Mostrando entradas con la etiqueta medico naturista. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta medico naturista. Mostrar todas las entradas

17 septiembre 2012

DICCIONARIO BIOGRAFICO MASONICO ASTURIANO: SERGIO SANFELIZ REA

Inauguro a partir de este momento la idea de lanzar un Diccionario Biográfico Masónico Asturiano,  con todos aquellos masones que se han estado en las logias asturianas a lo largo de la existencia de la actividad masónica en nuestra región.

No será un Diccionario que comience a modo de alfabético, sino que iré intercalando a unos y a otros masones, en función de la documentación existente, o lo que  lo haya trabajado sobre dicho masón , amen de la documentación oficial que haya.

Hoy por  traigo a colación  a un médico naturista de origen villaviciosino: SERGIO SAN FELIZ REA

  IMG_5208
  
Sergio Sanfeliz Rea, era uno de esos francmasones que se quedaban fuera del listado biográfico, pues su ficha había casi desaparecido, y tampoco había muchos indicios de su pertenencia a la zona oriental salvo su apellido, que podía vincularle con la zona de Villaviciosa. A decir verdad me había pasado desapercibido, y por casualidades de la vida, este hombre se cruzaría en mi vida en dos ocasiones más: una de ellas me habían dejado impactado años atrás, y la otra será ya cuando le vuelva a encontrar como parte de del grupo masón de origen maliayés.

La primera vez que me encontré con el rastro de Sanfeliz fue allá por los años 80, cuando bicicleteando por tierras maliayesas me topé en Argüero con una portilla de hierro forjado con los símbolos de la escuadra y el compás en grado de maestro, una a cada lado de la portilla, y en medio, formando el cierre de ambas portillas la estrella de seis puntas, osea la Estrella de David, pero colocada de forma inversa a la tradicional, tal vez porque le fuera más fácil al herrero que hizo la portilla.

Para mí fue una sorpresa que no me acababa de explicar, allí en medio de una carretera local,¡ tan a la luz ¡ Durante años me hice cábalas sobre los propietarios y el por qué de esa significación tan descaradamente atrevida, al menos desde mi perspectiva, aunque está claro que los símbolos sólo tienen valor para quien los conoce y le dicen algo. A buen seguro que aún hoy mucha gente interpretará que tales símbolos son la representación profesional del propietario ligado a la arquitectura, lo cual tampoco difiere en demasía del origen histórico de la masonería.

Años más tarde encontré, un poco por casualidad, a una de sus hijas, que me explicó que su padre había venido a España después de su largo exilio, allá por el año 1964; en esa estancia, que mucha gente recuerda en Argüero al ver pasear por aquellos parajes la esbelta figura del vegetariano Sergio Sanfeliz acompañado de su venezolana, “soror rosacruz” y de la paciente África González (su mujer), mandó construir dicha portilla e insertar tal simbología masónica donde hoy aún se puede ver. No sé si Sergio era consciente de la temeridad de su acto, pues la derogación del Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo (TERM) fue suprimido por la Ley del 2 de Diciembre de 1963 .

Sergio, nacido en Argüero el 27 de Enero de 1896, pasó su infancia y adolescencia en Villaviciosa, emigrando con un tío suyo instalado en América, de donde regresa con 30 años y la carrera de quiropráctico. Dos años más tarde se casa en Gijón con Africa González, hija del comerciante Rafael González del Valle, el nuevo matrimonio fija su vivienda en Argüero donde nacen 3 hijas, dos de ellas gemelas.

S. Sanfeliz conocía la masonería en su estancia americana, por lo cual ante esa cercanía, cuando vuelve a Asturias y toma contacto con las actividades del Ateneo Obrero de Gijón, en cuya directiva había significados masones, es aquí cuando vuelve a retomar el contacto con dicha Orden de la mano de quienes van a ser más tarde sus padrinos Rogelio García y José Fuentes, de su mano y orientación pica a las puertas de la Jovellanos 1, un 20 de febrero de 1926, o sea que pertenece a esa segunda oleada de iniciaciones que arriban a la masonería un tanto desencantada de las actividades sociopolíticas.

En el rito de iniciación como Aprendiz (1º) toma el nombre simbólico de “Henry”, y unos meses más tarde es exaltado al grado de Compañero (2º); para pasar a la Cámara de Maestros al ser exaltado al 3º de Maestro Masón el 30 de Junio de 1930. Unos meses más adelante pasa a los grados filosóficos, concretamente recibe en 1931 el título (4º) de Maestro Perfecto; y en 1934 “Henry” obtiene el grado (9º) Maestro Elegido de los Nuevey pasando a forma parte del Soberano Capítulo Alberto de Lera, junto al farmacéutico Máximo Mata Cubría, el médico Honesto Súarez Alvarez, y el comerciante Rogelio García Fernández.

“Henry”, tiene muy poco roce con el grupo villaviciosino, pues sus contactos parecen reducirse tan sólo al ámbito de las tenidas y no se le encuentra en la vida maliayesa, pues su vinculación la tiene más bien hacia Gijón, donde se hace socio del Ateneo Obrero de dicha ciudad y en el cual despliega mejor su sólida formación americana.

No por ello Sergio Sanfeliz se olvida de la función que debe ejercer como ciudadano en los momentos tan cruciales por los que están pasando, sumándose activamente a la postura de júbilo y de felicitación que hace la propia orden por el triunfo republicano, tal y como manifiesta Gran Oriente Español en su boletín de mayo de 1931 :

“... Hagamos constar nuestro júbilo por la liberación del pueblo español, a quien se ha negado años y años los derechos de ciudadanía (...) nuestro saludo por el modo ejemplar que se ha hecho la revolución española que ha puesto de relieve como la madurez y sensibilidad civil y la naturaleza de nuestro pueblo.

Hay que encauzar la gran obra de una beneficencia laica donde nadie se le exija una profesión de fé, de culto, como indicación para recibir sus beneficios, por el contrario cada acogido pueda orar ante su dios y expresar con dignidad sus ideas.”

En las elecciones municipales de 31 de Mayo de 1931 se presenta como candidato donde sale elegido como Concejal por el distrito 1 con 333 votos, sólo le separan 98 votos del concejal más votado, pero su presencia en los plenos no se registra hasta la Sesión Extraordinario del 7 de Agosto de 1931. Sergio a pesar de su formación apenas si deja traslucir su inteligencia y experiencia de hombre que ha viajado, pues no se hace presente en las distintas comisiones, solo de una forma fugaz, una de ellas es cuando en conjunción con otros concejales de las minorías demócratas y radical socialistas: Maximino Miyar, José Valdés Germán, y Alfredo Sánchez Sanfeliz y el mismo presentan la propuesta de la creación de una Comisión de Responsabilidades, a fin de realizar una labor de depuración y fiscalización de los actos ejecutados bajo el régimen de la Dictadura y que pudieran entrañar una ilegalidad manifiesta o una posible lesión de los intereses municipales

El 19 de Agosto queda constituida tal comisión con Sergio Sanfeliz al frente, aunque es significativa la ausencia de casi 12 concejales de la sala de Plenos a la hora de dicha constitución, como ya había sucedido anteriormente cuando se leyó al Pleno la proposición de la necesidad de tal Comisión. De nuevo es convocado a la sesión extraordinaria para la votación del vocal titular y suplente del Tribunal de Garantías Constitucionales, siendo esta su última comparecencia municipal.

La alegría tiene poca duración, y aunque el GOE hacía este saludo en su propio medio de expresión

“... Por nosotros mismos que hemos sido antes vejados, perseguidos y podremos realizar nuestra tarea en pro de la paz entre los hombres y los pueblos en una España dignificada por la libertad.”

La situación empieza a deteriorarse con motivo de los tumultos pre-electorales de 1933, en los cuales algunos francmasones son arrestados por sus tendencias derechistas y otros terminarán acusados de estar implicados en la organización del proceso revolucionario del 34. A partir de este momento las pesquisas y causas de arresto sobre los masones se hacen aún más generalizadas y con ello la desmoralización de las bases, que empiezan a pedir información a los órganos superiores para ver si es legal reunirse, o deben paralizar la actividad masónica.

Como diría el refrán: No estaban los tiempos como para la lírica.

Declarada la Guerra Civil, Sergio ve peligrar su vida, de hecho tiene que intervenir para salvar la vida del cura párroco de Argüero, al que da refugio en su casa, y dadas ya las primeras escaramuzas hacia los significados masones, huye hacia Francia en un barco que desde el Puerto de Ribadesella hacia la Rochelle el 13 de Septiembre de 1936, desde donde pasa al centro que la masonería había previamente establecido con la colaboración de otro maliayés David Alonso Fresno. En Burdeos se le encargan una serie de misiones de corte diplomático, como son el contacto con las autoridades masónicas en París, regularizada su situación se queda en Francia, algunos otros pasarán a la España republicana, o sea a Cataluña; aunque con la perdida de este último bastión de la república no les quedará más remedio que o retornar al suelo francés o quedarse en tierra española y afrontar las consecuencias.

Este venía a ser el periplo habitual de casi todos los exiliados, Francia no acoge de buena gana a tantos refugiados y les fuerza para que pasen la frontera, lo que hacen muchos de ellos ante la situación de presión y desarraigo, (...nadie podía creer que se terminaría perdiendo la guerra, ) viéndose forzados a tomar de nuevo el camino de un exilio ya sin retorno.

Tras la caída de Gijón, la GLRN sigue el mismo proceso e instala en la ciudad condal - de forma precaria- su pequeña intendencia administrativa, desde la cual se regularizan los documentos necesarios para ser reconocidos como tales, puesto que empezaba haber problemas como deja entrever la siguiente plancha que emite la GLRN para todos los HH:. Que se encuentre en terreno de nuestra jurisdicción:

Siendo considerable el número de ciudadanos que pretenden hacer valer su calidad de masones para eludir las responsabilidad en que incurren ante las autoridades legítimas por su posición o actuación en la lucha que sostenemos por la dignidad nacional y ciudadana, y a fin de no ser sorprendido en vuestra buena fé masónica, os rogamos toméis la debida nota para que en lo sucesivo, no aceptéis declaración de tales masones a quienes no lleven el refrendo de esta Gran Maestría o de la Veneratura de vuestra Logia. Gijón 12 de Agosto de 1937.”
Esta pequeña estructura que se monta primero en los “valles de Barcino” y más tarde en Francia, no se olvida de la parte económica y comienzan a extender los recibos de las capitaciones que les corresponden tanto a Henry como a otros compañeros masones, algunos de ellos de Villaviciosa. Sergio Sanfeliz pagará una capitación de 9 pesetas, más un donativo de 12 pts; al igual de Caño Sirvent, que pagará entre donativos y capitación 57 pesetas, o David Fresno con otro montante de 17 pesetas...

Atrás queda la familia y serán años duros para todos, aunque Sergio, que ya sabe de la vida de viajero, pronto busca hueco, primero en Burdeos donde se estaciona durante dos años trabajando como quiropráctico, finalmente consigue un visado y a embarcar hacia Santo Domingo, donde reside el tiempo necesario ( tres meses) para poder arreglar sus cosas y pasar a Caracas, donde recala un 20 de Marzo de 1940, aunque documentalmente su salida de Burdeos se registra el 19 de diciembre del 1939 en el Buque De la Salle, hacia Ciudad Trujillo.(Santo Domingo)

Este será el país en el cual encuentre un nuevo acomodo hasta el final de sus días.
En Caracas sigue vinculado a la masonería a través de la logia Libertad Española nº 101 [i] , que levanta junto con otros exiliados , así mismo construyen una sede para dar albergue a su logia y a otras que van arribando a dichas orillas.

En Abril de 1947, la logia Libertad Española lo designa como Arquitecto Decorador, “ su vida no solo queda de nuevo vinculada a la masonería que en 1957 le designa como Miembro Honorario, sino que desde prácticamente su llegada en Octubre de 1940 se vincula igualmente a la Orden Rosacruz y llegando a ser Gran Consejero, durante dieciocho años de la Orden Rosacruz AMORC[ii] ( Ancient Mística Orden Rosae Crucis)
Sergio murió el 20 de Junio de 1991 con 95 años de edad, donó su cuerpo a la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela.


[i] Dicha logia estaba bajo los auspicios de Gran Logia de los Estados Unidos de Venezuela, que tenía su sede en la Calle Este 3, nº 5 (Jesuitas a Maturin). El taller trabajaba en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado (R\E\A\A\) y que curiosamente tenía como bandera orlando sus diplomas la bandera republicana .
[ii] Los Rosacruces conciben al hombre, creado perfecto (la imagen del verbo), pero caído por una prueba que no ha podido superar y que le han conducido a las tinieblas exteriores. El iniciado debe penetrar en ellas y encontrar la Luz verdadera (sexto candelabro), con la que podrá leer el “Liber Mundi”. Se restaurará el renio de Jesús, para lo que el iniciado debe prepararse, convirtiéndose en sabio universal (Dicc. Daza)

Víctor Guerra.
































Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...