Mostrando entradas con la etiqueta Estrella del Norte. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Estrella del Norte. Mostrar todas las entradas

07 abril 2018

Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de España en Gijon

«La masonería está muy lejos de ser una secta. Ni siquiera es algo oscuro»


Patricia Planas, antes de su charla, en el patio del Antiguo Instituto. / JOAQUÍN PAÑEDA


Con un discurso versado en la una óptica muy particular de la visión masónica desde los psicológico titulado la Conversión de la Mirada, insistió la GMa.:. en un enfoque de la masonería a modo de escuela de perfeccionamiento personal , ante un auditorio de unos 50 personas , la mayoría mujeres, salvo unos 5 o 6 hombres.

Un discurso leído, bien trabado y trabajado, que le quitó algo de prestancia intima al  acto, con un largo y susurrado debate con las filas delanteras del  precioso salón de actos del Instituto Jovellanos de Gijón, y en cuyo entreacto final se hicieron las clásicas preguntas de que hace los masones, como se eligen los cargos, como se asciende en la escalera masónica, como se resuelven los conflictos internos, o cuantas masonas  había en Gijón ..

 Preguntas algunas que incomodaron a la VMa. de la Logia gijonesa  Estrella del Norte, pues revelar el número de Hermanas en Asturias, o como se resuelven los conflictos los masones, parece estar   bajo el secreto masónico, , con lo fácil que a mi juicio, hubiera sido hablar de logias grandes y pequeñas, de las grandes dificultades de la incorporación de la mujer a las actividades masónicas, o los distintos modelos orgánicos de resolución de conflictos, que no son ninguna novedad orgánica.. y el corte discursivo hubiera sido menor..

En fín. muy interesante e instructiva la charla y debate, aunque uno se sitúe un tanto alejado de tesis del crecimiento personal masónico, y aquí les dejo con una crónica y entrevista un tanto cargada de preguntas tópicas ...
VG

Patricia Planas, Gran Maestra de la Gran Logia Masónica Femenina de España: «Hoy en día las mujeres masonas juegan el mismo papel que los hombres. No obstante, todavía queda trabajo por hacer»


La masonería es una incógnita para gran parte de la sociedad. Siempre ha estado rodeada de cierto oscurantismo y polémicas de carácter conspirador. Patricia Planas (Barcelona, 1968) es una psicóloga y psicoterapeuta que compagina su trabajo en una clínica con la dirección de la institución masónica femenina en España, integrada exclusivamente por mujeres. Ayer protagonizó una conferencia sobre masonería femenina en el Antiguo Instituto.

-¿En qué consiste la masonería?
-La masonería es una herramienta para la transformación y el perfeccionamiento integral del ser humano que utiliza un método iniciático que usa símbolos y alegorías.

-¿Es la institución masona una secta?
-Para nada. Nuestra manera de pensar va en contra de las sectas.

-¿Son ustedes conservadores?
-(Silencio) Tenemos una actitud liberal. Somos personas librepensadoras, abiertas, con un espíritu crítico de poner en cuestión todo lo que se sabe para intentar buscar nuestra propia verdad.

-Se desmarcan de cualquier tipo de pensamiento religioso y político. Sin embargo, muchos de sus miembros han ocupado importantes cargos públicos.
-La masonería como institución no tiene color político, pero respeta que cada hermano escoja su propia ideología. Hay un profundo respeto y creemos en la libertad de creencias.

-¿Con qué término se sienten más cómodos: secretismo o discretismo?
-Hay secretismo en el hecho de qué supone practicar masonería. Yo lo comparo con explicarle a qué sabe el chocolate a alguien que nunca lo ha probado. Pero sobre todo somos discretos. No nos gusta el exhibicionismo. Nosotros no nos autodefinimos como masones, sino que somos reconocidos como ello por otros masones. En ese sentido sí que somos muy discretos.

-¿A qué cree que se debe la fama oscurantista de la masonería?
-Supongo que la gente lo relaciona con el secretismo que hablábamos antes. Durante ciertas épocas de la historia la masonería ha sido perseguida y sus miembros han sido asesinados por lo que sí se han tenido que esconder u ocultar. Pero hasta ahí.

-¿Qué función realiza la masonería hacia la sociedad?
-Básicamente, que a través de la transformación de una persona se genere cierta influencia en su entorno y en la propia sociedad. Al masón le interesan mucho los temas sociales y construir una sociedad mejor.
-No parece coincidir mucho con la ideología de alguien como Franco, del que se dice era masón.
-Franco no era masón. Corre el rumor de que intentó entrar varias veces en la institución, pero no fue aceptado. Su padre y su hermano sí lo fueron.

-¿Qué papel juegan las mujeres en la institución masona?
-Diría que hoy en día es el mismo que el de los hombres. Una mujer puede escoger libremente el participar en una logia (asociación) mixta o solo de mujeres. En otras épocas las mujeres masonas lucharon mucho por la igualdad de género. Todavía queda camino por hacer, y estamos en ello.

-Su condición filantrópica y vanguardista contrasta con una imagen tradicional con abundancia de símbolos ancestrales.
-Se trata de símbolos que se usaban en la construcción de catedrales y edificios civiles en la época medieval. Hoy en día el masón construye un templo dentro de sí y se ayuda de estos símbolos como herramientas. Los masones son personas que viven en el siglo XXI y luchan por causas actuales.

-En su toma de posesión destaca una frase: «Seguir trabajando hacia la utopía». Aparentemente carece de mucho sentido considerando lo utópico como inalcanzable.
-Así es. Es inalcanzable, pero los masones creemos que construir un mundo mejor es posible, buscamos la perfección aunque sabemos que es una utopía. No creemos en la perfección pero sí en la perfectibilidad, y por ello luchamos.

-Corríjame si me equivoco, pero el sistema según el cual eligen a sus líderes no parece del todo democrático. ¿Cree la masonería en la democracia como forma de gobierno?

-Cada institución masónica realiza el proceso de elección de manera distinta. Para mí, el nuestro sí es totalmente democrático, a pesar de que solo voten los 'grandes maestros' porque la masonería funciona por grados. Por supuesto que creemos en la democracia como forma de gobierno.
En la web y en Facebook
-¿Qué temas le preocupan a la Logia Masónica Femenina de España?
-La igualdad. Tenemos que seguir trabajando para alcanzar una plena igualdad real. También nos preocupa el tema de los refugiados, la violencia de género...

-¿Cuántas mujeres conforman la institución aquí en España?
-Unas 200. Además, hemos observado que el rango de edad va disminuyendo. Actualmente, estamos en una media de 30 años. Las mujeres más jóvenes se están interesando mucho por la masonería.

-¿Qué debería hacer alguien externo para introducirse en la institución?
-Ahora con internet es todo mucho más fácil (risas). Lo primero debe contactarnos a través de nuestra web o nuestra página de Facebook o mediante otro masón que conozca.

-¿Puede avanzar algún proyecto en el que estén involucradas?
-Ahora mismo, a nivel social estamos trabajando con la Federación de Mujeres Progresistas en un proyecto muy interesante que tienen para restablecer el vínculo entre las madres que han sido maltratadas y sus hijos. Luego cada hermana colabora con las asociaciones que ellos consideran correspondiente. Hay mucha libertad.

-¿Es necesario tener un nivel cultural o intelectual alto para ser masón e?
-No. Para ser masón tiene que gustarte leer y tener curiosidad por conocer y conocerte. Te tiene que gustar pensar, pero esto es algo que no depende del nivel intelectual. De hecho, en nuestra asociación tenemos de todo.

30 abril 2017

La masonería resiste en Avilés

Un grupo de masones en el taller de la logia El Progreso, la que cuenta en la actualidad con más avilesinos en sus filas.

Un grupo de masones en el taller de la logia El Progreso, la que cuenta en la actualidad con más avilesinos en sus filas. / ÁLEX PIÑA /Texto de FERNANDO DEL BUSTO, AVILÉS    el 30 abril 201708:55
  • Diez avilesinos pertenecen a las cuatro logias masónicas que hay en Asturias

Escribir sobre masonería siendo «profanos» no es una tarea fácil, pues hay mucho desconocimiento y bastantes prejuicios y mucho t´poicos de por medio, y que lo haga una periodista pues a veces más de los mismo, unido a la dificultad de los anonimatos, los enmudecimientos,  etc. lo que al final da como resultado una experiencia muchas veces frustrante para todos, entrevistados y entrevistador.

Por tanto cuando la prensa se acerca a la masonería siempre hay muchas reticencias, muchas esquina que no se doblan, y muchos rincones oscuros, Todo eso ha sido ampliamente esquivado por la labor de Fernando del Busto, que ha sabido abordar con seriedad y buena óptica y con distancia el tema, dando una pincelada al tema de los masones avilesinos, a los cuales este blog alguna vez he sacado a loa luz, y que este reportaje publicado en  LA VOZ DE AVILES, ha sido todo un acicate

Víctor Guerra

Avilés es una de las ciudades de Asturias que cuentan con un monumento masónico: el monolito situado en el parque de Las Meanas. Es lo que más sobresale de los masones avilesinos, un colectivo pequeño de unas diez personas que actualmente participan en las cuatro logias existentes en Asturias: Jovellanos,  (GLE) Estrella del Norte, GLFE)  El Progreso (DH)  y Rosario Acuña. (GOdF)

La cifra de masones avilesinos se puede considerar normal, habida cuenta que en toda la región su número ronda el centenar. El dato exacto es complicado de certificar, porque los integrantes de este movimiento que tiene más de filosófico, esotérico y cívico que de religioso, optan por la discreción y la prudencia. «El secreto nace con la masonería, pero en la actualidad se trata más de prudencia ante el qué dirán. Aún queda un resto de la represión franquista y la gente siempre es precabida», explica Víctor Guerra, hermano masón desde los noventa y uno de los pocos masones asturianos que hablan abiertamente, como también es el caso de Paulino Lorences o Pedro José Vila.

«Otras veces he salido, pero por temas familiares prefiero no hacerlo en esta ocasión», explica Mar, apodo masónico de una avilesina que actualmente es la Venerable Maestra de la logia El Progreso, que pertenece a la obediencia Derecho Humano. Este grupo es el que cuenta con mayor número de avilesinos en sus filas, cuatro personas. Además, otras tres se encuentran en proceso de incorporación.

Los masones se agrupan en organizaciones locales. Son las logias. Éstas se federan y forman una obediencia que respeta unos criterios y ritos similares. Derecho Humano es una obediencia nacida en Francia en 1893. Es mixta, no exige la creencia en un ser superior para pertenecer a ella y no cuenta con estructuras nacionales. Es una federación internacional donde cada país dispone de un representante en lo que denominan Consejo Supremo que se reúne cada tres meses en París. En la actualidad, este cargo lo ostenta en España Xuan, nombre simbólico, un masón avilesino iniciado en la masonería en 1995 y cuyo mandato vencerá el próximo mayo.

Xuan es de los escasos masones que, al menos en Avilés, dispone de antecedentes familiares. «Mi bisabuelo y mi abuelo eran masones. Yo lo tuve como un movimiento oscuro, sólo de hombres, un patriarcado de gente mayor y no me parecía interesante. Conocí a una persona que me habló de El Derecho Humano (DH) y me acerqué», comenta a LA VOZ.

No son los únicos masones avilesinos con responsabilidades, actuales o pasadas. En la logia Rosario Acuña, de la obediencia del Gran Oriente de Francia, (GOdF) su actual tesorero es Khana. Los avilesinos que acuden a las tenidas o reuniones masónicas en la Logia Jovellanos, de la Gran Logia de España (GLE), optan por su perfil discreto. «Hemos tenido experiencias desagradables en el pasado», explican a través del correo electrónico con el que respondieron a las preguntas de este periódico. «La pertenencia a una logia es algo que pertenece a la esfera íntima y cada uno decide si la revela o no», comentan. El panorama se completa con Estrella del Norte, de la Gran Logia Femenina de España, (GLFE) e integrada exclusivamente por mujeres, con una avilesina.

Además, existe un triángulo (una estructura más pequeña que la logia, generalmente de tres o cuatro personas) del Gran Priorato de España, pero donde no participa ninguna persona de la comarca.

Las personas acceden a la masonería de diferentes maneras. «Hoy en día, con las nuevas tecnologías es mucho más fácil. Mandan un correo y contactan con nosotros. Cuando yo me inicié era más complicado. A veces me ha pasado dar una charla y, al final, una persona me dice que quiere ser masón», comenta Pedro José Vila, de El Progreso. Y nunca hacen proselitismo.

La vida masónica
Los masones diferencian entre lo profano (todo lo que no pertenece a su mundo) y lo masónico. Una persona que quiera ser masón es profano, hasta que se convierta en masón. Ahí recibirá el primer grado: aprendiz. Posteriormente podrá solicitar ser compañero y, posteriormente maestro. Es el mayor grado que un masón puede alcanzar por voluntad propia, Desde ese momento, existe una escala (en función del rito que aplica cada logia) donde «los hermanos masones» son propuestos.

Para ser masón se exige ser mayor de edad. Algunas logias fijan el límite en los dieciocho años, aunque otras lo elevan para asegurar que es una persona con unos principios claros. Lo habitual viene a ser iniciarse entre los 30 y 40 años.

De manera general, las obediencias se dividen en dos grandes grupos: regulares y las liberales. La diferencia fundamental es que las primeras exigen creer en un ser supremo, no necesariamente el Dios cristiano, es suficiente con admitir el Arquitecto del Mundo.

En el movimiento liberal se considera la religión como un aspecto de la intimidad personal y no se exige ninguna creencia. Tan sólo capacidad de respetar y el convencimiento de mejorarse a sí mismo como persona para mejorar la humanidad.

«Son ideales masónicos, pero que en mis once años los he vivido. La masonería es una escuela de ciudadanía, ayuda a la mejora personal», asegura Mar. Convertirse en hermano masón obliga a un desembolso económico que oscila entre los 30 y 40 euros al mes.

En función de la logia (existe una gran autonomía y matices entre ellas) se solicita una cuota de inscripción y pueden terminar sus reuniones con el 'tronco de la viuda', la recogida de un dinero para obras sociales y un pequeño almuerzo. Aunque los masones con los que habló LA VOZ aseguran que «el dinero no es freno para ser masón. Durante la crisis, varios hermanos estuvieron en paro y la logia asumió su cuota», dice Pedro José Vila.

Cada aspirante será entrevistado en tres ocasiones por tres maestros distintos que, durante todo el proceso, no podrán hablar entre ellos. Las entrevistas abordan ámbitos concretos: un plano más personal (trabajo, quien es), sus ideas sobre filosofía y política y, por último, su concepción de la masonería y aspiraciones en ella.

Terminado ese proceso, los maestros informan al resto de integrantes de la logia. El aspirante vivirá su primer rito masónico: el pase bajo venda. El aspirante acudirá a un taller y entrará en él con los ojos vendados, de ahí su nombre. Los demás integrantes preguntarán todas las dudas a raíz de los informes.

Terminado el interrogatorio, se votará con bolas blancas y negras la aceptación o no del futuro aprendiz. «He visto de todo. Informes favorables que se rechazan y alguna persona a la que se veían aspectos negativos y se la acepta. Nunca se sabe lo que pasará», comenta Paulino Lorences, veterano masón de la Rosario Acuña. El desconocimiento de la masonería es una de las principales causas de rechazo. «He hecho pocos informes negativos: a unos ingleses que se mudaban a Asturias y buscaban un club social; a una persona que tenía una idea muy rara», comenta Vila. Lorences señala que «una vez vimos que buscaba aprovecharse económicamente con temas de brujería y lo desestimamos».

Dentro de la logia
Actualmente El Progreso es la única logia con solicitantes de la comarca. Tres, según indican. Cuando sean aceptados, deberán participar en las tenidas. Lo habitual es celebrar dos al mes. «Resulta muy complicado preparar más, no se resistiría el ritmo», comenta Mar. ¿Y de qué hablan los masones? De todo, con dos límites: religión y política. Aunque siempre respetando un método. Son encuentros alejados de la tertulia de bar.

Xuan explica su vivencia como «una evolución, con ilusiones y engaños. No es una estructura perfecta. Encontré lo que venía buscando. Es una vivencia personal para el encuentro con otros, de educación de ciudadanos».

En la actualidad, los talleres o sedes masónicas se encuentran en Gijón y en Oviedo. En La Calzada, comparten taller Rosario Acuña y Estrella del Norte. También en Gijón se encuentra la Logia Jovellanos. Oviedo acoge el taller de El Progreso.

En Avilés, en los años 90 del pasado siglo, los integrantes de la logia Amigos de la Naturaleza y Humanidad, de la Gran Logia Simbólica Española, celebraban sus tenidas en el San Félix, según recuerda Paulino Lorences, uno de sus cofundadores junto con Víctor Guerra, entre otros. «Alquilábamos una sala y nos encerrábamos en ella. No sé si los propietarios llegaron a sospechar algo o no, pero si lo hacían disimulaban muy bien», comenta Lorences, que destaca el espíritu progresista de la masonería. «Los masones somos un movimiento de origen burgués y progresista, no revolucionario. Respetamos las leyes y tratamos de mejorarlas. Nuestras tenidas siempre finalizan con un ¡Viva la Constitución!».

Durante la tenida se desarrollan ritos. Una búsqueda por internet permite acceder a todos. Apenas quedan secretos en el mundo masónico, aunque es cierto que a sus integrantes no les gusta desvelarlos.

Y es que, para un masón, un rito es iniciático, una experiencia única que, si conoce antes de vivirla, se desvirtualiza. «Cuando me propongan para mis próximos grados, no leeré el rito, porque lo que me interesa es vivirlo», asegura Vila.

Lorences defiende el rito como una manera de «desconectar del mundo exterior» y centrarse en el trabajo masónico. Al igual que los antiguos canteros, los masones aspiran a tallar la piedra de su personalidad. Es uno de los primeros símbolos. Otro símbolo son las espadas, que representa el honor.

Son claves que los aprendices aprenderán hasta que soliciten convertirse en compañeros. Normalmente, suele ser un año. Durante ese tiempo, solo hablarán en la logia si el Venerable Maestro o su máximo responsable lo autoriza. Y no está obligado. «Es una época importante en la formación porque, para hablar bien, primero hay que saber escuchar», concluye Lorences.

06 junio 2016

LA HISTORIA MASONICA EN ASTURIAS A GOLPE DE ARPA

IMG-20160603-WA0041

Venerable Maestra de la logia Estrella Norte, Gran Maestras GLFE: Patricia Planas, y la Concertista Zoraida Avila

El  décimo aniversario de la Respetable Logia Estrella del Norte, de la Gran Logia Femenina de España. pudiéramos decir que ha pasado sin peso por la ciudad de Gijón, puesto que no la afluencia de público digamos que fue escasa, amen de que siempre me llamó la atención y es el escaso respaldo que los masones astures dan a los diferentes actos de las diferentes logias, por no ir a veces no van ni los propios.

problema con el anonimato?. Pereza, Horario… no lo sé pero lo cierto es que al acto de las Hermanas de  la Logia Estrella del Norte , tuvo poco respaldo confraternal, y las ausencias fueron notables y anotables, aunque también es cierto que el acto careció de respaldo en medios, tanto es así que la estancia de la Gran Maestra Patricia Planas, paso sin pena ni gloria pro la ciudad, cuando siempre los Grandes Maestros/as, suelen tener un cierto tratamiento periodístico… En fi esperemos que para dentro de otros 10 años la cosa cambien , el anonimato no sea una excusa, se hayan reparado los olvidos y trajines y se pueda hacer un acto de exteriorización importante, porque las Hermanas de la logia Estrella del Norte, que luchan por mantener viva la llama de la masonería femenina  en Asturias bien se lo merecen.

Yo como dice una Hermana, que suelo respaldar casi todos los actos, cumpliendo con el papel que algunos/as me asignan de ser el perejil de todas las salsas, pero suelo estar siempre ahí, dispuesto y al Orden, que dicen por otras tierras.

El acto de presentación por parte de la Venerable de Estrella del Norte (Belén Cabezudo), fue breve, y conciso, y el pequeño discurso de la Gran Gran Maestra Patricia Planas fue  también interesante, conciso y sin resbalones al uso en el manejo de tópicos historicistas, circunscribió su discurso al método masónico como  formula personal de afrontar un reto para recrear un humanidad más esclarecida.

13350353_1023883841013031_4894332333521932749_o

Otra cosa fue la actuación de la concertista  Zoaraida Avila,  cuya es`posición  fue interesante, aunque se le fue la mano historicista tras tus tesis doctoral, y claro salieron a relucir en su ponencia Masonería y Música, que más bien fue un repaso sobre músicos masones, sin que quedara claro si estos hacia o no música masónica , más allá de la  sinfonía clásica de Mozart. Cerró su larga charla con unos momentos interesantes de obras para arpa, y la verdad es que sonaron deliciosos hasta para un lerdo musical como yo, aunque eche de menos algunas estrofas tocadas al arpa,sobre temas masónicos, para que los oyentes, pudiésemos apreciar las diferencias entre música profana y música masónica.

Y lamenté que la gran concertista , pues dejaran a uno de los prohombres masónicos y músicos  más importantes de Asturias en el cajón, pues está bien traer a los grandes compositores rusos, pero Eduardo Martinez Torner  debiera de haber tenido un hueco,.pues no en vano se hablaba de Música y Masonería en su tierra, y tal vez se me ocurre que el mejor escenario para este acto no debiera haber sido el Hotel Asturias, sino  el Conservatorio Superior de Música del Principado de Asturias, que además lleva su nombre. En fín un fallo bastante importante en quien viene de fuera y desconoce la realidad de adentro.

Alguna vez que le vi hacer esas demostración al profesor  Jacinto Torres Mulas, pude entender muchas cuestiones.

El acto se cerró tras dos horas de notoria concentración musical.

Feliz Aniversario que luego tuvo más repercusiones en clave interna con su Conferencia en Tenida Abierta sobre Masonería y Asturias y el papel de las mujeres en ella. y como colofón los trabajos interno de la propia logia Estrella del Norte

Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...