Mostrando entradas con la etiqueta Valdepares. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Valdepares. Mostrar todas las entradas

04 enero 2009

Los antimasones asturianos: Alejandrino Menéndez de Luarca


Alejandrinojpg

Fotografia de D. Alejandrino Menendez de Luarca (fotografia tomada del Blog Doña Luisa Menendez de Luarca


Asturias ha tenido una interesante pléyade de masones a lo largo de varios siglos, aunque haya algunos que nos faltan aún por datar. algunos de los cuales se dan en diversos listados como tal, sin que realmente haya verificación documental ni referencial de vierta verosimilitud.

Pero también en esta región nos hemos encontrado con paisanos que se han situado, como no podía ser menos en las antípodas de la masonería, alineándose en la densa filas del más rancio conservadurismo que en ocasiones combatió firmemente a los masones y al quehacer masónico, ese larga tradición se inscriben nombres como los del Obispo Martínez Vigil, creador de aquellas Ligas antimasónicas, o las acciones de su sobrino Arboleya.

En esa lista de anti masones se encuentra D. Alejandrino de de Luarca y Avello , el cual nació en Herrerías de Santiago (Luarca) en noviembre de 185, y por tanto descendiente de rancias familias asturianas como Menéndez de Luarca y Tineo los Arguelles Quiñones.

Cursó la segunda enseñanza en Madrid y alumno de las facultades de Derecho y Filosofía de la Universidad Central, siendo recibido como licenciado y doctor en Leyes en 180-61.

De su ideología y su temperamento dejó constancia en la Revista de Instrucción publica de Madrid, en los años 1856-57 donde dejó anotados una serie de estudios bajo el título de Reseña Histórica de la Filosofía en España.

Tuvo una sonora controversia con Cándido Nocedal , debido a un prologo en el primer tomo de las Obras de Jovellanos, y en la cual Alejandrino se manifestó en contra de las ideas de Jovellanos, y tal fue su defensa, que terminó el luarqués trabajando en el bufete de Cándido Nocedal.

Antes y después del período revolucionario (1868) Alejandrino defendió sus ideas conservadoras en diversos medios periodísticos como La Verdad Económica en el Eco de España, El Reino y La Constancia, llegando a ser Diputado electo a Cortes por Avilés entre 1866-68 y después por Tineo 1871-1872.

Será en 1871 cuando se pase decididamente a las filas del carlismo, aunque fue bajando el diapasón de su trabajo político, quedando como resto toda su labor periodística en diario católico madrileño de EL siglo Futuro.

En 1885 y muerto Cándido Nocedal y disconforme con el Manifiesto de Burgos suscrito por su hijo Ramón Menéndez de Luarca, se refugia en Asturias donde colabora en La Cruz de la Victoria, periódico fundado por su primo Dionisio Menéndez de Luarca y Arguelles en 1886 . Diario de carácter tradicionalista fundado en Oviedo Su director fue el canónigo Ángel Rodríguez Alonso

Caracterizados ambos por su ingenio polémico y agresivo, su director llegó a enfrentarse con el Obispo Ramón Martínez Vigil, lo que ocasionó el cambio de título del periódico, que pasó a denominarse La victoria de la cruz. Evitada la censura con esta estrategia, el periódico no pudo sobrevivir más allá del año 1900.

Alejandrino fallece en Fonfria (Valdepares) el 30 de marzo de 1895.

Como fiel testigo de su ataque a la masonería tenemos su obra el folleto La Masonería por dentro, y cuyo libro se puede encontrar en Librerías de Viejo.

Pim0014

Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...