Mostrando entradas con la etiqueta revista. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta revista. Mostrar todas las entradas

18 julio 2010

La Revista ABACO, Entre Ciencia y Saberes Ocultos

image image
Hace ya unos cuantos día tuve la ocasión que me ofreció la Revista Abaco y su coordinador Rubén Figaredo, de presentar junto con él la Revista, ya que la colaboración ofrecida muy amablemente no pudo ser, por distintos motivos  entre los cuales  deben ser achacados a mi persona, y bien  que lo siento pues colocar la pluma en Ábaco o  ser invitado a colaborar entre tan lujoso elenco no es una cosa que suceda todos los días.

Pero como dicen en Asturias “a lo hecho pecho” y ya que al final no pudo materializarse esa colaboración al menos  la presentación para ver y oír lo que yo tenía que decir al respecto, que la verdad que lo que preparé para la presentación no fue mucho, más bien unos tres folios que aquí presento.

Dar las gracias a la Revista Ábaco y a Rubén Figaredo y aquí le dejo con el texto de la presentación.

Presentación revista ABACO:  ¿MASONERIA Y SABERES OCULTOS..?
Como masón del GODF, decir que estoy incardinado en una masonería adogmática y liberal, por tanto obediencialmente me situó en un MASONISMO RACIONALISTA, alejado, y alejada esta práctica masónica, de otras masonerías más “simbolistas o espiritualistas ” u “esotéricas”, aunque los calificativos o adjetivos no siempre constituya un acierto conceptual,ni mucho menos…  pero sí es cierto que algunas grandes Obediencias están más cerca de esa categorización de los llamados Arcanos de los Saberes Ocultos, en cuyos linderos se sitúan esas  otros hermanos, tan respetables como queridos , que  la Obediencia en la que soy miembro, o yo mismo  que en parte me sitúo en las antípodas de esos saberes ocultos al menos en relación con la masonería

Pero ante todo hay que decir para romper tópicos, que desde mi militancia masónica y del rito que practico, el Rito Francés, y como historiador de la masonería, decir que ésta organización nacida a principios del siglo XVIII está muy alejada en su nacimiento de los tópicos al uso, a saber de los SABERES OCULTOS, o de un seudo manejo de la llamada CIENCIA SAGRADA, y por supuesto de todas esas corrientes que le han venido sobrevenidas a la masonería llámense rosacrucismo, esoterismo, cábala o alquimia…o la teosofía…etc

La masonería especulativa, la que nace en 1717 está alejada de todos esos parámetros culturales, simple y sencillamente, porque es una masonería del símbolo, en tanto como dice Ariola,  pretende “Unir” y utiliza el pensamiento simbólico para acercarse al mundo y comprenderlo,

Digamos que la masonería es una escuela de prospectiva desde el pensamiento simbólico. Intentando convertirse en un modelos de formación ene este caso del ciudadano, podríamos decir parafraseando a Fitche  que la masonería pretende. al menos desde desde la perspectiva del ala liberal y adogmática,  ser una Escuela de formación del ciudadano.

A la luz de los estudios que tenemos sobre la masonería especulativa, observamos que apenas si esta ha tenido contacto con la masonería operativa, o sea con la cantería, la construcción de templos y catedrales, del sumen del saber oculto que tanto se ha sacralizado con antiguos conocimientos geométricos , cabalísticos y sagrados.. Quien conozca un poco los gremios de cantería le queda claro que esos gremios no podían poseer en toda esa extensión tales arcanos de conocimiento, aunque si lo tenían los monjes que codirigían las obras junto con algunos renombrados  Maestros de Obras…

Por tanto sabiendo ahora lo que sabemos,  podemos afirmar  que se tomaron prestadas las  herramientas de los canteros, y éstas se subieron a la categoría de símbolos, aunque si bien estos en una primigenia etapa constituían un endeble edificio simbólico, en el cual primaba el simbolo en sí mismos, como tales símbolos muy primarios, luego con ellos  y en base a otras corrientes de pensamiento se fue construyendo un mundo simbólico  que se ha prestado a construir una filosofía de la prospectiva, en el cual hoy nos situamos.
Parejo a todo ese desarrollo también se dio un mundo hermético que las corrientes espiritualistas del siglo XVIII y parte del XIX, supieron aprovechar y anexionar a la masonería, entre ellas el rosacrucismo que tanto huella tuvo hasta en los rituales , pero ese papel de trasmisor la Masonería jugó un papel importante, y fue la de convertirse en el vehículo que transportó los viejos veneros ocultistas y herméticos que siempre afloran, en la épocas más racionalistas, y más descreídas;

Culturas y filosofías que hombres y mujeres fueron incluyeron en sus prácticas masónicas, hasta construir ricos mundos rituales, cargados de rico simbolismo y parabólicos mundos caballerescos, en muchas ocasiones alejados de esa primigenia practica masónica de la Ilustración que lleva el sello de la sociabilidad, cuyo punto de encuentro tanto de creencias como de religiones y de conciencias Desaguliers planteaba  la religión natural;  cuestión muy alejada de la atomización que vendrá más tarde con el GADU como fruto de la pacificación política y religiosa, y cuya vertiente fuertemente deista  va a lanzar Dermott, iniciando de ese modo las dos corrientes más importantes de la masonería: la de raíz anglosajona y la francesa, con sus diferencias y singularidades.

Tampoco debemos obviar, ni negar que la presencia de todas esas corrientes, de esas filosofías, de esos arcanos del saber oculto se deben más a una práctica masónica más individual que institucional, esas corrientes del pensamiento oculto que perviven en la trascendencia, y se surmontan sobre la creencia espiritual como fórmula de crecimiento espiritual se incardina de forma más individual que institucional, de ahí que pddamos hablar poco de masonería teosóficas o alquimistas o cabalistas, es cierto que algunas Obediencias han sido teñidas de algunos de estos u otros elementos por pujantes masones, que dejaron huella, como René Guenon, a Annie Besant.. u otros u otras…

Por tanto es cierto que los masones se inclinan por la ciencia del saber, del saber oculto, por conocer los viejos arcanos que fluyen a cuentagotas, y que como ya he dicho ha habido grandes masones que se se han enraizado en esa búsqueda del yo y del saber, ya que esa libertad de conciencia, le permite muchas veces abordar su búsqueda sin prejuicios. y en cada masón hay un buscador de saber, oculto o no oculto, pero también la masonería tiene hombres de ciencia, tomistas o creyentes, y son también legión y se han anotado grandes avances gracias a su dedicación, pero es el masón el que encarna esa búsqueda, tal vez la masonería nos predisponga a ello, pero es ante todo una acción del individuo.

Y no es menos cierto que hay  una conceptualización un tanto más espiritualista en masonería, y ello en parte lo  representa una masonería extensa, muy globalizada, que como  ya he comentado se ha dotado de bellos y simbólicos rituales trufados de muchas corrientes simbólicas, herméticas, y filosóficas, encontrando en el seno de ese “totun revolotun” otros vectores que a veces se entremezclan con esta masonería de la que hablamos, creando mundos llenos en ocasiones de rosacrucismo, templarismo, o compañonaje y cuando no,  de genonismo, o teosofismo.

Ello en parte  ha contribuido a que se haya creado un concepto social de la masonería muy de arcano mayor del saber oculto, una especie del Gargoris y Habidis  en que todo vale creando  una cierta mística occidental con forma de una religión seudo laica, lo que algunos autores denominan como: Una religión Substituida.

Así es como encontramos los términos o las parábolas bíblicas o alquímicas del nigredo, el albedo, o el rubedo, que nos explica Joaquín Perez en su trabajo sobre la Alquimia, y cuyas representaciones también  se encuentran en los documentos rituales, como una proposición de un modelo de trasformación del hombre simbólico pero no se puede decir que tal masonería es rosacrucista… por poner un ejemplo.

Pero en definitiva, parecer ser que a la  masonería se le anexionan siempre como la poseedora  de los grandes arcanos del saber oculto, altos secretos, que al fin a la postre como dice el Hermano Porset,. un importante historiador francés  un tanto volteriano, se trata en todo caso de Secretos de polichinela, ya que todo ello está presente en todos los manuales,  en las divulgaciones,…”los toques, palabras y los signos” … todo es sabido y conocido y hasta publicado, por tanto los saberes ocultos que tienen los masones son más una prospección de cómo ser mejores y cambiar la humanidad que de saberes de viejos arcanos

Por tanto habría que preguntarse ¿Es ese hacer masónico  un saber oculto…? Afirmativamente NO , lo cual nos obsta para que la hermenéutica masónica sea considerada como una disciplina donde los símbolos, las decoraciones, los roles y los funcionamientos dentro de los trabajos de la logia, y los propios ritos constituyan una búsqueda permanente del significado “espiritual” de lo simbólico desde la perspectiva que planteaba Ariola, y evidentemente  muy  alejada todo ello de lo sacral… pero constituyendo todo un corpus y una práctica para construir todo un mundo simbólico en base a la prospectiva, muy por cierto muy  alejado de los arquetipos al uso, aunque haya algunas estructuras que puedan responder o encajar bien en esos arquetipos de los que hablamos.

Por tanto la masonería respetando todas esas corrientes filosóficas y de pensamiento que se generan desde su seno, o que llegan a su seno y se laboratorializan como tales finalmente  contribuyen a crear  una fraternidad, alejada de sentimentalismos afectuosos u emocionales o de la transcendencia , la masonería se debe entender como una fraternidad de combate contra la idiotez y la barbarie humana,  y los tiranicidas, es un combate por el espíritu, una lucha para que la belleza, la fuerza y la sabiduría, como tales virtudes junto otro famoso trilema de Libertad, Igualdad, y fraternidad, triunfen unidas todas para un mayor esclarecimiento del hombre en la sociedad del momento

Sé que lo que expongo es difícil de digerir, pues el propio mundo de la masonería ha coadyuvado a construir junto con los artífices del antimasonismo y la mitológica popular  han creado mundos imaginarios llenos de fabulas, de tesoros y secretos ocultos, que han terminado por dar a la masonería  una pátina de obscurantismo, de arcaicos  poseedores de grandes arcanos del saber oculto, pero deben ustedes saber varias cosas:

Primero. Como ya les he comentado la primigenia masonería es muy simple y didáctica y pragmática, los rituales duraban media hora y los banquetes un par de horas, lo cual ya da una cierta noción de cómo se ha ido construyendo la iconografía masónica para partir de ahí y llegar a  donde hemos llegado

Segundo. En España  la cuestión masónica siempre perdió el tren de la tradición, primero Fernando VII, luego el conservadurismo, que solo permitió durante muy breve tiempo el trienio liberal cierta práctica y luego ya en el primer tercio del siglo XX hubo un desarrollo y luego la ruptura de 40 años de franquismo, con un desafortunado e intempestivo regreso en 1978 … ya me dirán ustedes si estamos en la tesitura de tener una madura y sólida trasmisión oral de conocimientos y de saberes ocultos….

Tercero. Todos nuestros grandes secretos sí es que los hubo terminaron en el cabo de la calle, les recuerdo que los masones manejaban en algunas ocasiones, ya que no tenían rituales, las divulgaciones antimasónicas que se iban publicando como la de Prichart u otros abates… o sea que todo se fue publicando y no precisamente por masones

Está claro que si había algún arcano de conocimiento, tengan ustedes claro, que ese fue publicado años ha….pues hubo legión de publicadores y publicaciones…. Siento haberles defraudado si creían que este que les habla levitaba o poseo conocimientos  ocultos o tengo acceso a los grandes saberes de la historia ,  la verdad es que no.. que lo único que sé es que a veces nos han disfrazado tanto  la masonería que ahora tenemos todo un reto por desvelarla de tantos velos como le han colocado,, en ello estamos, y como decimos en masonería.

He dicho
Victor Guerra. MM.:. del RF, Logia Rosario de Acuña (GODF)

20 febrero 2010

ANTIMASONERIA EN ASTURIAS

Asturias es una tierra que en mayor o menor medida pues aportó  una interesante nómina de francmasones, los cuales desde 1850 en adelante tenemos registrados, anteriormente también hubo masones, y se habla de La Pezulea, y otros, relacionados con los liberales asturianos, aunque eso no significa que todos ellos tengan que pasar por masones, como se suele hacer muy frecuentemente, de este modo vemos largos listados de masones, que al menos la decencia historiográfica debiera llevarnos a considerar como “supuestos”.

En todo caso junto a los masones, hubo también una cierta antimasonería que como ya hemos visto pues aportaron hombre como Alejandrino Menéndez, Don Pedro Inguanzo Rivero, y otros como el Obispo Vigil y su sobrino Arboleya

Pim0014

Pero quien  concitó buen parte de los ardores antimasónicos  fue un periódico ovetense que  tuvo importantes diatribas contra  la masonería, me estoy refiriendo a LA CRUZ DE LA VICTORIA  que tuvo su vida entre los años 1889-1893 y que luego cambió su cabecera por  LA VICTORIA DE LA CRUZ, llegando su vida hasta 19000.

Era un Diario tradicionalista de corte integrista que en 1886 insertaba en sus páginas  del 11 de diciembre  un artículo denominando a la masonería como la IGLESIA MASONICA:

Tiempo atrás, uno de los prohombres de cierto importante Municipio rural refería en un círculo de amigos las grandes y hermosas fiestas que se hacían en otro tiempo en su país, en honor de un Santuario de la Santísima Virgen, de que era aquel dia nos recordamos qué aniversario.

Hablaba de misas cantadas con maravillosa música, del concurso de gentes comarcanas, de la numerosísima procesión que ocupaba casi media milla de camino, y de todo lo demás propio de semejantes ocasiones. Más le interrumpió uno de los circunstantes, y le hizo esta pregunta:
.- Y Vd. y sus colegas del Municipio ¿Qué parte tomaron en aquella fiesta?
.- Nosotros? Pues nosotros nos contentamos con permanecer indiferentes y no ser nada más que simples espectadores.

.- Y sin embargo, se quiere que “el nosotros” de Vds “el nosotros” de la población.
¡Famosa representación en verdad¡- exclama el otro¡ Los representados en la procesión y los representados en el café¡

.- Pero ¡ Quien nos sabrá hoy que no se vive más que de ficciones legales? – Observó un vejete.
.- Y de embustes reales, añadió el primero.

.- Sepan ustedes, señores- contestó el Concejal- que nosotros representamos al pueblo en todo menos en las cosas de la religión, porque nosotros no hacemos ni funciones ni tenemos iglesias-
.- ¡Mentira – replicó el vejete- Vds tienen una iglesia muy famosa , la del diablo, y funcioncitas también. ¡Pues qué? ¿No estaba usted señor mío muy devotamente formado con otros cuando pasearon por el pueblo el busto de Garibaldi? ¡Ah ‘ Si se trata de procesión de todo el pueblo en honor a la Virgen, vosotros liberales tenéis escrúpulos de participar en esto que llamáis “supersticiones; más si lo que se trata es de hacer alguna payasada en la honra de los “héroes” de la secta, se sientes Ustedes enfervorizados con el ardor de la devoción-

Al llegar aquí, le vejete, todos procuraron calmarle temiendo que ocurriera una cachetina entre él y el Sr. Concejal. Más se deshizo el corro sin que aconteciera nada y más de uno y de dos se fueron alabándole y reconociendo que realmente las cosas pasan como había dicho y que los que con pretexto de la libertad de conciencia vuelven la espalda a la Iglesia de Cristo, van luego a hacerse humildísimos esclavos de la del demonio, que es la masonería.

No se puede negar que esto que parece una broma, es una verdad y una verdad evidente. No todos los llamados, o sedicentes liberales, son libre-pensadores y masones, (los hay de muchísimas grados) peo la mayor parte de ellos pertenecen seguramente a la secta a que han dado nombre, y con ella como si fuese su iglesia viven unidos.

Ni se creen dignos de que les adopte si no reniegan de la Iglesia de Cristo, parodiando sus dogmas, sus ritos y sus cultos, los cuales dan un cierto aire de supersticioso; por donde se ve que todos estos liberales que niegan la religión católica, se entregan al yugo servil y ridículo de la Masonería.
Sabido es que la masonería quiere que se la tenga por una Iglesia, y con ella se pretende sustituir en el mundo la de Jesucristo, y quiere pasar por una especie de religión natural que venza a la cristiana; todo lo cual se puede saber leyendo sus Manuales, y conociendo los secretos d la secta, como nosotros los tenemos demostrado en irrefutables documentos.

En ninguna institución remedan mejor a Dios Satanás que en esta secta anticristiana por antonomasia y diabólica, de lo cual nuestros lectores necesitan pruebas si hemos de dar detalles.

Sus propósitos como claramente se deduce de las confesiones de sus jerifes, es “la destrucción del Catolicismo”, y aún de la idea cristiana, que anhelaban destruir en su mismo centro que es Roma; “es la negación practica de toda conformidad de los actos humanos con el fin para el cual fue el hombre”. En suma la sustitución con los derechos del hombre de Dios, no solamente como Creador, sino como Redentor; no solamente como Autor de la Razón y de la Naturaleza, sino como Dador de la Gracia, Revelador de la Fé”

Supuesto este término constitutivo de una verdadera antiglesia, La Masonería ha tomado de la Iglesia de Cristo cuanto ha podido tomar; las logias sonde se celebran fiestas de carácter religioso; “el credo”, colección de artículos que se imponen a los adeptos y que éstos deben aceptar ciegamente, la moral, cúmulo de absurdos e hipocresías que convierten en bárbaro al hombre social y al individuo en sirvo de pasiones innobles; los misterios envueltos en sombras mitológicas que se manifiestan por frases, signos y cifras cabalísticas y nieblas que se van disipando según el adepto va adorando lo que ignora: la jerarquía, que nos obstante su ponderado dogma de igualdad, divide a sus individuos en diferentes grados, en títulos, insignias y autoridad diversa.

La iniciación o bautismo, que se repite cada vez que el adepto pasa de un grado a otro, y se confiera con fórmulas y ritos particulares y con tradición de instrumentos simbólicos los altares y sacrificios, a veces horribles y nefandos; los ornamentos, las flores, el incienso, los cánticos, las genuflexiones, las ceremonias, y para decirlo de una vez todo cuanto se requiere para su culto, sin excluir las solemnidades ni el calendario, compuesto conforme al Zodiaco.

Víctor Guerra. MM.:. e  Historiador de la masonería asturiana

06 abril 2008

El luanquin Pedro Gonzalez Blanco y la revista Latomia



Pedro González Blanco[2], nacido a diferencia de su hermano Andrés, en Luanco (Asturias), y es curioso lo que son los olvidos históricos, pues si bien se dedica en las hagiografías asturianas un abundante espacio a sus hermanos: Andrés y Edmundo, a Pedro se le condena al ostracismo más absoluto. Quien nos vuelve a dar noticias de la vida de Pedro González Blanco es "El Españolito" en su trabajo sobre los escritores asturianos.

Comienza estudios en la Universidad Central de Madrid en la facultad de Filosofía y Letras, que no puede concluir pues en ese interín fallece su padre y la situación económica en que queda la familia, pues no es muy halagüeña, hace que tal circunstancia que empuje a tomar el rumbo de las "américas" al amparo de uno sus tíos allí establecido. Aquello no le convence y regresa de nuevo a España para seguir en sus labores de escritos y ensayista. Aunque hay quien le considera poca cosa, lo que contrapone el preclaro Constantino Suárez:
"En la "generación del 98" fue Pedro González Blanco miembro activo, acaso el más joven. No, es cierto lo que dice Cansinos Assens de que la labor de González Blanco en esta época se limitara a una docena de artículos en la república de las Letras; cierto que nunca se ha mostrado muy fecundo escritor, pero acaso este tiempo de su juventud se caracterice por una mayor producción" [3].

Sea como fuere, y aparte de las vendetas propias entre escritores, Pedro colabora en varias revistas del momento: Vida Literaria, Helios, La lectura y también es encontrable su firma en los diarios: El Imparcial y El Liberal, y como no podía ser menos escribía en el periódico anticlerical El Motín que dirigía Nakens, donde utilizaba el seudónimo de Doctor Atizando Yesca.

En 1905 contrae matrimonio con la profesora Crescencia Alcañiz y tres años más tarde embarca hacia el continente americano, será en Cuba donde mejor se le localice pues allá colaborara con el prestigioso periódico Diario de la Marina. La vida de Pedro González en casi de periplo aventurero, pues viudo de Crescencia, se embarca con el poeta Santos Chocano en la aventura de recorrer todo el continente. Será en una estancia en Guatemala, cuando contrae matrimonio con la sobrina del presidente de la República Estrada Cabrera, Doña María Albaudín.

En Méjico se le encuentra al lado de los revolucionarios del francmasón Venustiano Carranza, que le ayuda económicamente, pero todo tiene un límite y Pedro González, cansado de sus correrías regresa a España donde desarrolla labores de traductor a la vez que escribe diversos estudios históricos. El país se viene abajo y en 1939 Pedro González Blanco regresa a Méjico.

Pedro González Blanco y la Masonería

Su carrera masónica comienza en la logia Unión,
Esta logia se funda en abril de 1927, a finales de la Dictadura por lo jóvenes radicales, procedentes de la logia Ibérica, y separados por los problemas habidos en la Regional Centro, según Gómez Molleda la causa era:

"La contraofensiva a la operación Azaña pensada por los amigos de Lerroux. En la logia había un grupo de masones radicales incondicionales de D. Alejandro, dispuestos a minar le terreno al Presidente de Gobierno en la Orden y a apoyar la política lerrouxista, impidiendo que los afiliados secundasen masivamente la política gubernamental "

Su cuadro de luces lo encabeza el abogado Juan Serradell y Farrás, Cipirano Bernal de Puga y tres periodistas: Francisco Escola Besda, Rafael Gerona Martínez y Miguel Cámara Cendoya, luego se afiliarán varios miembros de la Mare Nostrun de la Gran Logia de Española, entre ellos Rodríguez Vera.

en dicho taller se inicia en abril de 1928 imponiéndose el simbólico de Bolívar, en el cuadro lógico de 1932 figura como 2º Experto, aunque un año más tarde en enero de 1933 es irradiado por haber desempeñado cargos de forma irregular, y como hemos entrevisto el fondo todo ello responde a una operación política entre el grupo de Lerroux e Iniesta.

Esta situación le lleva abandonar obligatoriamente la logia Unión, y aunque puede parecer que su vida masónica concluye con esta sentencia[4], pronto le vemos incardinado dentro de la sociabilidad masónica en el seno de la logia Hiran con el cargo de Orador, y en abril de 1934 figura como Garante de Amistad de la logia Conde de Aranda nº 97 de Madrid, con sede en la Plaza del Congreso. Taller, este último, en el cual desempeñará en cargo de 1º Vigilante, aunque no parece constar en los cuadros lógicos de ambas logias[5].

Lo que no deja de se curioso por que según los informes procurados por el Tribunal de la Represión y la Masonería, el hermano Bolívar, no alcanzó nada más que el segundo grado del simbolismo, el de Compañero (2º), cuestión harto imposible puesto que para desempeñar los importantes cargos de Orador, y 1º Vigilante, es necesario y obligatorio ser Maestro (3º).

Pero Pedro González Blanco es algo más que un simple masón de a pie que cumple con sus obligaciones para con sus hermanos en las tenidas, el va a ir más lejos y es cuando le veremos al frente de la prestigiosa revista masónica Latomia[6], en la cual firma varios trabajos: Rectificaciones Históricas, es uno de ellos, y es claro que sus opiniones no gustan, por el tono y lo que en en ellas expresaba. En opinión de Pedro González:

"No había rama de la historia más necesitada de rectificar errores que la historia d e la masonería. Según este autor, el secreto que los cofrades se exigía y la desaparición de los archivos había sido campo abonado a todas las fantasías y a todas las invectivas: Díaz Pérez, el supuesto Jhon Truth, Morayta, los modernos Usero, Suárez, Guillén y Díaiz, no se han tomado más trabajo que el de copiar a Thory, ante todo; a Clavel y a Fidel, en segundo término. Sin el Acta Latomorun no habría escrito Truht y Díaz Pérez sus libros; y Morayta inconsultadamente la mayor parte de las veces, atribuye a la Masonería funciones que no siempre su por cumplir. Los demás autores citados giran alrededor de los dicho por estos tres o cuatro historiadores"[7]

Era claro al tenor de lo que estamos leyendo, que Pedro González y la revista Latomia marcaban el estilo de la logia Unión, bandera de referencia dentro de la Regional del Centro.

Sus temáticas de reflexiones históricas y su encubierto desdén por los partidismos que se daban en el seno de las logias de Madrid, no la hacían muy querida por algunos de los sectores masónicos, pues además de desear una "vuelta atrás" en tanto que opinaba que: "La República ha creado en España a la francmasonería un grave problema de orientación. La política partidista tiene a penetrar en los talleres, y la historia y nuestros precedentes nos enseñan las fatales consecuencias que puede producir en nuestra Orden tan nefasta introducción" junto con las opiniones vertidas por el hermano Bolívar no les debía hacer mucha gracia a diversos sectores del masonismo español.

Por otro lado tal revista se aperturaba al exterior, o sea hacia el mundo profano, exponiendo artículos, que según algunos esos mismos sectores contrarios a esa tendencia, en la revista se divulgaba en exceso los llamados secretos masónicos. Sin embargo hoy tal revista es todo un referente en cuanto al carácter de los trabajos publicados.

El primer número se editó en el mes de agosto de 1932, aunque no salió hasta noviembre, constaba de ocho secciones fijas, y el consejo de redacción estaba compuesto por Mariano Benlliure Tuero, Pedro González Blanco, Manuel Pérez Aguirre, Antonio Llagunes Rafael Gerona y Teófilo Moreno.



[1]AHNS. Expediente A552.
[2]AHNS. Expediente personal. A 11/14.
[3]SUAREZ, Constantino, op.cit., pp.261-265.
[4]Como hemos visto antes de producirse la irradiación, se habían procurado las preceptivas "planchas de quite" con lo cual se ponían a salvo de cualquier obstrucción para no seguir trabajando en el seno de la masonería.
[5]En el expediente de Pedro González hay varios testimonios de retractados que le adjudican la membresía a tales logias Hiran y Conde de Aranda. AHNS. Expedientes. A 735-1; 733-15.
[6]Sobre esta revista en el X Symposiun presentó un trabajo el profesor SANCHEZ FERRE, Pere, La Revista Latomía y la logia Unión de Madrid. Pag.
[7] AHNS . Revistas 1/1 Rvta. Latomia, Vol.II. Madrid 1933, pag. 45 "Sobre el Arte Real".

Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...