Mostrando entradas con la etiqueta asturianos en Madrid. Madrid. masonería. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta asturianos en Madrid. Madrid. masonería. Mostrar todas las entradas

24 julio 2012

Aproximación al censo de Masones astures en Madrid (II)


Con motivo de  la celebración del Symposium de Historia de la Masonería Española  del CHEME, celebrado en el 2004 en Madrid con la temática de  La masonería en Madrid y en España del siglo XVIII al XXI, presenté este trabajo sobre los masones astures en Madrid.

Hago entrega de la 2ª  parte de esta ponencia.
VG


Masones canarios formando un 'triángulo'. Crédito: PARES.
L:.Ibérica[1].
La Respetable Logia Ibérica, al Oriente de Madrid, es una de las logias con mayor documentación en lo que respecta a las madrileñas, aunque la mayor parte del expediente corresponde al siglo XX.
Su antigüedad se remonta al 10 de febrero de 1870, año que fue fundada con el nombre de Luz de Mántua, tal y como consta en su expediente:

"Ingresó en el Gran Oriente de España el día 12 de enero de 1881, bajo cuya obediencia trabajó hasta que en le año 1889, fue extinguido dicho Gran Oriente como potencia regular para proceder a la constitución del Gran Oriente Español. El 7 de julio de 1889 se afilió e instaló en la Federación del Gran Oriente Español, con el número 7, entre los talleres activos de la Columna Federal. El 14 de diciembre de 1889 se fusionó con la Res:. Log:. Hijos del Progreso, nº 53, y adoptó el nombre de la Ibérica“.

En esta logia, está en su cuadro lógico de 1893, Valeriano Martínez, natural de Oviedo, cuyo topónimo toma prestado para su nombre simbólico. En la logia desempeña el cargo de Sirviente.

L:. La Razón.
Logia fundada en 1876, que terminó desapareciendo en 1904. Pasó por diversas situaciones, de cambios de Obediencia y grandes altibajos en su cuadro lógicos que hicieron que su membresía nunca sobrepasara el número de 35 miembros.

En esta logia se encuadra un significado masón que luego conformará la primera época de la masonería del primer tercio del siglo XX: Casimiro Acero, un rico propietario que utiliza el simbólico libertario de Proudhon dentro de la primigenia formación asturiana del siglo XX. La logia Jovellanos nº 337 aún en “instancias” donde tiene asignado el cargo de Experto, ostentando el ribeteado mandil de Maestro Masón (3º). Por esa misma época sustituye como concejal en el consistorio gijonés a José Mª Rodríguez, el mismo que luego sería Gran Maestre del GOE.

ASTURIANOS EN LAS LOGIAS MADRILEÑAS DEL SIGLO XX.

L:. Augusto Barcia[2].
El Poderoso Soberano Comendador del Supremo Consejo del grado 33º D. Augusto Barcia Trelles sin haber pasado al Gran Oriente Eterno, pudo contemplar el levantamiento de una logia en los valles de Madrid, que llevaría por título distintivo su nombre y como numeral dentro de la Gran Logia Regional del Centro, el número 33.

El cuadro lógico de este pequeño taller está compuesto por 18 miembros, y corresponde a los años 1933 y 1934. Podría pensarse que dicha logia estaría compuesta por una buena parte de la comunidad masona asturiana, sin embargo cuando se estudian los expedientes de los miembros del taller solo encontramos como naturales de esta región a: Avelino Álvarez Argüelles[3], que ocupa el cargo de 2º Vigilante, y Herminio Álvarez Miguel que se ocupaba de las labores de secretaría de la logia.

L:. La Catoniana nº 336[4]
La Respetable Logia madrileña La Catoniana nº 2, solicita al Gran Consejo del Grande Oriente de España su reconocimiento como taller masónico regular el 27 de junio de 1912, casi a la par de lo que hacía en Gijón, el Respetable Triángulo AMESE. En esta logia se encuadra el masón Herminio Álvarez García[5],de simbólico Asturias y Maestro Masón (3º) que perteneció, al triángulo Astúrica, (Gijón), dependiente de la Gran Logia Española.

Este francmasón originario del pueblo de las Agüeras (Concejo de Quirós), se inicia en los Hijos de la Patria, sita en los valles de la Habana, y lo hace concretamente el 5 de julio de 1909; apenas unos días más tarde solicita la baja con Plancha de Quite[6]
Tres años más tarde Herminio regulariza su situación masónica para incardinarse en el seno del taller gijonés Jovellanos 337, lo que efectúa el 28 de diciembre de 1912; para cuatro años más tarde volver a pedir la baja voluntaria con plancha de quite, sin que apenas haya habido cambios en su currículo masónico.

Posiblemente su petición esté mediatizada por su inminente incorporación a la logia madrileña La Catoniana, será en dicha logia en la cual reciba sus dos próximas exaltaciones: Compañero (2º), en febrero, y a Maestro Masón (3º) en octubre de 1919. Desempeñando así mismo los cargos de Secretario en este último año , y el de 2º Vigilante en 1920.
Este inquieto francmasón, abandona la Catoniana en diciembre de 1920, aunque se estaba reuniendo con HH:., de la Life, sin comunicárselo ni a su logia de origen ni al GOE, lo que causa una apertura de expedientes al respecto. Al final se le da de baja, y pasa a re-afiliarse en la logia Life dependiente de la Gran Logia Regional del Centro. Enjulio de 1922, ostenta dentro del cuadro de dignidades el cargo de 1º Vigilante, para ya en 1924 dar el salto definitivo a la Gran Secretaría del ente coordinador de las logias dependientes de la Gran Logia Regional del Centro, a la vez que ocupa el cargo de Venerable Maestro de la logia, de cuyo cargo dimite en mayo de 1927, por falta de apoyo del taller.

Año a partir del cual el “quirosán” Herminio Álvarez, abandona definitivamente las logias del Grande Oriente Español, que en aquél momento estaban en fase de conversación para fusionarse con la Gran Logia Española, aunque había un grupo menos tendente al ecumenismo, encabezado por el Gran Maestre Esteva[7],que se sale con la suya, agregando además nuevos efectivos a la Obediencia, como es el caso de Herminio, que pasa a formar parte del cuadro directivo de la nueva estructura masónica a través de uno de sus talleres en Madrid, la logia Solidaridad. En el seno de esta nueva Obediencia será cuando su nombre brille, pues ocupará los cargos de administrador del Boletín Oficial de dicha Obediencia en 1930, siendo a la vez representante de varias logias ante Grandes Asambleas: Viriato de Melilla, en 1930, y Renovaciónen 1931; y Gran Consejero de la Orden para el bienio 1935-37; pasando a su vez a ser Gran Tesorero de la Gran Logia Española en 1937.

Con la caída de España en manos franquistas, los responsables de la masonería están obligados a poner pies en polvorosa, pues saben que aquí su vida corre peligro de ahí que termine, como tantos otros, en el exilio, y será en ese momento cuando encontremos de nuevo en 1948 en un escrito sobre “La francmasonería española en el exilio”, en el que nos indica que por ese tiempo el GOE y la Gran Logia Española, con la aprobación de la Gran Logia Valle de México[8]asentaron en tierra mejicana de manera regular las dos obediencias, siendo Gran Secretario de la Gran Logia Española precisamente Herminio Álvarez García.

También en este taller La Catoniana, hay otro asturiano: Enrique Álvarez García de simbólico Sama, al que se le da d baja por falta de asistencia y pago, el 20 de noviembre de 1921.

L:.Concordia nº 14[9].
Con respecto a la logia Concordia, de muy reducida documentación, en el cuadro lógico del 8 de enero de 1931, compuesto por 22 miembros, hay varios oriundos de Asturias, uno muy posible: Francisco Sarro Sobero, de simbólico Pelayo, y de profesión Industrial que porta apellidos típicos de la zona sur-oriental de Asturias.

Los otros asturianos son Celestino Fernández Nevares de simbólico Ayala, comerciante con el grado de Maestro (3º), y el procurador Antonio Guissasola y Díaz Pedregal que responde al simbólico de Cincinatti, que aparece en el cuadro lógico de la logia en enero de 193, en el puesto número dos de la logia y con el grado 4º.

De quien sí tenemos la certeza de su origen y su currículo, es del estudiante y luego notable abogado: Juan Pablo Álvarez García[10],de simbólico Espartaco, que se adentra en los misterios hiramistas en la logia Concordia.

Si hay algo que llame la atención en Juan Pablo es su carrera masónica, tras su iniciación en Madrid, a su regreso a Asturias se vincula con la logia ovetense Argüelles, y cuando se marcha a a la capital catalana se adscribe a la logia Victoria, de la cual llega a ser su Venerable, según se recoge en una comunicación, que se halla en su expediente personal, y que se envía por la logia Victoria en enero de 1938, a la Pitágoras de Lérida.

Antes de este periplo final, camino ya del exilio, Juan Pablo mantiene contacto con Graco Marsá[11]al que solicita ayuda para asegurar cierto puesto profesional de confianza política como Secretario del Jurado Mixto de Metalurgia; así mismo mantuvo contacto con notables masones y no dejará de estar en primera línea masónica en el exilio. Pues desempeñó el cargo de Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33º para España entre 1972 y 1978, será en este último año cuando pase al Oriente Eterno. Bajo su mandato como alta dignidad del Supremo Consejo se redactó el manifiesto conjunto entre el Supremo Consejo y GOE, el primero que se presentaba de una forma unificada entre los dos órganos masónicos en el exilio.

L:. Condorcet nº 343[12].
Provenientes varios hermanos masones de la combativa logia Ibérica, y de otras como la Mare Nostrun o Dantón, -que tenían un marcado espíritu conspirativo tal y como exponía Juan Simeón Vidarte, él deseaba " que su logia sirviera para algo más que para discutir sobre el Gran Arquitecto del Universo o sobre la masonería de la Edad Media"[13], se reúnen el 31 de diciembre de 1913 y levantaban columnas de la logia Condorcet.

Al día siguiente, ya en enero de 1913 se elige el cuadro de luces del taller, al frente del cual se pone Augusto Barcia, con Eduardo Ovejero y Manuel García Gómez de 1º y 2º Vigilantes, que toman posesión junto al resto de dignidades al día siguiente. Aunque dos años más tarde el 22 de septiembre del 1915, se toma el acuerdo de disolver la logia y reingresar de nuevo en la logia Ibérica nº 7.
Como asturianos en el taller, aparece en el único cuadro de miembros de la Condorcet343: Augusto Barcia Trelles, del cual se comentará su vida y obra, en otra ponencia de este mismo Symposium[14].

En un segundo cuadro lógico de 1931 aparece el francmasón José María Rodríguez[15],que es una de las figuras más destacadas de la masonería asturiana con proyección nacional e internacional, y que junto a Augusto Barcia, compartió durante un tiempo el gobierno del Grande Oriente Español. Será en el Congreso Masónico de 1926, donde se les depondrá ambos de sus altos cargos. Este activo “americano”, con residencia a caballo entre Madrid y Gijón, nace en Bospolin (Cabranes) en marzo de 1872.

José María Rodríguez, es también uno de los masones más antiguos de las logias asturianas; su andadura comienza el 15 de Diciembre de 1911, a través del ritual de iniciación teniendo como es preceptivo que pasar por las pruebas de fuego, aire y agua y teniendo que observar detenidamente en un espejo reflejado quien es su peor enemigo, tras lo cual es aceptado como miembro de pleno derecho en el taller en calidad de Aprendiz (1º) en el triángulo AMESE[16].

En marzo de 1912 obtiene el grado de Compañero (2º). Que se le otorga por delegación en la logiaIbérica de los valles de Madrid, donde estaba asistiendo a diversos trabajos”. Cuando está en el taller gijonés desarrolla las labores de dirigir la marcha de los “obreros[17] durante las diferentes ceremonias, y de introducir y acompañar fuera del templo a los hermanos colocándolos según cargos y dignidades tal y como corresponde en logia al cargo de Maestro de Ceremonias.

En 1912 el triángulo AMESE, da paso por el número de miembros que lo constituyen, a que se pueda levantar columnas de logia en el mismo valle y en honor del gran patricio e lustrado Gaspar Melchor de Jovellanos, constituyéndose así la primera logia del siglo XX: la logia Jovellanos con el número de matrícula 337, y donde José María Rodríguez le toca desempeñar en esos momentos el cargo de 2º Vigilante. Entre 1925 y 1926, simultanea su cargo con el de Gran Diputado[18]representando a la Gran Logia Regional del Noroeste ante el Gran Consejo Federal Simbólico, éste alto organismo se había trasladado a Sevilla tras la Asamblea extraordinaria de julio de 1926, en la que finiquita la cuestión con la firma del pacto federal. La veneratura de José María se considera como un equipo de transición o de consenso entre los poderosos Grandes Maestres que presidían las Grandes Logias Regionales, los cuales se mostraban en parte "rebeldes" ante la autoridad del Gran Consejo del Grado 33º[19].

Durante su mandato se puede decir que se consolidó el régimen autonomista de la obediencia que fue presidido por la articulación de las Grandes Logias Regionales, que habían sido aprobadas definitivamente en 1922.

Hay que recordar que recordar que tanto Barcia, como José María Rodríguez eran de la tesis de que " la francmasonería no puede confundirse con ningún partido político. Es superior a ellos. Está ante que todos y por encima de todos" es más Barcia llego a publicar en el Boletín del Supr
emo Consejo de septiembre de 1930, un artículo. " No se diga que hacemos política...".

Como premio a la labor meritoria labor en pro de la Orden masónica, en 1934, José Mª Rodríguez fue nombrado Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo; aunque fallecería unos meses más tarde, un 11 de diciembre de 1934, en su domicilio de Madrid ciudad donde actualmente está enterrado[20].

En ese mismo listado de 1931, está Manuel Nieto Álvarez[21]de simbólico Español, grado 33º, era natural de Saliencia (Somiedo), y fue iniciado en la logia Girondinos[22], dependiente del Gran Oriente Cuba el 16 de octubre de 1915, recibe la exaltación al 2º grado (16 septiembre de 1916 ), y al grado de Maestro (3º) el 17 marzo de 1917. A su regreso a Asturias, se afilia al la logia Jovellanos nº 337, donde aparece en los cuadros lógicos de 1921 hasta 1924, en todos se le consigna con el grado 18º; su residencia la tenía indicada en la ciudad Gijón, exactamente en la calle Menéndez Valdés 54, donde algunos autores ubican un logia, cuestión muy posible si tenemos en cuenta de que la Gran Logia Regional del Noroeste sólo contará con una sede permanente, meses más adelante, en la calle de La Playa[23].

En 1925, se le localiza en varias logias de Madrid, y en la primera que se le encuentra es la Luis Simarro, en el cuadro lógico de septiembre 1927, y desde este taller dará el salto a la Condorcet.

Otro asturiano en esta logia es: Francisco José Estrada[24]de simbólico Nalón. Estrada Pelaéz nació el 18 de agosto de 1898, y según la significante de su simbólico es muy posible que fuera originario de la minera cuenca del Nalón. En su expediente se consigna como profesión empleado, y en él se nos dice que fue iniciado en marzo de 1930.

L:.Dantón[25].
De la logia Dantón, existe un expediente más bien escaso, aunque ello no impide reseñarla como una de las logias a la cual arriban diversos elementos y activistas políticos, decididos agotar en la masonería sus propios recursos frente a la dictadura de Primo de Rivera.

Este proceso de creación venía precedido de la crisis abierta desde 1925 con el enfrentamiento abierto entre el SCG33º y la Ibérica. Este pequeño taller de no más 31 miembros, llega a su tope situado en 36 hiramitas, en cuyo contexto se inserta la figura de otro asturiano Álvaro de Albornoz Limiana[26].Nació en Luarca el 13 de junio de 1879, en dicha villa realiza los primeros estudios, luego pasará como el resto de los estudiantes asturianos a desarrollar sus estudios universitarios en la Universidad de Oviedo, donde se inscribe en la facultad de Derecho en la que termina obteniendo la licenciatura de Derecho, siendo el alumno más joven.

En sus años de estudiante vive la inquietud política en los círculos intelectuales ovetenses, cerca de sus maestros Clarín y Adolfo Álvarez Buylla, conocedor este último del marxismo y creador de un Seminario de Sociología que funcionó en la biblioteca de la Facultad.

Aunque sus primeros actividades políticas las realizó en el seno del partido socialista donde participó en varios actos de la agrupación valdesana y en otros repartidos por la región en los que participaban con destacados líderes del socialismo asturiano y con los cuales compartía estrado y mantel, incluso llegar a colaborar con La Aurora Social[27].

Tal y como nos cuenta Saborit[28], Albornoz al participar en la vida política asturiana y dada la influencia de sus profesores (Sela, Posada, Buylla) va evolucionando hacia el republicanismo que encabezaban tales profesores junto con un brillante Melquíades Álvarez. En este ambiente primero, y más tarde en Madrid, en el entorno de Francisco Giner de los Ríos y la Institución Libre de Enseñanza, se refuerza en sus convicciones ideológicas y religiosas, llegando a escribir cosas como ésta: "yo soy, como el inolvidable Azcárate, un cristiano sin dogma y sin milagros".

Miembro del Comité Revolucionario de 1930, fracaso por el que fue fueron fusilados en Jaca los capitanes Galán y García Hernández, él mismo fue detenido y procesado junto con otros correligionarios (Graco Marsa, Luis Salinas, López Ochoa, Cabanellas. Alcalá Zamora, Lerroux, Indalecio Prieto, Martínez Barrios...), como decía Vidarte: "Masones, republicanos y socialistas seguíamos trabajando activamente por un República democrática" que luego ocuparan sitio en el comité que será el que luego ocupe el gobierno provisional de la II República (14 de abril de 1931), siendo Álvaro de Albornoz, Ministro de Fomento con el republicano y masón Niceto Alcalá Zamora (abril de 1931) y posteriormente Ministro de Justicia con Manuel Azaña, durante tal mandato se aprobaron las leyes laicas de la República (disolución de la Compañía de Jesús, divorcio, supresión del presupuesto de Culto y Clero, reglamentación de las Ordenes Religiosas, etc. y que supusieron toda una lucha y controversia en el seno de las logias del GOE, y en los partidos republicanos, donde Álvaro de Albornoz y su secretario Pérez Madrigal lideraban junto con otros diputados masones y no masones la tendencia más radical[29].

Aunque como veremos por las palabras de Lerroux, pese a la labor del hermano Juan Provayse, no tenía buena pinta y menos de la mano de Álvaro de Albornoz, aunque hacia tal opinión hay que contar con el "queme" del "Emperador del Paralelo" por la creación de la formación radical-socialista:

"Me parecía bueno para embajador en la luna, donde no hubiera que hacer más que leer revistas tumbado en una hamaca colgada de ambos cuernos de nuestro satélite, pero tampoco me oponía a que fuese ministro; eso era cosa de su partido, porque, apartado del mío fundó con otros disidentes y amargados aquella quisicosa que se llamó partido Radical Socialista, al moda de Caen... Y así quedó Periquito hecho fraile, es decir, nombrado ministro de Obras Públicas Alvarito de Albornoz, que no quería ser nada"[30].

El valdesano obtendría el acta de Diputado en las Cortes Constituyentes por Asturias con la candidatura de la Alianza republicano -socialista. Realmente las posturas de Álvaro de Albornoz, nacido al calor del lerrouxismo, tras ser rescatado del coto cerrado del socialismo que imperaba en Asturias, recibe de manos de Lerroux el acta de Diputado por Zaragoza, y evoluciona luego hacia el reformismo melquiadista, mbarcándose en diversas aventuras políticas como ya hemos visto, para terminar en el seno de la estructura política que mueve la presidencia de la República, aunque sus ideas no deban ser muy bien acogidas dado el tono:


" Vino la guerra civil, a pesar de esa actitud tímida y medrosa del liberalismo español; vino la guerra civil, y lo peor fue que la guerra civil concluyó mediante el famoso abrazo de Vergara, que es - no quiero dejar de decirlo es este recinto y en estas circunstancias- uno de los hechos más funesto de nuestra historia; abrazo que sirvió para pactar con las fuerzas del pasado, con los enemigos irreconciliables de la ideas modernas [...], abrazo mediante el cual el carlismo, que caía en los campos del Norte, pero que resucitaba en Madrid, infundió su aliento, su espíritu, en las entrañas de la monarquía constitucional. Si esos elementos creen que pueden hacer la guerra civil, que la hagan; eso es lo moral, eso es lo fecundo; pero bajo ese temor no se puede hacer una Constitución ni fundar una República"

Era evidente que este tipo de manifestaciones no podrán ser bien acogidas por el resto de las fuerzas republicanas que ponían a nuestro querido francmasón asturiano a "caer de un burro" , así continúa hablando del luarqués el "Emperador del Paralelo", D. Alejandro Lerroux:

"Yo he querido mucho a Albornoz. Era un hombre honrado que vivía embutido en una especie de escafandra de espejos. Se encontraba a sí mismo, y a nadie más que a él, dondequiera que volviese la mirada . Y no había otra cosa que su propia voz, un poco campanuda, que le había proporcionado más de un disgusto"[31].

Álvaro de Albornoz fue el primer Presidente del Tribunal de Garantías Constitucionales y finalmente fue nombrado Embajador de la República en París el 27 de julio de 1936, llegando a ostentar el cargo Jefe del Gobierno republicano en el exilio (1945 a 1948).
Escribió varias obras sobre temas políticos y sociales. La carrera masónica de Álvaro de Albornoz Limiana, se resume en breves líneas a diferencia de sus otras actividades. Fue iniciado en la logia Danton, y existen ciertas divergencias sobre sí fue el 18 o el 23 de marzo de 1927, lo que es seguro, es que fue exaltado a los grados 2º y 3º en un solo día, en concreto tal ceremonia ritual se celebró el 23 de mayo del mismo año.

Álvaro como casi todos los masones será juzgado por el Tribunal Represión de la Masonería que se le acusa de los siguientes hechos: aparecer en el cuadro lógico de la logia Danton de Madrid, el 31 de Agosto de 1927, con el grado de Maestro y también haber sido citado en la VIII Asamblea Nacional Simbólica celebrada los días 8-9-10 -11 de Julio 1929 como H:. Juan Prouvaire, que había sufrido prisión, también aparecía mencionado en algunos escritos masónicos, y en cartas dirigidas e a él en los términos de "hermano"[32].

Víctor Guerra.



[1] AHNS. Expediente. A 550.
[2] AHNS. Expediente. A 205/6.
[3] AHNS. Expediente personal. 739/2.
[4] AHNS. Expediente. A751/1.
[5] AHNS . Expediente personal. A-83/12 .
[6] Documento por el cual un francmasón puede dejar la logia y tener sus derechos masónicos en orden puesto que ha cumplido con los deberes de capitación y no estar inmerso en ningún proceso masónico.
[7] Francisco Esteva Bertrán, pertenecía a la logia “Redención” nº 2 de Barcelona, y fue iniciado el 22 de febrero de 1901 , con el simbólico “Riego”.
[8] A la Gran Logia Española el 5 de febrero de 1945 le fue otorgada la misma hospitalidad y asilo en México mediante el decreto nº 441, como antes se había hecho con el GOE.
[9] AHNS. Expediente A 733/14.
[10] AHNS. Expediente A 123/ 2.
[11] Miembro de la Mare Nostrum (Madrid), era también abogado y políticamente estaba en Partido Radical, fue presidente de sus Juventudes, y luchó por conquistar los altas dignidades del GOE, en las cuales participó junto con Simeón Vidarte .
[12] AHNS . Expediente A 564.
[13] GOMEZ MOLLEDA, Mª Dolores, La masonería en la crisis española del siglo XX", Editorial Universitas, 1998.
[14] MORALES BENITEZ, Antonio, Biografía masónica de Augusto Barcia Trelles, La Masonería en Madrid y en España del siglo VXIII al XXI. X Symposium Internacional de Historia de la Masonería Española. Madrid 2003.
[15] En el libro de GUERRA GARCIA, Victor, La Masonería en Asturias 1850-1938, Oviedo. 2000, se desarrolla el perfil masónico y político de este masón cabranés José María Rodríguez.
[16] El Triángulo AMESE, es el punto sobre el cual sé reorganiza la masonería en Asturias, tras el largo paréntesis del 98, esto triángulo cuyo nombre es la conjunción de los nombres correspondientes fundadores: Francisco Seguí Marty, Nicanor Alonso Maceda y Luis Medina Farias.
[17] Nombre con el que también se distinguen los francmasones, a los llamados masones especulativos se les denominó “obreros de la Inteligencia” diferenciándose así de los llamados operativos, quienes se denominaban “obreros libres”.
[18] AHNS. Gran Logia Regional del Noroeste A 1/328.
[19] La profesora Gómez Molleda, en su libro ya citado, desarrolla de forma muy interesante los conflictos entre el filosofismo y el simbolismo.
[20] La biografía y nota necrológica se puede ver en los Boletines del Gran Consejo del Grado 33º de los meses de diciembre 1929 y 1934.
[21] AHNS. Expediente personal B 641/19.
[22] En esta logia cubana no tenemos registrados nada más que tres asturianos, aunque estaba uno de lo más importantes hacendistas de la zona oriental de Asturias el llanisco Manuel Cué.
[23] Revista Asturias Semanal, 3 julio de 1976.
[24] AHNS. Expediente personal B 416/20.
[25] ANNS. Expediente A733/22.
[26] AHNS. Expediente B116/8.
[27] En 1898, en el nº 2 de la Aurora Social publica un artículo Álvaro de Albornoz.
[28] SABORIT, Andrés, Asturias y sus hombres. 1964
[29]El libro de Gómez Molleda, a lo largo de su libro comenta largamente el papel jugado por Álvaro de Albornoz y Limiana y por la masonería.
[30]SABORIT, op.cit., pp. 72.
[31] SABORIT, op. cit., pp. 72
[32]Término, o tratamiento que se dan entre sí los francmasones
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...