxanne Horvath, se ha colocado en Avilés como regalo de la ciudad de San Agustín de la Florida un obelisco en memoria de la Constitución de Cadiz de 1812, replica del original que se conserva en San Agustín.

Es el primer monumento en Asturias que une los valores constitucionales con la escuadra y el compás, el símbolo más reconocido de la masonería.

La Logia Jovellanos nº138, representante de la masonería regular asturiana, quiere mostrar su agradecimiento por la colocación del obelisco para eterna memoria de nuestros Hermanos que participaron en la redacción de la primera Constitución que convertía a los súbditos en ciudadanos y que por ello sufrieron posteriormente la carcel, el destierro y el olvido.

Obelisco Avilés
Obelisco Avilés

Fuente de información Logia Jovellanos (GLE)

Victor GUERRA

10 abril 2011

José Maldonado. Ultimo presidente de la Republica Española


La Asociación José Maldonado, al final echa a andar y uno de sus actos centrales será una exposición, y una serie de conferencias que habrá en torno a la figura de José Maldonado, Republicano de pro, y como ya expusimos en este mismo Blog, fue  un réprobo Hijo de la Viuda, o sea,  un francmasón que pasó por las las logias españolas del GOE-GLRN. Jovellanos, y luego por las francesas: Iberia de la Gran Logia de Francia . GLF) y la  Toulouse (Gran Oriente de Francia – GODF)

asoc-maldonado

Dentro de  esa conmemoración el 80 aniversario de la II República Española se hará una ofrenda floral en el monumento a Don José Maldonado en la villa de Tineo, a las 19 horas,  de este jueves 14 de abril, seguido de una charl-coloquio en el patio del Hotel Spa Palacio de Merás que correrá a cargo del historiador  de la masonería asturiana:  Don Víctor Guerra, quien disertará sobre -“la figura de Don José Maldonado, ultimo Presidente de la Republica en el exilio de la Política al GADU ”.

Estará acompañado en las intervenciones por Don Macrino Suárez, Presidente de la Asociación Maldonado y  Ministro de la Republica Española en el Exilio,

Moderará el acto el Secretario de la Asociación Maldonado Miguel Bernardo.

Al final del acto se darán a conocer los  prolegómenos de la Exposición dedicada al insigne tiéntense Don José Maldonado. Que será inaugurada el sábado 16 de abril en el mismo emplazamiento tiéntense.


Desde este pizarrón les invitamos a la inauguración de esta  magna exposición que tendrá como escenario la Villa de Tineo  y el Hotel  Palacio de Merás.
Tarj_maldonado
Para saber más de José Maldonado:
Victor Guerra. MM.:. Rito Francés  y Miembro del CEHME (Zaragoza)  y del IDERM (Paris)
This work is licensed under a Creative Commons license.

21 enero 2011

JOSE MALDONADO Y JOSE ARTIME, DOS MODELOS MASONICOS Y, UNA LOGIA EN COMUN LA TOULOUSE, Y UN EXILIO DE POR MEDIO. (II)

Hace días empezaba este nuevo año 2011  colocando en este pizarron la primera parte de una ponencia presentada en el seno del último Symposio del CEHME celebrado en Almería
Hoy hago entrega de la segunda parte con algún que otro documento original
VG


Por último tenemos unas cuantas planchas en las que se recoge el deseo sempiterno de regresar a España, y de que restablezca la legalidad republicana; y si bien ello está patente en el trabajo político y en las misivas entre correligionarios, también las planchas masónicas se vuelven en esos deseos y preocupaciones, lo cual debía de chocar bastante en algunas logias francesas, sobre manera las menos “políticas” como las que trabajaban bajo los auspicios de la Gran logia de Francia (GLF); además de que debía pesar sobre los hermanos y correligionarios, los continuos reveses que sufrirán sus dirigentes políticos, lo cual fue acentuando una sensación que Fernando Valera calificó como “psicosis del exilio o Humor del desterrado

Las planchas que han llegado hasta nuestras manos son varias, la primera se titula: Cuestiones fechada en Luchon, el 10 de noviembre de 1944 y en la cual se expone la concepción sobre el momento actual masónico español; y su concepción sobre la actuación de los dirigentes masónicos españoles en el exilio para cerrar con una propuesta de acción sobre la labor futura a desarrollar.

En cuanto a la primera parte de la proposición que reconoce desconocer la situación masónica de España, y se extiende en los otros dos apartados, sobre la actuación de los dirigentes masónicos de los que dice; “ entramos en este país precedidos de una infame campaña de difamación, cuyos efectos no se han disipado todavía, y que hizo que se nos recibiera a todos con notoria hostilidad” y no deseando hacer juicios ligeros de valor, ya que la realidad es a veces poca conocida expresa que “muchos de nuestros dirigentes se encontraron en posición difícil para desempeñar aquí las funciones que se les había encomendado en España, y que imponía múltiples obligaciones”.

Donde más se extiende el Hermano Campomanes, tras bosquejar las muertes habidas, en cuyos argumentos sale a relucir el millón de muertos, los rencores, y la sociedad desestructurada que quedo allá en la España del Caudillo, y lo que malamente que pervivía en Francia los Hermanos y los exiliados, aborda de una, más pragmática cuestión, la de “reconstruir nuestros talleres en Francia, tras una selección rigurosa” y ello se debía hacer para “ la busca de los necesarios puntos de coincidencia en relación con las cuestiones que plantea el retorno a España de un régimen de Liberta […] coincidencias que, una vez lograda, ha de procurarse llevar al seno de los partidos políticos de izquierda y a las demás organizaciones profanas nacionales

Termina diciendo que el enemigo común estaba en España y que “había que procurar cuidad el resultado de aquellas coincidencias y que sea conocidas en los medios institucionales y de manera especial en los lugares herméticos en actúa la diplomacia”

Luego leerá otras planchas, como la titulada: 21 Meses de vida Masónica. Tributo a la memoria del Hermano Dionisio Ferrer de simbólico “Modestino” en el 1º Aniversario de su muerte. Leída en 1951, creemos que en la logia España, de la cual los dos eran miembros. En la plancha se habla del largo destierro, de las añoranzas pese a la hospitalidad francesa, y de los sueños del Hermano Modestino. Sobre dicha figura vuelve a rememorar en una plancha manuscrita, llena de tachaduras titulada Homenaje al Hermano Modestino que se lee en la Logia España el 29 de febrero 1952.

En general son planchas sin las licencias masónicas, ni las formas previas típicos de estos documentos, la única licencia que se permite es la de “Venerable y Queridos Hermanos”, a la vez que observamos que son textos bastante extensos entre cinco o seis folios.

La última plancha que tenemos de Maldonado, es una leída en abril de 1952 como miembro de la Logia España, de cuyo taller fue fundador en 1947; y que por el encabezamiento debió ser leída en un acto protocolario en el cual estaban presentes el GODF y la GLF., y expongo esta con motivo de tener de primera mano la visión de cómo un masón de la última hornada, que se inicia a caballo del conflicto español, y que pasa casi toda su vida masónica en Francia, metido de lleno en las lides políticas, pues vive ese período y los distintos temas relacionados con el exilio, y que por lo que comprobamos son también los preocupaban al resto de los compatriotas..
Abril de 1952

Muy Ilustres Hermanos del G. O.
Muy Ilustres Hermanos de la G. L.?
Es también en nombre de la Resp.·. Logia “España”, es en nombre de un taller de emigrados, y de amigos-hermanos políticos que tengo el honor de dirigiros hoy la palabra, y este hecho no es sorprendente entre vosotros, no es sorprendente en Francia, porque vuestro país, desde muy larga fecha ha acogido generosamente en su suelo todos los proscritos de la tierra, y porque, hermanos, vivimos en un periodo nublado de la historia humana, en un mundo hundido , en una época que pone a prueba las concepciones con las cuales los hombres de mi generación hemos sido formados.

La idea del progreso, de un progreso permanente, esta idea que es el patrimonio de nuestra vieja y gloriosa civilización occidental desde el siglo XVIII, y en la que la Izquierda histórica es la obra imperecedera de Condorcet, se diría que es desconocida por el mundo actual, se diría que está como suspendida por un eclipse. La línea recta es inexorable hacia el futuro se puede pensar que ha sido cortada, quebrantada amenazada por un cataclismo.,..... tenemos que pensar sin embargo que no se trata ciertamente más que de una pausa, y que una vez reparada nos estará permitido continuar nuestra ruta, de caminar de nuevo hacia delante hacia nuestra simbólica luz, y mirando el pasado como un muy desagradable pesadilla....

¿Optimismo para mañana? Pude ser, pero terrible realidad actual. El nazi-fascismo – el nazi-fascismo que se ha creído superado, subsiste-, el nazi-fascismo pues, de un lado, el comunismo del otro, y la respuesta negativa se impone a aquel que quisiera hoy ponerse la pregunta que hace algunos años se planteaba Jaspers:

“¿Hay todavía lugar para el hombre independiente, capaz de llevar el mismo su propio destino? La desaparición de la persona humana detrás de este universo cortina de hierro, el mismo fenómeno, y por reacción contra esto, por los epígonos de Hitler y de Mussolini, porque –y no hay que olvidarlo- las reacciones de los doctrinarios del nazismo y del fascismo, no son todavía un hecho histórico que pertenezca al pasado, son un hecho que pertenece a nuestra realidad cotidiana, que existe aún en Europa, que domina desde 1939 nuestra desgraciada España... y aún peor, que esta situación es sostenida y apoyada por regímenes políticos todo poderosos y que se dicen sin enrojecer que son unas verdaderas democracias, y que, sin darse ciertamente cuenta, utilizan para defenderse contra lo que se ha llamado el peligro comunista, ciertos métodos, ciertos sistemas que se ha ido a buscar en los mismos totalitarios que se quiere combatir.

El peligro existe en los regímenes democráticos de la Europa de post-guerra, y se puede encontrar sin dificultad ejemplos en la Alemania de Bon, en la joven república italiana, e incluso – y vosotros lo sabéis mejor que yo mis queridos hermanos franceses- en vuestra cuarta República, ya atacada en aquello que ella tiene de más respetable, por voces que pueden hablar y por manos que pueden escribir, por vuestra tolerancia, por vuestra generosidad.

Hace cinco años un grupo de hermanos masones españoles que por el azar de nuestra vida de emigrados nos asentamos en Paris, quisimos crear una Logia y pedimos los auspicios de la Gran Logia de Francia. Algunos días más tarde nuestra demanda fue aceptada y tuvimos la muy agradable sorpresa de ver que la plancha que nos autoriza a estaba fechada del 14 de Abril. Hecho casual, pero hecho feliz, porque los fundadores de la Logia España somos todos, republicanos españoles, nos encontramos en el exilio por defender la doctrina y la obra de la segunda República española proclamada en nuestra tierra un 14 de Abril, el 14 de Abril de 1931 y cuyo vigesimoprimer aniversario ha tenido lugar justamente ayer.

El 14 de Abril tiene para nosotros un significado que le aproxima a vuestra gloriosa fiesta del 14 de Julio, y si la toma de La Bastilla es un hecho que sobrepasa por sus consecuencias los anales de la historia nacional francesa y se transforma en un hecho de la Historia Universal, la forma magnífica como el pueblo español ha tomado la bastilla simbólica de la realeza , de la vieja realeza sostenida por la poderosa y fanática iglesia católica de España, y por un ejército que si no era un ejército nacional, ha sido un ejemplo en la historia de los movimientos políticos, que depara el marco de la historia de España y de cuya llegada general empieza a ser estudiado y reconocido por los más eminentes historiadores de ciencia política.

El 14 de Abril de 1931 la república fue proclamada en España sin otro ruido que el del pueblo que expresa en las calles su alegría cantando y bailando.

La transmisión de los poderes se hizo sin la menor violencia, y si me acuerdo ante vosotros de este hecho, es una prueba, entre otras, de la madurez, de nuestro pueblo para la democracia, de una madurez que no se quiere reconocer y que es uno de los pretextos que se utiliza internacionalmente para mantener la odiosa tiranía franquista. Madurez política que entre otros están lejos de tener estos poblados feudales, estos regímenes medievales, que estos días reciben como triunfo en sus países a aquel que encuentra Ministro de Asuntos Exteriores de España.

Sé muy bien que entre vosotros no hay necesidad de demostraros que los republicanos españoles no merecemos el título “peyorativo” de “rojos” que se nos tilda sin problema entre los reaccionarios de todas partes.

¿Qué ha sido la II República española? Unos grandes esfuerzos, un esfuerzo general de colocar a nuestro pueblo a la altura de los otros pueblos de Europa. Nuestro programa de acción, reflejo de nuestras preocupaciones ideológicas, es el texto de la Constitución del 9 de Diciembre de 1931 en la cual se consiguió dar con sabiduría una rica herencia histórica con la evolución del mundo constitucional de la primera post-guerra, -la del 14-18- aprovechando para ello la experiencia de otros pueblos, los Estados de Europa central y Oriental que en 1931 habían empezado a ajustar sus leyes fundamentales. Y es esto lo que explica, por ejemplo, como al lado del catálogo habitual de todas las Constituciones liberales de la enumeración de las libertades individuales clásicas, se hace eco de las tendencias novedosas por la introducción de los derechos “sociales” y del individuo. Es también que se explica la declaración de uno de sus artículos, el 44, que sirvió de pretexto a la insurrección, y en el cual se afirma que “toda la riqueza del país, está subordinada a los intereses de la economía nacional y afecta a hacer frente a los cargos públicos conformemente a la Constitución”.... y esto en virtud de la cual “los servicios públicos y las explotaciones que afectan el interés general pueden ser nacionalizadas en el caso donde la necesidad social lo exija”... o bien la introducción de la noción de “existencia digna” a los trabajadores asegurada por otro de sus artículos (el 46).

Otras disposiciones constitucionales regulando la asistencia a los ancianos y a los enfermos y la protección de la infancia sobre el reconocimiento de la “Declaración de Ginebra ” la institución de la instrucción gratuita y obligatoria para la escuela única y laica proclamando como principio de la enseñanza el ideal de la solidaridad “humana”.

En todo esto, en la declaración del artículo 6, “España renuncia a la guerra en tanto que instrumento de política nacional, y en la solución liberal dada a problemas tan complejos en nuestra casa como el de la cuestión religiosa se ve bien hasta qué punto la República española estaba inspirada de los principios que nosotros los francmasones querríamos ver establecidos en el Mundo, en un mundo que sería ese mundo maravilloso en el cual sueñan por todas partes los hombres de buena voluntad.
¿Hace falta explicar qué es el franquismo? Es la negación de toda libertad, la inmoralidad más descarnada.

Existe siempre (aún) la ley de represión de la francmasonería en la cual se encuentra, como lo ha indicado un jurista de vuestro país los caracteres habituales de la tiranía: el temor, el desprecio de toda justicia, y hasta esa indigencia de la forma que traiciona la vulgaridad del alma. Hay Cardenales que quieren volver a las guerras de religión y la minoría protestante ve sus templos dañados por los jóvenes católicos, y los pelotones de ejecución continúan funcionando fusilando a hombres que han sido juzgados sin las más mínimas garantía procesales.

Estamos lejos, muy lejos de nuestra República, de la joven República española que había salido de Francia por un hombre moderado y no recusable, por el profesor Bouthele Como un régimen que sin reunir ninguna de las glorias históricas de España, preocupada por la sabiduría, penetrado de serenidad, alejada del abominable espíritu de rencor, caminaba recto y feliz por el camino de la Libertad.

Nuestra fiesta de hoy, es un homenaje a la F.M. francesa, a la G.L. de F. Y al G.O., a los hermanos franceses que siempre nos han animado y ayudado, que han estado a nuestro lado durante los días felices en los que trabajábamos en España; que nos acogió y consoló en los primeros días de nuestro exilio, que son nuestros abogados para todo. Sabemos cuántas actividades a favor de nuestra causa que se han volcado en la vida profana, han sido elaboradas cuidadosa y secretamente en vuestros Templos y en vuestras reuniones. Nuestro reconocimiento es infinito. Pero nos hace falta aún actuar, y actuar sin reposo. La solidaridad fraternal tiene todavía mucho que hacer. Os debemos la mayor sinceridad, y esta reunión de hoy sería algo hueco, sería algo vacío si se contentara con palabras. Hay todavía en España, hay todavía en el mundo muchos seres de esos que Jean Paul Sartre ha llamado muertos sin sepultura…

Como podemos observar Maldonado deja planteada la cuestión del exilio, y el gran reto que queda por abordar así como una visión plena de integración en la vida masónica francesa, en este caso en el seno de la GLF.

A pesar de la existencia de varias e intensas convocatorias de la Logia España enviadas al Hermano Campomanes, éste vez en cuando envía alguna disculpa de asistencia, pero no se denota que haya voluntad de asistir a los trabajos, a lo cual todo masón está obligado, tal como le dejan patentes sus amigos como Abarrátegui, que además era su Venerable, y que deja patente en un misiva del 21 de abril de 953 donde le dice: “Comprenderá V. que la excusa de falta de tiempo a causa de su trabajo, trabajo que por otra parte , no le impide acudir a otras manifestaciones, no puede ser válida para cuántos estamos agobiados también por nuestras actividades profesionales. Ello no es más que un problema de organización y de disciplina a todos nos es sano imponernos. Más bien creo, se lo he dicho ya de palabra, en su falta de interés en cuanto a la Orden

Es más, le plantea como Venerable que no le expondrá de nuevo tal situación y le comunica que puede pedir una licencia o asistir regularmente a los trabajos. La situación se repite de este modo en cada casi todas las convocatorias, como vemos por una misiva del 20 mayor del 1953 donde se le convoca para que en la Tenida en la cual debía de acudir para exponer la plancha: Los Deberes del Hombre y la Sociedad. A vuelta de correo, Maldonado le dice que había promedio ir a la logia y llevar el trabajo “pero sigo con las composiciones en el Liceo, y este quehacer me ha impedido realizar el otro” , lo causa que un Triángulo de Hermanos, le solicite poder visitarlo para intentar resolver tal situación.

La situación en la logia España, no debía ir muy boyante ya que el 1º Vigilante (Orellana) acude por carta en demanda de ayuda por parte de José Maldonado para que éste acuda a la logia, “ya que se van a producir en breve unas elecciones y teme que si no hay consenso la logia termine cerrando trabajos”, y pese a ese requerimiento el 20 de noviembre de 1957 se le comunica que de no haber enmienda o conocimiento de la situación, la logia tendría que actuar en consecuencia, ya que en dicha situación ya hay varios miembros y ello no se puede sostener por una logia como la España.

El rifirrafe con la logia es casi continuo, pues el 3 de agosto de 1959 se le reclama que para que la logia pudiera ir al Convento de la GLF, al menos debieran tener satisfechas sus deudas, y para ello José Maldonado debía pagar unos 4000 FF; eso sí rápidamente cumple con el tesoro de la logia, ingresando el 10 de octubre tal cantidad correspondientes al periodo de mayo a diciembre de 1959.

Esta cuestión de la falta de puntualidad en el pago de las capitaciones se va a repetir con cierta frecuencia, por ejemplo en agosto de 1960 se le reclaman 60ff (nuevos). Es evidente que la logia España, tenía muchos miramientos con el Hermano Campomanes, pues pese a todo ello no se inicia ningún proceso de irradiación o expulsión por falta de pago o asistencia, que además viene recogido en el Reglamento como una cuestión muy grave.

El hecho de ser un importante miembro del Gobierno, y la creencia de que era bueno contar en el taller con un Hermano de su talla, se le permiten muchos relajos, aunque continuamente requieran su presencia y su voz autorizada, y hasta se le solicita algún trabajo extra como aplomar al hijo de un Diputado a Cortes de la República, el profano Pérez Torreblanca.

En 1969 se repiten una serie de “faltas de asistencia”, eso sí en esta ocasión con las reiteradas disculpas, sin que parece que haya mucha alteración hasta que se produce un semi-abandono de la Veneratura de su amigo y correligionario Abarrátegui, ya que éste era partidario de hacer cumplir las obligaciones de la logia, incluido al Hermano Maldonado, a lo que la Cámara de Maestros parece negarse a cualquier posible sanción, por lo cual el Venerable Maestro ya citado presenta su dimisión de la logia.

Hay de por medio algunas cuestiones que por falta de documentación no entendemos pues en una corta misiva, se habla de una delegación de la logia que hizo contactos con un Hermano, un tal López en los Valles de Madrid en el verano de 1966 a raíz de un contacto facilitado por Maldonado; y ahora en noviembre de 1973 parece haber problemas no solo con este Hermano de Madrid que se le declara “IRREGULAR” sino que surgen problemas con la logia Unión Hispana, para lo que se convoca a Maldonado a una reunión y tratar la situación que se estaba dando. De hecho no sabemos muy bien cuál es esa situación exactamente aunque siempre planea el tema de la asistencia y la falta de puntualidad en el pago, lo cual se junta con los problemas que siempre le rondan a la logia Unión Hispana.

Pese a todo ese cúmulo de situaciones, José Maldonado, vemos que recibe noticias frecuentes a cerca de la evolución de las cuestiones masónicas relacionadas con España; por ejemplo recibe informaciones del proceso de toma de posición por parte de dos grupos distintos, radicados en el exilio, los cuales pretenden hacerse con la toma del suelo masónico español planteando de entrada con ello un cruento litigio.

En sus ralos archivos, se encuentra una carta del Grande Oriente Español (Gran Maestría) dirigida a Espinar Lafuente, José Torrente Duran, Rafael Villaplana, y escrita por el otro grupo, el de Gil de Terradillos; Villar Massó y García Borrajo en la que se les advertía de que no tolerarían se utilizase su nombre, ya que según ellos, eran los auténticamente reconocidos como Grande Oriente Español por el Estado Español.

Comprobamos también por ese mismo archivo personal que recibe el 2 de mayo de 197… una carta de Olegario Pachón Nuñez[1], en la que le comenta los tinglados existentes entre los dos grupos que pretenden volver a España, con la intención de asentarse en calidad de herederos de la masonería en el exilio, y aunque no eran de su gusto ninguno de los dos grupos se fiaba la opinión del Venerable de la logia Fénix que operaba en Barcelona, la cual decía se mantenía al margen

[1] Nació el 9 de Julio de 1907, en Bienvenida (Badajoz). Todavía en el umbral de la adolescencia, ingresa en la CNT, donde encuentra un ambiente propicio para encauzar sus actividades en pro de la emancipación de la clase obrera. Intervino en todas las luchas sociales en Extremadura, por cuyo motivo fue detenido en la cárcel de Badajoz y en la prisión de Burgos. Desde los primeros momentos del alzamiento militar y, estuvo en primera línea de la lucha contra los sublevados. Por mandato de su organización, forma en Extremadura el Batallón Pío Sopena, del que es Comandante Jefe. Posteriormente le es confiado el mando de la 91 Brigada mixta y un poco antes de terminar la Guerra, es nombrado Jefe de la 37 División. Liberada Francia de la ocupación alemana, organizó la Regional de la CNT en el exilio, de la que es secretario hasta 1947. También forma parte del primer Sub-Comité Nacional de la CNT en el exilio, con cargo de Tesorero. Realizó dos misiones clandestinas a España: La primera, en 1945, y la segunda, en 1957. De ellas y de otros acontecimientos importantes para un conocimiento preciso de aquella época, mezclados con la peripecia de su vida, habla con sencillez y claridad en las páginas de este interesante relato-testimonio. Olegario Pachón publicó a su costa unas memorias en el año 1979, en autoedición. Llevan por título Recuerdos y consideraciones de los tiempos heroicos – testimonio de un extremeño.

TABAJO ORIGINAL DE VÍCTOR GUERRA MIEMBRO DEL CEHME (ZARAGOZA)

This work is licensed under a Creative Commons license.

06 enero 2011

JOSE MALDONADO Y JOSE ARTIME, DOS MODELOS MASONICOS Y, UNA LOGIA EN COMUN LA TOULOUSE, Y UN EXILIO DE POR MEDIO. (I)

 El Consejo Soberano de Asturias y León reunido en el antiguo instituto "Jovellanos". De izquierda a derecha: Onofre García Tirador, Ramón Fernández Posada, Maximiliano Llamedo (de pie), Antonio Ortega, Valentín Calleja, Belarmino Tomás, Juan Ambou, Gonzalo López, Rafael Fernández (de pie), José Maldonado y Aquilino Fernández Roces. Faltan: Segundo Blanco y Amador Fernández (realizando gestiones en Valencia); Ramón Alvarez Palomo (inspeccionando la salida de evacuados) y Luis Roca de Albornoz. (Colec. C.Suárez. Arch. Mpal. Gijón).


Con motivo de Symposio de Historia dela Masonería Española, celebrado en Almería en Octubre del 2009, presenté este largo trabajo sobre dos personajes centrales en Asturias, pero a los cuales no sé porqué razón la masonería  asturiana los tiene de cara a la pared,   tal vez porque no guste demasiado al stablisment  político socialista asturiano tanta bandería republicana.   y ello haya retraído a las logias no deseosas de molestar… se hizo un acto de entrega de los restos de Artime al mar Cantábrico y poco más , y a Maldonado  ni un triste ramo...

Sea como fuere en este blog expondré dicha ponencia sobre  José Maldonado. Presidente de la Republica Española en el exilio, y otro  exiliado José Artime, no tan importante en la región, pero si un referente en mi vida masónica.

Aquí les dejo con la ponencia que entregaré en varias  tandas:
La masonería asturiana, al igual que el resto de la masonería peninsular sufrió los mismos desarrollos, las mismas problemáticas y casi que idénticas circunstancias que el resto de la masonería española.

Una masonería astur que reunió en torno así varias cuestiones que se van a dar a lo largo del primer tercio del siglo XX, un primer embrión masónico en 1912 con el asentamiento en Gijón del triángulo AMESE. De nuevo serán gentes extrañas a la región quienes articulen el desalambicado trabajo masónico en Asturias de finales del siglo XIX.

Ello comporta un nuevo perfil masónico que se dará en el seno de las logias gijonesas fundamentalmente compuesta por una membresía en la abundaran comerciantes y profesionales, si bien el matiz republicano del siglo pasado seguirá estando presente, aunque con una etiqueta un tanto distinta, ya que la vocación republicana se focalizará en este siglo bajo la opción del Partido Reformista, con una clara adscripción al llamado melquiadismo.

Aunque la vocación de los masones astures estaba muy centrada en dicha opción no por ello los hermanos masones adscritos a otras opciones políticas como el socialismo o el anarquismo va a dejar de pujar por hacerse un hueco dentro de la gran atomización reformista que durante casi 30 años consolidaron dos hombres como el Gran Maestre Alberto de Lera, y su secretario López del Villar en favor del melquiadismo dentro de la masonería.

Las nuevas tendencias sociopolíticas, andando el siglo, y ya cuando el reformismo veía decaer su virreinato, es cuando se empiezan a dar otra tipología de talleres masónico. Los cuales hay quien los ha clasificado como “logias socialistas”, una de ellas, tal vez la más característica fue la logia que tuvo su sede en Oviedo: la Respetables Logia Arguelles, la única en dicho periodo se asentó en la capital de la provincia.

Por otro lado el grueso del trabajo masónico se desarrolló en Gijón, fundamental a través de varias logias y triángulos que se fueron sucediendo en el tiempo, aunque perduró durante todo el primer tercio del siglo XXI como “logia faro” de la Regional del Noroeste, la Respetable Logia Jovellanos nº 1.

Será precisamente en este taller en el que se va a iniciar uno de nuestros biografiados: José Maldonado González, que nace en el concejo y pueblo de Tineo, un 12 de noviembre de 1900, fecha en la que había quedado atrás, como ya comentamos, la rica vida masónica asturiana que hasta 1892 presentaba un activo currículo con unos 19 talleres que habían luchado denodadamente porque el trilema de Libertad, Igualdad y Fraternidad, imperara en la región; pero las circunstancias políticas del 98 y sus propaladores pronto encontraron culpables, y como no podía ser de otra manera ello recayó una vez más en los masones, que de nuevo tuvieron que plegar logias e ideales.

José Maldonado como chico de aldea rural se educó primero en su localidad natal, y luego en el colegio de los “Jesuitas” de Gijón, pasando más adelante a estudiar en Oviedo, donde concluyó el bachillerato para recalar finalmente en la Facultad de Derecho de Oviedo. Universidad en cuyas cátedras estaban los viejos hombres del 68, entre los que se encontraban algunos notables ex-masones, aunque en aquellos tiempos la mayoría habían colgado el mandil, como Fermín Canella, pero no por ello dejaron los forjadores de los mimbres que más tarde conformarían las logias asturianas del siglo XX, además de constituir parte de la elite social y política de la región.

En esa época estudiantil las inquietudes políticas de nuestro biografiado le llevan a formar parte de una primigenia Agrupación de Estudiantes Izquierdistas, que aglutinaba a los reformistas y a diversos republicanos de tendencias varias y variadas, aunque la acción política de Maldonado la podemos centrar durante los años de la Dictadura de Primo Rivera, como incardinado en el ideario republicano.

Será en 1929 cuando redacte, firme y publique el Manifiesto Republicano dirigido a sus paisanos tinetenses, texto y acción que sirve de germen para el nacimiento del Centro Republicano de Tineo, que un año más tarde se convertiría en la Agrupación del Partido Radical-Socialista, fruto además de su ingreso en dicho partido, el cual a nivel nacional dirigía otro hermano de la Orden: Álvaro de Albornoz, y cuyo liderato político republicano regional ostentaba el escritor Leopoldo Alas Argüelles, el hijo de Clarín.

Con el advenimiento de la II República, y tras una cacicada en las elecciones por parte de los conservadores se desata una fuerte protesta por parte del pueblo de Tineo, repitiéndose éstas, las cuales darán como resultado un total de dieciocho concejales republicanos radical-socialistas, cuatro independientes, un republicano federal y un socialista, lo que sitúa a José Maldonado como la persona ideal para desempeñar la alcaldía de Tineo.

En 1932 edita el periódico Despertar que subtitula como “Decenario de Izquierda Republicana” cuya edición fenece en 1934, año en el cual se da la conocida conjunción de voluntades políticas para concitar una nueva formación política pues el Partido Radical Socialista de Marcelino Domingo, por un lado, y la formación de Acción Republicana de Manuel Azaña por otro, junto con la ORGA de Casares Quiroga, que por cierto se ha de apuntar que los tres líderes citados lucieron mandil, [aunque unos con más intención y voluntad que otros de permanencia en la Orden] fundan Izquierda Republicana, cuya formación secundan en Asturias José Maldonado en unión de Ángel Menéndez, también miembro de la Orden, y líder del Bloque Campesino Asturiano.

En las elecciones a Diputados a Cortes del 16 de febrero de 1936, salen elegidos por Asturias Álvaro de Albornoz, José Maldonado; Luis Laredo, y Ángel Menéndez, todos ellos miembros del Gran Oriente Español (GOE).

Comienza la vuelta atrás y el 18 de julio de 1936 un aspirante a masón y rechazado ya por sus modos, el Coronel Aranda secunda en Oviedo el Alzamiento de Franco, (otro de los que se dice presentó su petición ante una logia de Larache siendo supuestamente rechazado); Maldonado que se hallaba en el Gobierno Civil ovetense logra huir de la escaramuza que perpetran los sublevados. Será designado en el Gobierno que presidía Belarmino Tomás, como Consejero de Obras Públicas, cargo que ejerce en el Consejo de Asturias y León.

Cuando el frente astur se derrumba, Maldonado huye a Francia y desde allí regresa en el clásico periplo a la España republicana que representaba arribar a Cataluña, poniéndose al servicio de la Republica, siendo nombrado en el gobierno de Negrin (abril de 1938) como Director General de Carreteras, cargo que desempeña hasta el final de la Guerra.

Exiliado como otros muchos en Francia, participa en la reorganización de Izquierda Republicana y del propio gobierno en el exilio. En 1947 es nombrado Subsecretario de la Presidencia y luego en 1949 en el segundo gobierno de Álvaro de Albornoz se le nombra Ministro de Justicia; tres años más tarde vuelve a ejercer el cargo. En 1959 asume la presidencia de la Comisión Ejecutiva de Acción Republicana Democrática Española, repitiendo en 1962 el cargo de Ministro de Justicia.

Al fallecer en 1970, otro de los notables republicanos y también masón Luis Jiménez de Asúa, recae el cargo de Presidente de la República en José Maldonado que ejerce hasta el 21 de junio de 1971, seis días después de que se celebrasen en España elecciones generales, se decide dar por disuelto el último Gobierno de la Republica en el exilo, aún José Maldonado pese a ello tardará en regresar a España casi seis años, pero la estancia en España es corta y pronto regresa a Francia, aunque tres años más tarde en 1980 vuelve a pisar tierras asturianas tras cuatro décadas de duro exilio, Su pase al Oriente Eterno se produce en Oviedo el 11 de febrero de 1985 siendo enterrado en el Cementerio de La Espina.

Su periplo masónico es casi diríamos el clásico de un miembro de la última hornada masónica del primer tercio del siglo XX, esa generación que se suma a la Orden, cuando ésta presenta los primeros síntomas de descomposición previa a 1936. Momento en que los talleres se reunifican para hacer frente a la desbandada, es precisamente en ese instante cuando encontramos a José Maldonado solicitando su pertenecía a la Orden, aunque su expediente masónico, el que realizan los Servicios Especiales del régimen franquista con todo lo que requisaban de las logias, no es ni muy abultado, ni por supuesto muy claro al respecto.

En parte su trayectoria masónica la obtenemos del archivo personal depositado en el Archivo Histórico de Asturias, donde nos encontramos el documento que nos indica que fue iniciado en la logia Jovellanos, un prestigioso taller que arranca en Gijón en con la conformación del triángulo AMESE en 1912 tras la crisis del 98 y que da lugar a la logia Jovellanos 337 primero y luego a la reenumerada Jovellanos nº1, al crearse las grandes logias regionales.

En esa influyente logia militaron hombres como el anarquista Eleuterio Quintanilla director de la Escuela Neutra, escuela que sostenía la logia gijonesa, también estaba el tribuno reformista Melquíades Álvarez, o el socialista Teodomiro Menéndez, entre otros también se encontraban varios miembros de Izquierda Republicana.

Sin embargo en el escaso expediente que lograron abrirle los servicios policiales, se halla un recibo el nº 88, por valor de 10 pesetas correspondiente a la capitación como Aprendiz, correspondiente a los meses de noviembre y diciembre de 1936, que edita la logia López del Villar nº 14, de la Gran Logia Regional del Noroeste, con sede en Gijón.

En un posterior expediente manuscrito del interesado, requerido para la filiación en un taller de la Gran Logia de Francia (GLF), con fecha de 8 de diciembre de 1944, y signado con el nº 27, el interesado indica que fue iniciado y revestido con los objetos distintivos de Aprendiz Masón (guantes y mandil) en mayo de 1936 en la logia Jovellanos, en la que había tomado el nombre simbólico de otro famoso tinetense: Campomanes.

Expresa a su vez que fue exaltado al 2º grado de Compañero en la misma logia en 1937, y finalmente da como fecha de elevación a la maestría masónica (3º) el año de 1938, todo la misma logia (Jovellanos), pero ya con sede en Barcelona, donde se había trasladado todo el aparato administrativo masónico, tras el inminente caída del frente norte.

En este último expediente se dan otros datos más personales de cómo fue la huida y como se sostuvo, tanto él como su familia durante los primeros años de residencia en Francia. Hay que tener en cuenta que el baile de fechas y logias, en parte es explicable en función de dos cosas, una que el propio Maldonado era un desastre documental, no hay nada más que ver su archivo personal cuando llego a Oviedo, cartas personales, papeles oficiales de la Republica, etc, en definitiva un gran revoltijo sin orden ni concierto.

Por otro lado como las logias en ese momento se refundieron unas en otras es muy posible que se dieran ese tipo de situaciones de extender recibos de logias que estaban bajo el mismo techo administrativo y espacial, de hecho sabemos que la logia López del Villar, que le expende el recibo de las capitaciones se refunde en la logia Jovellanos que era el buque insignia de la Regional del Noroeste y que es la que emprenderá como tal el camino del exilio.

A partir de aquí todo su periplo masónico va a estar relacionado con las logias en el exilio, cuya frontera cruza en el mes de febrero de 1939, reuniéndose con sus padres y su esposa; primero residirá en París donde se instalan también algunos hermanos del GOE, en dicho lugar recibe su carnet masónico trabajando en una logia francesa instalada en Compiegue, que pertenecía a la Gran Logia de Francia de la cual, en el citado expediente manuscrito, Maldonado nos indica "que no recuerda el nombre de la logia, en la que también había trabajado su amigo Ballester Gonzalvo.

Quien le avala en Francia como masón, ya que carece de documentos, son los masones asturianos: Aguirre, Cimadevilla y Pubillones, que habían sido miembros también de la logia Jovellanos.

Su periplo en Francia va a oscilar entre varias logias de origen español, como la Respetable Logia Iberia con sede en los valles de París, que trabajaba bajo los auspicios del Gran Oriente de Francia, fundada en 1945, más tarde dicho taller pasaría a depender de la Gran Logia de Francia. Cofundará la Logia Toulouse, a la vez que contribuye a fundar la logia España (Gran Logia de Francia) en la cual en 1947 Maldonado ocupa el cargo de Orador. Será en este taller donde exponga una serie de planchas que se encuentran, algunas de ellas, en su expediente masónico.

Lo cierto es que con respecto a su periplo masónico y el baile de fechas en una ficha que presenta de la logia Iberia se constata que fue exaltado al grado de Maestro (3º) en 1937 en Lyon, y que había salido de la logia Toulouse en 13 de enero de 1949, en la que había sido reintegrado el 23 de abril de 1947.

Lo que sabemos a ciencia cierta por una Plancha de Quite que expide la logia Toulouse, es que había estado en esta logia desde su fundación el 30 de diciembre de 1944, hasta octubre de 1948 en cuya fecha se le entrega la citada Plancha con todos los parabienes. Hasta que no se puedan verificar los documentos originales de las logias en las que estuvo y se puedan contrastar las fechas, tendremos que contentarnos con los “raros datosque nos aporta el Hermano Campomanes.

De su quehacer masónico nos queda como un desdibujado tapiz de muchas ocupaciones políticas como miembro de la República en el exilio, en cuyo seno debido a la falta de recursos, todos hacían de todo, máxime una vez que tienen que desalojar el palacete de la Avenida Foch que les había entregado el gobierno francés, quedando los servicios administrativos de la República reducidos a la mínima expresión. A su vez en junio de 1946 a instancias del propio Maldonado se constituyó el grupo de Izquierda Republicana en Asturias en Toulouse, siendo él mismo el Presidente.

Paralelamente nuestro biografiado está presente en todo el movimiento diplomático para intentar que haya un reconocimiento por parte de la ONU al Gobierno de la República en el exilio, e intentar a su vez que las maniobras del gobierno franquista para asentarse entre las diplomacias europeas no fueran adelante. Además se encarga de la edición del semanario La Nouvelle Espagne. Hebdomadarie d´Informatión como órgano de los Servicios de Información y Propaganda de la Republica, que en 1947 pasaría a ser bisemanal con el nuevo título: Boletín de información del Gobierno de la República Española o Servicio de Noticias del Gobierno de la República Española.[1]

Tanta ocupación le deja poco tiempo para las labores masónicas, que en parte se veían ya muy descuidadas, como nos dejan ver los requerimientos delas distintas logias a las que perteneció. De ahí que buena parte de sus cartas que cruzó con las logia y Venerables de tengan ese repetitivo requerimiento para que asistiese a las tenidas, como miembro o como oficial de logia que era, cosa que de vez en cuando hacía, y podemos ver que hasta se prodigaban en algunas ocasiones en presentar planchas que aún se conservan en legado personal radicado en Oviedo. En Salamanca apenas si existe rastro de su pertenencia masónica.

Su vuelta a Asturias, donde el yermo masónico es total, colabora a que sus ideales republicanos y masónicos casi que concluyan con él. En su archivo personal hay una nota a máquina que dice “Regulación en el GOE fechada el 25 de enero de 1968, solicitó al Gran Oriente Español su regularización”, cosa que ignoramos si se llegó a producir.

Otra de las cuestiones interesantes que encontramos en la figura de Maldonado es su presencia en las diversas logias, bien como miembro o como invitado, en las que participa casi siempre como orador cuyas alocuciones versan casi siempre sobre el tema español y la Republica como telón de fondo. De ahí que encontremos en su archivo cartas de petición de conferencias, y también disculpas por no poder acudir a varias de ellas. Algunas a las cuales eran invitado provenían de logias, como la Respetable Logia Art et Travail de Paris (1948) o La Semence de la GLF, asentada en la calle Puteaux,(París) en esas peticiones se constata en la respuesta el interés de Maldonado en querer hablar de lo que le preocupaba en esos momentos: el exilio, la situación de la República, etc…

Pero los Venerables no debían estar muy inclinados al debate político en logia, tal y como le expone uno de ellos que le antepone una serie de precisiones sobre el sujeto de la conferencia, cuestión que le refiere mediante una carta en la que le termina indicando al Hermano José Maldonado, que la pretensión de la demanda es “una conferencia sobre la España Contemporánea, para saber la mentalidad y la psicología de los compatriotas españoles y sus acciones sicológicas podían provocar sobre otros pueblos reacciones conscientes e inconscientes”.

La unión de política y masonería en el caso de los masones exiliados es un hecho, y todos ellos son sabedores de que cada uno juega un papel; es así como el ente que aglutinaba a la masonería en el exilio, comprendido por miembros del GOE y de la GLE, en este caso los Venerables de las logias Franklin Rossevetl, Iberia y España (Manuel Palacios, Joaquín Roger y Alejandro Abarrátegui) acuden a José Maldonado para que acuda a un llamamiento que hace a diferentes Hermanos dada su alta personalidad para “que dado el clima interior y exterior en España se trabaje y se aconseja una aproximación para llegar si es posible a una alianza entre hombres, grupos, y entidades que aspiren a liberarla de la opresión que ejerce el régimen franquista y de la vergonzosa situación de aislamiento internacional en que hoy se encuentra

Requieren al Hermano Campomanes dada su alta condición acuda al llamamiento que le hacen los Hermanos: Fernando Valera; Eugenio Arauz[2]; Julio Hernández[3]; Julio Juts; José Ballester; Martin Barrera; Rodolfo LLopis[4]; González Marín y Ambrosio Barbisu, para reunirse todos ellos o en la sede del GODF o de la GLF.(París 22 de julio 1942)

En enero de 1951, aún tenemos a José Maldonado pidiendo disculpas ante otro Hermano de Vincennes, porque no podía acudir a la logia en la que daría una conferencia sobre la situación de España y la ONU.

La Gran Logia de Francia que desempeña una ardua labor con sus logias España; Iberia y Plus Ultra, tal y como se desprende de la convocatoria en abril de 1957 de Gran Tenida Solemne Colectiva con ocasión de la Fiesta Nacional Española del 14 abril y el 10 Aniversario de la fundación de la Logia España, a cuya ceremonia asistirían los Grandes Maestres R. Dupuy (GLF) y M.J. Ravel (GODF), sin embargo no está José Maldonado y lo curioso de este acto y lo que le diferencia de la posición que marca en su quehacer la logia Toulouse en el tema, lo demuestra que en esta solemne celebración se anuncia que tomaran la palabra Pierre Favreau (antiguo Gran Consejero) para hablar sobre el Espíritu Masónico de la Constitución de la Republica Española; Guy Moncorge, antiguo Gran Orador de la GLF con Persecución Masónica en España y por último Gastón Maurice, Venerable de Honor de la Logia Francisco Ferrer, con Los deberes del Masón de cara a la actual situación de España. Lo único español parece ser la música con piezas de Falla, Granados y Albeniz.

Como se puede ver la presencia española, bien porque no se quería entrar en problemáticas de territorialidad o identitarios, no estaba presente, sin embargo en los actos que se repite años más tarde sí que se hacen con los mismos conferenciantes, pero contando con la presencia de José Maldonado como Presidente de La Republica Española en el exilio y como Hermano masón, a cuyo acto asistirán además de las logias españolas de la GLF: Plus Ultra e Iberia, y una delegación de la Logia Iberia del GODF.


[1] ALTED VIGIL, Alicia: La voz de los vencidos. El exilio republicano de 1939. Madrid, Aguilar , 2005, pp.311-339
[2] Médico y Diputado a Cortes, republicano –federal, que había trabajado en la logia Mare Nostrun.
[3] Fue Gran Tesorero del Consejo Federal Simbólico del GOE 1932.
[4] A LLopis ya lo encontramos en el Triángulo Electra de Cuenca el cual dependía de la logia Ibérica de Madrid, al igual que Juts, que es otro viejo masón del GOE.

 Trabajo Original de Víctor Guerra miembro del CEHME (Zaragoza)

This work is licensed under a Creative Commons license.

14 julio 2007

JOSE MALDONADO. Ultimo Presidente de la Republica Española

El Consejo Soberano de Asturias y León reunido en el antiguo instituto "Jovellanos". De izquierda a derecha: Onofre García Tirador, Ramón Fernández Posada, Maximiliano Llamedo (de pie), Antonio Ortega, Valentín Calleja, Belarmino Tomás, Juan Ambou, Gonzalo López, Rafael Fernández (de pie), José Maldonado y Aquilino Fernández Roces. Faltan: Segundo Blanco y Amador Fernández (realizando gestiones en Valencia); Ramón Alvarez Palomo (inspeccionando la salida de evacuados) y Luis Roca de Albornoz. (Colec. C.Suárez. Arch. Mpal. Gijón).

Hablar hoy de masonería es hablar de “grupúsculos masónicos” perdidos en el desideratun asociativo de este país, cuya memoria y quehacer actual está sufriendo a tenor de lo que se parrafea en las tertulias de mercachifle todo un acoso que en parte coopera al desempolve de los viejos idearios masónico-contubernistas tan al uso en otros tiempos.

Voceros mediáticos de la derecha española, escritores de éxito de raros pasados, presentan a la masonería como una organización compuesta por personajes con oscuros deseos de poder, y como sibilinos torcedores de voluntades populares, adoradores de pantocrátores de terracota que concilian la luz y la oscuridad, el cielo y el infierno, para lograr sus propios intereses. Ese es el esbozo que se hace de una organización de la cual deforman la realidad y la memoria histórica que tan rica fue, en este caso conformada por una pléyade de republicanos que vistieron el mandil masónico, como así lo hizo el último presidente de la Republica Española en el exilio.

José Maldonado González, nace en Tineo un 12 de noviembre de 1900, fecha en la que había quedado atrás la rica vida masónica asturiana que hasta 1892 presentaba un activo currículo de unos 19 talleres que habían luchado por que el trilema de Libertad, Igualdad y Fraternidad, pero las circunstancias políticas del 98 y sus propaladores pronto encontraron culpables y ello recayó en los masones, que en Asturias tras tanto desastre plegaron logias e ideales.

Años de Formación
Se educó José Maldonado primero en su localidad natal y luego en los Jesuitas de Gijón, pasando más adelante a estudiar en Oviedo, donde concluyó el bachillerato para recalar en la Facultad de Derecho.

Universidad en cuyas cátedras estaban los viejos hombres del 68, entre los que se encontraban notables masones, la mayoría habían colgado el mandil, como Fermín Canella, o tenían controvertidos perfiles paramasónicos como Rafael Calzada, los cuales formaron a los que más tarde conformarían las logias del siglo XX. En esa época estudiantil las inquietudes políticas de nuestro biografiado le llevan a formar parte de una primigenia Agrupación de Estudiantes Izquierdistas, que aglutinaba a los reformistas y a diversos republicanos de variadas tendencias.

Acción Política
En los años de la Dictadura de Primo Rivera, Maldonado comienza afianzarse en el ideario republicano, y será en 1929 cuando redacta, firma y publica el Manifiesto Republicano dirigido a su paisanos tinetenses, el cual sirve de germen para el nacimiento del Centro Republicano de Tineo, que un año más tarde se convertirá en la Agrupación del Partido Radical-Socialista como fruto de su ingreso en el dicho partido que dirigía otro Hermano de la Orden: Álvaro de Albornoz, y cuyo liderato político republicano regional ostentaba el escritor Leopoldo Alas Argüelles, el hijo de Clarín.

Con el advenimiento de la II Republica, y tras una cacicada por parte de los conservadores se desata una fuerte protesta del pueblo de Tineo. Se repiten las elecciones que dan como resultado 18 concejales republicanos radical-socialistas, 4 independientes, 1 republicano federal y 1 socialista, lo que sitúa a José Maldonado como la persona ideal para desempeñar la alcaldía de Tineo.

En 1932 edita el periódico Despertar que subtitula como Decenario de Izquierda Republicana y cuya edición fenece en 1934: año en el cual se da la conocida conjunción de voluntades políticas para concitar una nueva formación pues el Partido Radical Socialista de Marcelino Domingo; Acción Republicana de Manuel Azaña y la ORGA de Casares Quiroga, los tres con mandil, aunque unos con más intención y voluntad que otros de permanencia en la Orden, y los cuales fundan Izquierda Republicana, que secundan en Asturias José Maldonado en unión de Ángel Menéndez, también miembro de la Orden, y líder del Bloque Campesino Asturiano.

En las elecciones del 16 de febrero de 1936 de Diputados a Cortes salen elegidos por Asturias Álvaro de Albornoz, José Maldonado; Luis Laredo, y Ángel Menéndez, todos ellos miembros del Gran Oriente Español (GOE) .

Comienza la vuelta atrás

El 18 de julio de 1936 un aspirante a masón y rechazado ya por sus modos, el Coronel Aranda secunda en Oviedo el Alzamiento de Franco, (otro de los que se dice presentó su petición ante una logia de Larache siendo supuestamente rechazado); Maldonado que se hallaba en el Gobierno Civil ovetense logra huir de la escaramuza que perpetran los sublevados. Será designado en el Gobierno que presidía Belarmino Tomás, Consejero de Obras Públicas cargo que ejerce en el Consejo de Asturias y León.

Cuando el frente astur se derrumba, Maldonado huye a Francia y desde allí regresa en el clásico periplo a la España republicana que representaba Cataluña poniéndose al servicio de la Republica; en el gobierno de Negrin (abril de 1938) le nombran Director General de Carreteras, cargo que desempeña hasta el final de la Guerra.

El largo exilio
Exiliado como otros muchos en Francia, participa en la reorganización de Izquierda Republicana y del Gobierno en el exilio. En 1947 es nombrado Subsecretario de la Presidencia y luego en 1949 en el segundo gobierno de Álvaro de Albonoz, se le nombra Ministro de Justicia, cuyo cargo repite en 1962. En 1959 asume la presidencia de de la Comisión Ejecutiva de Acción Republicana Democrática Española.

Al fallecer en 1970, otro de los notables republicanos masones: Luis Jiménez de Asúa, recae el cargo en José Maldonado que ejerce hasta el 21 de junio de 1971, seis días después de que se celebrasen en España elecciones generales, y se decidió dar por disuelto el último Gobierno de la Republica. Viene a España en 1977, pero regresa a Francia para tres años más tarde en 1980 volver a pisar tierras asturianas tras cuatro décadas de duro exilio. Pasa al Oriente Eterno en Oviedo el 11 de febrero de 1985.

Su periplo masónico
José Maldonado, pertenece a la última hornada masónica, aquella que se suma a la Orden, cuando ésta presenta los síntomas de descomposición previa a 1936, cuando los talleres se reunifican para hacer frente a la desbandada, es en ese momento donde encontramos a José Maldonado, aunque su expediente masónico, aquel que levantaban los Servicios Especiales del régimen franquista con todo lo que requisaban de las logias, no es ni muy abultado ni muy claro al respecto.

En parte su hoja de trayectoria masónica se entresaca del archivo personal que hoy está depositado en el Archivo Histórico de Asturias, donde nos encontramos el documento que nos indica que fue iniciado en la logia Jovellanos, un prestigiosos taller que arranca en Gijón en 1912 tras la crisis del 98 que desbarató y desperdigó los ideales masónicos. En esa influyente logia militaron hombres como el anarquista Eleuterio Quintanilla director de la Escuela Neutra que sostenía la logia gijonesa, el tribuno reformista Melquíades Álvarez, o el socialista Teodomiro Menéndez, entre otros, y entre cuyas filas se encuentran varios miembros de Izquierda Republicana.

Sin embargo en el escaso expediente que lograron abrirle los policías fascistas, se halla un recibo el nº 88 por valor de 10 pesetas correspondiente a los meses de noviembre y diciembre de 1936 y que edita la logia López del Villar nº 14 de la Gran Logia Regional del Noroeste, con sede en Gijón.

En un posterior expediente de filiación, con fecha de 8 de diciembre de 1944 signado con el nº 27, indica que fue iniciado y revestido con los objetos distintivos Aprendiz Masón (1º) (guantes y mandil) en mayo de 1936 en la logia Jovellanos, en la que toma el nombre simbólico de otro tinetense: Campomanes. Es exaltado al 2º grado de Compañero en la misma logia en 1937, y finalmente también consigna como fecha de elevación a la maestría masónica (3º) el año de 1938, que recibe en la misma logia pero ya con sede en Barcelona, donde se había trasladado todo el aparato administrativo masónico. En este último expediente se dan datos acerca de cómo fue la huida y como se sostuvo durante los primeros años de residencia en Francia, a base de los dineros que recibía de América donde tenía parientes.

Hay que tener en cuenta que hay un cierto baile de fechas y logias, y en parte es normal puesto que los talleres masónicos tenían orden de refundirse en uno dado lo escaso de sus efectivos, así es como la logia López del Villar se refunde en la logia Jovellanos que era el buque insignia de la Regional del Noroeste.

Luego todo su periplo masónico de Maldonado va a estar relacionado con las logias en el exilio, primero recibirá desde Paris donde se instala el GOE, su carnet masónico y trabajará en una logia francesa instalada en Compiegue y en la que trabajó también su amigo y H.:. Ballester Gonzalvo, y de la cual en dicho expediente manuscrito nos indica “que no recuerda su nombre”. Quien le avala en Francia como masón, ya que carece de documentos, son los masones asturianos: Aguirre, Cimadevilla y Pubillones que habían sido miembros de la logia Jovellanos.

Su periplo en Francia va a estar bajo estas logias: la Iberia con sede en París y bajo los auspicios del Gran Oriente de Francia, fundada en 1945 luego pasaría a depender de la Gran Logia de Francia, y desde ahí contribuye a fundar la logia España en 1947 y donde Maldonado ocupa el cargo de Orador, fue miembro asimismo de la logia Toulouse también bajo el miso Oriente y con sede en Toulouse de la cual solicitó su Plancha de Quite el 18 de octubre de 1948.

José Maldonado solicitó al Gran Oriente Español su regularización el 25 de enero de 1968.


Victor Guerra García
Miembro de Izquierda Republicana de Asturias
Centro de Estudios Históricos de la Masonería Española (CEHME)
Institut d´Etude et de Recherches Maçónniques (IDERM –ITEM)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...